Saltar al contenido principal

¿Quieres un buen liderazgo femenino? Encuéntralo a través de tu propia Sabiduría femenina

Culturalmente el liderazgo ha sido ‘cosa de hombres’. Eso ha hecho que para las mujeres sea más difícil encontrar su propia forma de liderazgo femenino. De lo que todavía no nos hemos dado cuenta es de que ya nacemos con ese liderazgo femenino, sólo necesitamos aprender a reconocerlo y sacarlo fuera para aplicarlo en nuestra vida a través de nuestra propia Sabiduría femenina.

Cada vez más intelectuales y líderes inspiracionales femeninas en el mundo están expresando la urgente necesidad de dar un enfoque más equilibrado del liderazgo en los medios de comunicación, en la justicia social y en casi todos los aspectos de la vida.

La Sabiduría femenina

Según la Coach australiana Sue Tsigaros, nuestro planeta Tierra, abandonado a sus propios recursos, es una joya brillante capaz de sostenernos a todos y cada uno de nosotros. ¡Y este mismo brillo lo tenemos los seres humanos por derecho de nacimiento! La Sabiduría femenina nos dice que todos podemos aportar para un cambio positivo, y en nuestros corazones – cuando nos escuchamos – sabemos en lo más profundo que es verdad.

Sin embargo, en medio de todos los retos, la complejidad y la riqueza emocional de la vida que surgen constantemente a nuestro alrededor, luchamos por encontrar nuestro propio sentido del equilibrio, mucho antes que para resolver los problemas del mundo.

El liderazgo femenino

¿Cómo escapar de esta situación sin salida, empezando a responder a la llamada interior que nos lleva a convertirnos en el brillo que somos realmente?

▪ Rompe el rígido y aburrido rol que parece que se ha pegado a ti, pero que en realidad te limita.
▪ Toma ‘ahora’ un papel de liderazgo mucho más fuerte en tu trabajo.
▪ Asegúrate la transición a tu propio negocio.
▪ Rejuvenece tu sentido de propósito, tu espíritu y tu alegría de vivir.
▪ Date permiso para ser quien realmente eres y mantén contigo y con el mundo el compromiso de vivir desde tu ‘brillo interior’ escuchando a tu Sabiduría femenina.
▪ Créete ‘de verdad’ que el brillo forma parte de ti desde tu nacimiento. Sólo tienes que ‘entrar’ a buscarlo, está en tu interior. Conecta con tu alma y tu liderazgo femenino vendrá. Y aquí viene la parte más difícil: permanece atenta a los mensajes del interior, son mucho más importantes que los que vienen de fuera.

Todos los seres humanos nacemos con el brillo interior necesario para ejercer el liderazgo de nuestra propia vida y el de las personas que nos reportan. Además, las mujeres nacemos con Sabiduría femenina, sólo necesitamos sacar fuera nuestro propio poder para ejercer el liderazgo femenino que nos lleve a estar en nuestro ‘centro’ para sacar fuera todas nuestras riquezas. No imitemos el liderazgo masculino, ejerzamos nuestro propio liderazgo femenino.

“La actuación de la mujer no implica una participación en el poder masculino, sino cuestionar el concepto de poder” Carla Lonzi

________________

Sobre la autora:

Marta Morón es Coach y Mentora de mujeres Directivas, Managers, Emprendedoras, Freelancers y con responsabilidades profesionales. Hace más de diez años decidió dar un giro a su carrera de empresariales, basada en experiencias de Manager y Financial Controller en multinacionales como McKinsey y Linklaters, para ayudar a otras mujeres a organizar su Plan de Carrera o Emprender, y a transformar sus vidas.

Cómo gestionar el tiempo en tu vida personal

Ya sabemos que el tiempo es irrecuperable y escaso. También sabemos que necesitamos una buena conciliación entre la vida personal y laboral, y para ello es necesaria una buena gestión del tiempo. Si lo consigues, evitarás el estrés.

En mi artículo “Cómo mejorar tu gestión del tiempo” te hablaba de para qué quieres realmente tu tiempo, determinados principios sobre el tiempo, y cómo acercarte a tu meta un poco cada día. Hoy hablaremos sobre la importancia de no desperdiciar el tiempo, cómo así conseguirás una buena conciliación, y sobre los principales ladrones del tiempo, todo ello para favorecer tu vida personal.

Dale a tu tiempo la importancia que se merece

Te voy a contar una fantástica metáfora de la peruana Victoria Flórez:
“¿Que es un día? Imagínese que todas las mañanas un banco deposita en su cuenta US$ 86.400. No lleva el saldo de un día para otro. Cada noche, el banco hace desaparecer todo lo que pudiera quedar en la cuenta y que no se utilizó durante el día. ¿Qué haría usted? ¡Retirar hasta el último centavo, por supuesto! Cada uno de nosotros tiene un banco así. Se llama Tiempo.

Todas las mañanas le deposita 86.400 segundos. Y todas las noches hace desaparecer, como pérdida, todo lo que dejó de invertir para un buen fin. No lleva el saldo de un día para otro. No permite sobregiros (transferencias). Cada día abre una cuenta nueva para uno. Cada noche hace desaparecer lo que pudiera quedar del día. Si no cumple con utilizar el depósito del día, uno es quien pierde. No hay manera de retroceder. Tampoco puede hacer retiros del mañana. Tiene que vivir en el presente, con los depósitos del día. ¡Inviértalos para obtener el máximo rendimiento en salud, felicidad y éxito! El reloj sigue avanzando. Aproveche el día al máximo.”

