Saltar al contenido principal

Curso gratis: Herramientas para emprender

Si quieres emprender o tienes una idea ya en marcha, es importante que conozcas todas las herramientas y recursos que internet pone a tu alcance y cómo puedes adaptarlas a tu negocio. Aprende a anunciarte en Adwords, a ganar dinero con Adsense, conoce el papel del asesor financiero o cómo mejorar la experiencia del usuario para atraer más visitas de la mano de expertos de Google, Banco Santander o Editorial Prensa Ibérica entre otros.

Leer más

5 cosas que no debemos olvidar si queremos emprender

Ya lo decía Albert Einstein, “la creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura… es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias”. Y agregaríamos que además de ello, nacen aquellos que deciden hacer de sus ideas de impacto social una realidad: los emprendedores sociales. No tienen superpoderes o más capacidades que nosotros, solo entienden que un mundo mejor está en nuestras manos, en las tuyas y en las mías. Para ellos esperar no es una opción, actuar es la solución.

El camino puede ser largo y los retos grandes desafíos, pero lo importante es fijar nuestra meta e intentar una y otra vez darle solución a lo que necesita ser solucionado. A continuación te compartimos 5 cosas, que aunque simples, no deberíamos olvidar, sobre todo si queremos emprender.

Leer más

10 mandamientos que no olvidarás a la hora de emprender un negocio

Emprender, ayudas para los emprendedores, iniciar una aventura empresarial,… si, emprender se ha puesto de moda y desde las instituciones públicas se nos conduce a ello, pero ¿realmente estamos capacitados para lanzarnos al emprendimiento?

No, no todos. No se puede emprender por obligación, de lo contario nos auto-condenaremos al fracaso desde el minuto cero. En España vivimos una “burbuja de emprender” ideada por el Gobierno para luchar contra el paro.

Emprender se ha convertido en un reto y el número de personas que capitalizan la prestación por desempleo para iniciar un negocio ha aumentado con la crisis en los últimos años. Pero emprender debe ser siempre una opción, no una obligación y debemos estar preparados para ello. Así, desde websa100, dado que conocemos en profundidad a pymes y emprendedores te traemos los 10 mandamientos que no olvidarás a la hora de iniciar tu aventura empresarial.

En España aumenta el espíritu emprendedor pero crece la tasa de fracasos

Leer más

Networking: 3 claves para obtener lo mejor de las personas

Tienes una idea con impacto pero necesitas financiación, que alguien te oriente y comparta recursos o conexiones. Sabes que esta o esta otra persona sería ideal para poder compartir tus ideas con ella pero… el networking no es lo tuyo. No te atreves a invitarles a un café porque piensas que son “importantes” y que estarán muy ocupadas. Quizás escribes o llamas, pero obtienes el silencio por respuesta y desistes. ¿Hay algo diferente que puedas hacer para conseguir resultados? ¿Y si que tu proyecto siga adelante dependiese de esa conversación?

Como emprendedores de cualquier proyecto con impacto social nadie puede permitirse el lujo de la timidez o la apatía. El networking emerge con fuerza en todos los países de nuestra región, sobre todo en los ecosistemas de emprendimiento donde las ideas son muchas, los recursos escasos y las ganas de avanzar nuestra mejor baza. ¡Hay que intentarlo, pero ¿y si no fuese solo cuestión de pedir, sino de dar?

Leer más

10 consejos para conseguir potenciales clientes en Redes Sociales

Mejora tu estrategia de redes sociales con estos 10 consejos que te ayudarán a atraer más clientes.

Una empresa que no está en redes sociales es sinónimo de negocio cerrado.O al menos así lo percibirán los consumidores de hoy en día, habituados a buscar información en Internet de los productos y servicios que le interesan, antes de proceder a su compra. Si tus potenciales clientes están en las redes sociales, tu empresa también debe estar presente en ellas. Así de simple. Aunque, por supuesto, no basta con “estar”. Tu reputación online depende en gran medida de cómo gestiones la presencia de tu negocio en las redes y para que esta sea exitosa debes tener una buena estrategia de redes sociales.

¿Preparado para que tu empresa triunfe en redes sociales?

1. Define tu estrategia de redes sociales. Lo primero que debes hacer es fijar unos objetivos y tener muy claro cuál es el target al que te diriges. A partir de ahí podrás trazar una estrategia de redes sociales adaptada a las necesidades de tu negocio.

