Muchas mujeres se encuentran en un momento en el que quieren, o tienen que volver al mercado laboral, bien sea porque han decidido dedicarle un tiempo a la crianza de sus hijos, o de un familiar dependiente, o bien, porque se quedaron sin trabajo durante un tiempo más o menos largo y están pensando en cómo afrontar la vuelta al trabajo.
Con este artículo, quiero analizar las ventajas que nos aporta a las mujeres la venta directa, una modalidad de trabajo flexible e independiente, que no necesita inversión, si no que te aporta las herramientas para que te crees un puesto de trabajo siendo tu propia jefa y marcándote tus objetivos.

La clave del éxito es trabajar con profesionalidad, no hay que trabajar a tiempo completo, pero si es imprescindible estar completamente comprometida con lo que haces, para que funcione. Debes estar dispuesta a dedicarle el tiempo necesario, aunque de una manera flexible.

Aunque queda mucho camino que recorrer, ya ha quedado patente que las mujeres tenemos habilidades innatas para desarrollarnos en la venta directa. Ya que somos por naturaleza luchadoras, trabajadoras, motivadoras, fomentamos el trabajo en equipo, y sabemos sacarle partido al poco tiempo del que disponemos para realizar un gran número de tareas. Las habilidades de comunicación, de relación, nuestro cerebro tiene muy desarrollada el área verbal y el oído, lo cual nos permite relacionarnos con más facilidad y por otro lado nuestra naturaleza receptiva nos permite percibir más fácilmente las necesidades de los demás.

El abanico de empresas de venta directa que ofrece el mercado es muy amplio, y cada una debe elegir el adecuado para ella, pero siempre teniendo en cuenta los puntos que aquí te detallo:

1. Elije una empresa con buenos productos y cualidades demostradas. Para que estés completamente convencida de las cualidades del producto, y creas en él completamente.
2. Elije una empresa reconocida en el mercado de tu país. Como nosotros somos europeos, te recomiendo elegir una empresa europea, que amparada por la legislación sea difícil que te cree un problema, no te pague o simplemente desaparezca.
3. Averigua bien la situación de la compañía o el lugar donde desarrolla sus actividades. Hay que estar muy pendiente en el caso de las empresas completamente online y aquellas que hacen las presentaciones y reuniones en salas de bajo nivel, e invierten poco en la imagen de la marca.
4. Estudia y conoce su página web y catálogos. Las empresas serias gastan mucho dinero en ellos, para crear una buena imagen con los profesionales es necesario contar con una novedosa pagina web y catálogos realizados en un buen papel con fotos de muy alta calidad.
5. Y lo más importante, que el producto a comercializar sea realmente bueno y que tenga una buena relación calidad/precio.

Una vez que ya tienes analizados todos estos puntos, ponte en contacto con la sede de la compañía que te interesa, allí se encargaran de darte la formación necesaria para alcanzar los objetivos, y te ayudarán con seminarios a conseguirlos. Luego, tú serás la responsable de gestionar el tiempo que inviertes.

Después de todo esto, te preguntarás, ¿por qué una empresa va a ayudarme en este sentido, sin tener que invertir dinero?, pues la razón es que vais de la mano, es tu socio, cuando tú tienes éxito, la compañía también, por lo que van a hacer lo posible por que triunfes y alcances las metas.

Con este modelo de negocio, consigues tener un socio estable, con experiencia, que lucha igual que tú para alcanzar el éxito. Y al mismo tiempo, tendrás tu propio negocio sin haber tenido que invertir dinero por adelantado, y asumiendo los mínimos riesgos. Lo que sí tendrás que invertir es tu tiempo, dedicación y trabajo lo que tendrías que hacer en cualquier proyecto que te plantearas, pero quitándote el estrés de las facturas de los bancos de final de mes.

Desislava Malcheva – www.zepter.com.es