Los negocios en Internet están en pleno auge. Aparte de requerir una inversión inicial relativamente baja, ofrecen otras ventajas muy atractivas como la de poder trabajar desde cualquier lugar, flexibilidad horaria y poder alcanzar a un mercado globalizado.

Otra de las características más convenientes es que permite automatizar el sistema de ventas y cobranzas. De esa manera el empresario de la web puede literalmente ganar dinero mientras duerme.

Para poder llegar a ese nivel de libertad el empresario de la web debe generar estos 3 tipos de ingreso diferentes:

1. Dinero lineal que se gana activamente
2. Dinero que se gana por apalancamiento operativo
3. Dinero pasivo

1. Dinero lineal:

Requiere de trabajo para entregar valor a otros.  Es el tipo de ingreso que la mayoría de las personas reciben: trabajan entregando sus habilidades, experiencia y sapiencia a cambio de dinero.

Este tipo de ingreso es muy útil en un negocio en Internet, ya que permite generar ingresos bastante interesantes en forma de coaching o consultorías personales, un servicio por el cual las personas están dispuestas a pagar un precio elevado, siempre y cuando el experto sea de su confianza.

Otros ejemplos de ganar dinero lineal online son por medio de consultorías, exposiciones, entrenamientos, asesorías y diseños de página web.

La gran limitante de este tipo de ingreso es que tiene un techo natural: está limitado por la disponibilidad de tiempo del empresario de la web. Un negocio en Internet que solo genera este tipo de ingreso está limitado en su crecimiento y muy pronto lleva al agobio y el cansancio del dueño del negocio, incluso el fracaso del negocio.

Por eso es muy importante que el empresario del Internet arme su negocio de tal manera que pueda apalancar sus esfuerzos y ganar más dinero con el mismo trabajo e incluso llegar a trabajar una vez y luego ganar dinero vez tras vez.

2. Dinero que se gana por apalancamiento operativo:

El apalancamiento operativo, según Wikipedia, ocurre cuando el crecimiento de los costes totales es menor que el de los ingresos obtenidos por la venta de un volumen superior de productos, con lo que el beneficio aumenta de forma mucho mayor a como lo haría si no existiese el apalancamiento.

La gran ventaja de este tipo de ingreso es que también requiere trabajo para entregar valor, pero se hace a mayor escala. El empresario del Internet entrega el mismo valor, pero en un formato de grupo.

Así logra un retorno sobre su inversión muy alto.

Por ejemplo, un coach que entrega sus conocimientos a un cliente particular por una sesión de trabajo de 1.000 USD, podría usar el mismo tiempo–entregando los mismos conocimientos–a un grupo de 20 personas por 500 USD por persona y así multiplicar sus ganancias por más 6 veces.

Otras formas de ganar este tipo de ingreso en la web, aparte del coaching grupal: grupos mastermind, conferencias, sitios de membresía tradicionales, etc.

3. Ingreso pasivo:

Es un tipo de ingreso que, una vez establecido, no necesita más trabajo (o solamente un mínimo de supervisión) de parte de quien lo obtiene.

En otras palabras: solo requiere un mínimo de trabajo adicional para entregar valor.

Algunas de las fuentes de ingreso pasivos más conocidas en el mundo offline son:
Intereses generados en cuentas bancarias o depósitos.
Dividendos de acciones, bonos, o algún vehículo financiero similar.
Renta procedente de alquiler de bienes inertes.
Propiedad intelectual.

En el Internet, los ingresos pasivos se perciben cuando el empresario de la web “envasa” sus conocimientos y los vende automáticamente. El concepto fundamental es: trabajar una vez y ganar dinero vez tras vez, por meses e  incluso por años.

Lo interesante es que el Internet permite entregar el valor en forma automática, incluso a cambio de dinero recurrente.

Algunos ejemplos de productos que generan ingresos pasivos en Internet:

eBooks y cursos online
CD y DVD
Cursos de estudio en casa
Productos afiliados
Software para Internet
Licencias y Royalties
Sitios de membresía de bajo mantenimiento

Sin lugar a dudas, es este último el tipo de ingreso más interesante, ya que permite ganar cada vez más dinero con cada vez menos trabajo. Así el empresario del Internet tiene más libertad y se podrá dedicar al crecimiento de su empresa o la creación de nuevas fuentes de ingreso.

Si necesitas ayuda para cambiar tu situación financiera, te van a encantar nuestros 10 datos acerca de cómo tener un negocio propio que una mamá le enseñó a su hijo y a raíz de los cuales ¡él llegó a ser un millonario a los 21 años!  Los podrás descargar gratuitamente en http://EducacionParaElExito.com

Por Bettina Langerfeldt
<a href=»http://EducacionParaElExito.com»>Educacion Para El Exito</a>
educacionparaelexito@gmail.com