2. Cuida el diseño. Dentro de una estrategia de redes sociales no sólo se trazan los planes de acción a seguir, sino que también hay que tener en cuenta aspectos como el diseño. Elige las fotos de perfil y de portada adecuadas, siguiendo la estética de la identidad corporativa de tu negocio.

3. Organízate. Una buena organización es la clave. Para ayudarte con esto existen multitud de herramientas que te facilitarán el trabajo.

4. Crea contenido viral. ¿Sabías que tener un buen blog corporativo, con contenidos de valor y actualizado, es la mejor forma de posicionar una web? Y además, de paso, conseguirás convertir a tu negocio en un referente en el sector.

5. Comparte. “Compartir es vivir” A veces, poner en práctica refranes tan sabios como este nos puede ayudar mucho con nuestra estrategia de redes sociales. Si quieres que tu empresa esté viva en social media y consiga los resultados que esperas, compartir debe ser una prioridad.

6. Escucha e interacciona con tus seguidores. La interacción y el feedback son la razón de ser de las redes sociales y tu empresa debe adaptarse a ello y obrar en consecuencia. Para tener contentos a tus seguidores debes escuchar, responder lo más rápido posible y ser siempre agradecido.

7. Analiza siempre los resultados. ¿De qué te sirve plantear y poner en marcha una estrategia de redes sociales si luego no vas a medir los resultados? La única forma de saber si tus acciones están funcionando o no es con la medición y el análisis. De esta forma, podrás descubrir qué es lo que mejor funciona y cambiar aquello que claramente no está obteniendo resultados positivos.

8. Actualiza a diario. Adáptate al ritmo que marca el universo online y mantén los perfiles en redes sociales de tu empresa siempre actualizados. No todas las redes requieren una actualización diaria, pero debes adaptarme al ritmo de cada una para conseguir buenos resultados.

9. Estudia a tus competidores. Para poder trazar una buena estrategia de redes sociales es importante saber qué están haciendo las empresas de tu sector en las redes. De esta forma, podrás aprender de sus aciertos y, mejor todavía, también de sus errores.

10. Fórmate en redes sociales o delega esta tarea en profesionales especializados en social media. Para hacer un buen trabajo en social media se necesita formación, tiempo, esfuerzo y mucha dedicación. Trazar una buena estrategia de redes sociales requiere una serie de conocimientos que no todo el mundo tiene. Por eso, para dejar tus redes en las mejores manos tienes dos opciones claras: obtener una buena formación para gestionar tu mismo el social media de tu empresa o confiar en expertos profesionales.

Así que ya sabes, estos son los consejos que necesitas para conseguir más clientes en redes sociales. Pero seguro que te queda mucho más claro con esta infografía. ¡Espero que os guste!

Via | websa100

5 miedos que debes superar antes de emprender tu proyecto social

Como el miedo a las alturas, existen situaciones en la vida que nos cuesta enfrentar. Como regla general tratamos de evitarlas. Es por ello que es más fácil encontrar personas que tienen buenas intenciones que personas que estén generando impacto a través de sus propios proyectos sociales. Por supuesto, no todos nacemos para ser emprendedores, pero gran parte de aquellos que quieren serlo, enfrentan uno de los obstáculos más grandes: sus propios miedos.

Así es como nuestros miedos o nuestra capacidad para enfrentarlos determina qué tanto logramos transformar nuestras intenciones en acción. Estos son algunos ejemplos de los miedos más comunes que debemos enfrentar para empezar o continuar adelante con nuestro proyecto social:

Miedo A…

1. Arriesgar

Emprender no es siempre un camino de rosas. Todo un principio lleva sacrificios. Ten presente que te estás enfrentando a un mundo que hasta ahora, es desconocido para ti. Es normal que tengas miedo y que te cueste renunciar a tu comodidad. Emprender un nuevo proyecto requiere de tiempo, esfuerzo, energía y sobre todo disposición de querer hacer las cosas. En esta etapa nada es seguro y la incertidumbre asusta pero también recuerda que en este punto, también todo es posible.

