Muchas veces me consultan hombres queriendo pedir la tenencia de su hijo, alegando que su ex mujer trabaja y que cuando el niño vuelve del colegio es cuidado por una empleada doméstica.

Como si trabajar fuera un delito si lo hace una mujer y fuera lo natural si lo hace un hombre.

Como si esa mujer que trabaja y deja part-time a su hijo en manos de una persona ajena a la familia lo hiciera sólo por estar fuera de la casa y no porque su ingreso es necesario para su propia manutención y la de su hijo, aunque el padre del niño pague cuota alimentaria al menor.

La primer pregunta que les hago es:

– ¿Acaso Ud. no trabaja? ¿Ud. está todo el día en su casa pudiendo cuidar personalmente a su hijo?

– Bueno, no, pero…mi actual mujer sí está en casa porque tenemos un bebé y no trabaja afuera.

– ¿Y Ud. cree que su hijo será más feliz viviendo con su actual mujer y su medio hermano, respecto del cual seguramente sufrirá celos, que en la casa materna aunque 4 horas la cuide una empleada? ¿Ud. cree que su actual esposa o pareja conviviente se ocupará se sentarse a hacer la tarea con el hijo que no es de ella o priorizará darle la teta a su propio bebé y cambiarle los pañales? ¿Será ella quien se ocupe de ir a comprar el material escolar que le hayan pedido al niño para el día siguiente? ¿Ella lo bañará? ¿ Ella lo llevará al dentista o al pediatra?

Me pregunto también si ese matrimonio que ahora está divorciado hubiera seguido junto, ¿estarían discutiendo porque la esposa sigue trabajando y parte del día el hijo de ambos es cuidado por una empleada o una abuela?

Seguramente no.

Lo terrible es que muchos de esos hombres que amagan con pedir la tenencia, cuando se les pregunta cuánto abonan de cuota alimentaria dicen $ 500.-¡ Y todavía se quejan de que la mujer trabaje afuera de la casa y pague una empleada part time para cuidar al nene! Si él le pagara $ 5.000.- seguramente la mujer podría trabajar 4 horas por día (las mismas en las que el hijo va al colegio) y estar en su casa cuando regrese.

En el siglo XXI las mujeres trabajamos a veces por necesidad económica y otras por nuestro crecimiento personal.

La maternidad full time está en vías de extinción. Tampoco demostró ser la ideal.

No es fácil ser mujer, madre y trabajadora. Por eso, señores míos, al menos valoren el esfuerzo que significa y no amenacen con pedirles la tenencia POR ESA RAZON.

Abogada – Psicóloga Social
Coach Personal y Profesional