Aprovechar la libertad de la tecnología para poder trabajar y por lo tanto vivir en cualquier parte del mundo es una de las mejores sensaciones. El trabajo en la oficina no es para todos. Cada vez más y más gente decide dejar de un lado la oficina tradicional y recurre a trabajar de manera remota desde diferentes lugares. Algo que hace unos años era inviable.

Generalmente se tiende a pensar que para poder embarcarse en una aventura como esta se necesita tener formación suficientemente fuerte como para poder encontrar trabajo en cualquier parte del mundo. Se ve a los nómadas digitales como afortunados que no tienen problemas de dinero, ¿por qué viajar es caro verdad? Ni mucho menos. Irse de vacaciones es caro, pero viajar no lo es, basta con saber dónde buscar para poder vivir con unos 400 500 euros al mes. ¿No te lo crees? Sara Lopez, española que el pasado agosto se mudó a Dinamarca a cursar sus estudios universitarios y como consecuencia de eso, con tan solo 18 años, encontró un trabajo como freelancer. Sara nos cuenta su experiencia.

Leer más