Saltar al contenido principal

Descubre las 2 estrategias para conocer a tus clientes mejor que ellos

Si tienes un negocio, pero no estás contento con los resultados que estás obteniendo, te aconsejo, como regla básica, conocer a tu cliente ideal mejor que él mismo.

Y no estoy hablando de conocer a tu cliente en general.

Estoy hablando de conocer y comprender a tus clientes en un nivel más profundo, emocional.

Si realmente quieres vender tus programas o servicios y generar altos ingresos en tu negocio, entonces es mejor estar preparado para conocer a tus clientes mejor que nadie.

Sin embargo, lo creas o no, no es tarea fácil. Sobre todo si haces lo que yo estoy a punto de mostrarte en el artículo de hoy. Y voy a explicarte en un minuto lo que quiero decir.

Pero antes, voy a contarte una historia…
Ana, un día, se despierta con un dolor muy fuerte en la pierna izquierda. No se preocupa y piensa que se le pasará. Pero, al día siguiente el dolor sigue; incluso se intensifica y se mueve al brazo izquierdo, hasta el cuello.
El tercer día, le duele todo el lado izquierdo y decide ir al médico.
Se queda sorprendida al descubrir que su médico no la puede ayudar, porque no averigua lo que le ocurre; así que acude a otro médico. Y nada, total misterio, no sabe lo que le pasa ni cuál es la causa de su dolor.
Su vida sigue, pero el dolor le sigue afectando día a día y le cuesta descansar por la noche.
Un día se encuentra en un bar con una desconocida. Ella se presenta y le dice que es médico, y Ana aprovecha el momento y le cuenta su problema de salud.
La médica empatiza con el dolor de Ana. Le dice que ya había tenido pacientes con el mismo problema y que entiende perfectamente por lo que está pasando.
La sorpresa de Ana es absoluta: por fin ha encontrado, por casualidad, a un experto que le puede solucionar su problema.
Y eso que, en realidad, la desconocida no le había dicho aún cuál era la solución; solo parecía entender el problema de Ana.

Y aquí tienes las 2 estrategias que yo utilizo para empatizar con mis clientes:

1.El poder de la comprensión de los problemas de tus clientes
Tienes que ser capaz de identificar y diagnosticar los problemas de tus clientes, y conectar con su dolor, con su problema, a un nivel profundo y personal.

Al describir los problemas de tus clientes, les transmites 3 aspectos clave:
1. Entiendo dónde estás.
2. Sé dónde quieres estar.
3. Voy a ayudarte a llegar allí.

Piensa en esto…
Si yo puedo describir detalladamente el dolor y la lucha por los que está pasando mi cliente, ¿no crees que yo sé cuál es la causa?, ¿no crees que yo entiendo su dolor?, ¿no crees que yo entiendo sus objetivos generales?

Eso implica que tengo la solución a ese problema y voy a ayudar a mi cliente a acabar con ese dolor. Además, voy a ayudar a mi cliente a llegar donde él quiere estar.

2.Acceso directo al conocimiento de tus clientes
Curiosamente, comprender los problemas de tus clientes no es tan difícil como parece.

La mayoría de la gente no pasa mucho tiempo pensando en sus problemas, ni en cómo un solo problema puede afectar a todas las áreas de su vida.

Ahora, como propietario de un negocio, te animo a que reflexiones seriamente sobre las siguientes preguntas:
• ¿Cuáles son los problemas de tus clientes ideales?
• ¿Cuáles son los síntomas de esos problemas?
• Teniendo en cuenta que están viviendo con esos problemas, ¿qué clase de vida llevan tus clientes?
• ¿Qué emociones se activan de forma regular debido a que experimentan ese problema?

Si te resulta muy complicado contestar a estas preguntas, el mejor punto de partida para comprender los problemas de tus clientes eres tú mismo: tu propia experiencia.

Piénsalo. Tú estás en un negocio por una razón, ¿verdad?
Y, seguramente, los inicios no fueron fáciles; tuviste que superar muchos obstáculos y enfrentarte a miedos y a creencias equivocadas.

Probablemente, has experimentado muchos de los mismos sentimientos y de las mismas emociones que tu cliente vive ahora, todos los días.
Yo sé, por experiencia, que es mucho más sencillo conectar con tus clientes a través de los miedos que tú has experimentado, a partir de tus esperanzas, de tus propias luchas y de tus propias frustraciones.

Por eso, te animo que descubras el mayor obstáculo que tiene tu cliente en este momento para luego ofrecerle la solución a su problema.

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo con tus seguidores!
Gracias por ayudarme a llegar a más personas a través de mis estrategias, recursos y herramientas gratuitas.

Antes de irte, déjame hacerte algunas preguntas:
1. ¿Te ha sido útil este post?
2. ¿Cómo puedo ayudarte en tu negocio?
3. ¿Alguna vez has utilizado tu historia personal para conectar con tu cliente y solucionar el problema que tenía?

Como siempre, te agradezco que respondas en los comentarios. Eso me ayudará a que el próximo artículo que escriba sea aún más útil para ti.

P.D Si te ha gustado este artículo, suscríbete a mi newsletter semanal y recibe cada semana en tu e-mail estrategias para hacer crecer tu negocio y herramientas para desarrollar tu potencial. De regalo mi guía gratuita “Transforma tu negocio” que te ayudará a atraer más clientes y generar más ingresos en tu negocio.