Organiza la gestión de tu tiempo para tener una buena conciliación

Cuando interiorices esta metáfora y comprendas lo que desperdicias, empezarás a dar a tu tiempo la importancia que se merece. Entenderás que con una buena gestión de tu tiempo, alcanzarás mejores resultados con menor esfuerzo, y conseguirás una buena conciliación, mejorando tu vida personal y evitando el estrés.

Detecta cuales son tus prioridades y empieza por ellas. Así te aseguras de que lo más importante no se quedará sin hacer. Esta es una regla de oro que sirve igual en tu vida personal y laboral. Si le das a tu tiempo la importancia que se merece y has sido realista, podrás hacer también el resto de cosas de tu lista.

Cuidado con los ladrones del tiempo en tu vida personal

En nuestra vida personal, estos son algunos de ellos:
 Esperas
 Mal entendidos
 Interrupciones
 Llamadas telefónicas
 Familiares y amigos “por sorpresa”
 Desplazamientos, especialmente al trabajo
 TV y Redes Sociales, sin reflexión

Y estos son algunos de los que dependen de nosotras/os mismas/os:
 Falta de organización personal
 Poca puntualidad y control del horario
 Confusión de las prioridades
 Dilación de las decisiones importantes
 Procrastinación (postergación)
 Precipitación en la toma de decisiones
 Abarcar un campo de actividad demasiado amplio
 Exceso de optimismo al apreciar las propias habilidades
(La autoestima debe ser “realista”)

Nunca olvides dar a tu tiempo la importancia que se merece, ya que con una buena gestión de tu tiempo conseguirás una buena conciliación, liberando tiempo para tu vida personal. Recuerda la regla de oro: Detecta tus prioridades y empieza por ellas para asegurarte que quedarán hechas. Y ten mucho cuidado con tus ladrones del tiempo, ya que si consigues evitarlos, evitarás el estrés mejorando tu vida personal.

“Los que emplean mal su tiempo son los primeros en quejarse de su brevedad”. Jean de la Bruyére

__________________

Sobre la autora:

Marta Morón es Coach y Mentora de mujeres Directivas, Managers, Emprendedoras, Freelancers y con responsabilidades profesionales. Hace más de diez años decidió dar un giro a su carrera de empresariales, basada en experiencias de Manager y Financial Controller en multinacionales como McKinsey y Linklaters, para ayudar a otras mujeres a organizar su Plan de Carrera o Emprender, y a transformar sus vidas.

Cómo mejorar la organización en tu negocio o área de responsabilidad

Organizarse no es tarea fácil. Pero tener una buena organización es la única posibilidad de dar consistencia a nuestro tiempo y a nuestro negocio o área de responsabilidad, llevándolo a un nivel superior. Sin una buena organización el tiempo se nos escapa entre los dedos, siendo imposible sacar provecho de nuestros recursos, tanto propios como del equipo. Hoy hablamos de tener un sistema de gestión y procesos que garanticen el óptimo funcionamiento de nuestro negocio o área de responsabilidad.

Organización de tu trabajo y de tu archivo

Como te decía en mi artículo “Cómo ganar eficiencia en la organización del trabajo”, seguir siempre la regla de una sola cosa a la vez aunque recogiendo la documentación del trabajo anterior despejando el área de trabajo para la nueva tarea; tener en cuenta que la eficiencia está basada en la flexibilidad con la que cambias de tema; y dedicar cada día 10 minutos al final de la jornada a planificar las tareas del día siguiente según importancia y urgencia, os ayudará a ti y a tu equipo en la organización del negocio.
Por otra parte, como te decía en mi artículo “Organización del trabajo y eficiencia mediante tu agenda”, llevar una agenda mejora nuestra eficiencia en la organización del trabajo y en nuestra gestión del tiempo. Nos libera de la preocupación de tratar de recordar qué tenemos que hacer en las próximas horas, pudiendo poner el foco en lo realmente importante en cada momento. Es imprescindible eso sí chequear la agenda con frecuencia para que el sistema funcione.

Sistema y Procesos

Los procesos funcionan dentro de un sistema. El sistema es la estructura organizativa, procedimientos, procesos y recursos necesarios para implantar una gestión determinada. Normalmente están basados en una norma de reconocimiento general que tiene como finalidad servir de herramienta de gestión para asegurar los procesos. Identifica qué sistema o sistemas existen o deberían existir en tu negocio o área.

También necesitamos identificar paso a paso los procesos que llevamos a cabo, de tal manera que no necesitemos esforzarnos en recordar qué tenemos que hacer para tareas que se repiten dentro del negocio o el área, asegurando también que otra persona pueda realizar dichos procesos si quien suele realizarlos no puede por alguna razón. Es imprescindible que tu negocio o área de responsabilidad no se paralice por la enfermedad de un miembro de tu equipo, y que tú puedas irte de vacaciones sabiendo que tu personal sabrá qué hacer con sólo mirar en una carpeta. Prepara con tu equipo ‘Check Lists’ o listas de chequeo, que garanticen el buen funcionamiento de los procesos de tu negocio o área de responsabilidad.

