Saltar al contenido principal

Descubre cómo superar el miedo a no ser suficiente

¿Has oído hablar de la ‘atelofobia’? Se trata del miedo extremo a no ser suficientemente buenas/os, a ser imperfectas/os en lo que hacemos tanto en la vida laboral como en la vida personal. Este miedo que suele darse en personas muy inteligentes y que es más frecuente en las mujeres, te convierte en ‘tu mayor crítico’ ya que más allá de buscar la excelencia, te lleva a la obsesión, llegando a crear problemas incluso para las relaciones con los demás bajando tu autoestima. Si te reconoces en esta clase de perfeccionismo, lucha por salir de ahí hasta que consigas superar el miedo a no ser suficiente.

Cómo superar el miedo a no ser suficiente en tu vida laboral

¿Sabías que el mayor miedo de las mujeres, que es inconsciente, es a nuestro propio brillo? Sí querida amiga, como lo oyes. Estamos aterrorizadas ante la idea de llamar la atención, de sobresalir y que las miradas se fijen en nosotras. Nos asusta la idea de sentirnos juzgadas, y por ese motivo tratamos inconscientemente de pasar desapercibidas, lo que nos lleva a no invertir en nuestra Formación, en Mentoría… Naturalmente eso frena el éxito profesional y nos lleva al bloqueo.

Si a eso le sumamos el perfeccionismo extremo que impide a muchas mujeres tener una buena autoestima debido a la autocrítica feroz, se corre el riesgo de caer en el miedo permanente a no ser/hacer/tener suficiente. Trabaja tu autoestima saliendo del perfeccionismo y entendiendo que una vez que haces algo poniendo todo de tu parte, debes quedarte tranquila y entender que nadie es perfecto y que tú no tienes la obligación de serlo.

Cómo superar el miedo a no ser suficiente en tu vida personal

Una de las características habituales de las personas con problemas para superar el miedo a no ser suficiente es la negación de lo que están sufriendo. Actúan de cara a los demás como si todo fuera muy bien y ellas fueran felices. Pero no lo son, en realidad sufren un altísimo nivel de estrés producido por el miedo a no ser perfectas y el continuo auto-reproche que les lleva a estar siempre tensas.

Ten siempre presente que ni tu labor como madre, hija, hermana, amiga, compañera, ni tus tareas domésticas necesitan de tu perfección. Relájate, nunca te exijas más de lo que exigirías a otra persona, reconoce lo que haces bien y felicítate. Al igual que te decía en el apartado anterior respecto a tu vida laboral, trabaja tu autoestima también en tu vida personal. Incluso si no eras consciente de cómo tu autoreproche baja tu autoestima, esfuérzate en aceptarte tal como eres, necesitas superar el miedo a no ser suficiente para ser feliz.

Trabaja para superar el miedo a no ser suficiente que afecta a tantas mujeres inteligentes y muy aptas. Este miedo afecta tanto a la vida laboral como a la vida personal, produciendo un gran bloqueo que impide disfrutar de nuestros logros debido al alto grado de autoexigencia, bajando también nuestra autoestima. Recuerda que no necesitas ser la mejor en todo, ni compararte con nadie. Es mucho más sano y reconfortante compararte contigo misma e irte superando ‘a tu ritmo’.

“No hay que tener miedo de la pobreza ni del destierro, ni de la cárcel, ni de la muerte. De lo que hay que tener miedo es del propio miedo” Epicteto de Frigia

Marta Morón- http://www.mujerlider.es

Más allá de la autoestima

Eres maravillosa, única y especial.

¿Lo sabías?

¿Lo crees realmente?

¿De qué forma te hablas a ti misma?

¿Haces pequeñas acciones solamente para ti?

Te lo pregunto porque a mí a veces se me olvida… ¡sí! Me olvido de mí y me pierdo entre las tareas diarias, las palabras de las personas que me rodean o de las cosas que me pasan. Me olvido de prestar atención a lo que me digo a mi misma en cada momento… como nadie oye lo que me digo creo que no tiene demasiada importancia, pero si la tiene y mucho.

