Saltar al contenido principal

Mujeres empresarias. La Mujer como directiva

Yo que siempre he sido un defensor a ultranza de la mujer en todas las áreas de la vida y la he catalogado desde mi mas tierna juventud como el sexo fuerte, me he sentido movido para tratar por encima en este articulo las ventajas y el potencial que poseen las mujeres frente a los hombres en la dirección de empresas o  áreas de la misma.

Partiremos siempre de la base de que antes de la condición sexual de cada induviduo, esta el individuo en si, es decir, primero esta la persona y luego la mujer u hombre, y que cada persona es diferente por lo que las mujeres entre si son diferentes y los hombres igual aunque bien es cierto que nos unen muchas cosas en común que nos difieren entre si.

DIFERENCIAS BASICAS EN LA DIRECCION

Al igual que esta demostrado que hombres y mujeres somos diferentes en las maneras de pensar y actuar a parte de en la física y fisiológica , esto implica también que la mujer directiva tiene diferencias con la gerencia masculina, veamos algunas:

Hablando siempre en términos generales las mujeres son mucho mejores que los hombres al leer el lenguaje no verbal , la gestualidad , que es la parte de nuestro mensaje  que mas importancia tiene y la mas definitoria en la comunicacion ( mas de un 55% de nuestro mensaje lo trasmitimos por nuestra gestualidad, lenguaje no verbal – tono de voz, posicionamiento corporal ,postura de las  extremidades, mirada, respiración, etc…- )

Las áreas del cerebro que regulan la toma de decisiones, resolución de problemas y las emociones son mas grandes en la mujer que en el hombre ya que esta comprobado científicamente que los hombres y las mujeres tienen estructuras cerebrales diferentes.

Tambien las mujeres recuerdan mucho mas los detalles que los hombres aunque estos puedan llegar a tener mas memoria que ellas , pero estas  poseen una memoria a corto plazo mas potente

MAYOR CAPACIDAD DE INNOVACION

De estos estudios se deduce que la mujer directiva tiene mayor capacidad para innovar que el hombre , son mas creativas y pueden pensar en varias cosas a la vez con lo cual son mas eficaces en la resolución de problemas y en la toma de decisiones a nivel empresarial .

El famoso escritor americano sobre temas empresariales Tom Peters habla acerca de las mujeres como que estas arrasan el mundo de la empresa, por tener muchas facultades para ello. Según afirma Peters, las mujeres son mucho mejores vendedoras que los hombres y se pueden encargar de varias cosas a la vez , cuidan mucho su aspecto personal y los pequeños detalles, conocen mas fácilmente nueva gente, con lo que esto les permite ampliar con mucha mas facilidad que los hombres su esfera de contactos, todos sabemos que la calidad de los contactos y la calidad de los mismos pueden ayudar con creces al éxito en cualquier negocio, también las mujeres preguntan mas en una reunión o conversación que los hombres y esta demostrado que escuchan mejor y son mas intuitivas, por lo que las convierte en mas empáticas.

Según concluye en uno de sus puntos D.Pere Jimenez Creis, Jefe de servicio de Información y formación Empresarial del instituto de innovación empresarial de Baleares, en un estudio de taller realizado sobre liderazgo femenino, “la innovación es femenina , por lo que es esencial contar con mujeres en equipos estratégicos y creativos”

Si hoy en dia la innovación es clave en el mundo empresarial y lo escuchamos y leemos por todos los sitios repetidas veces , la mujer tiene un abanico de posibilidades y oportunidades muy amplio en estos tiempos de cambio constante y rápido, y un papel importante como gerente, emprendedora, directiva, o reponsable de área de la pequeña , mediana y grande empresa actual.

Y por otro lado , sin menospreciar el potencial del hombre, los gerentes y dueños de empresa harán bien en plantearse el contratar mujeres en  puestos de alta responsabilidad bien ligados al crecimiento y la rentabilidad de la empresa.

Saludos .

Samuel Moreno

www.misqueridosempresarios.com

blog de opinion e informacion dirigido empresarios y emprendedores

Cualificación femenina en el S.XXI.¿somos mujeres florero?