Sobre Melania Garbú
Soy emprendedora y consultora de desarrollo personal y profesional. Ayudo a emprendedores que venden servicios a desarrollar todo su potencial y a convertir sus conocimientos en programas y servicios de elevado valor y altos precios, para conseguir más clientes y más dinero en sus negocios. www.melaniagarbu.com

¿Cómo hago crecer mi despacho?

Lidiar con la alta competencia y saberse adaptar a las nuevas tecnologías juegan un papel fundamental para que un abogado o asesor llegue a nuevos clientes y pueda ampliar su negocio

Esta será la pregunta del millón que muchos profesionales se hagan cada día. ¿Dónde está el secreto para ganar clientes? En unos años duros, en los que a la debilidad económica se le ha sumado una alta competencia y la revolución tecnológica que todo lo cambia, hacer que un negocio crezca es una tarea compleja. Pero no imposible.

No es ningún secreto que, entre tanta oferta de abogados y asesores, hay que saber destacar entre la competencia, hacerse no solo visible (que ya es complicado) sino también atractivo. Ofrecer ese valor añadido que haga al cliente decantarse por tu servicio y no por el del bufete de al lado. Pero, ¿cómo? Sigue leyendo.

Evidentemente la calidad decide. Ser un abogado que gana casos dentro de tu especialidad hará que tu nombre circule, que seas recomendado, y que más gente decida acudir a ti. Si formas parte de un bufete o estás pensando crear uno, es mejor contar con pocos profesionales que sean buenos, a tener muchos del montón. Capta el talento y sedúcelo, trabaja junto a compañeros brillantes, o vincula tu nombre al de profesionales con una reputación creciente. Esto hará que tú destaques entre la multitud, aunque tus honorarios sean superiores al de tus rivales. Porque no lo olvides, la calidad también se paga, y el cliente sabe en la mayoría de los casos que lo barato le saldrá caro.

Pero tus triunfos no deben ser a costa de todo. Cada vez más, los profesionales que respetan la ética y tienen unos valores arraigados e identificables (de nuevo, no vale con serlo, sino que también hay que parecerlo) son mejor valorados por los consumidores, y estos están dispuestos a pagar un poco más por ello.

Tu presencia en Internet es determinante. Innova.

El rápido mundo digital exige cambio. Las empresas que no han sabido adaptarse al cliente del siglo XXI son las que peor lo han pasado, e igual sucede en el ámbito del derecho. Si el mundo cambia, tienes que aprender a cambiar con él. Y no solo eso, no solo vale con adaptarse, sino aprovechar las ventajas que te ofrece Internet para sacar partido. ¿Cómo?

Lo primero que debes hacer es cuidar tu imagen corporativa. Actualmente un cliente, salvo los de mayor edad, busca en la web lo que necesita, cualquier cosa, y por supuesto también al que será su abogado o asesor. Si tu negocio no tiene siquiera página web, no está presente en las redes sociales, estás en desventaja. Actualmente las vías de feedback con los potenciales clientes son inmensas, por eso tienes que abrir una forma de que ellos se puedan comunicar contigo, de que vean qué es lo que ofreces.

Para ello puedes contratar a un experto en redes. O puedes estudiar qué es lo que hace la competencia y copiar su modelo, aunque de esta forma siempre irás detrás de ellos. Dedica tiempo a pensar qué es lo que a ti te gustaría encontrar si fueras cliente, y hazlo posible a través de tu web.

Internet cada vez copa más cuota de mercado, y si no sabes aprovecharlo no ganarás clientes. Existen en España plataformas digitales que han revolucionado el mundo del derecho a través de la innovación, y ahí también tienes tu opción. Un profesional de este ámbito debe conocer espacios como Easyoffer, donde los clientes encuentran fácilmente a sus abogados y asesores gracias a Internet. Explora esta posibilidad.

Pon al cliente en el centro

Esta es otra máxima que debes seguir. No olvides que es el cliente a quien te debes, por lo que debes hacer todo lo posible para que este se sienta a gusto, protegido, y que pueda confiar plenamente en ti.

Además de aportarle conocimiento, y de poner tu calidad a su servicio, debes esforzarte en comunicar bien a tu cliente qué es lo que haces, cómo va su caso, qué opciones tiene y cuáles son las más recomendables. Habrá personas que constantemente te estén llamando preocupadas, otras serán más independientes y apenas sabrán de ti. Pero tú, como profesional que quieres hacer crecer tu negocio, debes siempre estar pensando en el cliente.

Si es así, importará menos que ganes o que pierdas, porque el cliente se sentirá satisfecho con tu dedicación y con el trato que le has dado, y hablará bien de ti, incluso volverá a contratar tus servicios.

Y no olvides que ese trato personal requiere dedicación, esfuerzo, y también tiempo. Si asumes más casos de los que eres capaz de gestionar (otro aspecto clave, la organización) seguramente en el corto plazo ganes más dinero, pero si echas la vista un poco más adelante esos clientes acabarán insatisfechos y darán mala publicidad sobre tu trabajo.