Nadie nos enseña a amarnos, a decir que no, a poner límites, a elegir, a ponernos en primer lugar, simplemente lo vamos aprendiendo, imitando a los que nos rodean y recogiendo información mientras crecemos.

Se ha confundido durante mucho tiempo que amarse es sinónimo de egoísmo. Tal vez hayas oído cosas parecidas a “poner primero al otro antes que a ti”, ya sabes esto de “poner la mejilla y luego, por si fuera poco, la otra…”, ¿verdad?…resuena en el aire. Si no ponemos a otro primero entonces aparece la culpa: Enemiga incansable de la autoestima.

La culpa aparece cuando creemos que le estamos haciendo daño a alguien. Lo que creo que “ese alguien” somos nosotros mismos, nos volvemos inseguros, dependientes emocionales, desconfiados y sin darnos cuenta vamos caminando en dirección contraria al amor…simplemente porque no nos permitimos el primer lugar y elegir con libertad lo que en verdad nos encantaría hacer o decir.

Con el tiempo aprendí a quererme de verdad, sin culpas, sin juicios ni dudas. Aprendí que detrás de todo lo que hacía o no hacía, detrás de todo lo que había aprendido sobre mi misma, de mis palabras, de mis relaciones, detrás de mis estudios, mi nombre, mi cuerpo, detrás de todo eso, existe una verdad incuestionable:

Cada uno de nosotros somos una expresión maravillosa de una energía superior. Esta energía habita en cada corazón. Está compuesta de paz, de amor y sabiduría. Es una energía capaz de crear y creer en los sueños.

Hay un lugar en ti donde hay perfecta paz. Hay un lugar en ti en el que nada es imposible. Hay un lugar en ti donde mora la fortaleza de Dios”.

Un curso de Milagros (L-47,7:4-6)

Ahora me gustaría compartir 7 pequeñas acciones que puedes realizar para aumentar el amor por ti misma:

  1. Deja de criticarte. Deja de pensar en lo mal que has hecho las cosas o que podrías haber tomado mejores decisiones. Piensa en todo lo que has logrado hasta el día de hoy. Piensa en que pase lo que pase estarás bien, piensa que vales muchísimo, piensa que sí puedes y que puedes conseguirlo.

  2. Da siempre lo mejor de ti. Piensa en tus talentos, en lo que haces bien. No sientas más presiones, deja de compararte o querer agradar. Eres maravillosa así como eres. Y si! Siempre podemos mejorar pero por nosotras mismas no para alguien más.

  3. Deja de asustarte a ti misma. Solemos hacer de un pequeño problema un monstruo enorme. Pensar en que algo malo va a suceder disminuye tu frecuencia vibratoria y ahuyenta tu gran poder de creación y manifestación. Respira profundamente, el amor vive dentro de ti.

  4. Sé amable contigo misma. Sé paciente, esto también pasará y todo ocurre en el momento perfecto. La paciencia es la fe absoluta de que conseguirás todo aquello que te propongas.

  5. No guardes rencor en tu corazón. Perdona y déjalo ir. Libera tu espíritu

  6. Esta bien cometer errores. No te castigues por cometer un error. Si estás dispuesto a utilizarlo para aprender y crecer, entonces te servirá como un escalón hacia la realización total en tu vida.

  7. Eres merecedora de todo lo bueno. Aquí y ahora. Disfruta de cada día, respira plenamente y abre los brazos a tu vida.

Existe un mundo infinito de posibilidades ahí fuera. Levanta la vista por favor. Ámate y ama tu vida, y sino te gusta algo de ella, simplemente…descubre qué es y cámbialo por otra cosa que te encante.