La organización es fundamental para el éxito de cualquier tipo de proyecto o negocio. Utiliza todos los medios a tu alcance empezando por la agenda y el orden, enfócate en una sola cosa a la vez, y más en profundidad revisa tu sistema o sistemas de gestión y establece cuales son los procesos habituales para después de mejorarlos, documentarlos.

“El éxito no se logra sólo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización” Jean Pierre Sergent

Marta Morón es Coach y Mentora de mujeres Directivas, Managers, Emprendedoras, Freelancers y con responsabilidades profesionales. Vive en Madrid, aunque trabaja con mujeres de todo el mundo online, a través de Skype.  Actualmente, además de tener su consultoría “MujerLider – Coaching para Mujeres con Responsabilidades Profesionales” y su portal http://www.mujerlider.es, también es profesora de Desarrollo Personal y Profesional, Miembro Honorífico de Worldwide Branding Who is Who, y colabora con diferentes ONGs. Con su formación y conocimiento laboral, ha ayudado a numerosas mujeres a orientar su vida hacia los retos personales y profesionales que desean conseguir.

Mujer emprendedora: descubre la imperiosa necesidad de la incomodidad

¿Hay algunos aspectos de tu negocio que te incomodan tremendamente?

De ser así, hoy te quiero contar una historia inspiradora para ayudarte a cambiar tu forma de pensar acerca de los desafíos que estás enfrentando en tu negocio online y que te están impidiendo de alcanzar tu éxito. (Del libro“In a Pit With a Lion on a Snowy Day”, de Mark Batterson)

Esta historia fue clave en mi forma de enfrentar los desafíos de mi negocio y de mi diario vivir. Me ayudó a comprender la necesidad de incomodarme, abrazar las situaciones difíciles y superar los obstáculos de una vez por todas, en lugar de huir de ellos.

En la Biblia hay un relato poco conocido de un gran guerrero, llamado Benaía, que vivió en los tiempos del rey David, en Israel:

“Benaía…mató a dos leones de Moab; y él mismo descendió y mató a un león en medio de un foso cuando estaba nevando…Esto hizo Benaía hijo de Joiada, y ganó renombre con los tres valientes…Y lo puso David como jefe de su guardia personal”. (Historia completa en 2 Samuel, 20-23)

Benaía evidentemente no tenía problemas con los leones. Primero mató dos en Moab y luego hizo algo asombroso: ¡persiguió y mató a otro león que se metió en un foso mientras estaba nevando!

En mi opinión, encontrarse cara a cara con un león rugiente a pleno sol ya es lo suficientemente terrible. ¿Quién querría exponerse a un león vivo en medio de un foso? Y, si estaba nevando, ¿acaso no era un buen momento para olvidarse del león e irse a su casa, para capear el mal tiempo?

Pero Benaías conocía el secreto de abrazar los desafíos en vez de huir de ellos. Ni siquiera usó la excusa del mal tiempo para evadir al león. Deliberadamente lo siguió, se metió en el foso y lo mató de una vez. Vemos que su hazaña fue reconocida por el rey David y que lo nombró jefe de su guardia nacional.

A pesar de que es poco probable que tengas que luchar con un león real en tu vida, existen situaciones en tu negocio online que están rugiendo y ahuyentándote de realizar acciones que te podrían propulsar a un nivel totalmente nuevo para ti y para tu negocio. Como, por ejemplo:

• Subir tus precios.
• Contactar a nuevas alianzas estratégicas para expandir tu mercado.
• Hablar y vender en público.

Aquí tienes tres datos útiles para enfrentar a tus leones diariamente, si crees que estás evadiendo estas situaciones –o situaciones similares-, aunque sea en forma inconsciente:

1. Reconoce tus miedos.
Anota las acciones que ya sabes que debes tomar para aumentar tus ingresos, pero que nunca has hecho, por alguna razón (dato útil: ¡esas razones son excusas!).

2. Visualiza tu victoria.
Piensa qué pasaría si tus miedos no fueran verdaderos y si realmente pudieras vencer ese obstáculo y cerrar la venta, fascinar a tu público cuando hablas y crear fácilmente contactos nuevos para tu negocio.

3. Ataca.
Tal como lo hizo Benaías, ataca y derriba a tu obstáculo, sin excusas, aunque te parezca difícil de lograr.

No evadas ese desafío. Persíguelo y confróntate con él, para sacarlo rápidamente del camino.

Practica diariamente el hábito de colocarte en situaciones incómodas que te obligarán a estirarte y crecer. Muy pronto verás que serás “promovida”, al igual que nuestro héroe Benaías.

¡Tu valentía se reflejará directamente en tu número de clientes, en el monto de tus ingresos y en tu nivel de satisfacción personal!

¿Quieres aprender cómo puedes alcanzar un nuevo nivel de ingresos con estrategias de negocio que te permitan generar más ingresos y alcanzar a más personas, en menos tiempo? Aplica a una sesión estratégica gratuita conmigo y veremos cómo te puedo ayudar a monetizar tu misión con éxito.