2. Ser criticado

No puedes evitar los comentarios y puntos de vista de otros. Si te empeñas en que todo el mundo se focalice solo en tus cosas buenas y no te critiquen, te pueden pasar dos cosas 1) que pierdas tiempo valioso tratando de complacer a todos y dejes atrás tu meta u objetivo por precisamente buscar su aceptación, 2) que pierdas críticas constructivas que te puedan ayudar a mejorar. Siempre es bueno tener el punto de vista de personas que no están dentro del proyecto, brindan perspectivas distintas a situaciones o aspectos que quizás no has considerado o estás pasando por alto.

3. Comprometerse

Emprender un proyecto y aún más de carácter social requiere de un compromiso firme y duradero. Ten en cuenta que ahora, tendrás el privilegio y la responsabilidad de tomar decisiones que antes no podías. Aunque emprendas junto con otras personas, tu palabra tendrá más peso que antes. A pesar de esto puede asustarte, es un punto a favor muy grande que permitirá avanzar con mayor facilidad.

4. Fracasar

Entre los obstáculos más comunes que impiden a las personas a crear, innovar y emprender está el miedo al fracaso. Sin embargo, existen culturas en las que fracasar es una de las herramientas más poderosas pues les permite ganar experiencia y aprender. En otras palabras, logran transformar algo que creemos negativo en una herramienta increíblemente poderosa. Reflexiona y pregúntate cuál es el costo de no intentarlo y si vale la pena quedarte solo imaginando lo que podría pasar de intentarlo.

5. Al éxito

Parece irónico, pero muchos de nosotros nos aterra el hecho de que realmente lo que imaginamos y queremos se pueda convertir en realidad. De hecho, una gran número de personas están más preparadas para perder que para ganar. Culturalmente hemos crecido creyendo que no somos lo suficientemente buenos, ¿te suena familiar algunas de estas frases?: “vamos a ver cómo me va”, “veremos si tengo suerte”, “lo voy a intentar”, etc. Aprende a aceptar que no solo mereces lograr lo que quieres, sino que es totalmente posible.

¿Cuál es tu mayor miedo a emprender? 

Adriana Cárdenas – Blog Idealistas

¿Cómo lograr tus metas? Claves que no fallan

Empezamos un nuevo año y con él, es normal que empecemos a sentir que tenemos que organizarnos, establecer metas y objetivos, o los que algunos llaman propósitos. Sin embargo, más allá de establecer estos parámetros de acción para el año, debemos tener en cuenta, que no importa la cantidad de nuestras metas, sino la calidad. Así que no es que tengas que tener 12 metas, una por cada mes del año. Puede que solo tengas una, pero si sabes establecerla adecuadamente, ésto será suficiente para llamar el 2018, el año en que tu sueño, intención o deseo se transformó en acción.

  1. Establece una meta que puedas lograr: muchos de nosotros quisiéramos cambiar el mundo en cuestión de minutos, sin embargo, a la hora de perseguir nuestros sueños debemos tener en cuenta que aunque tu meta puede ser muy ambiciosa, debe ser razonable.
  2. Metas relevantes: una de las razones por las que no logramos nuestras metas es porque no son lo suficientemente importantes para nosotros. Ponte a pensar, si realmente quieres algo con todo tu corazón, lo vas a intentar. Tu esfuerzo, pasión y manera de trabajar por tus metas están directamente relacionadas con qué tan importante sea para ti, así que establece una meta que tenga la importancia suficiente para que estés motivado a cumplirla.
  3. Pregúntate el ‘Por qué…’: directamente relacionado con el punto anterior, primero debemos establecer las razones por las que queremos alcanzar dicha meta. A menudo, nos concentramos tanto en el cómo que nos olvidamos en el por qué lo estamos haciendo. Sócrates consideraba que era muy importante cuestionarnos sobre las razones que nos motivan a alcanzar ciertas metas. Así que, como Sócrates, debemos siempre cuestionarnos por qué hacemos las cosas.
  4. Divide tus metas: ponernos una meta demasiado grande es una de las barreras más grandes. Y con esto, no quiero decir que no se pueda soñar en grande, sino no saber identificar pequeños pasos para lograrla. No solo pienses en aquello grande que quieres lograr, divide esa gran meta, en sub metas u objetivos más pequeños. Así puedes medir mejor tu progreso y modificar de acuerdo a los resultados.
  5. Determina un plazo: toda meta que no tenga un límite de tiempo, es solo un sueño. Asigna una fecha concreta para el logro de tus objetivos y así poder alcanzar tu meta final. El periodo de tiempo que establezcas debe ser tal que exija un esfuerzo de ti, pero también debe ser razonable de acuerdo a tu tiempo, entorno y actividades.
  6. Mide, mide y mide: esto te puede sonar un cuán profesional o académico, sin embargo, incluso en nuestra vida personal, necesitamos medir. Sin importar cuál sea la meta, encuentra la forma de poder medir el progreso. Cada cosa cuenta, si no mides, no puedes asegurarte de que estés yendo por el camino correcto.