No esperes en tu despacho, busca clientes

Otra de las consecuencias de la crisis actual es que, y no importa cuál sea tu oficio, tendrás que sacar al mejor vendedor que lleves dentro de ti. Convencer a alguien de que eres su mejor opción, cuando esa persona seguramente quiera ajustar su presupuesto y tenga a su disposición decenas de despachos, requerirá de tu mejor actitud.

Buscar clientes y captarlos es un arte, pero recuerda que eres capaz de ello. Y no, no hay que llamar a cada persona que salga retratada en el Boletín Oficial, sino que hay que saber estar presente en los lugares importantes y que así te puedas dar a conocer, acercándote al potencial cliente.

Una buena opción para ello es, por ejemplo, abrir en tu web un espacio de consultas. Son muchas, muchísimas, las personas que buscan a través de Internet la solución a sus problemas, y que teclean en los buscadores a la espera de encontrar respuestas a su situación legal. Si llegan a ti, y les das una respuesta convincente, tendrás buena parte del trabajo ganado y esa persona contratará tus servicios.

Y no solo en tu web. Existen foros de derecho, muchos medios de comunicación cuenta con abogados o asesores para realizar chats en los que los clientes pueden resolver dudas, y hay muchos congresos, físicos y virtuales, en los que un abogado o asesor puede dejar su marca y hacerse así visible. Traza una pequeña estrategia de marketing y aprovéchalo.
No existe una fórmula mágica para hacer que tu negocio prospere. Pero puedes seguir estos consejos, y crear los tuyos propios, para estar más cerca de aumentar tu cartera de clientes. Y recuerda que plataformas como Easyoffer te serán de gran ayuda para brillar entre tu competencia y llegar a personas que de otra forma sería imposible.

Angie Busato – www.easyoffer.es

¿A veces pones en duda tu capacidad de ayudar a tus clientes?

¿Pones en duda tu capacidad de impactar la vida de otras personas, porque tú misma aún tienes tanto por resolver en tu propia vida?

¡Bienvenida al club! Le sucede a la mayoría de las mujeres emprendedoras que son coaches, consultoras, terapeutas o profesionales independientes.

Tienen ese enorme deseo de ayudar a otros, pero no se sienten 100% calificadas, porque aún están lidiando con tantos temas inconclusos en sus propias vidas.

“¿Quién te crees tú, para hacer esto?”, es la voz interior que las atormenta y las lleva a retraerse cuando –por el contrario- deberían avanzar con osadía y determinación para reclamar valientemente el lugar que Dios tiene para ellas.

¡Yo no tendría mi negocio ni estaría escribiendo esto si hubiera hecho caso a esa voz! Mi vida estaba lejos de ser perfecta cuando comencé con mi negocio hace siete años, ¡y aún tengo mucho que aprender!

Lo que me ayudó mucho es lo que me enseñó una de mis queridas mentoras:
“Un coach de fútbol no es experto en jugar fútbol, es experto en ayudar a otros a jugar fútbol.”

Es cierto que los años te dan experiencia y eso te da la capacidad de ayudar de mejor manera a tus clientes, ¡pero nunca vas a ser perfecta!

Es algo que aprendí al educar en casa a nuestros cuatro hijos. Al principio me abrumé, porque pensé que tenía que ser una erudita en todos los ramos del colegio, y eso para los diferentes niveles de cursos. ¡Imposible!

Dios me mostró que no tenía que saberlo todo. Solo tenía que estar uno o dos pasos más adelantada que mis hijos. ¡Simple!

Eso me alivianó tanto la tarea, porque comprendí que mi rol como la líder de ellos iba tanto más allá que el aportar mis conocimientos y experiencias.

1. Entregas inspiración.
Solamente al posicionarte como líder, ya estás motivando a otros que se van a identificar con tu mensaje, ya que ellos también creen lo mismo que tú, pero no se atrevieron a abrir la boca. ¡Este mundo necesita a líderes como tú, que hablen y digan lo que hay que decir!
2. Estás delante de ellos.
Siempre sabrás “algo” más que tus seguidores. Mis hijos no sabían que yo, todas las noches, sacaba mis libros de “homeschooling” americanos, para preparar el siguiente día de actividades con ellos, ¡ya que no tenía la menor idea qué iba a hacer con ellos! ¿Adivina qué? Ellos aprendieron de maravilla con este método.
3. Creas un espacio.
Como líder, tú creas un espacio para que otros puedan crecer. Puede ser un curso, un taller, o un programa. Aunque estés recién comenzando, solo este hecho va a permitir que otros crezcan, y tú vas a ser la que marcó la diferencia en sus vidas.
Si tú te sientes llamada a ser un agente de cambio en este mundo y quieres liderar a otros hacia una poderosa transformación en sus vidas, pero no te has atrevido a hacerlo porque no te sientes preparada, te tengo buenas noticias:
¡Ya estás preparada hoy!

Para sentirte íntegra contigo misma y con los demás, poniendo en práctica lo que predicas, no necesitas ser perfecta. Solo necesitas estar dispuesta a tomar tu posición como la agente de cambio que eres, y a trabajar en tu misión con ahínco y pasión. ¿Cómo puedes empezar hoy mismo? Aplica a una sesión estratégica gratuita conmigo y veremos cómo podrás diseñar un modelo de negocio simple y lucrativo que te permitirá ayudar a un gran número de personas mientras generas los ingresos de tus sueños.

