Saltar al contenido principal

Aumenta tus ventas sin dejarte influir por la crisis

La crisis económica es un hecho, no sería bueno que negásemos la evidencia, está ahí y aún no ha terminado. Pero existe vida aún habiendo crisis, no podemos dejar de soñar ni permitir que el ambiente general sofoque nuestros proyectos y sueños. Nuestras empresas necesitan clientes y es nuestra labor conseguir que con un buen marketing se materialicen las ventas sin dejarnos vencer por el derrotismo.

Cambia tu mentalidad respecto a la crisis

Siempre digo a mis clientes y en alguna ocasión también a ti en mis artículos, que la crisis es terrible para las familias afectadas por la pérdida del trabajo, es espantosa la pobreza que está generando el hecho de que haya familias con varios miembros desempleados, lo que les lleva a gastar sólo en lo muy básico.

Por otra parte, si hay un 26% de desempleados en España eso quiere decir que hay un 74% de población activa que sí tiene un empleo. Esa es la razón por la que cuando algunas emprendedoras me dicen “no hay dinero” les contesto “eso no es así”, es cierto que debido a la crisis las familias disponen de menos dinero, pero el dinero no ha desaparecido. Para muchas personas gran parte del miedo se debe a una psicosis generalizada más que a algo verdaderamente real en su caso.

Adapta tu marketing y tus técnicas de venta

La explicación a por qué muchas empresas tienen que cerrar porque no soportan la bajada de ventas debido a la crisis mientras otras no sólo sobreviven sino que incluso incrementan sus ventas, es que estas últimas saben adaptarse al cambio que supone una crisis económica. Eso no significa obligatoriamente bajar los precios, esa es sólo una de las opciones y hay que usarla con cuidado por la imagen de ‘marca barata’ que transmitirás a tus clientes.

La verdadera clave es el cambio en las estrategias de marketing y en la forma de vender. Por ejemplo, muchas empresas de productos se están ‘reinventando’ y van abriendo mercado en el extranjero dedicándose cada vez más a la exportación, mientras muchas empresas de servicios van posicionándose en internet, lo que les permite tener clientes en todo el mundo.

En tiempos de crisis opta por crear Valor y por la Creatividad

En realidad esto no es sólo para tiempos de crisis, para mi es el camino para cualquier tiempo, aunque en crisis se convierte en más necesario todavía. En lugar de competir por precios hazlo por el valor que aportas, así cuando pase la crisis tendrás una marca bien posicionada y podrás subir tus ventas gracias al incremento del poder adquisitivo de tus clientes.

Además del esfuerzo por entregar un alto valor a tus clientes, es momento de esforzarte en aumentar tu creatividad para ofrecerles paquetes interesantes y atractivos, campañas de marketing novedosas o divertidas, hacerles ver los beneficios que obtendrán, además de captar nuevos clientes conseguir que tus clientes actuales y anteriores vuelvan a comprar, etc.

La crisis es una realidad y tenemos que tenerla en cuenta. Las empresas y los emprendedores necesitamos reinventar nuestro marketing compitiendo por el valor que aportamos para aumentar nuestras ventas sin dejarnos abatir por el pesimismo reinante, porque aunque el poder adquisitivo en general ha disminuido, sigue habiendo clientes que necesitan nuestros productos y servicios.

“Los chinos utilizan dos pinceladas para escribir la palabra crisis. Una pincelada significa ‘peligro’, la otra ‘oportunidad’. En una crisis toma conciencia del peligro, pero reconoce la oportunidad” John F. Kennedy

________________

Sobre la autora:

Marta Morón es Coach y Mentora de mujeres Directivas, Managers, Emprendedoras, Freelancers y con responsabilidades profesionales. Hace más de diez años decidió dar un giro a su carrera de empresariales, basada en experiencias de Manager y Financial Controller en multinacionales como McKinsey y Linklaters, para ayudar a otras mujeres a organizar su Plan de Carrera o Emprender, y a transformar sus vidas.