Bettina Langerfeldt – www.bettinalangerfeldt.com

3 Claves para pedir aumento de sueldo con éxito

Es habitual entre mis clientes la pregunta de ‘cómo’ pedir aumento de sueldo en la empresa donde trabajo, somos conscientes de la importancia de acertar en la forma de la petición. Sin embargo nadie nos preparó para esto, no sabemos muy bien cómo hacerlo para tener más posibilidades de éxito. Hoy te traigo estas tres claves que seguro te ayudarán a ser líder de tu negociación.

Elige el momento adecuado para pedir aumento de sueldo

La idoneidad del momento es fundamental a la hora de pedir aumento de sueldo. Y es lógico, cuando hay una crisis en la empresa, sea del tipo que sea, o tu líder está solucionando un problema de cierta gravedad, tu petición pasará inadvertida frente a la importancia o la urgencia de lo que se trae entre manos en ese momento. Ponte en su lugar y antes plantéate: ‘Si yo estuviera en su lugar ¿sería este un buen momento para atender esta petición?’

Por otra parte, el momento adecuado es cuando has alcanzado un punto de madurez profesional que justifica la subida, sobre todo si has asumido nuevas responsabilidades. En muchas empresas suele hacerse una evaluación del personal una vez al año, o al menos una reunión para dar/recibir feedback. Si es el caso de la empresa en la que trabajas, ese es el mejor momento para hablar del tema.

Elige la forma adecuada para pedir aumento de sueldo

Pedir aumento de sueldo no puede ser una conversación que surge de repente. Tienes que preparar por donde vas a empezar la conversación, de qué vas a hablar y qué argumentos darás si tu líder pone pegas a tu petición. Es importante que te conozcas bien desde el punto de vista profesional para poder exponer tus puntos fuertes como tus principales argumentos, así como tus logros del último año. Además debes tener claro qué tanto por ciento de tu sueldo actual debe tener la subida que pides.
Si finalmente la respuesta a tu petición es negativa, no te quedes callada/o sin más. Pregunta cuál es el motivo de la negativa, si no lo haces no sabrás qué corregir para que la próxima vez que vuelvas a pedir aumento de sueldo funcione. Pregunta también cuáles son tus áreas de mejora y tus puntos fuertes, te será muy útil conocer lo que la empresa espera de ti, y también lo que más valoran de ti para potenciarlo.

Cuando no haya más remedio, lleva las cosas al extremo

Si por algún motivo, como por ejemplo que pedir aumento de sueldo no es la primera vez para ti y tus negociaciones siguen sin dar fruto, te sientes tan mal ante la negativa de tu aumento que ya no estás a gusto en la empresa, tienes que plantearte ‘echar un órdago’ (ir a por todas), no sin antes haber hecho un trabajo concienzudo de búsqueda activa de nuevo empleo.

Cuando hayas encontrado un trabajo que cubra tus expectativas mínimas, vuelve a hablar con tu líder y plantéale que te gusta trabajar en la empresa pero que te ha surgido una oportunidad laboral en la que te pagan más. Aquí tienes dos opciones, decirle que si no te suben el sueldo tus necesidades económicas te obligan a marcharte, o bien preguntar cuando tiene la empresa previsto que se produzca tu subida, no dándote por satisfecha/o hasta obtener un compromiso concreto.

Tienes derecho a pedir aumento de sueldo, no vayas encogida/o y con miedo porque eso se nota y no funcionará; elige el momento adecuado, idealmente en tu revisión anual o si acaban de darte nuevas responsabilidades; y lleva la negociación bien planeada con argumentos basados en tus puntos fuertes para posicionarte como líder. Y si estando convencida/o de que lo mereces y habiendo hecho tu petición varias veces te lo siguen negando sin explicarte qué tienes que mejorar para que se produzca el aumento, ve a por todas negociando con una oferta de trabajo de otra empresa.

«Si uno no puede explicar lo que ha estado haciendo, su trabajo carecerá de valor» Erwin Chrödinger

 

Marta Morón

Coach y Mentora de mujeres Directivas, Managers, Emprendedoras, Freelancers y con responsabilidades profesionales. Hace más de diez años decidió dar un giro a su carrera de empresariales, basada en experiencias de Manager y Financial Controller en multinacionales como McKinsey y Linklaters, para ayudar a otras mujeres a organizar su Plan de Carrera o Emprender, y a transformar sus vidas.

Descubre cómo superar el miedo a no ser suficiente

¿Has oído hablar de la ‘atelofobia’? Se trata del miedo extremo a no ser suficientemente buenas/os, a ser imperfectas/os en lo que hacemos tanto en la vida laboral como en la vida personal. Este miedo que suele darse en personas muy inteligentes y que es más frecuente en las mujeres, te convierte en ‘tu mayor crítico’ ya que más allá de buscar la excelencia, te lleva a la obsesión, llegando a crear problemas incluso para las relaciones con los demás bajando tu autoestima. Si te reconoces en esta clase de perfeccionismo, lucha por salir de ahí hasta que consigas superar el miedo a no ser suficiente.

