Cuanto más rápido cambia el mundo, y el nuestro cambia cada vez más deprisa, más rápido otras personas u organizaciones pueden acortar distancias con uno en cuanto a la tecnología y procesos usados.

Vivimos en una nueva realidad interconectada, compleja, desconocida y no predecible en la que el éxito ha dejado de ser una proyección lógica de los modelos utilizados en éxitos pasados.

Por eso, para encontrar hoy nuestro camino como emprendedores la clave está en que nos demos cuenta de que el camino hacia el éxito consiste en crear el futuro porque éste es el mejor modo de predecirlo.

En una nueva realidad en la que somos nosotros quienes tenemos que crear el futuro, y en una nueva realidad de alta tasa de cambio en la que cuanto más rápido cambia el mundo, más rápido otras personas u organizaciones pueden acortar distancias con nosotros, nuestra participación en la creación de nuestro éxito emprendedor debe ser intrínsecamente distinta, y mucho más activa, colaborativa y con presencia participativa, que cuando nos bastaba con aplicar exclusivamente las reglas aprendidas en el MBA.

Ser emprendedor hoy es pasar de: Diseñar y ejecutar Objetivos estratégicos

a: Crear y construir Subjetivos estratégicos

Subjetivos estratégicos que partan de eso en lo que nada ni nadie puede acortar distancias con nosotros: nuestra originalidad y nuestra pasión, nuestra visión y nuestra misión.

Muchos se preguntan si tienen las cualidades del emprendedor.

Pero esa no es la pregunta correcta.

La pregunta correcta es: ¿estoy presente?

¿Estás presente? o ¿haces como ese turista americano de viaje por Italia, siempre detrás de su cámara disparando continuamente, y que a la pregunta acerca de si estaba disfrutando del viaje contestó: “No puedo decirle… Cuando llegue a casa y mire las fotos me daré cuenta de si me lo he pasado bien”?

¿Vives tu día a día plenamente o has vendido tu capacidad de sentir, preguntarte, maravillarte, descubrir, implicarte, crear, aprender al ritmo de los avances… por la satisfacción que te da ir a recoger el dinero de la caja al final del día o una vez al mes, e incluso por la falsa seguridad y sensación de control y dominio que te da estar encerrado en tu cabina de mando llena de normas y recetas de actuación?

Solamente desde un estado de Presencia puedes sintonizar y conectar con tus Subjetivos estratégicos únicos y originales con los que nada ni nadie puede acortar distancias con los frutos de tu emprendimiento. Son tus subjetivos estratégicos, revelados desde un estado de presencia, los que realmente crean tu marca personal que va a ser potente por inspiradora.

Solamente desde un estado de Presencia puedes liberar tus capacidades imaginativas y creativas. Sin este paso previo, cualquier curso de creatividad y pensamiento lateral que sigas caerán en saco roto o quedarán grandemente desaprovechados.

Y por último… solamente desde un estado de Presencia puedes cambiar tu y transformar el mundo.

Juna Albert

Física especialista en Neurociencias.

Del autoconocimiento a la acción creativa, transformadora y etica.

www.junaalbert.com