Según un reciente estudio publicado por emarketer.com,  el 66% de las madres estadounidenses son usuarias de Facebook, lo que supone un total de 23 millones de madres. Si bien la muestra se centra únicamente en el mercado norteamericano,  esto se podría extrapolar perfectamente al resto del mundo. Por lo que no hay ninguna duda de que las madres ya han llegado a Facebook, y parece que con la intención de quedarse! Las cifra es muy gráfica: un 17.4% de los usuarios de Facebook (en 2011) son madres.

“¡Tengo a mi madre en el Facebook!”

¿Cuantos de nosotros no tenemos hoy en día a nuestra madre como amiga en el Facebook? ¿O nos envían un sms o un WhatsApp? A los hijos –especialmente a los adolescentes- les sorprende o incluso les molesta, al principio; pero con el tiempo es algo que se está aceptando con total normalidad, y que incluso, a menudo, está haciendo que nos acerquemos más a nuestros progenitores y que compartamos con ellos nuevas experiencias.

Superando barreras

Y es que la mayoría de los padres, hemos crecido en una época analógica podríamos decir, nos hemos convertido en inmigrantes de esta era en la que todo es digital. Nos tocó abandonar –gradual y progresivamente- nuestra tierra analógica para empezar a vivir en un mundo digitalizado. Y es que casi todos estábamos ya en la edad adulta cuando vimos la primera película en DVD, hablamos por el teléfono móvil por primera vez, o compramos nuestro primer ordenador.

No obstante y a pesar de las diferencias existentes entre padres e hijos, cada vez los primeros van superando más barreras y acercándose al universo en el que sus hijos se sumergen a diario.

Esta es una forma excelente de poder estar más cerca de los niños, entenderles y a su vez, controlarles. Es sabido por todos que internet es una fantástica fuente de información, de diversión y de comunicación, pero puede resultar también adictiva, antisocial e incluso a veces peligrosa, por lo que conseguir como padres introducirse en su mundillo será muy positivo para ambos.

Paula López

BaseKit