Sin duda uno de los mayores obstáculos para armar un sitio de membresía—o cualquier otro negocio—es la falta de tiempo. Especialmente si aún debes mantener otra fuente de ingreso que ocupa la mayor parte de tu día.

Aunque tengas una gran visión, suficiente capital y una excelente idea para armar tu propio sitio de membresía, con la aspiración de poder dejar de cambiar tus horas por dólares y por fin alcanzar la libertad financiera, sigues teniendo solo 24 horas diarias para alcanzar tu sueño.

Esto inevitablemente te enfrenta con la cruda realidad de que tu mayor recurso es tu tiempo y que debes aprender a administrarlo bien si algún día quieres lograr un cambio en tu vida.

¿Es factible de lograr?

Definitivamente si. Hay miles de personas en este momento que viven de sus negocios online y que están logrando grandes resultados con las mismas 24 horas de las cuales tú dispones.

¿Cuál es su secreto?

La respuesta es más fácil de lo que tú crees: han aprendido a usar su tiempo en forma eficiente. En algún momento de su vida, ya sea en forma voluntaria o por necesidad, a plena consciencia o en forma inconsciente, tuvieron que tomar los siguientes 5 pasos:

5 pasos para armar tu negocio mientras aún mantienes otra fuente de ingreso

1.   Reconoce la importancia de tu decisión.

Todo cambio externo comienza con un profundo cambio interno que luego se manifiesta en tus decisiones, acciones, hábitos y finalmente, en los resultados que logras.

Por eso es tan importante que le tomes el peso a tu sueño de cambiar tu vida con tu propio negocio. Tienes que tener claro que todo cambio implicará un sacrificio por tu parte y que debes prepararte mentalmente para postergar ciertos placeres en pro de una mejor calidad de vida a futuro.

2.   Mantén tu visión delante de tus ojos y compártela con tu familia.

Te recomiendo anotar la visión para la calidad de vida que quieres alcanzar a futuro. Si no lo haces, se volverá borrosa en los momentos difíciles y existirá el riesgo de que abandones tu proyecto.

Un ejemplo de lo que puedes anotar:

Una visión para mi futuro:

1. Tendré múltiples fuentes de ingreso. Una variedad de productos y programas que continuamente producen dinero recurrente que fluye a mi cuenta bancaria.

2. Diariamente recibo nuevos pedidos en mi buzón de correos.

3. Tengo mucho tiempo, flexibilidad y paz conmigo mismo.

4. Estoy ayudando a muchas personas alrededor de todo el mundo con mis conocimientos, talentos y habilidades.

5. Viviré sin preocupaciones sobre cómo pagar mis cuentas o sobre cómo está la economía de mi país.

6. Puedo dedicarme a mi familia sin tener la presión de que debo “producir”.

Etc.

También es importante que compartas esta visión con tus seres queridos más cercanos, ya que ellos también quedarán directamente afectados con los cambios que vas a implementar.

3.   Anota tus actividades diarias y el tiempo que te dedicas a ellas.

Una vez que concretaste una visión emocionante y cuentas con la comprensión y la colaboración de tu familia, puedes comenzar con los cambios que necesitas hacer en la práctica:

Haz una lista de tus actividades principales junto con el tiempo que tú les dedicas semanalmente. La mejor manera de hacerlo es ir anotando todo lo que haces durante el transcurso de una semana completa.

¡Te sorprenderás con lo que vas a descubrir!

4.   Elimina o delega actividades que no son estrictamente necesarias.

De acuerdo a la lista anterior, comienza a elegir las actividades que no puedes dejar de lado y estudia inescrupulosamente aquellas que no son estrictamente necesarias. Luego determina cuáles actividades puedes delegar a otra persona y cuáles tendrás que dejar de lado temporalmente, para poder enfocarte en tu negocio el mayor tiempo posible.

Aquí es adonde tienes que dejar de lado lo que es bueno para lograr lo que es excelente para tu vida.

En este paso vas a descubrir la importancia de haber escrito tu visión en un papel: para que siempre puedas refrescar tu memoria con el gran “Por Qué” por el cual tomaste esta decisión.

5.   Organiza bloques de tiempo durante tu semana en los cuales te vas a dedicar a tu negocio

Después del ejercicio anterior, debes haber quedado con importantes lagunas de tiempo dentro de tu semana que ahora puedes dedicar a la implementación de tu sitio de membresía.

Anota estos bloques de tiempo y dedícalos a tu educación y a la implementación de tu negocio online. Sé diligente y perseverante en sacarles el máximo provecho. Así avanzarás en forma lenta, pero segura y tendrás armado tu sitio de membresía mucho antes de lo que esperabas.

Si deseas ganar dinero recurrente y pasivo con tu negocio online con tu propio sitio de membresía, inscríbete en mi curso “El ABC de tu sitio de membresía”. (http://TuSitioDeMembresia.com/ABC)

Por Bettina Langerfeldt

<a href=»http://tusitiodemembresia.com»>Tu Sitio De Membresia</a>

tusitiodemembresia@gmail.com