Bettina Langerfeldt

Cómo llenar tu consulta con nuevos clientes en forma automática

¿Cómo voy a encontrar a mi próximo cliente?

Es una pregunta muy frecuente que muchas mujeres emprendedoras que son coaches, consultoras, terapeutas o profesionales independientes, se hacen a diario.

La constante búsqueda de clientes nuevos fácilmente te puede llevar al agobio, especialmente cuando estás trabajando duro sin obtener muchos resultados.

Sin embargo, ¡no tiene por qué ser así!

Puedes crear un sistema automático, que trabajará por ti todos los días, todo el año, para llenar tu consulta, que te asegurará un flujo constante de clientes nuevos que estarán listos para contratarte.

¿Cómo se hace?

Aquí tienes un método simple de 3 pasos para llenar tu consulta todo el año:

1. Determina un problema apremiante de tu mercado.

Identifica una necesidad puntual muy candente de tu mercado y exprésala con las palabras que ellos usarían para describirla.

Este último punto es muy necesario, ya que ellos conectarán contigo a medida que tú seas capaz de comunicar bien cuál es la necesidad que sabes suplir.

De ser necesario, elabora una breve encuesta de 3 a 5 preguntas que te permita conocer los mayores obstáculos que están enfrentando y las palabras que ellos usan para describirlos.

2. Elabora un regalo gratuito y ofrécelo con un formulario de inscripción

Una vez que ya conoces el problema y sabes cómo expresarlo bien, puedes elaborar una respuesta breve, pero poderosa, para suplir esa necesidad puntual.

Puede ser en cualquier formato digital que se pueda descargar fácilmente: escrito, audio o video. Lo importante es que no sea muy largo y que vaya directo al grano para resolver el problema específico.

Publicita tu regalo, para que muchas personas se inscriban en tu formulario para poder descargarlo rápidamente. Ofrece tu regalo gratuito en los medios sociales, a través de alianzas estratégicas, incluso usando publicidad pagada. Lo importante es que corras la voz, para que muchas personas se apunten en tu lista de seguidores.

A medida que tu lista crece, puedes mantener el contacto con ellos mediante boletines semanales que sigan aportando valor a sus vidas y te ayuden a ganar la credibilidad y la confianza de tus nuevos seguidores.

3. Ofrece sesiones estratégicas

Una vez que hayas obtenido este nuevo flujo de seguidores a tu lista y que hayas tomado contacto con ellos mediante tus valiosos correos que les han aportado mucha información valiosa, es hora de invitar a algunos de ellos a conversar contigo personalmente.

Esto se logra lanzando una campaña de correos electrónicos para invitarlos a un número limitado de sesiones estratégicas contigo.

OJO: una sesión estratégica NO es una sesión gratuita de coaching. Es más bien una sesión en la cual tú hablas personalmente con ellos para ayudarles a hacer un diagnóstico actual de su situación y para determinar cuáles son los pasos que deben tomar para cambiarla.

Si ves que tú les puedes asistir en lograr sus metas, les puedes ofrecer tus servicios.

Y, ¡bingo! ¡Ya tienes un cliente nuevo!

¿Te das cuenta que, con este sistema, te van a llegar constantemente potenciales clientes nuevos, en forma totalmente automática?

Dato-bono: sigue leyendo a continuación y descubre otra manera muy efectiva de atraer a potenciales clientes… (¡hay muchas!):

¿Quieres aprender cómo diseñar una campaña efectiva de sesiones estratégicas, usando mi sistema probado que te garantiza un flujo constante de clientes nuevos?
Aplica a una sesión estratégica gratuita conmigo y veremos cómo podrás llenar tu consulta de una manera fácil y muy atractiva para tus seguidores.

Tres áreas claves en las cuales estás dejando dinero sobre la mesa

Cuando comencé con mi negocio hace siete años no sabía lo importante que era la atracción y fidelización de clientes. Ni siquiera había escuchado sobre ese concepto.

Cuando por fin se me alumbró la ampolleta, entendí que la única manera de obtener un flujo continuo de ingresos hacia mi negocio era por medio de una aplicación constante de estrategias de marketing y ventas. ¡Y me vi transformada en la gerente de marketing y ventas por más del 80% de mi tiempo!

Es cierto, el marketing de tus productos y servicios puede llegar a ser agobiante, porque hay miles de estrategias que se pueden usar, y todas son buenas.

Por eso es tan importante que simplifiques en esta área e inviertas tu tiempo enfocándote en solo algunas estrategias de marketing que funcionan para ti y para tu mercado. El secreto de la efectividad es que, una vez que hayas decidido cuáles usar, las debes aplicar en forma consistente, llueva o caigan relámpagos.

Pero aparte de eso, también es necesario que consideres un punto clave en el cual muchas emprendedoras nunca se enfocan y dejan mucho dinero sobre la mesa:

Las instancias en las cuales ya hiciste el arduo trabajo de marketing, generaste ingresos y luego los trasladaste mentalmente al compartimento de “misión cumplida” y seguiste adelante, buscando nuevas oportunidades de vender tus productos y servicios.

