Una sólida educación financiera tiene dos aspectos fundamentales: saber cómo manejar los recursos disponibles sabiamente y ser capaz de multiplicarlos. ¿Sus hijos están bien preparados para manejar su propio dinero? ¿Tienen un espíritu emprendedor que les impulsa a buscar y aprovechar las oportunidades de negocio que surgen a su alrededor? La verdad es que, si usted no les enseña, ¡nadie lo hará! Descubra tres maneras poderosas de educar a sus hijos sobre el dinero que les entregarán una sólida educación financiera para su futuro.