Desde entonces, Marta ha ampliado su formación estudiando Coaching con PNL en el Instituto de Potencial Humano, acreditado por la ICF-International Coaching Federation, así como en otros centros pioneros del coaching y el desarrollo personal. También es dos veces emprendedora. Actualmente, además de tener su consultoría “MujerLider – Coaching para Mujeres con Responsabilidades Profesionales” y su portal http://www.mujerlider.es, también es profesora de Desarrollo Personal y Profesional, Miembro Honorífico de Worldwide Branding Who is Who, y colabora con diferentes ONGs. Con su formación y conocimiento laboral, ha ayudado a numerosas mujeres a orientar su vida hacia los retos personales y profesionales que desean conseguir.

Suscríbete a su Boletín. Es tuyo GRATIS si te inscribes en www.martamoron.com. Sin spam y privacidad garantizada. Además, sólo por suscribirte tendrás de REGALO acceso al vídeo “Autoestima para tu Liderazgo”, y a solicitar tu “Sesión Estratégica Gratuita”, que te ayudará a conocer donde te encuentras profesionalmente, y cómo avanzar hacia dónde quieres llegar. Todos los meses Marta regala sesiones entre sus suscriptoras(es).

Cómo cambiar de trabajo durante la crisis

¿Te asusta la idea de cambiar de trabajo durante la crisis?

La mayoría de la gente te dirá que estás loca, que esperes a tiempos mejores. Sí,  puede que encontrar un trabajo ahora mismo sea más difícil que antes. Sin embargo, si dejas que eso te detenga y no haces nada, entonces seguro que no vas a encontrarlo. Por otro lado, como la mayoría de la gente piensa que es imposible ni siquiera lo intentan, así que tendrás mas oportunidades.

Yo personalmente conozco a varias personas que tuvieron que buscar trabajo durante la crisis y, a pesar del miedo y de los comentarios negativos de la gente, lo consiguieron. Entre otras cosas ignorando a todos los pesimistas. Así que no dejes que nadie te diga lo que puedes o no puedes conseguir. No dejes que sus creencias sean las tuyas y diseña un plan que te ayude a conseguir un trabajo nuevo. Estas son algunas cosas que te ayudaran:

1. Sé realista y paciente. Mucha gente quiere resultados aquí y ahora. Cambiar de trabajo requiere tiempo, así que prepárate mentalmente para ello.

2. Define lo que quieres. Este paso es muy importante. Si quieres encontrar un trabajo que te satisfaga a largo plazo, tienes que tener muy claro qué es lo que quieres. ¿Qué tipo de puesto? ¿Dónde? ¿Qué técnicas o habilidades quieres usar en tu trabajo? ¿Cómo son tus compañero/as? Cuanto más específica seas, y más información tengas sobre tus preferencias, mejores serán tus posibilidades de encontrar algo con lo que estés satisfecha.

Una vez lo tengas claro, escribe un párrafo corto que resuma lo que estás buscando. Así cuando alguien te pregunte tendrás la respuesta preparada. Ves la diferencia entre “Estoy buscando un puesto de directora de marketing en una empresa recién formada que me permita desarrollar mis habilidades directivas y de…” y “No sé, ¿algo de marketing”?

3. Asegúrate de que es lo que realmente quieres. Siempre hay gente que “sabe” lo que es mejor para ti, y que intentará convencerte para que sigas un determinado camino. O quizá creas te interesa un  trabajo porque todo el mundo piensa que es un gran puesto. También puedes pensar que te encantaría un determinado trabajo, para luego darte cuenta de que no es lo que tú querías cuando ya lo has conseguido.

Así que antes de hacer nada, busca toda la información que puedas sobre el trabajo que te interesa. Habla con tus conocidos y amigos para que te presenten a alguien que trabaje allí y que te pueda explicar un poco en qué consiste el trabajo. Recuerda que no vas a pedirles trabajo, sino a preguntarles qué es lo que hacen, para estar segura de que te gustaría. Averigua si necesitas formación adicional o desarrollar alguna habilidad o en particular (y si es así, empieza ya), qué actividades llevan a cabo durante un día de trabajo normal. Pregunta todo lo que necesites para hacerte una idea de cómo es trabajar allí y de si te gustaría. Asegúrate de hablar con gente informada, que sepa de que está hablando. Y sobre todo, no dejes que nadie te diga lo que es mejor para ti, porque nadie te conoce mejor que tú misma. Tómate tu tiempo para pensar qué es lo que realmente quieres.