Cómo superar el miedo a no ser suficiente en tu vida laboral

¿Sabías que el mayor miedo de las mujeres, que es inconsciente, es a nuestro propio brillo? Sí querida amiga, como lo oyes. Estamos aterrorizadas ante la idea de llamar la atención, de sobresalir y que las miradas se fijen en nosotras. Nos asusta la idea de sentirnos juzgadas, y por ese motivo tratamos inconscientemente de pasar desapercibidas, lo que nos lleva a no invertir en nuestra Formación, en Mentoría… Naturalmente eso frena el éxito profesional y nos lleva al bloqueo.

Si a eso le sumamos el perfeccionismo extremo que impide a muchas mujeres tener una buena autoestima debido a la autocrítica feroz, se corre el riesgo de caer en el miedo permanente a no ser/hacer/tener suficiente. Trabaja tu autoestima saliendo del perfeccionismo y entendiendo que una vez que haces algo poniendo todo de tu parte, debes quedarte tranquila y entender que nadie es perfecto y que tú no tienes la obligación de serlo.

Cómo superar el miedo a no ser suficiente en tu vida personal

Una de las características habituales de las personas con problemas para superar el miedo a no ser suficiente es la negación de lo que están sufriendo. Actúan de cara a los demás como si todo fuera muy bien y ellas fueran felices. Pero no lo son, en realidad sufren un altísimo nivel de estrés producido por el miedo a no ser perfectas y el continuo auto-reproche que les lleva a estar siempre tensas.

Ten siempre presente que ni tu labor como madre, hija, hermana, amiga, compañera, ni tus tareas domésticas necesitan de tu perfección. Relájate, nunca te exijas más de lo que exigirías a otra persona, reconoce lo que haces bien y felicítate. Al igual que te decía en el apartado anterior respecto a tu vida laboral, trabaja tu autoestima también en tu vida personal. Incluso si no eras consciente de cómo tu autoreproche baja tu autoestima, esfuérzate en aceptarte tal como eres, necesitas superar el miedo a no ser suficiente para ser feliz.

Trabaja para superar el miedo a no ser suficiente que afecta a tantas mujeres inteligentes y muy aptas. Este miedo afecta tanto a la vida laboral como a la vida personal, produciendo un gran bloqueo que impide disfrutar de nuestros logros debido al alto grado de autoexigencia, bajando también nuestra autoestima. Recuerda que no necesitas ser la mejor en todo, ni compararte con nadie. Es mucho más sano y reconfortante compararte contigo misma e irte superando ‘a tu ritmo’.

“No hay que tener miedo de la pobreza ni del destierro, ni de la cárcel, ni de la muerte. De lo que hay que tener miedo es del propio miedo” Epicteto de Frigia

Marta Morón- http://www.mujerlider.es

Resultados, cómo conseguir que sean buenos estando orientadas/os

Tratar de conseguir los resultados deseados es muy positivo, es lo que nos mueve y nos ayuda para lograr los objetivos que nos hemos propuesto. A la vez, si estás permanentemente obsesionada/o por los resultados, no serás capaz de disfrutar del camino, y probablemente tendrás dificultades para tener un buen enfoque en las tareas del día a día.

En el artículo de hoy vamos a hablar de conseguir buenos resultados estando orientada/o hacia ellos, y de lo que podemos hacer para lograr nuestros objetivos, tanto para ti como para tu equipo. Claro está que serán necesarios también el esfuerzo y la constancia…

Consigue mejores resultados marcando mejores objetivos

Tanto en la empresa como en la vida personal, la forma de triunfar, de conseguir nuestros objetivos, es estar orientada/o a los resultados. Es decir que “cada decisión” que tomemos, no puede perder de vista los resultados finales que perseguimos. Es más fácil empezando por el final: ten primero claros los resultados que quieres lograr cuando planifiques tus objetivos.

Por otra parte, los objetivos deben ser SMART (en inglés):
• Specific – Específico
• Measurable – Medible
• Achievable – Realizable
• Realistic – Realista
• Time bound – Limitado en el tiempo

Centra tu mente mediante un buen enfoque

Es habitual que nuestra mente divague mientras trabajamos, y esto constituye uno de nuestros mayores enemigos a la hora de conseguir los resultados deseados. Son nuestras emociones las que nos impiden el enfoque requerido para la consecución de nuestros objetivos, por lo que debemos frenarlas mientras estamos trabajando.

Necesitamos estar atentas/os a lo que pasa por nuestra mente, y esto será mucho más fácil si existe un buen equilibrio en todas las facetas de nuestra vida. Además, si tu mente está orientada al momento presente, conseguirás el enfoque necesario para la óptima gestión del tiempo, lo que es imprescindible para obtener los mejores resultados.

Consigue los mejores resultados para tu equipo

Forma parte de un buen liderazgo el conseguir que todo tu equipo obtenga los mejores resultados que sea posible. Para ello serán necesarias una serie de medidas que favorezcan el óptimo rendimiento de cada miembro del equipo. Estas son algunas de las medidas a tener en cuenta:

• Debes dotar a cada miembro del equipo de la formación e información necesaria para el logro de los resultados requeridos, teniendo en cuenta sus necesidades particulares y de grupo.
• Son necesarias revisiones periódicas de su cumplimiento, dando feed-back para que cada miembro del equipo pueda mejorar su enfoque y conseguir sus objetivos.
• También necesitamos favorecer el trabajo en equipo y la comunicación efectiva y continua con cada uno y entre todos ellos, buscando la mejora continua de los resultados.
• Como ya vimos en mi artículo “Cómo motivar a tu personal”, debes dejar muy claro lo que se espera de cada miembro del equipo, comunicando de forma clara sus objetivos y motivándoles en todo momento.
• Es una de tus funciones crear un plan de desarrollo junto con tus superiores/Consejo de Administración, en el que tu equipo pueda fijar su enfoque, y debes rehacerlo o adecuarlo según las circunstancias.