Es lo que yo llamo los “frutos maduros” de tu negocio: cuelgan delante de tus narices y no los cosechas, porque no estás consciente de ellos. Y estás dejando de ganar mucho dinero, sin saberlo.

¿Cuáles son estas áreas? Aquí tienes 3:

1. Clientes antiguos.
Clientes con los cuales ya has trabajado podrían estar felices en recontratarte para algún programa o servicio nuevo que estás ofreciendo. Lo bueno es que ya te conocen y confían en ti. Por eso es mucho más probable que inviertan en ti de nuevo.
¿Por qué no los contactas y les cuentas lo que estás haciendo? Puedes ofrecerles una atención especial por haber sido clientes tuyos.

2. Seguimiento con clientes que no aceptaron trabajar contigo en el pasado.
Un “no” nunca es un “no” de verdad. Es un “esto no” o un “ahora no”. Un cliente que no te quiso comprar hace 6 meses quizás no estaba en el momento adecuado para trabajar contigo. Quizás no se sentía preparado, o estaba tomando otros cursos.
También puede ser que el servicio que le ofreciste no era el adecuado para él o ella y ahora estaría encantado de trabajar contigo en tus programas nuevos.

3. Referidos.
La mejor publicidad es la que tus clientes hacen por ti. Pero vivimos en tiempos de ritmos acelerados y pocas personas se levantan por la mañana diciendo: “tengo que referir a alguien hoy día.”

Pero tú los puedes contactar, aprovechar de preguntar cómo están, contarles de lo que estás haciendo y preguntarles si tienen a algún conocido que se podría beneficiar con tus servicios. ¡Quizás mañana mismo tendrías un cliente nuevo en las puertas de tu negocio!

Me imagino que ya sabes cuál es la acción que debes tomar rápidamente:

Vas a tomar tu teléfono –o escribir unos cuántos correos- para cosechar los frutos maduros de tu negocio que rápidamente te generarán ingresos adicionales sin tener que hacer grandes esfuerzos de marketing.

¿Quieres aprender cómo diseñar una campaña efectiva de marketing y ventas, usando mi sistema probado que te garantiza un flujo constante de clientes nuevos? Aplica a una sesión estratégica gratuita conmigo y veremos cómo podrás llenar tu consulta y cerrar ventas de una manera fácil y muy atractiva para tus seguidores.

Bettina Langerfeldt – www.bettinalangerfeldt.com

Aprende a captar tus primeros clientes

Empezar un negocio siempre resulta complicado. Cuestiones legales, comunicación, página web, proveedores… Y el mayor dolor de cabeza: ¿Cómo capto mis primeros clientes? Conseguir que comiencen a confiar en nosotros es fundamental, porque más allá de ingresos nos garantiza experiencia, prestigio y credibilidad. Si eres emprendedora y quieres arrancar tu proyecto, crea tu estrategia de captación a partir de estos consejos:

Busca en tus círculos más cercanos. No estás sola en tu aventura: familia y amigos estarán deseando ayudarte a comenzar tu negocio, tanto como clientes como ofreciéndote contactos que puedan estar interesados en ti. Analiza tu entorno de forma empresarial y encontrarás muchas oportunidades que hasta ahora han pasado inadvertidas.

Muestras, descuentos, puertas abiertas ¿Sabes cuál es el principal obstáculo entre un posible cliente y tú? El desconocimiento y las reticencias a probar algo nuevo. Para vencerlo date a conocer de una forma original, y aprovecha cada ocasión para ello. Desde el reparto de muestras gratuitas, hasta ofrecer descuentos en las primeras compras incentiva al consumidor a superar la barrera inicial, y aumenta las posibilidades de ventas. La calidad de lo que ofrezcas hará el resto.

Coworking, networking… Establece sinergias con empresas y colectivos que puedan ser potenciales clientes (a esto le dedicaremos un espacio en siguientes post). Participa en congresos, jornadas, charlas y ferias empresariales y aprovéchalas para presentarte y explicar por qué tu producto o servicio es necesario.

Comunica mucho, y comunica bien. Quizá no te hayas parado a pensarlo, pero cada acción que realice tu empresa es una noticia, sólo tienes que buscarle el lugar adecuado. Puedes contarlas por redes sociales, enviar notas de prensa a medios de comunicación, publicarlo en tu blog o explicarlo a través de newsletters y eventos. Utiliza todos los canales de los que dispongas; el resto es mero boca a oreja.

¡Siempre alerta! Mantente siempre informada de qué sucede a tu alrededor, en tu país, en el ámbito de tu empresa. De la noticia más simple, de la última tendencia, de un simple comentario puede surgir una nueva oportunidad que, bien aprovechada, te conduzca a otro cliente.

Y recuerda que a todo ello debes sumarle una dosis extra de paciencia. Hacerte con el hueco que mereces en el mercado no es sencillo, pero una vez conseguidos los primeros clientes el resto llegará con trabajo y empeño ¡Adelante!

Verónica Gómez Carrasco

Tu nicho: ¿es “hot” o no lo es?

