Saltar al contenido principal

Ley de igualdad y transparencia retributiva: lo que las empresas deberán hacer

Después de las protestas del 8 de marzo de 2018 muchas empresas y emprendedoras han abierto un debate sobre la brecha salarial y las dificultades de la mujer en las empresas. Gracias a los últimos acontecimientos se ha puesto en marcha una Ley de Igualdad y Transparencia Retributiva que garantiza una compensación justa para todos.

Según el informe sobre la brecha de género del Foro Económico y Mundial del 2017, en España existe una brecha del 25,4 % en cuanto al salario entre hombres y mujeres. El problema es que muchas empresas no hacen pública la cantidad que cobran sus empleados aparte del salario base, es la ‘trampa’ más jugada para evitar posibles denuncias.

Leer más

Índice de mujeres emprendedoras 2017

El Índice de mujeres emprendedoras de Mastercard (MIWE) ha sido diseñado para identificar los factores y las condiciones más propicias para cerrar la brecha de género entre los propietarios de negocios en una economía.

El índice usa 12 indicadores y 25 subindicadores para observar cómo 54 economías, que representan el 78.6 por ciento del trabajo femenino en el mundo, difieren en términos del nivel de los Resultados de Avance de la Mujer, los Activos de Conocimiento y el Acceso Financiero, y Apoyo a los factores emprendedores.

Este informe rastrea la capacidad de las emprendedoras para capitalizar las oportunidades otorgadas a través de diversas condiciones de apoyo dentro de sus entornos locales. Es la suma ponderada de tres componentes:

  1. Resultados de avance de las mujeres (grado de parcialidad contra las mujeres como participantes de la fuerza de trabajo, políticos y líderes empresariales, así como la solidez financiera y la inclinación empresarial de las mujeres
  2. Activos de conocimiento y activos financieros (grado de acceso de las mujeres a servicios financieros básicos, activos de conocimiento avanzado y apoyo a pequeñas y medianas empresas)
  3. Apoyo a las condiciones empresariales (percepciones generales sobre la facilidad para realizar negocios localmente, la calidad de la gobernanza local, la percepción de las mujeres de los niveles de seguridad y la percepción cultural de la influencia financiera de las mujeres en los hogares).

Este estudio también muestra algunos de los mayores impedimentos o trabas para la iniciativa empresarial de las mujeres:

  • falta de financiación / capital de riesgo
  • restricciones regulatorias e ineficiencias institucionales
  • falta de autonomía, impulso de creencia / emprendedor
  • miedo al fracaso
  • restricciones socioculturales
  • falta de capacitación y educación

Es evidente que el potencial y el valor de las mujrees como emprendedoras y empresarias todavía no se ha desarrollado plenamente.  Sin embargo, un impulso en múltiples niveles sería determinante: a nivel personal (motivación), apoyo familiar y social, oportunidades económicas y políticas, apoyo privado y público a través de la formación, financiación y políticas efectivas, así como la mejora de las redes emprendedoras y empresariales, Tnto a nivel local como global.

Descargar Índice de Mujeres Emprendedoras

El problema de la mujer emprendedora

Peluquerías, tiendas, talleres de costura y pequeños restaurantes. Las calles latinoamericanas están llenas de negocios fundados por mujeres.

De hecho, según el banco mundial, las mujeres son propietarias de entre el 30 y el 50% de las microempresas. Pero cuando hablamos de negocios más grandes, una gran brecha de género empieza a aparecer.

No parece ser falta de espíritu emprendedor, pero sí falta de capital. Para crecer se necesita dinero y a nivel internacional solamente el 5% del capital de riesgo (ese capital destinado a las nuevas empresas con gran potencial de crecimiento) es invertido en empresas de mujeres.

No tengas miedo a pedir dinero

Como sabes las emprendedoras y las mujeres en general aunque no sean líderes de emprendimientos son las que más negocios comienzan, pero muchas veces estos negocios para mujeres emprendedoras se quedan en pequeñas empresas. Eso es porque a las mujeres no nos gusta pedir dinero y una de las claves para ser exitosos en el mundo profesional sobre todo cuando tiene que ver con emprendimiento es el poder acceder a capital, capital de riesgo, porque solamente las grandes empresas un tienen gran impacto.

Silvia Moschini es una emprendedora argentina fundadora de SheWorks. Una empresa tecnológica que facilita a las mujeres trabajar de manera remota. Dice que además de una cierta aversión al riesgo femenino en el momento de buscar capital, las redes de inversionistas tienden a ser lo que ella llama un club de muchachos, grupos de hombres que siempre le han prestado a hombres.

Cree una red de apoyo

Isabel Cristina López es socia fundadora de Lovill, una firma de abogados en Panamá. Insiste en la importancia para las empresarias de cultivar mentores, personas con más experiencia que las guíen en sus consejos, y conectores, personas que les presentan a jugadores claves de la industria.

Si nadie sabe que eres un genio, nadie te ayudará a que seas ese genio que la gente tiene que conocer. Te quedas en un mundo en donde nadie te conoció. Además de las redes de apoyo informales, aprovechen los programas de entrenamiento y las generadoras de nuevas empresas.