El pasado domingo en el País.com aparece firmado por Gabriela Cañas una disertación interesante entre género y cualificación profesional titulada “ser o no ser mujer- cuota”. Enfocado a través de la corriente novelistica escandinava de moda con la autora Asa Larsson. El artículo del País empieza con la premisa de la desigualdad laboral sueca descrita en la novela de Larsson como ya  hizo  su colega Stieg en ” Los hombres que no amaban a las mujeres”  con la violencia machista en Suecia. Lo que en resumidas cuentas nos hace darnos un golpe en la frente y pensar: ¡Hasta en Suecia!¡ con lo  adelantados que andaban en Suecia en materia de política social!. Pues sí, hasta en Suecia existen desigualdades, no de castas como en la India, pero sí de género como en España.

Las normativas legales Macro Europeas nos exigen que poco a poco adaptemos nuestro margo legal   para aproximarlo a las reglas de juego del tablero de ajedrez europeo.  Es eso loq ue pasó con la Normativa Macro CE 26/2005 que se traspuso en el reglamento legal español a través de la no exenta  de polémica LO 3/2007 de Igualdad Efectiva entre HOmbresy Mujeres; y  que posteriormente se han adoptado matices en Realdes Decretos posteriores destinados a potenciar la Igualdad de Trato , la Conciliación Laboral y la Pridad en diversos organismos. Larsson , como apunta Cañas, pone el acento en cómo la preparación de las mujeres está aún infravalorada, teniendo éstas una escasa presencia en los núcleos de poder suecos, dando por hechoq ue la cualificación profesional de los hombres  para los mercados laborales es más apta que la de las muejres, haciendo caso omiso al meritaje independientemente del sexo. Como se señala en el artículo, la Comisión Europea apuesta por los consejos de administración paritarios en empresas y organismos´públicos como ya se está haciendo a través de argumentos legales en cada pais. Si bien es cierto que la desigualdad laboral y la escasa participación de la mujer en cuotas de poder es fruto de la hegemonía masculina en el espacio público, quedando relegada la hegemonía femenina  al ámbito de lo privado y la alcoba. Aquella que entraba en el espacio   del “reservado a hombres” lo conseguía bajo una carga peyorativa que aún hoy  todavía se sigue manteniendo ( aunque por suerte  cada vez menos) en los discursos sociales de patio: ¿qué habrá hecho para conseguir ese puesto? ¿qué favores habrá tenido que hacer? ¿ en qué camas se habrá metido?

 Pero la autora del Pais.com comete un error de concepto al establecer un simil entre la cualificación profesional y la formación académica. Efectivamente desde hace ya varias décadas las mujeres hemos accedido de manera democrática a la enseñanza superior. En la actualidad las estadisticas muestran que somos las mujres las que llegamos a realizar con éxito más formación de posgrado universitario que los hombres. Nuestro curriculum académico  por lo general tiene más títulos que ellos. Pero, ¿ es eso el distintivo de la cualificacion profesional?. El  concepto de “cualificación profesional” implica un  SABER HACER. Es decir, no se circunscribe sólo a un conjunto de conocimientos técnicos y/o especificos sobre un sector laboral determinado. Ante todo implica poner esos conocimientos en práctica. Denota por lo tanto no solo aptitudes sino también actitudes, capacidades y destrezas, así como criterios  derealización óptimos en el ejercicio de una profesión. Si la cualificación profesional es sinónimo  de saber  poner en práctica los conocimientos profesionales y  por lo tanto va unida a la experiencia profesional ¿ podemos afirmar  por lo tanto que las mujeres estamos más cualificadas que los hombres? ¿ tenemos más experiencia profesional que ellso? y más aún…¿ podemos llegar a cuotas de poder porque  la sociedad hoy día nos permite tener la  misma experiencia profesional para rgenerar una carrera laboral  adecuada   que nos posibilite llegar a cargos directivos? ¿ o es la pescadilla que se muerde la cola? En un entorno laboral   en el que  un 80% de  las empresas prefieren contratar a hombres antes que a mujeres porque todavía hay que pagar un peaje por la maternidad y la crianza de los hijos. Donde todavía los permisos por paternidad  en los hombres no llega al 50%. Las mujeres, efectivametne, tenomos hoy en día un mayor y mejor curriculum académico pero… ¿ podríamos aventurarnos a decir que también tenemos una mejor cualificación profesional?