Te envío un abrazo de luz y miles de bendiciones,

Gracias

Natalia Ignaccolo

Terapeuta Emocional y Espiritual

www.nataliaignaccolo.com

¿A veces te falta motivación? Automotivación en 3 minutos

A todas/os nos a pasado en algún momento sentir falta de motivación para continuar con una idea o proyecto, es humano. Pero que sea común no lo convierte en conveniente: nos hace sentir mal, baja nuestra autoestima y nos lleva a perder estupendas oportunidades de éxito. Aprender cómo recuperar la automotivación es fundamental para vencer nuestro miedo y dejar de procrastinar llevando a cabo las tareas propuestas, favoreciendo así nuestro desarrollo personal y profesional.

Motivación personal

¿Te suena ‘procrastinar’? Ya te he hablado de la palabra procrastinar en otros artículos, se trata de un término que viene del latin y que los norteamericanos han puesto de moda. Se utiliza para esas ocasiones en las que postergamos las cosas que nos hemos propuesto hacer, aparentemente sin motivo, aunque en realidad siempre hay un motivo que nos lleva a la pereza o a la dejadez: la falta de motivación.

En realidad se trata de distintas formas de miedo inconsciente a no saber por donde empezar, a no saber hacerlo, a no hacerlo bien… Cuando la motivación no es suficientemente fuerte no somos capaces de vencer ese miedo, que por otra parte es normal, todos los seres humanos tenemos miedo. Se trata de vencerlo, no podemos evitar que exista.

Motivación profesional

En nuestra vida laboral también tendemos a procrastinar por los mismos motivos que acabo de mencionar. La diferencia está en cómo nos afecta el hecho de procrastinar. Mientras en la vida personal nos lleva a regañarnos y sentirnos mal con nosotras/os mismas/os, y esto nos lleva a la baja autoestima, en la vida laboral puede llevarnos a perder el trabajo.

Cuando te enfrentes a tus tareas nuevas mantén la mente fría y tranquila, pregúntate qué te hace falta tanto de medios como de mentalidad para poder comenzar con tus nuevas tareas. Cuando las tareas no sean nuevas hazte consciente de la necesidad de llevarla a cabo, párate a pensar el motivo por el que tienes que hacerlo, el momento en que tiene que estar terminado, la importancia de que esté hecho.

Automotivación

Comenzar algo nuevo no es fácil, supone salir de nuestra famosa ‘zona de confort’. Como la mente es controladora y miedosa siempre va a poner trabas a los cambios. Está en nuestra mano calmar nuestra mente y poner manos a la obra, no dejarnos controlar por nuestro miedo para poder llegar a nuestros objetivos.

Puedes llegar a tener la automotivación suficiente para lograr hacer lo que te habías propuesto en tan sólo 3 minutos. Para ello tómate un único minuto en cada paso:
1.- Conecta con «tu gran porqué»: ¿Qué te llevó a querer hacerlo? ¿Qué te mueve?
2.- Deshazte de tu miedo: ¿Qué te está impidiendo hacerlo? ¿Qué te frena?
3.- Pon manos a la obra: ¿Cual es el primer paso que necesitas dar para hacerlo?

La motivación es el gran motor que nos lleva a cumplir nuestras tareas venciendo el miedo, pereza o desorganización que nos llevan a procrastinar. La automotivación es la vía para cumplir aquello que nos hemos propuesto, evitando sentirnos mal con nosotras/os mismas/os y haciendo que suba nuestra autoestima.

“La motivación nos impulsa a comenzar y el hábito nos permite continuar”
Jim Ryum

________________

Sobre Marta Morón, Directora de MujerLider:

Marta Morón es Coach y Mentora de mujeres Directivas, Managers, Emprendedoras, Freelancers y con responsabilidades profesionales. Hace más de diez años decidió dar un giro a su carrera de empresariales, basada en experiencias de Manager y Financial Controller en multinacionales como McKinsey y Linklaters, para ayudar a otras mujeres a organizar su Plan de Carrera o Emprender, y a transformar sus vidas.