En los últimos años el emprendimiento está de moda y tanto programas privados como programas diseñados por los gobiernos han sido creados para dar apoyo a nuevos emprendedores, ayudarlos a encontrar capital y entrar en nuevos mercados. Por último, todas estas estrategias tienen que estar combinadas con un esfuerzo constante y decidido por luchar contra los estereotipos sexistas y las normas anticuadas.

Ser mujer emprendedora es encontrarse comentarios como estos y aprender a enfrentarlos.

“Tal vez la que más me marcó fue en una ocasión en que un business angel, que es las personas que apuestan a los emprendedores y que te dan dinero para que puedas empezar a darle forma a tu proyecto me preguntó qué pasaría con mi compañía si quedara embarazada. Mi respuesta fue que estadísticamente hablando a una mujer de mi edad, las oportunidades de quedar embarazada eran menores que las que tenía él de que sea embestido por un autobús.”

Héctor- entrepreneursfight.club

Apuestas de las Nuevas Masculinidades frente a la crisis del patriarcado. La construcción de la masculinidad en la Era Digital

El primer objetivo de este documento es presentar el contexto en el que emergen las nuevas masculinidades para realizar aportes efectivos a la lucha de las mujeres frente a la violencia de género. Se mostrará en el primer momento del texto que las nuevas masculinidades no implican un tipo de ideología, sino una filosofía práctica e incluyente que pretende ayudar a establecer relaciones sanas entre los hombres y sus contextos.

Posteriormente se presentarán algunos ejemplos que  muestran la forma en que el desarrollo de las tecnologías, y la creciente tendencia a la digitalización del mundo, han realizado aportes positivos a las formas de construir relaciones de poder entre hombres y mujeres.

Se mostrará la forma como los fundamentos filosóficos de las nuevas masculinidades permiten construir una ética en la cual la relación con la Otredad no está supeditada al cumplimiento de unas normas estrictas frente al ejercicio de la sexualidad, ya que lo que prevalece en dicha ética es el respeto de las libertades y la valoración del Otro como sujeto deseante.

La crisis del patriarcado y el surgimiento de las nuevas masculinidades

En sus inicios los estudios de género fueron impulsados de manera exclusiva por feministas, las cuales realizaron grandes aportes teóricos y prácticos a la lucha de emancipación de las mujeres del ámbito doméstico, y posibilitaron su entrada al mundo laboral y académico. En los inicios de este movimiento la figura masculina era solamente objeto de críticas, sin considerarse que los hombres también podían hacer aportes al establecimiento de relaciones sanas y productivas entre hombres y mujeres.

Pero en un mundo en donde se pretende cambiar las dinámicas de establecimiento de las relaciones entre los seres humanos no se puede excluir a ningún grupo por razón de sexo, raza o religión, por lo cual era un error la exclusión de los hombres de la lista de actores por la equidad de género, ya que ellos eran los directos implicados en la situación de vulnerabilidad a la cual eran sometidas las mujeres.

Es entonces, a finales del siglo pasado –y con la intención de pensar las implicaciones políticas y económicas del ser hombre y sumarse al trabajo por reivindicar los derechos negados a las mujeres- como nacen las nuevas masculinidades, pretendiendo aunar fuerzas al trabajo de erradicación de la violencia como característica de las relaciones de los hombres. Los hombres comienzan a tomar conciencia de que la masculinidad patriarcal es un arma de doble filo, ya que los privilegios que otorga tienen un precio muy alto, que se hace tangible en la mutilación de  toda una multiplicidad de posibilidades de manifestación de la masculinidad, que van desde el cercenamiento de la manifestación de sentimientos o emociones, hasta el tomar como fundamento de las relaciones la imposición de la fuerza y la violencia. Comienzan a tomar conciencia de que, como menciona Foucault, “el sexo es el elemento más especulativo, más ideal y también más interior en un dispositivo de sexualidad que el poder organiza en su apoderamiento de los cuerpos, su materialidad, sus fuerzas y sus placeres[1]”.

Hay que mencionar que la masculinidad tradicional no tiene efectos negativos únicamente en el sujeto que la ejerce, sino principalmente en el contexto cercano, lo cual se evidencia  en la desvaloración de la mujer como ser que piensa y siente, y la negación de otras formas de vivir la masculinidad (incluso un hombre no es un niño ni es un viejo).

Tradicionalmente la masculinidad ha sido una categoría limitada y cerrada caracterizada esencialmente por el poder, la violencia y la provisión. Más allá de la cultura, parece prevalecer como factor común del hombre, el rol de abastecedor y de dirigente, y su definición se lleva a cabo a partir de las diferencias frente a lo femenino. Solo se ha legitimado un modelo de hombre, orientado por unas normas únicas, y dirigido hacia un solo objetivo: asumir la dirección de la familia triangular. Hasta hace cincuenta años, para las mujeres estaba reservado, de manera exclusiva, el campo doméstico, ocupándose ellas principalmente de las tareas familiares y de acatar las directrices provenientes de “la cabeza del hogar”.

