Buenas noches amigas:
Durante 30 años dediqué mi carrera profesional a la fotografía y la verdad, no puedo decir que me fuera mal. Pero con la integración de cámaras en los móviles, impresoras de alta calidad en los hogares y la incursión de aficionados con un equipo de gama media que tiran los precios del mercado, la fotografía profesional ha sufrido en los últimos años una caída en picado y ha dejado de ser rentable. En mi caso, eso no es todo: por encontrarme en la meridiana de la vida, por cansancio y falta de motivación, retomé el dibujo, lo que me apasionaba de niña y aun lo hace. Decidí renovar mi actividad laboral arriesgándome, como todas las personas que emprenden, a fracasar. Hoy por hoy hago ilustraciones con las que fabrico artículos útiles..cuadernos, libretas, bolsos para portátiles, fundas para ebook, y tablets

Leer más