Empecemos este año con la mejor energía y la mejor actitud para establecer y trabajar por nuestras metas y objetivos.

Adriana Cárdenas – Blog Idealistas

10 Obstáculos que te impiden transformar tus ideas en acción y cómo superarlos

Todos tenemos un montón de ideas en la cabeza que nos gustaría llevar a cabo. Sin embargo mientras que unos se ponen en marcha sin pensárselo, a otros les cuesta más. Sienten que no están preparados, que no tienen recursos suficientes, que hacerlo solos les supone un mundo, que no saben por dónde empezar. Si te reconoces en alguno de los anteriores, este ebook es para ti.

Temario

  • Quiero hacer del mundo un lugar mejor pero no tengo tiempo
  • Se busca ‘compañer@’ de proyecto para transformar el mundo
  • Tengo una idea para cambiar el mundo pero no tengo dinero
  • Tengo una idea para cambiar el mundo, pero no sé por dónde empezar
  • ¿Te para el miedo al fracaso o al éxito?
  • ¿Están las personas de las que te rodeas impidiéndote avanzar?
  • Tengo una idea para cambiar el mundo, pero no me siento capaz
  • ¿Cómo hago del mundo un lugar mejor si no tengo claro lo que quiero?
  • Tengo una idea para cambiar el mundo… pero me falta disciplina
  • Si nadie más está haciendo algo, ¿por qué tengo que hacerlo yo?

Enlace de descarga

Via | BlogIdealistas

Una página web gratis y profesional, ¿es posible?

Crear tu página web gratis es más fácil que nunca. No necesitas contratar a nadie. No necesitas saber programar. Sólo elige una plantilla, cambia todo lo que quieras, añade tus textos, imágenes, videos… y publica al instante.

“Si no estás en internet, no existes”. Y eso es válido también para emprendedores y pequeños empresarios. Pero cuando empiezas tu negocio, son tantas las cosas que te ocupan y son tantos los gastos, que a veces, dejas para más adelante, algo fundamental: tu propia web.

La buena noticia es que puedes hacerlo tú misma sin conocimientos técnicos. ¿Sabes escribir? ¿Sabes usar un ordenador?. Entonces, sabrás hacer tu propia página web. Profesional. Gratuita.

¿Qué necesito?

En internet encontrarás muchas opciones, pero antes de empezar, asegúrate de que te ofrecen todos los servicios y utilidades que vas a necesitar. Por ejemplo, en Wix nos ofrecen lo imprescindible, que es:

  • Posibilidad de registrar tu propio dominio (ej.: www.miempresa.com). Elige un nombre que sea fácil de recordar y que coincida con tu negocio. Si ya tienes tu dominio, puedes conectarlo y usarlo.
  • Hosting seguro (para que tu web esté siempre en línea y protegida de ataques)
  • Editor web sencillo e intuitivo, con plantillas diseñadas profesionalmente (para que crear tu web sea tan fácil como escribir)
  • Facilidad para crear formularios de contacto
  • Galerías de imágenes (para que puedas mostrar tu trabajo de una forma visual)
  • Versión móvil optimizada (para que tu web se vea perfecta en dispositivos móviles y tablets)
  • Centro de ayuda 24 horas (porqué los emprendedores trabajamos de día, pero también de noche y en festivos…)

Pero además, también necesitarás herramientas y aplicaciones para promover e impulsar tu negocio

  • Facilidades para conectar tu web con tus redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter, Pinterest, etc.)
  • Herramientas de email marketing para comunicarte con tus clientes y visitantes.
¿Por dónde empiezo?
  1. Elige la plantilla que más se adecúa a tu negocio (tienda online, portafolio, restaurante, consultoría, servicios profesionales…)
  2. Personalízala con tu nombre, logo, información de contacto, etc. Añade tus textos e imágenes. Cambia todo lo que quieras!
  3. Añade un formulario de contacto
  4. Si tienes una oficina o tienda física, incluye un mapa (Google Maps) para que tus clientes sepan dónde estás. Esto es importante porqué genera credibilidad.
  5. Inserta botones para que tus visitantes accedan a tus redes sociales y tengan muchas oportunidades para conectarse contigo.
  6. Añade una app para conseguir suscriptores a tu lista de correos, para que puedas enviarles actualizaciones, newsletters, promociones, etc.