En un contexto fatigado por la doble moral comienzan a gestarse las nuevas masculinidades, las cuales hoy deben ser concebidas como una nueva visión de mundo mediante la cual los hombres deconstruyen todos los imaginarios que indican roles fijos y limitantes, además de ser concebidas como una filosofía práctica que posibilita fundar nuevos principios éticos para la construcción de las relaciones de los hombres con su medio. Según esta nueva visión de mundo no se pretende hacer encajar a los hombres en ningún modelo preestablecido, ya que la masculinidad es concebida como una categoría que está expuesta a constantes cambios, que puede ser nómada y que nunca es estática, ya que su fundamento se construye desde lo experiencial.

Los grupos de hombres que comienzan a alejarse de la hegemonía como fundamento de las relaciones, no conciben las nuevas masculinidades como perspectivas dogmáticas ni como ideologías cerradas, sino que la postulan como una forma de llegar a acuerdos que partan del respeto por las diferencias, para confluir en la producción de subjetividades en el contemporáneo mundo digitalizado.

Pero ¿De qué manera se relaciona la forma de vivir la masculinidad con la digitalización de las actividades? ¿De qué forma un mundo digitalizado cambia los paradigmas de las dinámicas de la masculinidad y la feminidad?

Las nuevas tecnologías y su aporte a la desterritorialización de la masculinidad patriarcal:

Las nuevas tecnologías que se fundamentan en la digitalización de las actividades posibilitan acortar las distancias de los roles asignados tradicionalmente a hombres y mujeres. De esta manera la automatización de las tareas y los avances de la genética han representado una bofetada para los tradicionalistas que consideran que la superioridad del hombre sobre la mujer tiene fundamentos biológicos. Este apartado pretende, mediante dos adelantos científicos conocidos durante el año 2016, realizar una crítica de la construcción de la masculinidad en la contemporaneidad.

Primero es necesario señalar que en un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Carolina del Norte se demostró que Los hombres tienen menos fuerza que hace 30 años[2]. En dicho estudio se explica que los índices de fuerza de los hombres de hoy en día no son los mismos que hace 30 años, es decir, que la automatización de las actividades está pasando facturas al cuerpo masculino al tiempo que está permitiendo a las mujeres el ingreso a áreas de la industria que eran concebidas únicamente para los hombres.

El capitalismo contemporáneo junto con las condiciones económicas y sociales críticas de las últimas décadas, no podían seguir dejando a las mujeres por fuera de las dinámicas de explotación, y es que la industria contemporánea se fundamenta en la operación de movimientos repetitivos, más que en grandes esfuerzos físicos. Las mujeres constituyen la mitad de la población, por lo cual el tan criticado liberalismo económico les posibilita sumarse al engranaje de producción industrial, con lo cual éstas comienzan a incorporarse como piezas indispensables del sistema económico vigente.

Los niveles de fuerza física han dejado de ser un elemento mediante el cual se puedan calcular los niveles de masculinidad o feminidad, y es que cada día la ciencia realiza aportes para zanjar las diferencias entre labores de hombres y de mujeres.

Por otro lado, en Nueva York nace el primer humano con ADN de tres padres[3]. La hazaña no se realizó con el objetivo de retar la monogamia impuesta a la naturaleza, sino con la intención de curar un desorden genético que impedía a una mujer ser madre.  Esta epopeya genética abre posibilidades a unas nuevas formas de concebir la paternidad y la maternidad, y nuevas formas de concebir la familia misma.

El surgimiento de las nuevas masculinidades señala también la crisis por la cual atraviesa otra institución: la crisis de la familia burguesa. El concepto de familia en la actualidad no hace referencia de manera exclusiva a la relación que se puede establecer entre el padre, la madre y sus hijos, sino que la vida real sigue imponiéndose como reto a esta institución coercitiva. Hoy en día podemos hablar de familia para hacer referencia a la relación que existe entre dos madres y un hijo, entre un abuelo y su nieto, entre un tío y su sobrina, o entre un único padre o madre soltera y su infante.  Mencionan Guattari y Rolnik:

El territorio se puede desterritorializar, esto es, abrirse, en líneas de fuga y así salir de su curso. La especie humana está sumergida en un inmenso movimiento de desterritorialización, en el sentido de que sus territorios ‘originales’ se rompen ininterrumpidamente con la división social del trabajo, con la acción de los dioses universales que ultrapasan las tablas de la tribu y la etnia, con los sistemas maquínicos que llevan a atravesar, cada vez más rápidamente, las estratificaciones materiales y mentales[4].

La desterritorialización de la masculinidad patriarcal significa abandonar la categoría, vaciarla, destruirla y reconstruir lo masculino a partir del respeto de las subjetividades como fundamento.  La desterritorialización implica un reterritorialización, una reubicación del rol masculino en un campo inmanente en el cual no hay un único modelo, sino que existe un nomadismo sin modelos productor de subjetividades; lo anterior significa que la categoría “masculinidad” tiene la posibilidad de reconstituirse y abrirse al mundo desde una nueva perspectiva que tome como eje la corresponsabilidad al establecer relaciones.