Cree en Tí

Hay un momento en la vida, en que comprendes que ha llegado el tiempo de cambiar, y si no lo haces, nada jamás podrá cambiar. Comprendes que si al fracasar, no tienes el coraje de comenzar de nuevo, la vida seguirá sin ti. La dicha no nos acompaña siempre y nuestra vida a veces se torna diferente de lo que nos imaginamos.
No siempre nuestros días brindan lo que esperamos. Sin comprender por qué, a veces toman rumbos tan imprevisibles que ni en tus sueños se hubieran asomado. Pero igual, si no te animas a escoger un camino, o a realizar un sueño, estás en gran peligro de vagar sin rumbo y perderte. Más bien que preguntarte con mil ansias por qué tu vida se ha tornado como es ahora, acepta el camino abierto que te espera.
Olvídate de lo que fue, no te confundas. Eso ya pasó. Sólo el presente importa. El pasado es ya una ilusión, y el futuro todavía no existe. Pero vivimos hoy. Mide tus pasos uno a uno, sin perder la fe, guardando tu valor y confianza. Con tu frente alta, no temas soñar, ni mirar las estrellas.
Un poco más de paciencia, tu vigor volverá y encontrarás tu vía. Una senda más bella y serena de lo que has soñado te llevará adonde quieras que te lleve, cumpliendo todos tus deseos. No pierdas confianza en tus fuerzas, y toma esa nueva vía. Verás que está llena de alegría, de aventuras y deleite como en tus sueños no imaginaste. Cree en ti.
Todos tenemos adentro una brújula que nos conduce adonde anhelamos. No olvides confiar en tu brújula, consúltala a menudo, porque el conocer su presencia te dará fortaleza para lo que la vida te depare. No permitas que te desvíen. Pídele la verdad a tu corazón, y te dará la respuesta y el discernimiento para tomar las decisiones que son para ti. Ama a todos, y no esperes agradecimientos. Haz lo mejor que puedas. Vive cada día en su plenitud. Nadie puede leer el futuro.
Recuerda: para todas tus preguntas, allí en tu fuero interno, a la vera del camino, habrá respuestas más claras, soluciones aceptables. Hace falta paciencia, y confianza, para alcanzar la meta, solucionar problemas, y realizar sueños. Aunque por momentos parezca que ya no puedes seguir, conozco tu fortaleza, y sabrás sobrellevar todo lo que la vida te depare.

Cree en ti…♥♥♥

www.jivamukti.com.ec

¡No te compares!