Ya lo tienes!

Cuando tu página web esté lista y estés contenta con el resultado, publícala. Desde el editor haz clic en «Publicar» y recibirás inmediatamente un enlace a tu nueva y activada página web. Comparte este enlace con quien quieras para que visiten tu página web.

Herramientas profesionales para tu página web gratis

Pero es que además, con las herramientas profesionales que te ofrecen, puedes hacer muuuchas más cosas, como por ejemplo:

  • ¿Quieres vender tus productos en internet? Crea tu propia tienda online, incluyendo un número ilimitado de productos (físicos o digitales).Haz el seguimiento de los pedidos, fija las tarifas de envío y acepta pagos online, sin pagar ninguna comisión.
  • ¿Tienes una casa de turismo rural o un Bed & Breakfast? Permite a tus clientes hacer su próxima reserva con Wix Bookings
  • ¿Tienes un restaurante o sirves comida a domicilio? Exhibe tu menú o carta y recibe pedidos online con Wix Restaurants.
  • ¿Quieres ser una bloguera (una “it girl”)? Agrega un blog a tu página web y comparte consejos, historias, fotos y todo lo que quieras.

¿Ninguna de estas opciones es la tuya? No te preocupes. El Wix App Market cuenta con más de 200 apps diseñadas para ayudarte a impulsar tu negocio online.

SEO (optimización de motores de búsqueda) para tu web

Finalmente (y no menos importante), haz que Google (y los demás buscadores), te encuentren fácilmente.

El SEO es importante porque ayuda a tu página web a que sea encontrada al mejorar su posicionamiento en los resultados de búsqueda de Google. El Wix SEO Wiz te ayudará en aspectos como:

  • Insertar palabras clave en el contenido de tu web. Para que los motores de búsqueda puedan encontrarte fácilmente.
  • Optimizar el título y la descripción usando las palabras relevantes que tu audiencia usaría cuando busquen tu página web.
  • Etiquetas de los encabezados. Optimizar los encabezados de cada página.
  • Enlaces ancla. Podrás configurar los enlaces entre las páginas internas de tu web, así como enlazarlas a otras webs para mejorar tu SEO
  • Alt Text. Permite describir las imágenes para que puedan aparecer en Google al hacer una búsqueda de imágenes.

¿Todo esto te suena a chino? No te preocupes, recibirás tu propio plan personalizado de SEO, para que puedas seguirlo fácilmente paso a paso. No necesitas tener ninguna experiencia previa.

Encontrarás muchas opciones, pero desde mi punto de vista, una de las mejores para crear una página web gratis es Wix. Porqué te permite todo eso. Y más.

Así que no lo dudes, elige tu plantilla y empieza a crear tu página web gratis ahora!

 

Nueve errores habituales de los nuevos empresarios

Los nuevos empresarios tienden a pensar que sus productos son tan novedosos, tan revolucionarios, que pueden confiar en el boca a boca y en una pequeña campaña personal de relaciones públicas para promocionarlos

La falta de experiencia suele ser fuente habitual de errores. El proceso de creación y puesta en marcha de una empresa no es una excepción. El problema es que esas equivocaciones explican más de la mitad de los fracasos de los nuevos proyectos empresariales. Aprender de la experiencia de los demás es una buena forma de adquirir esos conocimientos para evitar que nuestra idea empresarial se vaya al traste. Para ayudarnos en este sentido, Jayson Demers, fundador y presidente ejecutivo de AudienceBloom, una empresa estadounidense especializada en marketing de contenidos y en las redes sociales, identifica las nueve cosas que todo nuevo emprendedor debe evitar si quiere que su empresa salga adelante.

La primera de ellas es no gastar el dinero suficiente, o gastar demasiado. El dinero, de hecho, debería ser una de las principales preocupaciones de todo nuevo empresario. Para ello hay que tener en cuenta que los ingresos al principio del proyecto muy probablemente serán casi nulos. Por ello, ingresar dinero y ahorrar deberían ser dos aspectos prioritarios sobre todo lo demás.

