Habitualmente, cuando se mencionan los sitios de membresías como modelo de negocios para el Internet, aparecen comentarios como:

“¡Demasiado trabajo!”

“¡No quiero esclavizarme!”

“¡Todo un lío para implementarlo!”

Sin embargo, un sitio de membresía no tiene por qué significar mucho trabajo ni una gran dificultad para implementarse. Actualmente yo tengo tres membresías funcionando que me producen ingresos recurrentes todos los meses con un mínimo de supervisión.

Por supuesto que hay sitios de membresía que son verdaderas bestias consumidoras de contenido, pero no tiene por qué ser así.

Puedes elaborar un sitio de membresía de baja mantención, re-utilizando el material que ya tienes de tus otros productos y servicios y sin quedar como esclavo de tu programa de membresía.

A continuación te comparto 4 estrategias para crear tu sitio de membresía en un dos por tres:

Estrategia N°1:

Toma un producto que ya tienes y divídelo en 12 a 20 segmentos. Entrega el contenido en el formato que más te acomoda: audio, video o PDF y envíalos a tus miembros mediante tu auto-respondedor.

Estrategia N°2:

Recopila tus artículos o mensajes de blog que has escrito y ordénalos en diferentes categorías. Compagina 3 a 4 de ellos en un pequeño reporte PDF, edita y envía por auto-respondedor a tus miembros.

Estrategia N°3:

Toma todos tus podcast, video conferencias o talleres que has hecho (pueden incluso ser talleres offline) y conviértelos en un programa de membresía de entrega semanal/mensual.

Estrategia N°4:

Convierte tu libro en un programa de membresía. Solo tienes que dividirlo en segmentos iguales y agregar un manual de implementación o materiales anexos, como por ejemplo una entrevista y/o un foro para miembros, ¡y listo!

Si agregas una llamada mensual de preguntas y respuestas, un foro y/o materiales anexos a cualquiera de estas 4 estrategias, vas a poder armar tu primer programa de membresía rápidamente.

Sin embargo, no te saltes el importante paso de investigar si hay demanda por tus productos y recuerda de siempre enfocarte en solucionar el problema más candente de tu cliente ideal y de entregarle una experiencia transformadora.

Si no tienes tiempo para hacerlo tu mismo, ¡delégalo, no lo dejes para más adelante!

¿Ves que no es tan difícil? No pienses en algo demasiado grande. Tu primer sitio de membresía puede ser algo así de sencillo.

Una vez que tengas uno andando, ya vas a haber aprendido cómo funciona y puedes diseñar otro más con otro nivel de precio.

 

Si deseas saber más sobre el modelo de membresía, te invito a inscribirte en mi video curso gratuito http://TuSitioDeMembresia.com «Gana más dinero, ayuda a miles de personas y vive tu estilo de vida con tu propio sitio de membresía.»

 

Por Bettina Langerfeldt

<a href=»http://tusitiodemembresia.com»>Tu Sitio De Membresia</a>

tusitiodemembresia@gmail.com