Uno de los actos más crueles a los cuales las mujeres emprendedoras se someten a sí mismas es el de compararse constantemente con sus pares.
Suele suceder de forma muy natural, por eso no siempre se dan cuenta de la espiral descendente de auto-sabotaje en la cual fácilmente quedan atrapadas al contemplar los éxitos de otras mujeres.
Tú sabes que te estás comparando con otras cuando…
• Te sientes incapaz y poco preparada cuando estás en una reunión o conferencia de emprendedoras y escuchas de los logros de las demás mujeres empresarias.
• Sigues a una emprendedora y lees de sus logros en sus boletines, porque la admiras, pero no crees que podrías lograr lo mismo.
• Quieres alegrarte cuando una emprendedora amiga o conocida cuenta de sus victorias, pero luchas con sentimientos de inferioridad y sientes que no te estás esforzando suficientemente para alcanzar tus metas.
Si te identificas con cualquiera de estos puntos, ¡no te preocupes! ¡Todas hemos luchado a este nivel!
El mundo de los negocios es altamente competitivo. Si no te cuidas, te puedes imponer una enorme presión que te llevará a caer en el síndrome de sobre exigirte y/o mirarte en menos todo el tiempo.
¿Cómo puedes evitar el daño que te haces al compararte con otras emprendedoras?
Lo primero es reconocer tú valor intrínseco.
No es malo compararte con otras. ¡Incluso te puede servir de estímulo! Pero tienes que hacerlo sin menoscabarte a ti misma.
A la mayoría de las mujeres les cuesta honrar su esencia única y personal. Son rápidas en reconocer el valor en otras personas…e igual de rápidas en desdeñar el aporte propio.
Nunca olvides que eres una creación única de Dios, creada para un propósito definido, dotada de dones y talentos para alcanzarlo y con una misión que solo tú puedes cumplir.
¡Tienes tú lugar en este mundo, no temas y tómalo!
Sé auto-crítica, pero realista a la vez.
La forma más sana de reaccionar cuando ves que otras emprendedoras avanzan con su marketing, contratan a más clientes y cierran más ventas que tú, es analizar lo que tú puedes aprender de ellas.
Pregúntate:
¿Has dejado de buscar contactos nuevos para darte a conocer?
¿No estás implementando lo que estás aprendiendo en tu curso o con tu coach?
¿Has comprometido tus prioridades y estás perdiendo tiempo http://bettinalangerfeldt.com/195/como_poner_limites en otras actividades?
Sé realista cuando te haces estas preguntas. No todas las personas están al mismo nivel con sus negocios. Lo importante es que estés avanzando y creciendo  ,  independientemente del nivel en el cual te encuentres.
Compárate con ti misma.
En vez de fijarte tanto en los progresos de otras empresarias, ¡mira los tuyos! Compara lo que has logrado hoy con lo que habías logrado hace un año atrás.
¡Luego celebra tus éxitos y sé agradecida por los resultados obtenidos!
Si deseas obtener más orientación sobre cómo te puedo ayudar a monetizar tu misión con un negocio online sólido, que te permita ganar el dinero que vales mientras ayudas a muchas personas, ¡aplica para una sesión estratégica conmigo y conversemos! http://bettinalangerfeldt.com/formulario-de-aplicacion-para-tu-sesion-estrategica

3 Claves para abandonar el hábito de la postergación

Todo comienza con un pensamiento. Cuando se trata de hacer algo, primero piensas en eso que quieres llevar a cabo, que lo hagas o no depende de ti.

¿Cuántas veces te has sorprendido dándote cuenta de que aquello que tantas veces pensaste en hacer nunca llegó a ser una realidad?

¿Cuántas veces empezaste algo que nunca acabaste porque siempre había algo más “importante” que te lo impedía?

¿Cuántas veces te has arrepentido de no haber hecho algo que realmente deseabas?

Siempre encuentras una buena excusa para justificarte ante ti misma y consolarte por no haber pasado a la acción rápidamente. ¿Y cuál es el resultado final? Frustración, pensar que no vales para nada, que no tienes voluntad ni siquiera para llevar a cabo los propósitos inmediatos del día a día, te desvalorizas y machacas.

Esto se va acumulando en tu interior con cada intención no llevada a la práctica y le vas dando fuerza a las creencias negativas sobre ti misma.

Y con esta influencia en ti, ¿cuál es la productividad que le das a tu profesión? ¿Cuánto le puedes exigir a personas que se están formando y están aprendiendo de ti?

Los niños y jóvenes perciben más allá de lo que físicamente se ve y lo notan todo, aunque no lo digan, aunque no lo creas.

Las claves que te ofrezco en este artículo te valen tanto para tu vida privada como para tu vida profesional. De hecho, todo empieza en tu vida personal y de ahí te proyectas al exterior. No eres una persona divida en secciones, eres una persona completa y todos los aspectos de tu vida necesitan estar en consonancia y armonía.

Por esto la base está en conocerte a ti misma, tus valores, tus límites, tus sueños, tu propósito. Amarte tal y como eres, respetarte y confiar en que tú puedes alcanzar todo lo que te propongas.

Obsérvate, mírate desde fuera, no te dejes distraer por todo aquello que te aparte de las tareas que son necesarias realizar para conseguir eso que quieres, por pequeño o grande que sea.

3 Claves:

    • Ten tu objetivo claro. Defínelo, enfócate y cero distracción.