Yojana Pavón
Presidente/a AIFOS (Asociación para la Innovación en Formación y Orientación  Sociolaboral)

Violencia de Género

La violencia de género es un problema que nos implica a todos, estamos cansados de escuchar en los medios de comunicación el número de mujeres fallecidas, aunque sin olvidar que aunque en menores ocasiones existen hombres que también la sufren.

A pesar de que las cifras son más elevadas y la proporción de víctimas que sufren este tipo de violencia se inclina hacia el lado femenino y que no hay duda de que las mujeres son las más afectada tampoco hay que olvidar a los hombres que se encuentran en su misma situación, especialmente cuando parece un problema arraigado, que está lejos de desaparecer con los años: en 2002 murieron 16 varones por violencia de sus parejas, mientras que un año antes habían sido sólo 3.

Los poderes públicos no pueden obviar esta clase de violencia, que es uno de los ataques a los derechos fundamentales tales como la libertad, igualdad, a la vida, seguridad y no discriminación proclamados a lo largo de nuestra Constitución. Además y como consecuencia del art. 9.2 CE tienen la obligación de adoptar medidas de acción positiva para hacer reales y efectivos dichos derechos, removiendo los obstáculos que impiden o dificultan su plenitud.

En los últimos años se han producido en el derecho español avances legislativos en materia de lucha contra la violencia de género, tales como la Ley Orgánica 11/2003, de 29 de septiembre, de Medidas Concretas en Materia de Seguridad Ciudadana, Violencia Doméstica e Integración Social de los Extranjeros; la Ley Orgánica 15/2003, de 25 de noviembre, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, o la Ley 27/2003, de 31 de julio, reguladora de la Orden de Protección de las Víctimas de la Violencia Doméstica; además de las leyes aprobadas por diversas Comunidades Autónomas, dentro de su ámbito competencial. Todas ellas han incidido en distintos ámbitos civiles, penales, sociales o educativos a través de sus respectivas normativas.

La Ley pretende atender a las recomendaciones de los organismos internacionales en el sentido de proporcionar una respuesta global a la violencia que se ejerce sobre las mujeres. Al respecto se puede citar la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación sobre la mujer de 1979; la Declaración de Naciones Unidas sobre la eliminación de la violencia sobre la Mujer, proclamada en diciembre de 1993 por la Asamblea General; las Resoluciones de la última Cumbre Internacional sobre la Mujer celebrada en Pekín en septiembre de 1995; la Resolución WHA49.25 de la Asamblea Mundial de la Salud declarando la violencia como problema prioritario de salud pública proclamada en 1996 por la OMS; el informe del Parlamento Europeo de julio de 1997; la Resolución de la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas de 1997; y la Declaración de 1999 como Año Europeo de Lucha Contra la Violencia de Género, entre otros. Muy recientemente, la Decisión n.º 803/2004/CE del Parlamento Europeo, por la que se aprueba un programa de acción comunitario (2004-2008) para prevenir y combatir la violencia ejercida sobre la infancia, los jóvenes y las mujeres y proteger a las víctimas y grupos de riesgo (programa Daphne II), ha fijado la posición y estrategia de los representantes de la ciudadanía de la Unión al respecto.

La Ley establece una jurisdicción especial para la violencia de género y pretende lograr una estrecha coordinación de todos los agentes implicados en el proceso (fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, fiscales, forenses, psicólogos, magistrados, etc.), que deberán recibir una formación específica para que las víctimas sean atendidas en todo momento por especialistas.

Objeto de la ley. «Actuar contra la violencia que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges, o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia». (Artículo 1.1.)

La formación en el respeto a la igualdad entre hombres y mujeres debe ser uno de los fines del sistema educativo español. La Administración tendrá que revisar los materiales y libros de texto para garantizar la ausencia de conceptos o referencias que puedan fomentar la desigualdad. Además, en el Consejo Escolar del Estado tendrán presencia las organizaciones de mujeres, el Instituto de la Mujer y expertos reconocidos en la lucha contra la violencia por razones de sexo.

Publicidad. Se considerará ilícito la asociación del cuerpo femenino con un producto concreto. Las asociaciones e instituciones que trabajan a favor de la igualdad podrán solicitar la retirada de un anuncio si lo consideran oportuno.

