La relación con tu ser incluye la forma como te tratas a ti mismo y la manera como honras tus promesas y compromisos para contigo mismo. ¿Cómo interactuas con tigo mismo? ¿Cómo reaccionas ante diferentes circunstancias? ¿Qué si las circunstancias son favorables o desfavorables? ¿Cómo expreas tu satisfacción?

La relación con tu ser también incluye la forma como tomas tus decisiones y la manera como acompasas tu vida. Sin embargo, dicha relación va más allá de tus momentos de conciencia pues la misma se extiende desde el momento en que te levantas hasta el momento en que te acuestas en la noche pasando por toda tu jornada de sueño. Adicionalmente, esta relación incluye el cómo te relacionas y manejas tu productividad diaria, cómo manejas tu tiempo, tus proyectos, tus finanzas, tu círculo social y tu energía.

La pregunta clave para evaluar la relación con tu ser es: ¿Minimizas, no le das importancia y tratas con desprecio tu motivación, o utilizas las herramientas del reconocimiento, el refuerzo y la recompensa para mantener esa motivación en un permanente proceso de revitalización? Si nunca lo habías pensado, considera este concepto. Cuando tú eres “uno” contigo mismo, puedes decir que estás alineado y puedes sentir paz dentro de ti. Cuando algo pasa que no cumple tus expectativas, se puede iniciar un diálogo interno que termina dividiéndote en dos. El diálogo que te sobreviene es entre tu “ser público” y tu “ser privado”. Puede darse también que te sobrevengan más de dos voces, pero el punto es que entonces ya no eres “uno” contigo mismo, y la paz en tu interior se ha ido.

La voz en tu interior aparece cuando estás frente a una decisión y no tienes claro que hacer al respecto. Te aparece una oportunidad para tomar un trabajo en un lugar distinto al tuyo, te han hecho una propuesta de matrimonio y no estás seguro(a) de que la persona con la cual has estado de novio(a) es la persona que quieres contigo para el resto de tu vida. No importa la situación, cuando el diálogo mental aparece, dejas de estar presente, y comienzas a ser “dos” en lugar de “uno”.

Cuando las cosas no están bien para ti, tú tienes una elección. La elección está entre hablar y buscar apoyo o mantenerte en silencio. Ignorar o pretender que las cosas están bien cuando en realidad no es así, sólo exacerba la división entre tú y tu auténtico ser. Cuando actuas en concordancia con lo que dices y haces que tu palabra cuente, estás obrando con integridad y estás alineado con las más altas aspiraciones de tu ser.

La mayoría de las personas no se han dado cuenta de que la relación con sigo mismos existe. Ellos simplemente viven sus vidas de acuerdo a las expectativas, opiniones, aprobaciones y rechazos de los demás. Sin la conciencia del mundo interior, ellos no se dan la oportunidad de experimentar momentos de reflexión para examinar donde han estado, donde están, y a donde les gustaría idealmente estar. Si una persona no se da la oportunidad de examinar qué es lo que verdaderamente desea, de evaluar lo que podría haber en el camino, y de trazarse un plan de acción para conseguirlo, entonces esa persona está probablemente desconectada de su ser esencial y no es conciente de todas las posibilidades que esta relación le puede proveer.

El descubrimiento de esta relación con uno mismo ilumina nuevas vías de crecimiento, autodesarrollo, y realización, a la vez que abre puertas que antes estaban cerradas.

¿Como puede un Coach ayudarte en la relación con tu ser?

El proceso de coaching se puede dividir en tres fases: (1) Clarificar lo que quieres, (2) ayudarte a trazar un plan de acción para conseguirlo, y (3) apoyarte en la realización de tu visión, sueño o meta. Cuando el tramo que existe entre donde estás y adónde deseas estar es más largo de lo que puedes imaginar, el Coach te ayuda a acortar la brecha entre los dos puntos dándote primero las herramientas para superar el “Yo no puedo” o la negación que puedas enfrentar en forma de confusión, duda, incertidumbre, y miedo que puedan sabotear tus sueños.

Cada vez que puedas alcanzar otra meta, estás contribuyendo a la evolución de tu ser.

Éxitos!

Martin E. Orozco, CPC
Coach Profesional Certificado por FWI y miembro de la International Association of Coaching (IAC). Conmigo aprendes a conquistar tus emociones y a elevar tu vida a un nivel superior de paz y felicidad.
http://www.martin-orozco.com