las analogías nos ayudan a nivel subconsciente a sacar a la superficie aspectos olvidados o reprimidos, para hacerlos conscientes y en este caso comparamos la perdida de un ser querido, con la restauración de las partes rotas de una figurilla de porcelana…