El pensar la masculinidad debe ser una apertura a la deconstrucción de los paradigmas propios, es decir, un enfrentarse al desaprender conductas y comportamientos anclados en determinismos biológicos que están distanciados de la realidad del mundo globalizado contemporáneo. Es necesario cerrar este apartado mencionando que para el estudio y análisis de las masculinidades la primera desterritorialización que hay que ejecutar es aquella de los pensamientos y de la conciencia, es decir, hay que iniciar con el convencimiento de que las mentes de hombres y mujeres están colonizadas por todo un sistema patriarcal que mutila a los seres humanos al encasillarlos en roles cerrados.

Apuestas de las nuevas masculinidades. Fundamentos éticos y filosóficos de la masculinidad.

El objetivo de las reflexiones de las nuevas masculinidades es el tomar como fundamentos formas nuevas de establecer relaciones entre los hombres mismos, con las mujeres e incluso con la naturaleza.  Para cumplir dicho objetivo es necesario partir del hecho de que no existe un tipo único de masculinidad, pues la construcción de ésta depende siempre del sujeto que la direccione.

El modelo de masculinidad patriarcal legitimado como normal no puede hacer verdaderos aportes a las colectividades, ya que su género es construido a partir de imposiciones y limitaciones, a partir de normas que aparecen mostrando el estandarte hacia el cual debe dirigirse el hombre. Una subjetividad, masculina o femenina, que parta de la represión y de los bloqueos pasionales y psicológicos,  no puede constituirse como una pieza idónea de un mecanismo social, por lo cual la calidad de sus aportes puede preverse desde el análisis de su génesis.

Los hombres contemporáneos que nos sumamos a la categoría de nuevas masculinidades hacemos un balance entre los privilegios del patriarcado y las desventajas que implica el ser hombre, convenciéndonos de que la masculinidad tradicional trae consigo más un conjunto de limitaciones, opresiones, imposiciones, obligaciones y restricciones, que son dañinas en todas las direcciones.

La masculinidad no debe ser concebida como un problema exclusivo para los estudios de género, ya que la carga teórica de dicha noción tiene múltiples puntos de encuentro que interactúan con la política, con la economía y con la ética, fundamentando todo  un entramado de relaciones que confluyen en la construcción de la hombría. La categoría contemporánea de masculinidad debe ser concebida como epicentro de la producción de subjetividades, y el deseo, las atracciones, deben constituirse como el único motor que permita sus movimientos.

Como conclusión se puede decir que el objetivo final de pensar las masculinidades en la actualidad es replantear las formas en que los hombres se relacionan con su medio, es decir, que aprendan a ser esposos cómplices y a redistribuir la autoridad del hogar, que sean padres dispuestos a escuchar, y seres humanos prestos a respetar las diferencias.

Jair España Galán

*****

Referencias bibliográficas:

Diario El Espectador. Nace el primer humano con ADN de tres padres (27 de septiembre de 2016). http://www.elespectador.com/noticias/ciencia/nace-bebe-adn-de-tres-padres-articulo-657248

Diario El Tiempo: Los hombres tienen menos fuerza que hace 30 años. (17 de septiembre de 2016). Recuperado de http://www.eltiempo.com/estilo-de-vida/salud/hombres-tienen-menos-fuerza-fisica/16704510

Foucault, M., Historia de la Sexualidad. La Voluntad de Saber. Siglo Veintiuno, Madrid, 1992.

Guattari y Rolnik, Micropolìtica. Cartografías del deseo. 1996

[1] Foucault, M., Historia de la Sexualidad. La Voluntad de Saber. Siglo Veintiuno, Madrid, 1992.

[2] Diario El Tiempo: Los hombres tienen menos fuerza que hace 30 años. (17 de septiembre de 2016). Recuperado de http://www.eltiempo.com/estilo-de-vida/salud/hombres-tienen-menos-fuerza-fisica/16704510

[3] Nace el primer humano con ADN de tres padres (27 de septiembre de 2016). http://www.elespectador.com/noticias/ciencia/nace-bebe-adn-de-tres-padres-articulo-657248

[4] Guattari y Rolnik, Micropolìtica. Cartografías del deseo. 1996: 323

StartUp ¿Territorio masculino?

Conoce qué son las startups y cuáles son las más famosas creadas por mujeres emprendedoras.

El mundo avanza a pasos agigantados, y con él, surgen nuevas tendencias. El crecimiento acelerado de internet y de los emprendedores han dado origen a un nuevo modelo de negocio que está en auge, y del cual vamos a hablar hoy. Se trata de las “startups”.

Seguramente has oído y leído el término startup y te has preguntado qué es. Bien, antes de ahondar en los géneros veamos de qué se trata esta tendencia que está tomando tanta importancia en la actualidad.

¿Qué es una startup?

“Una startup es una empresa pequeña o mediana de reciente creación, delimitada en el tiempo y, normalmente, relacionada con el mundo tecnológico”. Si bien son emprendimientos con una vida limitada, tienen grandes probabilidades de rentabilidad y desarrollo.

Los modelos de negocios startups se distinguen de las simples pymes por tres características fundamentales:

1. Está comenzando a formarse.
2. Está ligada a la innovación y tecnología.
3. Su proyección de crecimiento es escalonada.

