Saltar al contenido principal

9 Claves para tomar decisiones conectada con tu ser

Si has emprendido un negocio propio, estoy segura de que, a parte de los motivos profesionales, te mueven grandes inquietudes personales, como, por ejemplo:

Ser más libre, afrontar retos y superarte, crear algo con sentido para ti, realizarte, construir tu propio estilo de vida…

Bien, nos educaron para ser complacientes y buscar la aprobación de otros. Sin darnos cuenta, en ese camino, fuimos renunciando a nosotras mismas. Fuimos dejando de escuchar nuestra voz interna porque estábamos demasiado distraídas atendiendo los miles de instrucciones procedentes del exterior.

Esto tuvo repercusiones en todas las áreas de nuestra vida, que se traducen todas ellas en una honda insatisfacción.

No es distinto para el área profesional.

No me negarás que esa insatisfacción profesional tiene mucho que ver con el motivo de tu emprendimiento.

Te decidiste a crear algo que tuviera mucho más que ver contigo, y de alguna manera, poder ser quién eres a través de tu proyecto.

En definitiva, querías recuperarte a ti misma y escuchar tu voz en el área profesional.

Ahora bien, te habrás dado cuenta del montón de decisiones que tienes que tomar tu sola ahora que tienes tu propio negocio.

Lo que pretendo con este post, es que aproveches la gran oportunidad de ser tu propia jefa, para tomar todas esas decisiones estando alineada con lo que de verdad deseas hacer en el mundo.

En definitiva, que no caigas en el antiguo error de intentar complacer a otros y convertir tu proyecto en otra prisión como lo era tu antiguo trabajo.

Mi propósito es enseñarte a comunicarte con total sinceridad contigo misma, desactivando condicionamientos y creencias limitantes.

Lo que pretendo, sobre todo, es que tus decisiones relevantes sigan tu propia voz esta vez, y la de nadie más.

Para ello, voy a proponerte unas cuantas claves que te harán reflexionar y empezar a discernir el camino que eliges tomar.

Empecemos:

Clave 1: Averigua tus motivos

Descubre los “para qués” más profundos de tu proyecto. ¿Qué te llevó a hacerlo?

Descubre sus verdaderos cimientos y no te distraigas con cosas urgentes, pero menos importantes. Esto te ayudará a no distraerte con nimiedades del día a día y respetar siempre tus máximas prioridades.

Clave 2: Honestidad implacable contigo misma

Ten el coraje de contarte toda la verdad y nada más que la verdad. No hace falta que se lo compartas con nadie, pero a ti misma cuéntate las cosas como son, sin mentiras ni “medias verdades”.

Con esto también me refiero a que afronte aquellas cosas en las que prefieres no pensar porque no sabes cómo resolver o porque te hacen sentir mal.

Toma una actitud de afrontarlo absolutamente todo, sin excusas. El autoengaño es la mejor manera para no encontrar soluciones reales y no avanzar a buen ritmo.

Clave 3: Responsabilízate

Si aprendes a contarte toda la verdad, no podrás evitar distinguir lo que está en tu mano de lo que no.

Cuando detectes cosas que están en tu mano cambiar, deja de poner excusas, y buscar culpables fuera.

Cuando agarres de verdad tu responsabilidad, te resultará mucho más fácil tomar las decisiones que correspondan para arreglar las cosas.

Clave 4: Sé consecuente

Muy en línea con la anterior, esta clave se basa en asumir las consecuencias de tus actos.

Hazlo antes, después y durante de cada decisión. Adelántate a los hechos y ten en cuenta antes de tomar tus decisiones para que lo tengas todo en cuenta.

Pero si aparecen consecuencias con las que no contabas, asume la responsabilidad también, deja de buscar culpables, resuélvelo y aprende de ello.

Clave 5: Comprométete

Recuerda tus motivos y tu responsabilidad sobre tu vida y toma la firma determinación de perseverar a pesar de los obstáculos; de aprender con cada dificultad y salir reforzada de cada caída.