Para conseguir los objetivos marcados, es necesario estar orientada/o a los resultados deseados, sin perder de vista el enfoque que favorezca la óptima gestión del tiempo. Además, con respecto a tu equipo, necesitas dotarles del plan, la información y las herramientas necesarias para que obtengan los resultados óptimos mediante un buen liderazgo.

“No es necesario hacer cosas extraordinarias para conseguir resultados extraordinarios”. Warren Buffett

Marta Morón, directora de ‘MujerLider – Coaching para Mujeres con Responsabilidades Profesionales’ y http://www.mujerlider.es, te ayuda para que te conviertas en una Mujer (u hombre) Líder de tu vida.

¿Y sigues cobrando por hora?

Una de las trampas más grandes en la que caen mujeres emprendedoras que prestan servicios, tales como coaches, terapeutas, profesionales o consultoras independientes, es el cambiar sus horas por dólares.

Parece ser lo más lógico, desde el punto de vista laboral, pero no lo es si quieres transformar el servicio que te apasiona en un negocio sólido que te ingresa dinero por múltiples vías, sin convertirte en una esclava de él.

He visto que la gran mayoría de las mujeres que comienzan sus propios negocios como coaches y consultoras transan sus servicios en base horaria, porque simplemente no conocen otras opciones.

Es lo más parecido a la fuente de ingreso para la cual todas hemos sido educadas: el de trabajar como una empleada para el negocio de otros.

Por eso es natural asumir que:

• Cuando vendo mis servicios, vendo mi tiempo.
• Cuando mis clientes me pagan, compran un segmento de mi tiempo.
• Para ganar más, sólo debo vender más tiempo (¡trabajar más horas!).

Estos preceptos parecen funcionar muy bien cuando un negocio recién está comenzando y tienes tiempo de sobra. Sin embargo, la problemática de cobrar por hora se hace evidente una vez que te acercas al supuesto “limbo” de una empresa de servicios: una consulta llena, ¡y te das cuenta que llegaste al techo de tus capacidades!

Ahí es cuando el sistema comienza a flaquear y aparecen el agobio, el cansancio y los sentimientos de estancamiento.

Lo bueno es que ¡todo esto puede cambiar! Sólo tienes que renovar tu mentalidad acerca de cómo entregas tus servicios y reemplazar los tres supuestos anteriores por estos:

• Cuando vendes tus servicios, no vendes tu tiempo, sino la solución a un problema, el apaciguamiento de un dolor o la satisfacción de una necesidad.
• Tus clientes no te compran tu tiempo, sino un resultado o una transformación.
• Puedes ganar más, SIN tener que trabajar más.

EL secreto está en vender paquetes de servicios que ofrecen una serie de beneficios atractivos para tus clientes que les darán los resultados que buscan, no sólo un número de horas de tus servicios.

Además puedes apalancar tu tiempo atendiendo a grupos pequeños en vez de trabajar uno a uno, ya sea con programas de alto nivel, de tipo Platino, o con membresías en las cuales entregas tus conocimientos y experiencias a un gran grupo de personas a cambio de una cuota mensual.

Si ya estás cansada de cambiar tus horas por dólares, quieres generar más ingresos y, al mismo tiempo, tener más libertad, debes rediseñar el modelo de negocio que estás usando.
¿Quieres aprender cómo conducir todas tus conversaciones sobre dinero con éxito? Descarga gratuitamente mi guía práctica “Cómo Hablar Sobre Dinero Con Confianza y Seguridad” en este enlace: www.ProsperidadConProposito.com

Bettina Langerfeldt

Cómo dejar de controlar los detalles y hacer seguimiento a tu equipo

Hoy te traigo un estupendo artículo de Elizabeth Saunders  publicado en la Harward Business Review (www.harvardbusinessreview.com) sobre querer controlarlo todo en el trabajo titulado ‘How Office Control Freaks Can Learn to Let Go’, en el que Elizabeth nos habla de cómo dejar de controlar los detalles cuando tienes nuevas responsabilidades, aprendiendo a delegar y distribuir tareas, y a crear sistemas de seguimiento a tu equipo. Como en otras ocasiones, ruego disculpes los posibles errores en la traducción.

Muchos profesionales altamente cualificados sufren una batalla interna que hace estragos cuando ascienden desde puestos en los que prosperaron como contribuyentes individuales, a puestos que les obligan a que el trabajo realizado dependa de otros. Por un lado, se enorgullecen de saber más que nadie sobre su área y tienen mucha confianza en sus capacidades para hacer un trabajo excepcional. Por otro, el alcance de sus nuevas responsabilidades hace que ya no sea posible mantenerse al tanto de todos los detalles – y lo hace incluso lo hace preferible -.