¿Te falta claridad para avanzar con tu negocio?
¿Te cuesta formular tu mensaje de ventas y sientes que es inconsistente?
Entonces es muy probable que tu nicho sea demasiado disperso.
En mi consulta de coaching he hablado con un sinnúmero de mujeres emprendedoras que luchan a diferentes niveles en su negocio y he visto que la gran mayoría de los problemas tienen su raíz en un nicho poco definido.
Normalmente este problema se refleja en tres áreas clave:
• Falta de claridad en la planificación del negocio, con el consecuente estancamiento.
• Un mensaje de ventas confuso que no atrae a muchos clientes.
• La falta de un método específico para solucionar los problemas del cliente, con el consiguiente agobio de tener que reinventar el trabajo que haces con cada cliente nuevo que te llega.
Si te sientes identificada con estos problemas y no sabías que la causa es tu nicho disperso, ¡entonces es hora de que lo revises y especifiques!
Pero antes de tomar el paso, quiero tranquilizarte. Normalmente el primer sentimiento que surge cuando sugiero especificar el nicho a una mujer emprendedora que trabaja en un rubro de servicio, como es una consultora, coach, terapeuta o profesional independiente, es el temor.
• Temor de perder su posicionamiento.
• Temor de dejar a alguien afuera.
• Temor de perder ingresos.
Estos temores son totalmente injustificados. En realidad, sucederá todo lo contrario:
Al concentrarte con un enfoque láser en solo un sector del mercado, solucionando un problema específico con un método definido, te vas a posicionar mejor, vas a atraer a más clientes que te valorarán y te pagarán bien y, en consecuencia, tus ingresos van a subir en vez de bajar.
De la misma manera que un enfermo del corazón va a preferir ir donde un cardiólogo antes que ir a un médico general, los potenciales clientes que tienen el poder adquisitivo para pagarte bien, van a buscar tus servicios si te especializas y van a estar dispuestos a pagarte mucho más por ellos.
Ahora que eso quedó claro, te puedo explicar lo que es un nicho y cómo puedes especificarlo más:
Un nicho básicamente tiene 3 componentes:
1. Tu cliente ideal.
2. El problema específico que solucionas.
3. Un método definido que solo tú entregas.
¿Cómo encontrarlo?
Para que puedas definir tu nicho, tienes que identificar “lo que tú haces”.
Te contaré una historia real, para que me puedas entender mejor:
Un señor tenía el negocio de instalar alarmas de seguridad. Para eso llegaba a las casas de sus clientes, tendía cables y hacía hoyos en las paredes.
Con el correr del tiempo las grandes casas comerciales comenzaron a vender instalaciones de alarmas del tipo “Hechos Por Ti” y cada vez más personas preferían instalar sus alarmas por su propia cuenta.
El señor tenía cada vez menos clientes y se dio cuenta que tenía que cambiar de nicho. Se preguntó: “¿Qué es lo que hago que se pueda ofrecer a otro mercado más lucrativo?”
Se dio cuenta que sabía tender cables y hacer hoyos en las paredes, comenzó a instalar cines caseros en mansiones de lujo y se convirtió en millonario.
¿Te das cuenta cómo puedes adaptar “lo que tú haces” a un mercado lucrativo?
Una vez que tomas ese paso, tu plan de negocios, tu mensaje de ventas y tu método quedan clarísimos y podrás avanzar con tus energías renovadas hacia un nuevo nivel de ingresos, sin cambiar mucho de lo que ya sabes hacer.

¿Te preocupa que seas demasiado ambiciosa?