La clave de esto es un firme compromiso con tu proyecto y contigo.

Clave 6: Ten el coraje de ser libre

Aprende a pensar, hablar y actuar fuera de la norma. Experimenta, prueba y busca tu propio lugar en el mundo. Inventa tu propia historia.

No te limites a seguir los pasos de otros. Sigue tu intuición, busca satisfacer tus anhelos más profundos.

Permítete equivocarte hasta que encuentres aquello que te satisface.

Clave 7: Expande tus límites

También muy relacionado con lo anterior; ve más allá de lo establecido, de aquello con lo que te sientes cómoda; más allá de lo que has experimentado antes.

Hazlo si tienes un motivo, pero también por el mero hecho de demostrarte que puedes superarte.

Clave 8: Conviértete en tu mayor aliada

Aprende a dialogar contigo amablemente, a dejar de presionarte por todo. Deja atrás la autoexigencia, no te convierte en alguien más eficaz, más bien al contrario.

Conviértete en tu mejor amiga; la que te anima a seguir adelante, pero también la que no se culpa ni se martiriza si las cosas no salen.

Esto te dará una paz y una confianza que se traducirán en fortaleza para afrontar todo lo necesario.

Cave 9: Sigue creciendo siempre

Aunque consideres que has alcanzado grandes logros, evita acomodarte. No olvides crecer y aprender siempre por el simple placer de hacerlo.

Sin agobios y disfrutado del proceso, pero siempre creciendo, pues hay muchas cimas que conquistar y mucho poder en ti que descubrir.

En conclusión:

Lógicamente este es un buen encuadre para situarte, para tener siempre presente tus prioridades y evitar desviarte demasiado de tu camino.

Sólo es un principio y puedes entrenarte mucho más en este método y seguir afinando tu técnica para empoderarte cada vez más.

¿No es eso lo que quieres?

Sé que la teoría es más fácil que su aplicación práctica, pero también sé que es posible recuperar cada vez más el poder que te pertenece.

Puedes seguir avanzando en esta dirección. Conóceme un poco más.

Cristina Hortal, Experta en Desarrollo Personal, y apasionada del arte de crecer por dentro. Formada en Coaching, PNL e Inteligencia Emocional y autora de tres libros de superación. Centro mi trabajo en la toma de decisiones conscientes y valientes que te conduzcan a una vida más libre y plena. Visita mi web y descárgate mi ebook gratuito para descubrir tu mayor saboteador a la hora de tomar decisiones.

Los 5 motivadores que determinan tus decisiones profesionales

He hablado muchas veces de la importancia que tiene ser consciente de tus valores, prioridades y necesidades no solo a nivel personal sino también profesionalmente. Lo considero algo imprescindible para asegurarte de que lo que haces está alineado con lo que quieres, para que no te encuentres dedicando tu tiempo y energía a algo que no te satisface ni te hace sentir realizada, algo que es más frecuente de lo que parece. Pero aparte de eso hay también otro factor que es importante conocer y que puede determinar mucho las decisiones estratégicas que tomes en tu carrera o negocio: tus motivadores.

No se suele hablar mucho de los motivadores pero es algo que tiene un papel importante en tu satisfacción y, si no los conoces, puede que vayas haciendo cosas sin saber realmente por qué o sin tener los resultados que quieres. Hay cinco motivadores principales que pueden influir en todo lo que hagas: dinero, libertad, estatus, dejar huella y desarrollar tus pasiones y talentos naturales. Es importante que sepas qué combinación tienes tú, cuáles son los más importantes para ti, porque eso puede determinar muchas de tus acciones y decisiones.

A largo plazo, los motivadores intrínsecos (dejar huella, desarrollar tus talentos) producen más satisfacción que los externos (estatus o el dinero), pero eso no quiere decir que unos sean mejores que otros. No es cuestión de juzgarte por lo que te motiva, sino de saber hasta qué punto te motiva cada uno para poder tomar decisiones acordemente. Si piensas en tus elecciones profesionales hasta ahora serás consciente de qué es lo que te ha ido motivando hasta ahora. Los normal es tener una combinación pero siempre habrá uno o dos mayoritarios que juegan un papel más importante en tus decisiones.