Si estás tomando a tu cargo un creciente número de proyectos o de personas, la única manera de recuperar la sensación de control es, paradójicamente, dejar de lado el control: deja que otras personas te ayuden. Esto requiere que te enfrentes a temores como: «Tal vez no se hará de la manera que yo lo hubiera hecho». O «Tal vez voy a tener que aplazar la respuesta a otra persona en lugar de conocer inmediatamente la respuesta por mí mismo». También es necesario redefinir el control, pasar de «tener cada detalle en tu cabeza» a «tener el nivel correcto de perspectiva general para tomar decisiones con suficiente información y los sistemas adecuados en su sitio, para saber cuándo es momento de hablar con alguien o cuando necesitas realizar la siguiente acción.” Y es necesario redefinir tus competencias para «ayudar a los demás a hacer un buen trabajo,» en vez de «trabajar bien tú solita/o».

He aquí cuatro pasos para poner este cambio de mentalidad en acción, para lograr un mayor sentido de paz y control, y la autonomía de los que te rodean:

1. Evaluar cuidadosamente lo que sólo tú puedes hacer
Si sigues teniendo responsabilidades añadidas a tu cargo – como más personas para gestionar o más proyectos para supervisar – te llegará la sobrecarga, a menos que estuvieras trabajando previamente por debajo de tu capacidad.
Para contrarrestar estas inversiones de tiempo añadido, tendrás que examinar cuidadosamente lo que sólo tú puedes hacer haciéndote estas preguntas:
• ¿Podría alguien completar esta labor a un nivel aceptable?
• ¿Podría alguien hacer parte de este proyecto?
• ¿Podría alguien hacer el proyecto inicial, por lo que yo sólo tendría que revisar y «ajustar»?
• ¿Este trabajo me impide hacer mis actividades de mayor valor?

2. Diferir pronto y con frecuencia

Diferir es diferente a delegar. Delegar es dar el trabajo a alguien, quedando fuera de tu responsabilidad personal; diferir incorpora delegar, y también implica pasar las actividades a la persona o personas apropiadas, antes de que la tarea llegue a tu lista de tareas pendientes. Para ello es necesario desviar las tareas aleatorias que realmente deben ir a parar a otra persona – incluso cuando te dicen ¿podrías ayudarme? Por ejemplo, si alguien te hace una pregunta de IT cuando hay un departamento IT a tiempo completo, dirígeles amablemente al departamento de informática. O si alguien te pregunta acerca de un proyecto del que ya no formas parte, dirígele a alguien que esté actualmente en el equipo. O si estás invitada/o a asistir a una reunión en la puedes ofrecer una idea, pero otros asistentes podrían probablemente ofrecer algo similar, considera no ir.
No te ofrezcas voluntaria para actividades adicionales si ya no puedes lograr hacer las cosas de tu propia lista de tareas. Si estás acostumbrada/o a hacerlo todo tú misma/o y sientes orgullo de ser capaz de resolverlo todo, esto te hará sentir incómoda/o. Incluso podrías sentir que no estás trabajando en equipo. Pero al final, diferir las tareas que otros pueden hacer es una muestra de respeto hacia la competencia de los demás, y permite a los otros disponer de la capacidad para hacer lo que antes sólo tú podías hacer – que es lo que realmente necesita tu equipo.

3. Crear sistemas de seguimiento simples – y confiar en ellos

Cuando has delegado o diferido temas de los que tú tienes la responsabilidad de los resultados, contar con sistemas de seguimiento juega un papel fundamental en tu capacidad para estar segura/o de que el trabajo se haga bien.
Para asegurarte de que esto sucede, tienes que tener dos elementos en cuenta:
1) un seguimiento consistente para saber cuáles son las actividades pendientes de tus proyectos actuales.
2) una rutina consistente para su verificación.
Un seguimiento consistente podría ser tan simple como un documento de Word o Excel en Google Drive, o una lista de tareas en Outlook para cada miembro de tu equipo. Para un mayor nivel de sofisticación, puedes usar un sistema de gestión de tareas como Asana. En cuanto al momento de comprobar estas tareas, puedes hacerlo durante el tiempo de planificación semanal en el que revises el estado de todos los proyectos; en una reunión periódica con la persona responsable; o en el momento adecuado antes de la fecha de entrega. Para que puedas confiar en el sistema, asegúrate de que todas las tareas delegadas están en el documento de Word o Excel dentro de Google Drive, o en la lista de tareas de Outlook que estés utilizando para su seguimiento, y que las fechas para hacer el seguimiento están en tu agenda.

4. Resistir tomando de nuevo el control

Una vez que empiezas a dejar de lado el control, inevitablemente, habrá un momento en el que algo no se hará de la manera que tú prefieres. Tu reacción instintiva te llevará a culparte por soltar – «¿Por qué tuve que dejar que nadie más haga esto?» – que normalmente se manifiesta en la superficie como ira o frustración con los demás. Pero en vez de poner inmediatamente la tarea de nuevo en tu agenda, transforma esta situación en una oportunidad para el aprendizaje. En primer lugar, evalúa si se puede hacer algo diferente en el futuro. En segundo lugar, ayuda a quien hizo el trabajo a entender lo que necesita saber para completar el trabajo con éxito la próxima vez. A menudo, no sabrás lo que salió mal hasta que realmente profundices. Por último, recuerda que debes concentrarte en tu propio trabajo de mayor valor, en lugar de dejar que el miedo a soltar evite que hagas la mayor contribución a tu organización.