Cada startup parte de una idea de negocio innovadora que trata de escalar a través del conocimiento de sus creadores (generalmente pocos) hasta convertirse en un negocio rentable. Generalmente estas ideas se basan en el desarrollo de nuevas tecnologías y diseño de procesos web.

Uno de los factores clave de un modelo de negocio startup es el “capital humano”. Las startup cuentan con varios profesionales especializados en diferentes sectores, como marketing, diseño, desarrollo web, investigación, etc. Y se caracterizan por ser personas con capacidad de adaptación al cambio, emprendedores y que ya vienen con un background tecnológico.

Otro aspecto fundamental en las startups es la relación con el cliente. Como no son compañías conocidas ni tienen el potencial -ni el capital- para lanzar grandes campañas de marketing para conseguir clientes en masa o fidelizarlos, resulta indispensable labrarse una buena imagen y maximizar el trato al cliente. Por esta razón utilizan internet como su principal herramienta para darse a conocer y también para vender el producto en algunas ocasiones.

Este tipo de empresas generalmente tratan de explotar nichos de mercado con un potencial alto pero delimitado en el tiempo, como un accesorio tecnológico que está de moda o una app. Además, muchas de estas pequeñas compañías frecuentemente son compradas por otras más grandes si el negocio prospera. En caso contrario, lo más normal es pensar en cerrarla y empezar otra idea de negocio.

Como son negocios pequeños pero de gran potencial, las startups exitosas atraen inversores particulares, conocidos como Business Angels, que frecuentemente ponen su dinero en varias startups prósperas con la idea de que el negocio crezca exponencialmente y rentabilicen su inversión al máximo. Es por esto que generalmente obtienen una parte de la empresa en forma de acciones.

¿El mundo de las startups es territorio masculino?

La diversidad de género es uno de los desafíos del ecosistema emprendedor. Esta es una realidad que se pone de manifiesto en las startups, donde las empresas emergentes relacionadas con la tecnología son creadas en su mayoría por hombres. Esto ocurre porque el porcentaje de mujeres trabajando en tecnología o formándose para profesionales en el área técnica y tecnológica es muy inferior a los hombres.

Sin embargo, la participación de la mujer en el sector tecnológico se ha potenciado. Muestra de ello son estas 5 de las startups internacionales más exitosas que han sido diseñadas y creadas por mujeres emprendedoras.

1. Glassbreakers

Glassbreakers es un software empresarial para la diversidad que funciona como una red de mentores para mujeres profesionales creada por Lauren Mosenthal y Eileen Carey. Estas mujeres empresarias diseñaron un algoritmo que permite hacer emparejamientos profesionales para encontrar mentores con una red de mujeres profesionales.

2. Get Around

Getaround es una app de alquiler de coches compartidos creada por Jessica Scorpio.

3. Mattermark

Mattermark recoge y organiza la información completa sobre las compañías de más rápido crecimiento del mundo. En cuestión de minutos es posible obtener datos procesables que te permiten localizar empresas y personas que necesitas conocer para hacer negocios y tomar mejores decisiones a la hora de tratar con clientes y proveedores, minimizando el riesgo comercial. Su creadora y fundadora es la empresaria Danielle Morrill.

4. L Condoms

La fotógrafa de campo de las Naciones Unidas, Talia Frenkel, decidió montar una fábrica de preservativos de látex biodegradables con garantías de fabricación sostenible, que además se enviaran a domicilio en menos de una hora, reinventando así el sector con L Condoms. Por si fuera poco, por cada condón vendido se donaría uno al tercer mundo en defensa del derecho fundamental del sexo seguro.

5. The Muse

La propuesta de Kathryn Minshew aborda el acceso al mercado laboral y la búsqueda de talento desde otra perspectiva. The Muse combina la bolsa de trabajo tradicional con formación gratuita online, pero además, aporta información sobre lo que hay del otro lado: cómo son las oficinas por dentro, cómo consiguieron el empleo otros trabajadores de la empresa, la cultura empresarial y qué buscan los directores de Recursos Humanos.

Estas son sólo algunas de las startups montadas por mujeres. Cada vez más se suman a la formación en tecnología para emprender negocios exitosos y diseñar nuevas herramientas que no sólo nos faciliten la vida, sino que tengan el poder de cambiarla.

¡Comparte este artículo en tus redes sociales y que todo el mundo se entere que las mujeres emprendedoras también hacen startups!

Joerly Mendonca – http://joerlyblogger.blogspot.com/

Reducción de jornada, ¿conciliación o maldición?

Hace años que la Ley en España permite solicitar la reducción de jornada en el trabajo, que puede pedir el padre o la madre indistintamente, para niños/as hasta los 8 años; y que puede pedir cualquiera con un familiar con dependencias a su cargo. Se trata de un derecho adquirido por los trabajadores tras demandarlo muchos años por la dificultad que tienen los progenitores para la conciliación de la vida laboral y familiar.

Hoy te voy a contar lo que dice la Ley, pero también lo que desgraciadamente les ocurre en la realidad a muchas personas que tras solicitar la reducción de jornada sufren consecuencias negativas en sus puestos de trabajo.