4. Diseña una estrategia, un plan. Mucha gente se dedica a mandar su curriculum sin ton ni son. Si tienes claro qué tipo de trabajo quieres, no pierdas tiempo y energía mandando tu curriculum al azar. Selecciona los lugares que se ajustan a tus intereses, no te ciñas a un sólo método de búsqueda, prueba distintas opciones: agencias de trabajo temporal, tablones de anuncios, periódicos, internet, pregunta a tus conocidos, redes sociales (LinkedIn es especialmente útil) pero no de forma aleatoria sino centrándote en las cosas que  den resultado. Averigua cuál es la mejor manera de conseguir el trabajo, qué método utiliza la empresa que te interesa para contratar gente.

5. Procura sobresalir de algún modo.
Define qué capacidades tienes y qué puedes aportar a la empresa. Hazles saber por qué contratarte sería beneficioso para ellos. No te centres en ti, sino en ellos, lo que ellos quieren, así que averigua todo lo que puedas sobre tu nuevo empleo.

6. Cuida tu mentalidad. Independientemente de la situación económica actual, cambiar de trabajo es siempre estresante, da miedo y te puede llevar un tiempo. Es importante que durante el proceso te cuides y tengas apoyo. Estas son algunas sugerencias:

* Dedica tiempo a hacer algo que te anime y te haga sentir bien. Ese entusiasmo se notará en todos los aspectos y áreas de tu vida. Si tuvieras que contratar a alguien, ¿a quién elegirías: a un candidato que parece estresado, cansado y casi desesperado por el trabajo, o a la persona que está sonriente, relajada y con energía?

* Evita el contacto con gente negativa.  Siempre hay gente  que parece disfrutar recordándote qué mal están las cosas, y qué loca estás por por hacer algo diferente y cuánto te vas a arrepentir. En este momento lo que necesitas es justo lo contrario, así que minimiza el contacto con todos los negativos y rodéate de gente que te anime y apoye. Ya sea tu pareja, amigos, un grupo de gente que esté también en la misma situación, un coach. Tener a alguien que te apoye en los peores momentos y te ayude a tomar decisiones es muy importante para conseguir lo que te propones.

En resumen, cambiar de trabajo durante la crisis puede ser más difícil que antes, pero no es imposible, así que no te desanimes porque cuanto antes empieces, antes encontrarás el trabajo que buscas. Y tú qué piensas, ¿hay alguna técnica que te haya funcionado especialmente bien?

Aida Baida Gil
, coach de la profesional, trabaja con mujeres profesionales que quieren ganar seguridad en sí mismas, decidir el siguiente paso a dar y desarrollar su carrera siguiendo sus intereses y valores. Visita ahora www.coachdelaprofesional.com para más información y para recibir su boletín semanal con artículos y consejos para tu éxito personal y profesional.


Cómo recuperar la motivación cuando las cosas van mal

Hay veces en que ciertas circunstancias de la vida pueden provocar que dejes de ver tus objetivos claros y que pienses en abandonar tus planes y renunciar a lo que te habías propuesto. Son situaciones difíciles, a veces inesperadas, que hacen que afloren tus miedos e inseguridades, que te dejes llevar por el desaliento, pierdas la motivación y te sientas perdida, sin rumbo.

¿Qué puedes hacer si te encuentras en una situación así? ¿Cómo puedes recobrar tu motivación y seguir adelante con tus proyectos? Si estás dispuesta a poner de tu parte, a seguir adelante como sea, hay varias cosas que te pueden ayudar:
 
1. Acepta lo que es. Es más fácil decirlo que hacerlo, pero es la realidad. La aceptación es un paso importante, saber que llegarán mejores momentos, que esto es un bache en tu vida. Resistirse al cambio sólo va a hacer que lo pases peor. Una forma de empezar a aceptar las cosas es mostrar gratitud por lo que todavía tienes, por poco que sea. Piensa en tres cosas por las que puedes estar agradecida todos los días, incluso pequeñas cosas valen: un día bonito, tener para comer, el apoyo de tu familia, la sonrisa de un desconocido, seguro que puedes encontrar más de tres.
 