      Si no perfilas eso que quieres conseguir, si no te defines con pelos y señales, estarás dando vueltas, todo será como una pescadilla que se muerde la cola, no llegas a ninguna parte. Esto te confunde y hace que pierdas confianza en ti misma. Así que ten tu objetivo claro y ve a por ello. Escribe todo.

        • Identifica tus creencias limitantes, tus conflictos internos y elimínalos.

          Al realizar el primer ejercicio te asaltaran los miedos, ansiedades, el “no tengo tiempo”, el “no puedo” “luego lo haré”. Elimina todo esto de inmediato de lo contrario estarás boicoteándote y no llegarás a ninguna parte.

          Usa herramientas de apoyo, como afirmaciones positivas, visualización, aprende sobre ti. Si sola no puedes, sería un buen momento para contratar servicios de coaching.

            • Prepara un plan de acción.

              Coge lápiz y papel y anota todos los pasos que vas a dar hasta llegar a tu objetivo. Describe cada cosa que vayas a hacer y felicítate por cada paso conseguido.

              Si fallas en cualquiera de estos pasos, no te des por vencida y vuelve a empezar, recuerda que el momento de poder y empuje siempre está en el aquí y ahora, en el presente.

              Ve a por ello porque tú lo mereces, tú vales, tú  puedes, tú estás llena de fuerza y coraje.

              Mercedes Mata
              La Coach de la Maestra
              www.lacoachdelamaestra.com

              Claves poderosas para mejorar tu autoestima

               

              Una de las razones por las cuales podemos tener una baja autoestima es porque muchas veces no cumplimos muestras metas y objetivos, ya sea en el trabajo e en nuestra vida personal, nos vamos trazando metas que al final pocas veces cumplimos por dejadez o por mil excusas que nos ponemos.

              Esto sucede porque siempre estamos posponiendo el esfuerzo que supone alcanzar nuestras metas, nunca encontramos el momento oportuno ni el día perfecto para hacer aquello que es verdaderamente importante, hacer cambios para mejorar nuestra vida o nuestro trabajo y lograr metas que sean verdaderamente transcendentales.

              Piensa que todas las personas tenemos deseos pero los triunfadores y las personas con alta autoestima tienen metas, los deseos impulsan a la acción y mueven a las personas, las acciones obtienen resultados y esos buenos resultados elevan nuestra autoestima de manera poderosa, ya que la acción es el antídoto de la baja autoestima.

              No dejes tus acciones más tiempo, empieza ahora a cambiar esa postura inerte con estas poderosas claves.

              -Vive conscientemente

              No vivas dormida, anestesiada por lo que te rodea, toma conciencia de lo que quieres hacer aquí y ahora, no dejes las cosas para mañana, esto te permitirá desarrollar tu autonomía como persona y te hará conocer fortalezas internas que no habías descubierto.

              -Acéptate como eres

              Ni eres perfecta, ni tienes porque serlo, eres , la mujer más importante de tu vida, aprende a quererte con tus defectos, eres especial solo porque existes y porque tu asi lo quieres, no dejes que tu entorno te haga verlo de otra manera ni te condicione.

              -Aprende a decir no

              Muchas veces hacemos las cosas que los demás desean solo por complacer, eso luego nos hace sentirnos mal porque en realidad dejamos de lado nuestros propios deseos, no digas si cuando quieres decir no, aprende a hacer aquello que desees solamente y no por obligación.

              Estas claves te van a ayudar en la mejora de tu vida al potenciar de forma efectiva tu autoestima.

              Pakki Segura

              www.bienestarparaemprendedoras.com

              Trabajo con la autoestima

              ¿Qué es?

              La autoestima es la percepción evaluativa de una misma. Es un conjunto de percepciones, pensamientos, evaluaciones, sentimientos y tendencias de comportamiento dirigidas hacia nosotras mismas, hacia nuestra manera de ser y comportarnos, hacia rasgos de nuestro cuerpo y nuestro carácter.