 

Casos en que puede solicitarse la reducción de jornada de trabajo

□ Guarda legal – padres/madres y tutores/as con hijos/as menores de 8 años.

□ Guarda legal – padres/madres y tutores/as con hijos/as con discapacidad física, psíquica o sensorial, que no desempeñe una actividad retribuida.

□ Cuidado de un familiar directo hasta el 2º grado, que por razones de edad, accidente o enfermedad, no pueda valerse por si mismo y no desempeñe una actividad retribuida.

* Para cuidar a hijos/as o tutelados/as menores de 18 años, hay condiciones especiales en caso de hospitalización de larga duración con necesidad de cuidado directo.

 

Condiciones para solicitar la reducción de jornada de trabajo

 □ Por ley, la reducción de jornada debe ser como mínimo de 1/8 y como máximo de ½ de la jornada de trabajo. El salario bruto se reduce en la misma proporción.

El trabajador puede decidir el horario y el periodo de reducción. Aquí hay un cambio, según la Ley 3/2012 de 6 de julio, la reducción debe referirse a la jornada Diaria. Ya no se pueden acumular días enteros sin trabajar.

□ La ley no exige ni impone ningún plazo de antelación para comunicar la solicitud, puede solicitarse en cualquier momento.

□ La ley no exige que se haga por escrito, pero es conveniente hacerlo, poniendo cuanto se va a reducir la jornada, el nuevo horario de trabajo que se propone y la fecha de inicio.

□ Si te despidieran por esta solicitud, sería despido Nulo por vulneración de los derechos fundamentales.

□ Sí es compatible con el permiso de lactancia, se pueden disfrutar a la vez.

Cuando hay discrepancias con la empresa respecto al horario propuesto o el periodo de disfrute, hay que presentar una demanda ante los Juzgados de lo Social para que se reconozca el ejercicio de este derecho, a través del procedimiento “urgente y preferente”, que es el previsto para estos casos en la Ley de Procedimiento Laboral.

 

Lo que ocurre en algunas empresas por la reducción de jornada de trabajo

Ya han pasado suficientes años para que las empresas tengan asumido el derecho de sus empleados a la conciliación mediante la reducción de jornada. Eso ayuda, ya que cuando se adquirió ese derecho casi todos los trabajadores necesitaban denunciar para poder disfrutar de su reducción.

Lamentablemente, aún es relativamente frecuente que las personas que solicitan la reducción sean “castigadas” con la excusa de que yendo menos horas no pueden hacer el trabajo que desempeñaban hasta entonces, pasando a desempeñar puestos muy por debajo de su cualificación y curriculum.

Y esto se agrava si la persona tenía un puesto de responsabilidad, ya que muchas empresas interpretan que los mandos intermedios y los directivos deben fidelidad absoluta a la empresa, y ven la reducción de jornada como una deslealtad.

Este problema ocurre indistintamente, ya sea el trabajador hombre o mujer.

 

La realidad de la reducción de jornada

Aunque las leyes van avanzando en el tema de la conciliación, aún no se ha alcanzado el equilibrio entre los intereses empresariales y los derechos a la conciliación familiar de los trabajadores. No podemos dormirnos, debemos apoyar a todas las organizaciones que trabajan para mejorar esta realidad. También debemos reconocer la labor de muchas empresas que hacen un esfuerzo por facilitar a sus empleados la reducción de jornada.

No ayuda nada a la conciliación la terrible costumbre española de permanecer en el trabajo de oficina hasta las 7 de la tarde, desperdiciando dos horas “para comer”; o que los comercios permanezcan abiertos hasta las 8,30 de la tarde, cerrando de 2 a 5 “para comer”. Mientras, en el resto de Europa y en Norte America se trabaja de 9 a 5, utilizando para comer el descanso de la mañana, y dejando la tarde para la vida personal.

Si estás pensando en pedir una reducción de jornada o ya la estás disfrutando, y tu empresa no colabora, trata de no dejarte abatir por el miedo a tu empresa, a tu jefe o a tus compañeros. No tienes que aguantar que te ninguneen, hay incluso algún caso de mobbing por este motivo. Creo que si no te defiendes, a la larga acabarás perdiendo cualquier motivación por tu trabajo y es fácil que termines abandonando.

 

Exige tu derecho a la conciliación en el trabajo, ya sea mediante la reducción de jornada o mediante la racionalización de horarios.
Además, el respeto por ti misma debe empezar exactamente por ahí: por ti misma.

 

 “El mejor legado de un padre a sus hijos es un poco de su tiempo cada día” 
Leon Battista Alberti

 

_____________________________________________________________

 

Puedes publicar mis artículos completos siempre que pongas acceso directo a mi web http://www.mujerlider.es y el siguiente mensaje:

Sobre la autora:

“Marta Morón, directora de “MujerLider” y www.mujerlider.es, te ayuda a través del Coaching para que te conviertas en una Mujer (u hombre) Líder de tu vida. Si quieres redefinir tu plan de carrera; fortalecer tu liderazgo y tu gestión de personal; incrementar tu productividad y tus resultados; mejorar tu gestión del tiempo y tu conciliación; buscar salidas a tu situación de tránsito profesional; reforzar tu toma de decisiones; y mejorar tu comunicación; VISITAAHORA www.martamoron.compara recibir más tips GRATIS.”