Si eres una mujer emprendedora de corazón, es muy probable que:
• Te estés poniendo metas elevadas que te obliguen a crecer continuamente.
• Quieras generar cada vez más ingresos.
• Quieras ser la mejor dentro de tu rubro.
Todas estas son cualidades que se catalogan bajo el término “ambición”. Y es muy probable que hayas recibido críticas y desdén de tu entorno por ser así.
Porque la ambición es un atributo que no siempre es bien visto por nuestra sociedad, especialmente cuando proviene de una mujer.
Y no es de sorprender, ya que, históricamente, la ambición tiene una connotación negativa. La Real Academia Española la define como un “deseo ardiente de conseguir poder, riquezas, dignidades o fama”.
¡Uy! No creo que alguna mujer quisiera ser identificada de esa manera. Solo al leerlo me surgen imágenes de la clásica villana de las películas que es capaz de vender a su propia madre con tal de satisfacer su insaciable apetito por el poder y las riquezas.
Las mujeres somos naturalmente compasivas, serviciales y solidarias. Por eso este concepto de ambición nos causa tantos conflictos. Lo malo es que esta imagen de villana ha detenido, y sigue deteniendo, a miles de mujeres emprendedoras a tomar su lugar valientemente, para que puedan desplegar sus dones de empresaria y de liderazgo sin tener sentimientos de culpa al respecto.
Por eso la ambición es un tema complejo que trae mucha confusión, ya que parece ser buena a veces y, otras veces, no tanto.
Como mentora de mujeres emprendedoras, he visto que esta confusión se manifiesta de diferentes maneras:
• Honorarios muy bajos, porque se asume que la ayuda debería ser casi gratis.
• Una mala relación con el dinero, porque es malo querer enriquecerse.
• Agotamiento, por entregar demasiado tiempo y contenido de valor.
• Estancamiento, por vivir con este conflicto interno.
• Falta de enfoque y dispersión con otras actividades, por no darse el permiso de abrazar su misión plenamente.
Si esto te describe a ti, entonces es tiempo de confrontar el tema de esta ambición que está dentro de ti y que, incluso inconscientemente, no quieres aceptar y, mucho menos, darle rienda suelta.
La verdad es que la ambición en si no es buena ni mala. Lo que te puede perjudicar es la motivación que hay detrás de ella.
Para que me entiendas bien: nuestras motivaciones nacen en nuestros corazones. Son el motor de nuestras acciones, pero no siempre son evidentes, ni siquiera para nosotras mismas. Por ejemplo, a veces una mujer puede creer que quiere algo, pero es un deseo adquirido –o copiado- de otros. Incluso puede vivir de acuerdo a las expectativas de otras personas, no las propias.
Eso hace que nuestro accionar, que podría catalogarse como “ambicioso”, pueda nacer de una motivación buena o mala. Por fuera se ve igual, pero, por dentro, es muy diferente. Y da frutos diametralmente opuestos.
¿Cómo puedes medir si tu ambición es buena o mala?
Egocentrismo versus espíritu de servicio:
La ambición puede consumir a una persona si viene de un lugar de egocentrismo.
Me encanta el concepto de prosperidad con propósito, ya que enfoca tu negocio como una misión que ya no trata de ti, sino de algo mucho más grande. Nace de un deseo de ayudar a los demás y de tener la certeza de que tú serás generosamente recompensada por ello.
En cambio, si todo lo que haces gira alrededor de ti, es muy probable que tú te estés midiendo con tus logros. Eso te va a causar mucha frustración, porque tendrás poca tolerancia al fracaso, serás impaciente y vivirás descontenta.
Dios no te mide por tus logros. Te ama como eres, independientemente de que logres destacarte en algo o no. Quizás otras personas tengan ciertas expectativas sobre ti y tasen tu valor de acuerdo a lo que has logrado, pero Dios no lo hace y tú tampoco tienes por qué hacerlo.
Querida mujer emprendedora, pon tus ojos en aquellas personas que necesitan de tu ayuda. Cuando tus servicios vienen de un lugar de compasión y de amor por tus clientes, dentro de un marco de negocio que te permitirá crecer y alcanzar a cada vez más personas con tu mensaje, prosperarás y te sentirás plena y satisfecha.

¡La solución a tus áreas débiles con el dinero!

¿Te has catalogado como “poco hábil” con el dinero?
Muchas mujeres hacen eso. Se comparan con sus pares masculinos y deducen que simplemente no poseen la capacidad de manejar el dinero tan bien como ellos.
Es cierto si lo quieres solucionar con fórmulas masculinas.
La mayoría de los cursos sobre finanzas personales están hechos por hombres y abordan el tema de los números con más números: porcentajes, planillas Excel, organizadores, cálculos, etc…
Ya perdiste el interés, ¿verdad?
Pues hay otra manera de confrontar tus debilidades con el dinero y comienza mucho más adentro:
¡Comienza con tu personalidad! De la misma manera en que tu personalidad afecta a otras áreas de tu vida, también tiene una gran influencia sobre cómo te relacionas con el dinero.
Aquí te describo ocho personalidades diferentes, también llamadas “Arquetipos del Dinero” (Sacred Money Archetypes®, de Kendall Summerhawk, www.KendallSummerhawk.com) y cómo cada uno se relaciona con el dinero:
1. La Alquimista: Es idealista y tiene un fuerte sentido de justicia social, por lo cual tiene una relación de amor/odio con el dinero. Es muy visionaria, pero necesita aprender a cimentar sus ideas en acciones prácticas que transformen sus ideas en dinero.
2. La Conectora: Para ella las relaciones humanas van sobre todo, inclusive el dinero. Tiende a vivir bastante desconectada de sus números, pero tiene mucha fe y optimismo.
3. La Acumuladora: Ella y el dinero son una pareja hecha en el cielo. Le encanta ahorrar y sabe medir sus gastos, pero tiende a vivir en un mundo demasiado pequeño por no querer gastar.
4. La Disidente: Ella se siente muy atraída por oportunidades de volverse rica. Puede ganar y perder mucho dinero, pero sabe tomar riesgos y se maneja muy bien con los números.
5. La Gobernante: Su negocio domina la mayor parte de su vida y le encanta empoderar a las personas a través de él. Le cuesta divertirse, pero es muy decidida y crea mucho valor.
6. La Celebridad: Valora el dinero como una herramienta para lograr el status, imagen y reconocimiento. Puede caer en gastar compulsivamente, pero es una buena líder.
7. La Cuidadora: Ella quiere proteger, cuidar o nutrir a otros financieramente, incluso al punto de quedarse sin dinero ella misma, pero es muy fiel y, como empresaria, entrega valor de características asombrosas.
8. La Romántica: Sabe disfrutar la vida y gasta dinero “porque se lo merece”. Tiende a ignorar cualquier cosa que tenga que ver con las finanzas y es muy generosa con otros.
¿Ya identificaste cuál es tu Arquetipo del Dinero? Todas somos una combinación de al menos 3 de ellos.
Lo bueno es que todos y cada uno de ellos tienen tanto fortalezas como debilidades con el dinero. Por ende, ya puedes dejar de condenarte porque no crees ser tan habilosa en el tema de las finanzas.
Nunca olvides: ¡Los talentos y dones que Dios te da siempre son más fuertes que tus debilidades!