Para dejar de hacer y controlar todo personalmente en el trabajo, debes evaluar cuales son las tareas que sólo puedes hacer tú; diferir y delegar el resto de tareas a tu equipo, crear sistemas de seguimiento simples y tomar de nuevo el control.

“Cuando las peticiones son razonables, justas, sencillas, claras y consecuentes, existe una satisfacción recíproca entre el líder y el equipo” Sun Tzu
__________________

Marta Morón – www.mujerlider.es

Tres fuentes de ingreso que son claves para mantener un flujo de caja estable en tu negocio online

Muchas mujeres emprendedoras no saben cómo generar ingresos estables para sus negocios online y trabajan en exceso, gastando tiempo innecesario en actividades que no les retribuyen ingresos. Para que tengas más claridad a la hora de crear tus fuentes de ingresos, te enseño tres maneras simples de mantener un flujo de caja estable en tu negocio online

Como mujer emprendedora, la prioridad número uno es la de mantener un flujo estable de ingresos entrando a tu negocio en todo momento.

Sin embargo, he visto que muchas mujeres emprendedoras que trabajan online se distraen fácilmente con miles de otras actividades antes de enfocarse regularmente en crear fuentes de ingreso para su negocio.

Por eso les recomiendo a mi alumnas a dedicar las primeras horas de su día—mínimo media hora diaria—exclusivamente a la generación de nuevas fuentes de ingreso.

¿Cómo se hace?

En primer lugar, tienes que dejar de creer que solo existe una manera de ingresar dinero a tu negocio online.

Existen varias maneras diferentes de generar ingresos para un negocio online y deberías planificar tu negocio de tal manera que las tengas todas implementadas para estabilizar tus ingresos y dejar de lado la montaña rusa del constante altibajo del dinero que causa tanto drama en los negocios de mujeres emprendedoras que desean ayudar a muchos, pero no saben cómo monetizar su misión con éxito.

Básicamente, existen 3 fuentes diferentes de ingresos que puedes ir implementando a medida que avanzas con tu negocio online:

1. Ingresos acelerados:
Son ingresos que generas al trabajar en forma directa con tus clientes. La ventaja que tienen es que los puedes implementar rápidamente, incluso sin tener lista ni página web.
La desventaja es que requieren de tu intervención directa, es decir, cambias tus horas por dólares. Esto limitará el crecimiento en tu negocio y arriesgas caer en el cansancio y el agobio si solo trabajas con este tipo de ingresos.

2. Ingresos estabilizadores:
Son ingresos recurrentes y pasivos que fluyen hacia tu negocio en forma continua.
Ya no trabajas “uno a uno” con tus clientes, sino adoptas modalidades de servicio grupal, lo que te permite apalancar tu tiempo y ganar mucho más dinero con el mismo esfuerzo.
Este tipo de ingresos tienen la gran ventaja de estabilizar tu negocio y darte la libertad que necesitas para seguir creciendo en él.
Su desventaja es que necesitas tener una lista de suscriptores y cierto posicionamiento para poder tener éxito con estas fuentes de ingreso.

3. Ingresos magnificadores:
Son fuentes de ingreso que no necesariamente contribuyan en forma sustancial a tu ingreso anual, pero si te generan un flujo constante de prospectos nuevos a tu negocio.
Las fuentes de ingresos magnificadores te ayudan a llenar los dos programas anteriores y te permiten tener un flujo continuo de clientes nuevos hacia tu negocio.

Cambia tu mentalidad

Lo más importante que debes hacer para poder crear estas 3 diferentes formas de ingresar dinero a tu negocio, es cambiar tu mentalidad.

Debes dejar de lado la trampa en la cual tantas mujeres emprendedoras caen, –la de pensar en que debes trabajar duro para ganar dinero.

Recuerda que lo más importante que siempre debes tener en mente es que debes enfocarte primordialmente en generar fuentes de ingreso  para tu negocio, antes de derrochar tus energías en abrir tu mail o meterte en Facebook.

Independientemente de adónde te encuentres en tu negocio, ¡tú flujo de caja es lo más decisivo!

Cuando expandas tu mente y te enfoques en incluir las 3 maneras diferentes de generar ingresos para tu negocio, vas a subir dramáticamente tus ingresos, y disminuirás significativamente el estrés que estás viviendo en el día a día de tu negocio online.

Lo mejor de todo es que te transformarás en la empresaria online que siempre soñaste ser.
¡Marcarás una diferencia al afectar muchas vidas, mientras vas prosperando en tu negocio con seguridad y confianza, manifestando tu poder femenino en todo su esplendor!

Si deseas obtener más orientación sobre cómo te puedo ayudar a monetizar tu misión con un negocio online sólido, que te permite ganar el dinero que vales mientras ayudas a miles de personas, ¡aplica para una sesión estratégica conmigo y conversemos!

Bettina Langerfeldt – www.tusitiodemembresia.com