Autor Marta Morón Torres

Liderazgo de la mujer vs Síndrome de Maripili

Cuando las mujeres empezaron a ocupar puestos de alta responsabilidad a partir de los años 70, accedieron al poder imitando en su mayoría el liderazgo masculino. El mayor exponente lo tenemos en Margaret Thatcher, Primera Ministra del Reino Unido entre 1979 y 1990, que era conocida con el apodo “La Dama de Hierro”. En realidad, la reciente película protagonizada por Meryl Streep suaviza exageradamente el personaje, al que todo el mundo tenía miedo.  

 

Vivimos un momento en el que las mujeres llenan las universidades y obtienen las mejores calificaciones, y además están plenamente integradas en la vida laboral. Pero esto no es suficiente para que desaparezcan las diferencias salariales ni para evitar que la cuota de Directivas y no digamos ya de Consejeras siga siendo muy baja respecto al número de varones. Es hora de romper nuestro “Techo de cristal”.

 

¿Qué está impidiendo el Liderazgo de las mujeres?

Tras un proceso socio-cultural de miles de años en el que las mujeres estábamos llamadas a servir al hombre y a la familia, no es de extrañar que aún nos queden muchas creencias y barreras por superar, relacionadas con nuestras parcelas de poder.

 

Las mujeres siempre nos hemos valorado según el amor, es decir, quienes y cuanto nos quieren. De ahí que nuestro principal problema sea el miedo a no sentirnos queridas, que nos impulsa a tratar de agradar a los hombres. Esto nos deja “fuera de juego” en lo que se refiere a las relaciones sociales, tradicionalmente masculinas, que son en definitiva las relaciones de poder.

 

Qué es el síndrome de Maripili

En 2004, Carmen García Ribas acuñó el término “síndrome de Maripili” para definir los síntomas que sufrimos las mujeres debido a nuestra carga cultural y social:

1) Miedo a no complacer

2) Miedo a no ser queridas

3) Miedo a no cumplir los estereotipos

4) Miedo al éxito

5) Autosabotaje

Todo esto nos lleva al llamado “Techo de cristal”, que nos impide seguir progresando en nuestra carrera profesional a partir de determinado punto.

 

¿Cómo marcamos cada una nuestro “Techo de cristal”? Pues depende, algunas dejando la carrera para dedicarse a los hijos, otras auto-boicoteando su carrera para dedicarse a “algo menos estresante”, otras se las ingenian para dejar de ascender… Para cada una es diferente, pero nos ocurre a la mayoría, y lo más grave, de forma inconsciente. Aunque sí tenemos un denominador común: el Estrés crónico.

 

Cómo superar el síndrome de Maripili

Lo primero es ser conscientes de esa carga cultural que nos acompaña y el Estrés que añade al ya existente en el trabajo, la casa, la familia… En realidad no se trata de que tengamos menor resistencia al estrés que nuestros compañeros varones, el problema es que añadimos estrés extra a nuestra vida laboral.

▪ Entender que tiene solución. Tan pronto como tomamos consciencia de las cosas, tenemos la posibilidad de ponerles remedio. En este caso, entendiendo que “Ya soy querida por mucha gente”, no necesito esforzarme en que me quieran en el trabajo. Cuida también el miedo a no cumplir los estereotipos, tratando de “ser tú misma”.

En el mundo profesional los ascensos no están relacionados con que todo el mundo te quiera. Relájate en este sentido y tu nivel de Estrés se reducirá considerablemente y dejarás de tener miedo. Somos mujeres fuertes, perfectamente capaces de ejercer el Liderazgo femenino y de superar nuestro techo de cristal.

“La mujer tiene un solo camino para superar en méritos al hombre: ser cada día más mujer.”
Ángel Ganivet

Marta Morón ▪ MujerLider www.mujerlider.es

“Marta Morón, directora de “MujerLider” y www.mujerlider.es, te ayuda a través del Coaching para que te conviertas en una Mujer (u hombre) Líder de tu vida. Si quieres redefinir tu plan de carrera; fortalecer tu liderazgo y tu gestión de personal; incrementar tu productividad y tus resultados; mejorar tu gestión del tiempo y tu conciliación; buscar salidas a tu situación de tránsito profesional; reforzar tu toma de decisiones; y mejorar tu comunicación; VISITAAHORA www.martamoron.com para recibir más tips GRATIS.”

Guía de los derechos de las mujeres víctimas de violencia de género

La efectividad de los derechos y el pleno ejercicio de los mismos no es posible si sus titulares desconocen su existencia o de qué forma ejercitarlos.
Esta necesidad se hace aún más patente para las mujeres víctimas de violencia de género, para quienes es esencial conocer las medidas que pueden adoptarse en relación con su protección y seguridad, los derechos y ayudas que les reconoce la ley y los recursos de atención, emergencia, apoyo y recuperación integral a los que pueden acceder. Ésta es la finalidad de la presente publicación.
La garantía del derecho a la información, que la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género reconoce a todas las mujeres víctimas de esta lacra social, no sólo es necesaria para su protección integral, sino que es el presupuesto básico para hacer realidad sus derechos constitucionales a la integridad física y moral, a la libertad y seguridad y a la igualdad y no discriminación por razón de sexo.