Por ejemplo, supongamos que lo que a ti te motiva más es el dinero, ¿qué repercusión tiene esto para ti? Obviamente te sentirás satisfecha en una profesión donde ganes mucho dinero. Si tienes un negocio tus decisiones tendrán como principal objetivo aumentar tus ingresos, aunque implique otro tipo de sacrificios (todo requiere algún sacrificio, eso es así). En tu caso es importante recordar que, a partir de cierto nivel, el dinero no aumenta la felicidad; así que tienes que ser consciente del resto de tus motivadores, para prestarles la debida atención.

Otro caso puede ser el estatus o reconocimiento social. Para muchas personas es importante que su profesión sea reconocida o conseguir logros que sean reconocidos. Eso hace que si tienes que elegir entre un trabajo con posibilidad de logros y ascensos y otro bien pagado pero poco reconocido o sin posibilidad de ascenso, lo tengas clarísimo. Con el estatus pasa como con el dinero, no deja de ser un motivador externo y, por tanto, es importante que tengas en cuenta tus otros motivadores para no pasarte la vida dependiendo de la aprobación de los demás.

Otras personas tiene una necesidad de cambiar el mundo, de aportar su granito de arena, de hacer algo que marque una diferencia. Para ellas es muy enriquecedor y, como hablaba el otro día con una abogada, renunciarían a un buen sueldo por un puesto que tuviera mayor implicación social. Lo que pasa es que el dinero es algo tan arraigado y bien aceptado que muchas veces da miedo tomar esa decisión, al fin y al cabo, ¿a quién no le gusta vivir bien? Pero si eres consciente de lo verdaderamente importante que es para ti, entonces sí es más fácil tomar la decisión y buscar un trabajo que llene esa necesidad de hacer algo significativo.

Los dos motivadores restantes son: la libertad de hacer lo que tu quieras y la necesidad de desarrollar tus talentos y pasiones, siendo para ti más importante que cualquier otro de los factores mencionados antes. ¿Quiere decir esto que no quieres ganar dinero? No necesariamente. Recuerda que lo que tienes es una combinación, simplemente unos son más importantes que otros. Tener claros al menos tus dos motivadores principales te ayudará a tomar mejores decisiones profesionales o, si como yo tienes un negocio, a tener claro qué camino seguir y qué hacer o no hacer porque, que puedas hacer algo no significa que tengas que hacerlo.

Así que cuéntame, ¿cuales son tus dos motivadores principales?

Autor Aida Baida Gil

Cree en Tí

Hay un momento en la vida, en que comprendes que ha llegado el tiempo de cambiar, y si no lo haces, nada jamás podrá cambiar. Comprendes que si al fracasar, no tienes el coraje de comenzar de nuevo, la vida seguirá sin ti. La dicha no nos acompaña siempre y nuestra vida a veces se torna diferente de lo que nos imaginamos.
No siempre nuestros días brindan lo que esperamos. Sin comprender por qué, a veces toman rumbos tan imprevisibles que ni en tus sueños se hubieran asomado. Pero igual, si no te animas a escoger un camino, o a realizar un sueño, estás en gran peligro de vagar sin rumbo y perderte. Más bien que preguntarte con mil ansias por qué tu vida se ha tornado como es ahora, acepta el camino abierto que te espera.
Olvídate de lo que fue, no te confundas. Eso ya pasó. Sólo el presente importa. El pasado es ya una ilusión, y el futuro todavía no existe. Pero vivimos hoy. Mide tus pasos uno a uno, sin perder la fe, guardando tu valor y confianza. Con tu frente alta, no temas soñar, ni mirar las estrellas.
Un poco más de paciencia, tu vigor volverá y encontrarás tu vía. Una senda más bella y serena de lo que has soñado te llevará adonde quieras que te lleve, cumpliendo todos tus deseos. No pierdas confianza en tus fuerzas, y toma esa nueva vía. Verás que está llena de alegría, de aventuras y deleite como en tus sueños no imaginaste. Cree en ti.
Todos tenemos adentro una brújula que nos conduce adonde anhelamos. No olvides confiar en tu brújula, consúltala a menudo, porque el conocer su presencia te dará fortaleza para lo que la vida te depare. No permitas que te desvíen. Pídele la verdad a tu corazón, y te dará la respuesta y el discernimiento para tomar las decisiones que son para ti. Ama a todos, y no esperes agradecimientos. Haz lo mejor que puedas. Vive cada día en su plenitud. Nadie puede leer el futuro.
Recuerda: para todas tus preguntas, allí en tu fuero interno, a la vera del camino, habrá respuestas más claras, soluciones aceptables. Hace falta paciencia, y confianza, para alcanzar la meta, solucionar problemas, y realizar sueños. Aunque por momentos parezca que ya no puedes seguir, conozco tu fortaleza, y sabrás sobrellevar todo lo que la vida te depare.

