Es cierto que no hay una poción mágica para alcanzar el éxito, todo está basado en esfuerzo y trabajo duro, pero estas claves te pueden ayudar a ir por la senda correcta para alcanzarlo, no precisamente tienes que ser una joven empresaria, pero sirven más si estás iniciando en tu emprendimiento.

Clave de Éxito #1 – Motivación Intrínseca

Psicológicamente hablando existen dos tipos de motivación: la motivación extrínseca y la motivación intrínseca. La motivación extrínseca es cuando algo fuera de ti mismo te impulsa a actuar.

El mejor ejemplo de esto sería colocar tu mano en una estufa caliente así ¡tu cuerpo estaría extrínsecamente motivado para moverse!

La motivación intrínseca es muy diferente. Pues aquí no hay nada ni nadie que te obligue a actuar. Salvo tu propia voluntad y deseo.

Esto es lo que comúnmente llamamos «automotivación». Y es el tipo de motivación que poseen las empresarias exitosas, independientemente de su edad.

La buena noticia, es que puedes comenzar a desarrollar un estilo de vida intrínsecamente motivada desde este preciso momento. Solo tienes que poner en práctica actividades que disfrutes, sean levemente productivas y por supuesto, que no se encuentren motivadas por factores externos a ti misma.

Es decir, cosas tan sencillas como el ejercicio, una buena alimentación, practicar tu deporte favorito e inclusive la meditación. El truco aquí es que no existan factores externos que te obliguen a realizar estas acciones, que sea solamente tu persona la fuente de motivación e inspiración.

Clave de Éxito #2 – Autodisciplina

La segunda clave para el éxito empresarial va muy de la mano con la primera. Pues para alcanzar tu verdadero potencial como joven empresaria, debes ser disciplinada y tener una enorme determinación.

La autodisciplina es el mejor tipo de disciplina que existe, pues combina los beneficios de la motivación intrínseca con la habilidad para permanecer enfocado en tus actividades. Así pues, mientras la motivación intrínseca nos ayuda a realizar acciones sin que haya una causa externa. La disciplina actúa como un adhesivo, manteniéndonos en una rutina que te permitirá desarrollar nuevos hábitos productivos.

Pero ¿qué pasaría si sólo tuviéramos motivación sin disciplina o viceversa?

Muy sencillo, en el primer escenario nos encontraríamos muy entusiasmadas, con ganas de comernos al mundo. Pero sin hacer nada realmente. Lo cual seguro lo has visto reflejado en personas adictas a seminarios o cursos relámpago de cualquier tipo.

En el segundo escenario, probablemente comenzaríamos nuestro proyecto, estableceríamos las bases y quizá hasta avanzaríamos un poco. Pero sin motivación, es más que seguro que nuestro proyecto quedara varado en el olvido. Esto es más común de lo que crees.

Clave de Éxito #3 – Cuida y atesora tus sueños

Tal vez no lo consideres muy importante, pero déjame decirte que cuidar tus sueños es una de las claves más importantes para el éxito. En este mundo abundan los ladrones y saboteadores de sueños ¡ten cuidado!

No permitas que nadie te diga que no puedes, que lo que deseas es imposible y que solo perderás tu tiempo. Por qué ¿sabes qué? Eso no es verdad. Tal vez sea su visión del mundo, pero tu no tienes por qué dejarte contaminar por sus ideas. Ya tienes visualizado tu sueño, no hay que poner trabas, hay que realizarlo.

El mejor consejo que puedo darte para esta clave del éxito es simplemente rodearte de personas positivas y optimistas. Gente que sume a tus proyectos, que te haga sentir motivado y apoyado. Personas con un enfoque y mentalidad similar a la tuya. Pero aún rodeada de estas personas, no olvides jamás proteger tus sueños.

Clave de Éxito #4 – Ponte metas

Esto va a ser vital para alcanzar el éxito como joven empresaria. Así que sería muy buena idea ir planteando metas desde este momento. Procura fijarte metas constantemente, no importa si son pequeñas o grandes, lo importante es apegarte a ellas hasta cumplirlas y ver resultados.

Un buen tip es establecer una meta enorme, y después generar metas pequeñas que aporten a su cumplimiento. De esta manera, llenarás los espacios de tiempo con el cumplimiento de objetivos y la sensación de logro que generan las metas a corto plazo. Sigue este pequeño, pero valioso tip y cuando menos lo pienses, habrás llegado al final de tu meta.

Además, este tipo de micro metas te ayudarán a no frustrarte o sentirte estancado, ya que parte de su función es mantenerte ocupado y obteniendo logros, que poco a poco le darán forma a tu gran objetivo.

Clave de Éxito #5 – Adopta e incorpora nuevas ideas

Incorporar nuevas ideas a tu negocio es una gran iniciativa, incluso si aún estás planeándolo. Por ejemplo, ¿sabías que los negocios que aceptan pagos con tarjeta mediante una TPV (terminal punto de venta) venden hasta 30% más que sus competidores sin esta tecnología.

Verás que este tipo de recursos te ayudarán a emprender con el pie derecho. No olvides apoyarte de estrategias de marketing que ayuden a impulsar tu negocio de una manera amena y positiva.

Clave de Éxito #6 – Conviértete en un líder

Ser empresaria significa ser líder, estás sentando las bases de tu futuro, y al mismo tiempo las de aquellas personas que decidan seguirte. Es una responsabilidad enorme, pero no tienes porque dudar de ti misma. Al ser una joven empresaria es natural estar llena de dudas y miedo al fracaso, pero ¿quién no lo está? El truco radica en seguir adelante a pesar de tus miedos, es esa pequeña línea la que te separa del éxito.

No olvides apegarte a tu meta y defenderla siempre: una líder no tiene dudas.

Juan Rascónwww.payclip.com