              Una autoestima saludable requiere aprender a escuchar nuestra propia intuición, sensaciones y perspicacias y vivir en coherencia con ellas. Fuimos doctrinadas a ignorar nuestras necesidades para vivir de acuerdo a las expectativas de los demás y tememos a la soledad y el abandono, a que ya no nos acepten por no cumplir nuestra obligación con los demás. Este es un resultado de nuestros pensamientos que se desarrolla a partir de los 5-6 años de edad, cuando comenzamos a formar el concepto de cómo nos ven nuestro padre y nuestra madre, maestros/as, amigos/as, compañeros/as…

              ¿Cómo actúa?

              La autoestima positiva opera en el sistema inmunológico de la conciencia, otorgando resistencia, fuerza, seguridad personal y confianza. Potencia la capacidad de las personas para desarrollar sus habilidades.

              La autoestima negativa, hace que nos dejemos influenciar más por el deseo de evitar el dolor en lugar de experimentar la alegría. Hace que todo lo negativo tenga para nosotras más influencia que lo positivo, enfocándonos hacia la derrota y el fracaso.

              En el momento que la persona afectada es adulta, según su personalidad y sus emociones puede actuar bajo los efectos del miedo (papel de víctima, sumisión, aceptación de sus errores incluso cuando no lo son, culpa…) o puede actuar bajo los efectos del orgullo y el rencor (papel dominante, abusador, bajo ningún tipo de concepto aceptará sus incapacidades y miedos).

              Como podemos ver, tanto el maltratador como la víctima, provienen de la misma carencia de autoestima, la carencia de Amor; Uno se hunde en el vacío y otro intenta llenarlo pisando al más débil en ese momento.

              Síntomas comunes:

              Los principales síntomas que ponen de manifiesto que una persona tiene una baja autoestima son un alto grado de autoexigencia y, aun así, una escasa o nula valoración de sus propias cualidades y logros; ausencia de confianza en sí misma e inseguridad; sentimiento de inferioridad; facilidad para dejarse influenciar por los demás; reparo a expresar sus sentimientos, opiniones y gustos; vulnerabilidad ante las críticas; grandes ansias de ser aceptada por los demás y consecuente miedo a no serlo; dificultad para establecer relaciones con los demás; el sentimiento de impotencia; tendencia a la frustración, la infelicidad y la depresión; la culpa.

              ¿Cómo elevar tu autoestima?

              ·         Identificar habilidades, puntos fuertes, éxitos y cualidades positivas de nuestra personalidad.

              –          Expresarlas en voz alta y añadir “y me gusta”, por ejemplo: “Se me da muy bien la contabilidad y me eso me gusta”.

              –          Crear una lista y llevarla contigo para ir apuntando en el momento que se te ocurran más cosas.

              ·         Identificar debilidades preguntándonos: ¿En qué situación me siento mal conmigo misma? ¿Qué no hice por miedo a hacerlo mal? ¿Qué me frenó para no intentar alcanzar mi objetivo?

              –          Reformula las respuestas a positivo. Cambiar el “no puedo, no sé, no soy capaz…” por el “quizás consiga, voy a intentar, quiero hacer…” Ejemplo: Me siento muy mal cuando tengo que decir que no à Está bien que diga no cuando así lo sienta.

              * Si necesitas un trabajo más profundo puedes acudir a grupos de crecimiento personal o terapias individuales.

              Anabel Bottarella Cuervo (Masajista, maestra de Reiki y terapeuta transpersonal)

              http://anabelbottarella.wordpress.com/

              La Relación Más Importante En Tu Vida

              La relación con tu ser incluye la forma como te tratas a ti mismo y la manera como honras tus promesas y compromisos para contigo mismo. ¿Cómo interactuas con tigo mismo? ¿Cómo reaccionas ante diferentes circunstancias? ¿Qué si las circunstancias son favorables o desfavorables? ¿Cómo expreas tu satisfacción?