Descarga la guía desde aquí

Fuente: Ministerio de Sanidad

Nuevo Liderazgo femenino del siglo XXI

 

“La mujer en un cargo directivo puede aportar su talento y además modelos en los que razón y emoción puedan trabajar de forma eficiente” (García Ribas, consultora McKinsey, 2007).

Es verdad que trabajé 10 años en la oficina de Madrid de McKinsey, pero no es ese el motivo que me hace traerte hoy esta cita tan poderosa.

Lo cierto es que McKinsey and Company, consultoría multinacional de alta dirección líder a nivel mundial, lleva muchísimos años diciendo que es en la diversidad de género donde se alcanzan los mejores resultados. De hecho cuando entré a formar parte de la compañía en 1990 ya había mujeres trabajando como consultoras con puestos de Manager. Es cierto que entonces no llegaban a lo más alto, lo dejaban antes por razones familiares, presiones sociales y quizás reticencias de la directiva masculina. Pero la sociedad ha cambiado y  hace años que ya sí lo hacen, como en casi todas las empresas, reconociendo así el Liderazgo femenino.

Qué aporta la mujer del siglo XXI con el nuevo Liderazgo Femenino

A todos los atributos necesarios para ser un buen Líder que veíamos en mi artículo “Cómo motivar a tu personal”: buena voluntad, confianza, formación, dar importancia a las personas, autoliderazgo, autoestima, escucha, colaboración, relación, etc., las mujeres aportamos otros atributos que SUMAN, y hacen que nuestra capacidad para el Liderazgo sea brillante:

– Intuición

– Coraje

– Conexión con la emoción

– Cambio de paradigmas

Es probable que tener que luchar por hacernos un hueco en un mundo profesional hasta hace poco masculino, nos ha hecho cuestionarnos casi todo de forma permanente. Y esto es una gran ventaja en el mundo de hoy donde todo cambia a gran velocidad, estamos más preparadas para los cambios de paradigma.

También esa lucha nos ha sensibilizado de forma especial con el tema de la igualdad de oportunidades y la democratización de la empresa. Y por otra parte, nuestra forma intrínseca de ser nos hace preocuparnos más por los otros, la empatía está conectada con la emoción y es una cualidad femenina.

Comparativa de Liderazgo femenino respecto al masculino – Cuadrado, 2003

Las mujeres Líderes tienden a enfatizar la cooperación sobre la competición

□ Las mujeres Líderes tienden a enfatizar la igualdad sobre la jerarquía

□ Las mujeres Líderes tienden a Liderar de forma más democrática

□ Las mujeres Líderes tienden a ser más transformacionales

□ No se han detectado diferencias entre mujeres y hombres en el interés por las relaciones y el interés por la tarea

□ Estatus, cultura y raza son factores más relevantes que el género para describir el Liderazgo


10 Estrategias para el Liderazgo femenino – Dra. Berbel, 2011

  1. Conocerse a sí misma
  2. Fijarse objetivos propios
  3. Formarse
  4. Dar a conocer los propios deseos y objetivos
  5. Ser visible
  6. Encontrar una mentora
  7. Establecer redes entre mujeres
  8. Afirmarse a sí misma
  9. Mostrar iniciativa
  10. Diseñar un plan de acción para el futuro

Como puedes ver, tanto los hombres como las mujeres están capacitados para ser grandes líderes, si bien es verdad que el liderazgo del siglo XXI requiere de grandes dosis de empatía, intuición, creatividad, capacidad de transformación y cuestionamiento de antiguos paradigmas, y para todo ello el Liderazgo femenino tiene especialmente qué aportar.

“Tus pasos quedarán, mira para atrás pero ve siempre hacia delante, pues hay muchos que necesitan que llegues para poder seguirte.” Charles Chaplin

 

Sobre la autora:

“Marta Morón, directora de “MujerLider”, te ayuda a través del Coaching para que te conviertas en una Mujer (u Hombre) Líder de tu vida personal y profesional. Si quieres mejorar tu Liderazgo femenino, tu gestión del tiempo y organización del trabajo, tu conciliación de la vida laboral y familiar y personal, vivir mejor las situaciones de tránsito profesional y solucionar tus conflictos laborales, personales o de pareja, VISITA AHORA www.mujerlider.es para recibir más tips GRATIS.”

 

El rol de la mujer latina en las finanzas del hogar: El escenario económico de la familia ha cambiado.

La mujer latina juega un rol cada vez más decisivo en las finanzas de hogar hoy día. Cada vez son más las mujeres que traen un sueldo a la casa, y hasta en algunos casos el ingreso que traemos es mayor que el aporte que hace el hombre de familia. El escenario económico de la familia ha cambiado con los años, y la responsabilidad financiera ya no recae solo en el hombre, al contrario.

Leer más