Quizás pertenezcas a ese grupo de personas que se dedican toda su vida a realizar una misma actividad y se encuentran satisfechos con ella, sin deseos de hacer ningún cambio ni incursionar en nada nuevo. Pero qué pasa si no estás dentro de ese grupo, si al contrario, estas cansado, desmotivado, aburrido o sentís que ya llegaste a un techo en el ámbito laboral en el que te encontras y surge el deseo de probar y conocer algo diferente? Y que crees que podes hacer si todo esto te ocurre rondando los 40 años o estando ya en esa década?

Hace tiempo vengo trabajando con personas que entre los 40 y los 55 años aproximadamente, me plantean que sienten el deseo y la necesidad de hacer algo diferente a nivel laboral, personas todas que se han desarrollado profesional y laboralmente con éxito, pero que en esta etapa de sus vidas comienzan a experimentar una cierta inquietud por incursionar en otras actividades que les generan curiosidad y creen que podría ser muy placentero desenvolverse en las mismas e inclusive generar dinero de esta nueva manera. Así es como una abogada empieza a pensar en la posibilidad de vender ropa, un contador quiere dedicarse a la gastronomía, una docente se encuentra atraída por incursionar en el rubro del turismo. Todos estos casos con los que he trabajado me han incentivado para escribir este artículo en el que te propongo tres tips para que tengas en cuenta, si te sentís identificado con estas historias que hoy te comento.

Tres tips para tener en cuenta si tenes 40 años o más y deseas desarrollarte en un rubro diferente a nivel laboral

• En primer lugar sugiero que investigues mucho sobre el área en el cual te queres empezar a desarrollar. Esto implica que puedas realizar un análisis de mercado, es decir, que averigües quienes se están ya desenvolviendo en esta área y están teniendo exito (mas explícitamente quienes podrían ser tus competidores), cual es el nicho de mercado al que tendrías que apuntar (quienes son los que consumirían lo que tenes para ofrecer) y cuanto es el dinero que necesitarías para invertir en un principio. Es importante que te plantees metas, objetivos y plazos concretos para ordenarte y saber qué hacer en cada momento.
Poder tener claridad en estos aspectos te permitirá saber donde estas parado, sobre todo en un primer momento cuando todo es incertidumbre, dudas y temores. Conocer datos concretos sobre aquello a lo que te queres dedicar en esta nueva etapa de tu vida, es lo que generara que sepas no solo que pasos dar sino también cuando llevarlos a cabo.

• En segundo lugar, como doy por supuesto que vos ya estás trabajando y por ende ya tenes un ingreso de dinero medianamente estable, de lo que se trata de ahora en mas es que seas previsor y puedas contar con un acopio de dinero que te permita no solo invertir en tu nuevo proyecto sino también vivir un tiempo de ese dinero, mientras estas montando tu negocio. Tene en cuenta que las ganancias no son inmediatas y probablemente durante un tiempo tengas que recortar algunos gastos que no sean de primera necesidad. A su vez, seria razonable que te retires de a poco de tu trabajo actual mientras vas iniciando tu proyecto. No necesitas largar todo de la noche a la mañana y podes ir organizando tus tiempos de manera tal que te sientas mas respaldado económicamente en la medida que vas avanzando en el armado de tu nuevo emprendimiento.

• En tercer lugar pero no por eso menos importante, destaco la necesidad de formarte, capacitarte y asesorarte con expertos en el rubro en el que te vas a desarrollar y/o con personas que ya han armado un negocio y pueden asistirte en cómo llevar adelante el tuyo. Si bien hay muchas cosas que al principio realizaras solo o con un socio si esa es tu decisión, y por lo tanto sera poco lo que delegues en esta primera etapa, es importante que cuentes con la opción de capacitarte con personas que ya han atravesado lo mismo que estas empezando a atravesar vos y pueden ahorrarte varios dolores de cabeza. Claramente vas a equivocarte y cometer errores de los que obviamente podrás aprender y mucho pero eso no quiere decir que tengas que padecerla todo el tiempo y si podes tomar algunos atajos de la mano de quienes ya han aprendido antes que vos y están hoy dispuestos a asesorarte y acompañarte en ese emprendimiento, no dudes en hacerlo.

Espero que este articulo te haya sido de utilidad en tus nuevos proyectos y no olvides dejarnos tus comentarios!

María Noel Lucano – www.mnlconsultora.com