No se trata, sin embargo, ni de tener que gastar dinero para poder hacer dinero, ni de limitarse a lo estrictamente imprescindible hasta que haya unos ingresos decentes, porque ambas actitudes pueden conducir al fracaso. Se trata de gestionar los recursos de forma inteligente, pero sin temor a invertir en buenos profesionales y en productos de calidad, porque esas inversiones resultarán muy buenas a largo plazo.

El segundo error es pensar que uno carece de competidores directos, o que su producto o servicio está tan por encima de los de sus rivales que constituye una categoría por sí mismo. Lo cierto, sin embargo, es que resulta muy extraño no tener competidores directos. A menos que uno haya inventado un producto completamente nuevo, siempre habrá alguien que ya tenga una cuota de mercado en su nicho. Por eso es recomendable averiguar cuáles son esas empresas y como se puede diferenciar el negocio propio de esa competencia.

Después viene el de las decisiones dolorosas y miopes, esto es, si las cosas no van bien decidir realizar despidos simplemente sobre la base de los costes. Este tipo de error está muy relacionado con el primero. El problema de esta estrategia es que se acaba pagando muy cara a largo plazo. Y es que los empleados, o los colaboradores y consultores externos, de bajo coste lo son por una razón: muy probablemente carecen de experiencia, no están cualificados o no son fiables (o las tres cosas a la vez).

En cuarto lugar está el no establecer objetivos factibles. Los nuevos empresarios suelen estar muy cegados por su gran idea de negocios que trabajan sin un plan sólido. Pero para tener éxito hay que establecer una serie de metas que puedan alcanzarse realmente, tanto a corto plazo como a largo. No basta con decir «voy a ganar un millón este año»; hay que establecer objetivos razonables y determinar cuáles son los pasos específicos que hay que dar para alcanzarlos.

Entre los errores habituales también se encuentra el de no pensar en el marketing. Los nuevos empresarios tienden a pensar que sus productos son tan novedosos, tan revolucionarios, que pueden confiar en el boca a boca y en una pequeña campaña personal de relaciones públicas para promocionarlos. La realidad es que muchas nuevas empresas necesitan invertir mucho en marketing, sobre todo las startups. Eso incluye el posicionamiento en buscadores, el marketing de contenidos, las relaciones públicas y los anuncios de pago. En este sentido, conviene echar un vistazo a dónde invierten sus competidores sus recursos para marketing y preguntarse, a continuación, como puede competir con ellos y diferenciarse.

Tener unos márgenes empresariales muy pequeños es otro de los errores más frecuentes. Contar con un buen margen de beneficios es crítico para el éxito de la empresa. Si se fija muy bajo en los comienzos hará que las cosas sean mucho más difíciles en el futuro porque los clientes no querrán pagar más cuando usted necesite subir los precios más tarde. En este sentido es aconsejable observar los costes operativos y de producción y determinar cuál es su grado de flexibilidad, esto es, si puede reducirlos en el futuro en caso de resultar necesario.

Pensar que uno puede hacerlo todo por sí mismo y que nadie puede hacer el trabajo tan bien como el nuevo emprendedor es el séptimo error habitual. El empresario conoce su producto o servicio a la perfección y es el único que de verdad tiene la pasión de que el negocio tenga éxito. Pero también puede ser la fuente del fracaso. Tener consigo a alguien con conocimientos o con experiencia puede proporcionar esa perspectiva objetiva tan necesaria de la empresa y del mercado.

Verse inmovilizado por el temor al fracaso es el octavo error. Empezar un nuevo negocio puede asustar y, desde luego, no es algo para los caracteres débiles. Es compresible que uno pueda sentir temor al fracaso y al rechazo, pero permitir que ese miedo le atenace a uno puede provocar que el proyecto descarrile. Un gran paso adelante es identificar los temores más habituales porque le mostrarán que otros han pasado por lo mismo que usted pero, a pesar de ello, han salido adelante y triunfado.

El último error consiste en anteponer su producto o servicio a las personas. Al determinar el modelo de negocio es muy importante tener en mente que lo primero es el cliente. Muchos nuevos empresarios están tan preocupados por hacer dinero que se olvidan de que la clave para tener una empresa duradera es contar con clientes fieles y satisfechos que seguirán comprando a lo largo del tiempo.

Via | Periodista Digital