La importancia de ganar “momentum” en tu negocio para no caer en el estancamiento

Si tú me preguntaras hoy, cuál es la fórmula de mi éxito, te respondería que es la que te comparto en este artículo: estoy adonde estoy porque simplemente no me he ido y sigo avanzando hacia adelante.

Este enfoque ha dado “momentum”—un constante impulso—a mi negocio, y no solo me ha permitido llegar adonde estoy, sé que me llevará mucho más lejos aún en el futuro.

La palabra “momentum” viene de la física y se define como la cantidad de movimiento—o ímpetu—que tiene un cuerpo. Mientras más movimiento o momentum tiene un cuerpo, más rápido avanza y más difícil es detenerlo.

Si bien esto se refiere a la disciplina de la física Newtoniana, el concepto se puede aplicar perfectamente a un negocio…y, una vez que lo tengas claro, ¡vas a tener en tus manos una fórmula de éxito que va a propulsar a tu sitio de membresía, o cualquier otro negocio online, hacia adelante como ninguna otra cosa!

Quizás quieras preguntarme: “Bettina, ¿a qué te refieres con ganar momentum en tu negocio?

Me refiero a la actividad de innovación y crecimiento constante de todo lo que haces en tu negocio.

Podría parecer lógico que un empresario online debería estar continuamente enfocado en impulsar su negocio hacia adelante, pero, en la práctica, he visto que muchos negocios que parten con una gran idea y mucho entusiasmo, se estancan en algún momento, porque el dueño del negocio no comprendió el mágico concepto del momentum.

Se desaniman porque no ven los resultados que esperaban, dejan de lado ciertas estrategias de negocio que aprendieron alguna vez (y que no dieron frutos de inmediato), y lentamente pierden el interés y el entusiasmo que tenían al principio.

El resultado es: menos enfoque, menos tiempo, energía y dinero invertidos en el negocio y, finalmente, el empresario online se distrae, porque, según el o ella, su proyecto no es productivo.

En un negocio nuevo, tanto online como offline, el tiempo promedio para llegar a percibir ganancias importantes es de 3 a 5 años. Y eso es solo el comienzo. Después hay que seguir trabajando en innovar y crecer constantemente, ya que un negocio que no crece, está muerto. Como aguas estancadas: huelen mal.

Por eso el concepto del momentum es tan importante.

¿Cómo puedes ganar momentum en tu negocio?

La clave está en empeñarse que siempre esté sucediendo algo en tu negocio. Planifica tu año de tal manera que estés constantemente en acción.

Aquí tienes una lista de actividades que deberías estar organizando todos los años:

• Lanzamiento de productos nuevos: no tiene que ser algo radicalmente nuevo, sino puede ser un producto que ya has ofrecido en un formato determinado, por ejemplo: un ebook, que transformes a otros formato, como, por ejemplo, un sitio de membresía.

• Oferta de servicios diferentes: aparte de ofrecer sesiones de consultoría o coaching privado, diseña diferentes paquetes de coaching, con diferentes rangos de precio. También puedes ofrecer tus servicios en un formato de coaching grupal o días intensivos de coaching.

• Actividades publicitarias gratuitas: organiza conferencias virtuales o presenciales, entrevistas, talleres, paneles de expertos, etc., para crear un bullicio continuo alrededor de tu negocio, para que puedas obtener un constante flujo de nuevos suscritos–y futuros clientes–a tu sitio web.

La idea es que tus seguidores vean que estás en constante actividad, apareces continuamente en algún lugar y que cada vez ganas más exposición, lo que da cada vez un mayor impulso—o momentum—a tu negocio.

Lo importante es que esto no se logra con una, dos o tres actividades aisladas, sino con una estrategia bien planificada de actividad constante en tu negocio.

El resultado es que poco a poco, tu lista crecerá, porque tendrás más visitas. Más visitas significa más suscriptores y eso lleva a más clientes que comprarán más de tus productos y servicios.

Algunos vendrán por la entrevista que hiciste hace medio año, otros llegarán por el lanzamiento de tu sitio de membresía, o porque escucharon una entrevista que te hicieron. Al final no vas a saber de dónde llegan, pero llegarán, producto de la constante actividad que mantienes alrededor tu negocio.

Dirás: “Pero Bettina, ¡eso es agotador!”

No lo es si organizas cada actividad de tal manera que después siga funcionando en forma automática, idealmente supervisada por alguien de tu equipo, para que requiera solo una mínima intervención tuya.

¡Manos a la obra! Estamos a las puertas del 2014 y te di una fórmula de éxito segura: toma acción y planifica el nuevo año de tal manera que tu negocio gane “momentum” y sea propulsado hacia el próximo nivel con el gran impulso que le dará el conjunto de todas las actividades que ejecutarás. ¡Te deseo mucho éxito!

¿Estás frustrado con el bajo volumen de ventas que consigues cada vez que lanzas tus productos y servicios? Aprende cómo hacer un lanzamiento lucrativo con mi mapa probado para llenar tus programas, disparar tus ventas y propulsar tu negocio hacia el próximo nivel, ¡aunque odies vender! www.TuLanzamientoLucrativo.com

Por Bettina Langerfeldt
tusitiodemembresia@gmail.com