Si hay un término notable en marketing este es el de marketing mix. Cualquier plan de marketing se basará en uno de sus cuatro componentes tácticos.

El marketing mix o la batidora de productos

En él confluyen cuatro productos: el producto, el precio, la distribución y la promoción. El nombre de 4 pes se debe a que esos componentes, en ingles, comienza todos por P: Product, Price, Promotion y Placement.

Se habla de marketing mix porque los directivos de marketing diseñaban los planes de marketing, planificando integralmente los cuatro productos ya señalados. O dicho de otra manera en el marketing mix se ha de llevar a cabo la mezcla de los distintos ingredientes a tomar en consideración en un plan de marketing.

Marketing Mix y precio.

El precio de un producto tiene una doble vertiente, interna y externa. El aspecto interno consiste en determinar el coste de producción del producto para la empresa.

Pero el marketing mix al reflexionar sobre el precio también debe considerar la vertiente externa de nuestro producto o servicio. Me refiero al precio de venta que vamos a asignarle.

¿Cómo fija el marketing el precio de los productos? Lo hace atendiendo a la finalidad de cualquier emprendimiento, esto la optimización de beneficios.

Por tanto toda empresa, toda unidad de producción, todo emprendedor encontrará la OPTIMIZACIÓN DE SUS BENEFICIOS en la medida en que a nivel individual (microeconómico) consiga situarse en esa posición de equilibrio en el que se produzca la igualdad entre lo que él oferta y el mercado es capaz de asumir.

De ahí que la cuantificación concreta del precio de venta, su consideración por la planificación del marketing mix, sea un factor esencial.

Marketing mix y promoción

Podemos contar con el mejor producto o servicio del mercado. Podemos contar con un buen producto o servicio, pero si no lo conoce nadie, no hay duda que no conseguiremos ventas. ¿Qué finalidad tiene la publicidad? Su finalidad es doble debe ser capaz de informar y de persuadir. Tiene que informar al mercado de la existencia de nuestros productos. Tiene que persuadir al mercado de la necesidad de consumirlos.

Tal vez sólo necesitemos dar a conocer un nuevo producto, una variante de un servicio, una reducción del plazo de entrega de determinado bien, en este supuesto nuestra promoción tendrá como única misión la de INFORMAR. Pero es muy posible que precisemos mover a la acción a nuestros potenciales clientes, esto es, necesitamos convencerlos para que consuman nuestros productos o servicios. Ahora la promoción ha de ser PERSUASIVA. Todo ello se integrará en el plan de marketing a través del marketing mix.

Marketing mix y producto

Es la pieza clave de todo nuestro proceso de marketing mix. Existe en la red la opinión, recogida en diversos foros, que el producto no es importante, que lo necesario es tener un buen sistema de promoción, que permita multiplicar las ventas de forma automática. LAMENTABLE error, la mejor manera de no conseguir una venta, de frustrar nuestra subsistencia en el mercado, es diseñar productos inadecuados. Conviene recordar que se puede engañar a muchos poco tiempo, se puede engañar a pocos mucho tiempo, pero nunca se puede engañar a todos todo el tiempo. De manera que resulta de importancia capital tener claro qué necesidad o necesidades pueden cubrir nuestros productos.

Es posible que esa necesidad esté ya cubierta, pero tal vez podamos diferenciar nuestro producto o servicio. Esto es tratar de estudiar a la competencia y ofertar cosas distintas al mercado. Cuestión que pertenece de plan al ámbito de marketing mix.

Marketing mix y distribución

Parece ser la “olvidada de la casa”, en muchos planes de marketing no se le presta la suficiente atención, y es un componente sobre el que el marketing mix debe fijar su atención. Excepto en el caso de venta directa, fabricante—consumidor, el canal de distribución es de importancia capital. Así que atender sus inquietudes, consultar sus necesidades, satisfacerlo, resulta fundamental. Un buen canal de distribución será nuestro mejor aliado, pues además de distribuir nuestros productos, cumple dos funciones complementarias básicas:

a) Informa en el mercado a nuestros clientes de nosotros y nos informa a nosotros de nuestros consumidores.

b) Nos representa en el mercado, mantiene los contactos directos con los consumidores, de manera que en función de lo “mimado” que tengamos a nuestro distribuidor, su interés por dejarnos bien delante del cliente, optimizará o frustrará nuestras expectativas.

Así pues la fijación de los incentivos para nuestro canal de distribución, porcentajes sobre ventas, comisiones fijas, primas por volumen de ventas, es una parte de nuestro planteamiento de marketing mix, que debemos analizar con detenimiento.

Txema Sanchis

<a href=»http://soymarketing.ccom» target=»_blank»>Marketing para Emprendedores </a>