Apoyo a las víctimas. La nueva ley permitirá la creación de servicios de atención e información inmediata que garanticen un primer asesoramiento legal y psicológico, centros de emergencia para asistir a las mujeres y a sus hijos y centros de recuperación integral. Comunidades Autónomas y Ayuntamientos participarán en el desarrollo de todos estos servicios, en los que también se contempla la asistencia jurídica especializada y gratuita, así como ayudas económicas que faciliten a las víctimas empezar una nueva vida: formación para el empleo, acceso prioritario a viviendas de protección oficial, bonificación a las empresas que las contraten, un fondo de garantía de pago de alimentos, entre otras. Además, las víctimas tendrán derechos laborales específicos como adaptar o reducir su jornada de trabajo, movilidad geográfica o extinguir un contrato cobrando el subsidio de desempleo.

Medidas jurídicas y penales. Se crearán Juzgados de Igualdad y Asuntos Familiares en cada provincia y capital, en los que se centralizarán los asuntos civiles y penales de una misma unidad familiar. Estos jueces podrán adoptar distintas medidas de protección, según la gravedad de los casos: desde la salida del agresor del domicilio, el alejamiento y la suspensión de las comunicaciones, hasta la privación de la patria potestad y custodia de menores o la suspensión del régimen de visitas. También se reforzarán las penas contra los agresores: las amenazas leves se podrán sancionar con prisión de seis meses a un año y el juez podrá inhabilitar al progenitor para el ejercicio de la patria potestad o la tutela de los hijos hasta cinco años. En caso de lesiones, se agrava la pena de dos a cinco años cuando la víctima sea la esposa o compañera sentimental, aunque no haya habido convivencia. Además, se prevé que cada Fiscalía de los Tribunales Superiores de Justicia y de las Audiencias Provinciales tenga su propia Sección de Violencia Familiar y que se cree la figura del ‘Fiscal contra la violencia contra la mujer’.

Nuevos órganos administrativos. La ley contempla la creación de una Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género (bajo el Ministerio de Presidencia y con rango de Secretaría de Estado), un Consejo Consultivo y un Observatorio Nacional de Violencia sobre la Mujer en el Ministerio de Trabajo y asuntos sociales.

Otras medidas. Creación de unidades especializadas en prevención de la violencia; aplicación de programas específicos a maltratadores en prisión.

El ámbito de la Ley abarca tanto los aspectos preventivos, educativos, sociales, asistenciales y de atención posterior a las víctimas, como la normativa civil que incide en el ámbito familiar o de convivencia donde principalmente se producen las agresiones, así como el principio de subsidiariedad en las Administraciones Públicas. Igualmente se aborda con decisión la respuesta punitiva que deben recibir todas las manifestaciones de violencia que esta Ley regula.

Durante el tiempo que ha transcurrido desde la aprobación de la Ley Integral se han puesto en marcha todas las medidas institucionales previstas, entre las que destacan por su importancia la creación de la Delegación Especial del Gobierno contra la Violencia sobre la Mujer, el Observatorio Estatal de Violencia sobre la Mujer, la creación de los Juzgados exclusivos de Violencia sobre la Mujer y las fiscalías especiales. Junto a esto se han aumentado los recursos que el Estado dedica a combatir la violencia de género y se han puesto en marcha nuevos derechos sociales y económicos para las mujeres que garantizan asistencia social integral, empleo y recursos económicos en casos de necesidad.

Todo ello ha contribuido en este tiempo a generar un rechazo social hacia la violencia que se ejerce sobre las mujeres; ha fomentado una mayor sensibilización social sobre el problema, y ha hecho posible una mayor implicación profesional por parte de todos los profesionales que intervienen en el fenómeno de la violencia de género. También es destacable una mayor confianza social en el sistema, que se evidencia en el aumento de denuncias por malos tratos.

Autora: Mª Dolores Ortiz (Abogada)

www.masqueabogados.com

¿Por qué tenemos tan pocas dirigentes mujeres?

La directora de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, analiza por qué llega a la cima de su profesión un porcentaje menor de mujeres que de hombres y brinda 3 grandes consejos para las mujeres que apunten a la alta dirección.

Las mujeres no están alcanzando la cima de sus profesiones en ningún lugar del mundo. Los números son bastante elocuentes: de 190 jefas y jefes de estado 9 son mujeres. Y del personal parlamentario del mundo el 13% son mujeres. En el sector empresarial las mujeres que están en la cima en la alta dirección, en la junta directiva, encabezan con un 15%, 16%. Los números no se han movido desde 2002 y van en la dirección incorrecta.