Escribir los títulos de las campañas de Adwords puede llegar a ser un verdadero quebradero de cabezas. Aprenda los secretos detrás de este importante tópico leyendo este posteo.

El encabezado de las Adwords es quizás la parte visible más importante a la hora de redactar un aviso destinado a tener la mejor performance posible. Son solo 25 caracteres, donde se juega a suerte o verdad el destino de ese aviso en particular, y ver si contará primero con la atención de los usuarios, y en segundo lugar con suficiente interés como para que pinchen en él. Por ello, conviene tomarse un tiempo extra y redactar esta vital parte de los Adwords con esmero.

Podemos mencionar algunas reglas que todo buen encabezado debe seguir. Primero, mencione siempre la palabra clave en el encabezado. Esto garantizará que el aviso se identifiqué perfectamente a los ojos del usuario con su búsqueda. Sin importar cuán estrechamente estén vinculados dos términos, no es lo mismo, a los ojos de quien busca “calzado para hombre” que “calzado masculino”. Google se encargará de poner las palabras clave en negrita, lo cual ayuda a que se destaquen.

Una manera de asegurarse de que siempre salgan sus palabras clave en el encabezado es usar palabras clave dinámicas. La palabras clave dinámicas hacen que en el encabezado se copie textualmente lo que el usuario ha colocado en el campo de búsqueda de Google. La manera de lograr esto es en lugar de ingresar texto estático en el encabezado, ingrese lo siguiente (asegúrese de usar los corchetes):
{Keyword:alternative term}

Si la palabra clave llegara a tener más de 25 caracteres, se usará la palabra clave alternativa. El punto negativo es que esta palabra secundaria sólo puede tener 15 caracteres.

Esta funcionalidad nos hace replantear la selección de las palabras clave, y cuántas frases clave deberíamos incluir en nuestra lista. Recuerde que cuantas más palabras agregue a su palabra clave –convirtiéndola en frase clave- más específico será el nicho de potenciales usuarios que la empleen. Por ejemplo “calzado” tiene una amplitud de criterio demasiado grande. “Calzado infantil” mejora el target, descartando automáticamente a quien busca calzado para dama o infantil, por ejemplo. “Calzado infantil de gamuza” ajusta aún más los parámetros de búsqueda. Justamente con esta frase clave nos pasamos, pues tiene 26 caracteres. En consecuencia, inmediatamente, si usamos la función de palabra clave dinámica, nunca veremos “Calzado infantil de gamuza”, sino la palabra secundaria (“Calzado infantil”).

Como vemos, cuántos más aspectos consideramos acerca de las palabras clave, más completo se vuelve el tema. Es cuestión de ensayar y probar la eficacia relativa de cada palabra o frase clave en particular, para enfocar los esfuerzos en reforzar su performance.

Victor Perez Acosta
Consultor en Marketing en Internet y Posicionamiento Web
Visite nuestro blog sobre Marketing en Internet