              La relación con tu ser también incluye la forma como tomas tus decisiones y la manera como acompasas tu vida. Sin embargo, dicha relación va más allá de tus momentos de conciencia pues la misma se extiende desde el momento en que te levantas hasta el momento en que te acuestas en la noche pasando por toda tu jornada de sueño. Adicionalmente, esta relación incluye el cómo te relacionas y manejas tu productividad diaria, cómo manejas tu tiempo, tus proyectos, tus finanzas, tu círculo social y tu energía.

              La pregunta clave para evaluar la relación con tu ser es: ¿Minimizas, no le das importancia y tratas con desprecio tu motivación, o utilizas las herramientas del reconocimiento, el refuerzo y la recompensa para mantener esa motivación en un permanente proceso de revitalización? Si nunca lo habías pensado, considera este concepto. Cuando tú eres “uno” contigo mismo, puedes decir que estás alineado y puedes sentir paz dentro de ti. Cuando algo pasa que no cumple tus expectativas, se puede iniciar un diálogo interno que termina dividiéndote en dos. El diálogo que te sobreviene es entre tu “ser público” y tu “ser privado”. Puede darse también que te sobrevengan más de dos voces, pero el punto es que entonces ya no eres “uno” contigo mismo, y la paz en tu interior se ha ido.

              La voz en tu interior aparece cuando estás frente a una decisión y no tienes claro que hacer al respecto. Te aparece una oportunidad para tomar un trabajo en un lugar distinto al tuyo, te han hecho una propuesta de matrimonio y no estás seguro(a) de que la persona con la cual has estado de novio(a) es la persona que quieres contigo para el resto de tu vida. No importa la situación, cuando el diálogo mental aparece, dejas de estar presente, y comienzas a ser “dos” en lugar de “uno”.

              Cuando las cosas no están bien para ti, tú tienes una elección. La elección está entre hablar y buscar apoyo o mantenerte en silencio. Ignorar o pretender que las cosas están bien cuando en realidad no es así, sólo exacerba la división entre tú y tu auténtico ser. Cuando actuas en concordancia con lo que dices y haces que tu palabra cuente, estás obrando con integridad y estás alineado con las más altas aspiraciones de tu ser.

              La mayoría de las personas no se han dado cuenta de que la relación con sigo mismos existe. Ellos simplemente viven sus vidas de acuerdo a las expectativas, opiniones, aprobaciones y rechazos de los demás. Sin la conciencia del mundo interior, ellos no se dan la oportunidad de experimentar momentos de reflexión para examinar donde han estado, donde están, y a donde les gustaría idealmente estar. Si una persona no se da la oportunidad de examinar qué es lo que verdaderamente desea, de evaluar lo que podría haber en el camino, y de trazarse un plan de acción para conseguirlo, entonces esa persona está probablemente desconectada de su ser esencial y no es conciente de todas las posibilidades que esta relación le puede proveer.

              El descubrimiento de esta relación con uno mismo ilumina nuevas vías de crecimiento, autodesarrollo, y realización, a la vez que abre puertas que antes estaban cerradas.

              ¿Como puede un Coach ayudarte en la relación con tu ser?

              El proceso de coaching se puede dividir en tres fases: (1) Clarificar lo que quieres, (2) ayudarte a trazar un plan de acción para conseguirlo, y (3) apoyarte en la realización de tu visión, sueño o meta. Cuando el tramo que existe entre donde estás y adónde deseas estar es más largo de lo que puedes imaginar, el Coach te ayuda a acortar la brecha entre los dos puntos dándote primero las herramientas para superar el “Yo no puedo” o la negación que puedas enfrentar en forma de confusión, duda, incertidumbre, y miedo que puedan sabotear tus sueños.

              Cada vez que puedas alcanzar otra meta, estás contribuyendo a la evolución de tu ser.

              Éxitos!

              Martin E. Orozco, CPC
              Coach Profesional Certificado por FWI y miembro de la International Association of Coaching (IAC). Conmigo aprendes a conquistar tus emociones y a elevar tu vida a un nivel superior de paz y felicidad.
              http://www.martin-orozco.com