Cree en ti…♥♥♥

www.jivamukti.com.ec

El oficio de ser madre

Un dí­a fui a sacar el un certificado al Registro y el señor que tomaba los datos, me preguntó cual era mi ocupación. No supe cómo etiquetar mi trabajo de “madre” y qué responder. Al percatarse de esto el señor que tomaba los datos me dijo: “A lo que me refiero es a ¿si trabaja usted o no hace  nada…?” “Claro que tengo un trabajo, le contesté, soy madre”. A lo que el señor respondió, “No ponemos madre como opción, vamos  a ponerle ama de casa”. Esa fue la respuesta enfática de este señor.

Leer más

Los Reyes Magos son verdad

Apenas su padre se había sentado al llegar a casa, dispuesto a escucharle como todos los días lo que su hija le contaba de sus actividades en el colegio, cuando ésta en voz algo baja, como con miedo, le dijo:

– ¿Papá?

– Sí, hija, cuéntame.

– Oye, quiero… que me digas la verdad.

– Claro, hija. Siempre te la digo -respondió el padre un poco sorprendido.

– Es que… -titubeó Blanca.

– Dime, hija, dime.

– Papá, ¿existen los Reyes Magos?

Leer más

Cómo tomar una decisión profesional adecuada para ti

¿Tienes que tomar una decisión profesional que te tiene estancada? Supón que hubiera un puesto vacante en otra empresa y dudaras porque también estás bien en la tuya. O que estuvieras sopesando dos puestos interesantes y no tuvieras claro cuál es el más adecuado para ti. O que te estuvieses planteando pedir un ascenso o un puesto en otro departamento de tu lugar de trabajo pero no lo tuvieras claro. Si estás (o podrías estar en un futuro) en cualquiera de estas situaciones, ¿cómo elegir la opción más adecuada para ti? ¿Con cuál estarías más satisfecha?

Por supuesto parto de la base de que tienes un objetivo profesional claro. Que te has molestado en pensar y decidir qué tipo de trayectoria profesional quieres seguir y ahora tienes dudas entre distintas opciones que son igualmente atractivas e interesantes para ti. Si todavía no te has planteado tu objetivo profesional ese es el primer paso, para que no vayas dando tumbos de un trabajo a otro sin ton ni son. Pero eso es tema para otro artículo, ahora supongamos que ese paso ya lo has dado.

A mi me gusta especialmente ayudar a mis clientes a tomar este tipo de decisiones porque, aunque tener opciones es algo bueno, ¡nadie quita que puedas tener mucha presión a la hora de decidir! Yo suelo sugerir una serie de pasos para aclarar un poco sus ideas y que pueden tomar la decisión con más tranquilidad. Por eso me gustó un artículo que leí hace tiempo en www.mindtools.com (excelente web con muchos recursos, por cierto) donde explicaban tres pasos a seguir en esta situación, con los que estoy totalmente de acuerdo:

  1. Análisis racional
  2. Análisis de tus prioridades
  3. Análisis emocional


Por un lado hay que tener en cuenta una serie de factores y cómo la opción en cuestión se ajusta a dichos factores. Pero no sólo son importantes los factores sino la prioridad que tú le des a cada factor. Para ti puede ser especialmente importante el tipo de trabajo o la situación y para otra persona el sueldo o la responsabilidad que implique. Además de estos factores racionales, también hay que tener en cuenta la parte emocional, qué te dice tu intuición.