2. Encuentra tiempo TODOS los días para hacer algo que te guste. Aunque sólo sean 5 minutos, dedícalos a cuidarte. Sea lo que sea lo que te hace sentir bien: un rato al sol con un café, un buen libro, hacer ejercicio, darte un baño, jugar con tu hijo, rezar, lo que más te apetezca. Coge otra vez lápiz y papel y haz una lista con las cosas que te dan energía, que te hacen sentir bien y empieza hoy mismo.

3. Busca apoyo. Es un hecho, las personas que se relacionan socialmente son más felices. Aunque ahora sólo te apetezca estar sola y encerrarte en casa, es justo lo contrario lo que te te hará sentir mejor. Rodeate de gente que te quiera y que te ayude a pensar en el futuro, nada de víctimas ni pesimistas. Tu pareja, tu familia, tus mejores amigos, tu coach. Quien tú quieras, pero alguien.

4. Descansa y Reflexiona. En un época en la que todos vamos corriendo a todas partes, parar a recuperar la energía te vendrá muy bien.  Ahora es un buen momento para pararte a pensar por dónde vas y qué es lo que quieres. Normalmente este tipo de situaciones hace que cambien tus prioridades, así que coge lápiz y papel (o siéntate al ordenador si lo prefieres) y empieza a apuntar todo lo que se te venga a la cabeza ante la pregunta “¿qué quiero?” No lo que los demás quieren o creen que es mejor para ti, lo que tú quieres. Consideralo un tiempo de barbecho, para recargar las pilas y volver a dar lo mejor de ti misma.

5. Revisa tus objetivos y proyectos actuales. ¿Están en concordancia con lo que quieres? Recuerda que tus acciones y objetivos solo son útiles si te llevan a donde tu quieres ir. Por eso es importante que te tomes tiempo para decidir dónde quieres ir y en qué punto del camino estas.

6. Céntrate en el siguiente paso a dar. Muchas veces cuando nos proponemos algo importante, nos agobiamos al ver todo lo que queda por hacer. Lo mejor es centrarse sólo en un paso, el que tienes que dar a continuación. Aunque siempre tengas en mente el destino final, centrarte en el siguiente paso a dar hará que te resulte más fácil avanzar y ya se sabe, paso a paso…

7. Recuerdate constantemente por qué quieres lograr tus proyectos. Visualiza el resultado final, guarda fotos o recortes de cosas que temotiven y te recuerden cual es tu objetivo. Una vez que tengas claro por qué tus proyectos son importantes para ti, el cómo no sera un problema sino un mero obstáculo. Además,  el hecho de saber lo que quieres y qué pasos tienes que dar para conseguirlo es algo que te hará sentir motivada casi sin quererlo.

Quiero hacer hincapié en un detalle, todas estas sugerencias son aplicables si tu quieres poner de tu parte, si estas dispuesta a seguir adelante como sea. SIn embargo, en ningun caso pueden sustituir la opinión o tratamiento de un terapeuta. Si no estas bien, si tu situación y desanimo son graves, consulta con un psicólogo o terapeuta puesto que son profesionales que te pueden ayudar en los momentos mas duros, cuando no tienes fuerzas para hacerlo por ti misma.

Si estas dispuesta a seguir adelante, a poner de tu parte para completar tus proyectos, entonces te animo a que pruebes estas sugerencias y me cuentes que tal te funcionan.

Aida Baida Gil, coach de la profesional, trabaja con mujeres profesionales que quieren ganar seguridad en sí mismas, decidir el siguiente paso a dar y desarrollar su carrera siguiendo sus intereses y valores. Visita ahora www.coachdelaprofesional.com para más información y para recibir su boletín semanal con artículos y consejos para tu éxito personal y profesional.