Para el análisis racional tienes que tener cuenta factores como el sueldo, objetivos a lograr, qué se espera de tu puesto, si habrá gente a tu cargo, habilidades requeridas, posibilidades de promoción, viajes, la cultura de empresa y si encajarías, los recursos que tienen, etc.

Una vez tengas esto claro es el momento de analizar tus prioridades personales. Cómo estos factores encajan con lo que tú quieres. Todos somos distintos y lo que para unos puede ser fabuloso a lo mejor tú no lo quieres ver ni en pintura (en mi caso, por ejemplo, tener que llevar traje ; ) Por tanto empieza a tener en cuenta si tu lugar de trabajo te gustaría. Si podrías desarrollar todo tu potencial, si te aporta la estabilidad/variedad/desafío que buscas. Si estás deseando liderar un equipo o prefieres no hacerlo, si te sientes mejor trabajando en equipo o a tu aire, si es imprescindible que haya una gran parte creativa, perspectivas de futuro, tiempo de traslado, vacaciones. Todas las cosas que para ti son fundamentales para sentirte satisfecha en el trabajo. Y no olvides analizar la parte económica. Como te comenté hace un par de semanas puede tener más influencia en tus decisiones de lo que crees…

En resumen, haz una lista de los criterios que para ti son importantes, ordénalos por orden de prioridad y empieza a puntuar cada opción para cada uno de los criterios. Una vez tengas claros los pros y contras de cada opción (tómate todo el tiempo que necesites) entra en juego la tercera parte, la emocional. ¿Cómo te sientes cuando piensas en cada una de las opciones? ¿Cuál concuerda más con tus objetivos y tu ideal de vida? Si no te sientes bien, averigua la causa, quizá haya algo que no has tenido en cuenta. Si te sientes satisfecha racional y emocionalmente con tu decisión entonces adelante.

Hay muchas formas de tomar decisiones, pero hay ciertas circunstancias en las que la presión es tal que necesitas tener la máxima información posible para sentir que has tomado una buena decisión. En ese caso esta opción de los 3 pasos: análisis racional, análisis de tus prioridades y análisis emocional puede ser la que más te ayude.

Aida Baida Gil, coach de la profesional, trabaja con mujeres profesionales que quieren ganar seguridad en si mismas, decidir el siguiente paso a dar y conseguir el éxito profesional sin sacrificar la satisfacción personal. Visita www.aidabaida.com para para recibir su boletín semanal con artículos y estrategias para tu éxito personal y profesional.

Autor Aida Baida Gil

VIDEO: El cambio (Dr. Wayne W. Dyer)

Michael Joorgian es el director de la película El Cambio (con título original inglés The Shift), cuyo protagonista principal es el Dr.Wayne W. Dyer y en la cual se relata de una forma muy humana sus ideas sobre el sentido de la vida, las relaciones entre las personas y la siempre presente posibilidad de que todo puede adquirir un significado.

Es una propuesta para volver a descubrir nuestro verdadero yo, el propósito de nuestra alma, el sentido de nuestra vida, nuestra verdadera vocación.

El cambio (Dr. Wayne W. Dyer) from asahago on Vimeo.

VIDEO: 60 minutos para volverse rico

En este video Robert Kiyosaki habla sobre los secretos financieros del éxito, sobre lo que los ricos enseñan a sus hijos, que la clase media y pobre no enseñan. Descubrirás cómo ir más allá de un salario y empezar a disfrutar el poder de hacer que tu dinero trabaje para ti. Y verás cómo la fórmula simple de riqueza personal de Padre Rico puede transformar tu vida y te llevará a la libertad financiera.

Leer más