Saltar al contenido principal

3 Claves para pedir aumento de sueldo con éxito

Es habitual entre mis clientes la pregunta de ‘cómo’ pedir aumento de sueldo en la empresa donde trabajo, somos conscientes de la importancia de acertar en la forma de la petición. Sin embargo nadie nos preparó para esto, no sabemos muy bien cómo hacerlo para tener más posibilidades de éxito. Hoy te traigo estas tres claves que seguro te ayudarán a ser líder de tu negociación.

Elige el momento adecuado para pedir aumento de sueldo

La idoneidad del momento es fundamental a la hora de pedir aumento de sueldo. Y es lógico, cuando hay una crisis en la empresa, sea del tipo que sea, o tu líder está solucionando un problema de cierta gravedad, tu petición pasará inadvertida frente a la importancia o la urgencia de lo que se trae entre manos en ese momento. Ponte en su lugar y antes plantéate: ‘Si yo estuviera en su lugar ¿sería este un buen momento para atender esta petición?’

Por otra parte, el momento adecuado es cuando has alcanzado un punto de madurez profesional que justifica la subida, sobre todo si has asumido nuevas responsabilidades. En muchas empresas suele hacerse una evaluación del personal una vez al año, o al menos una reunión para dar/recibir feedback. Si es el caso de la empresa en la que trabajas, ese es el mejor momento para hablar del tema.

Elige la forma adecuada para pedir aumento de sueldo

Pedir aumento de sueldo no puede ser una conversación que surge de repente. Tienes que preparar por donde vas a empezar la conversación, de qué vas a hablar y qué argumentos darás si tu líder pone pegas a tu petición. Es importante que te conozcas bien desde el punto de vista profesional para poder exponer tus puntos fuertes como tus principales argumentos, así como tus logros del último año. Además debes tener claro qué tanto por ciento de tu sueldo actual debe tener la subida que pides.
Si finalmente la respuesta a tu petición es negativa, no te quedes callada/o sin más. Pregunta cuál es el motivo de la negativa, si no lo haces no sabrás qué corregir para que la próxima vez que vuelvas a pedir aumento de sueldo funcione. Pregunta también cuáles son tus áreas de mejora y tus puntos fuertes, te será muy útil conocer lo que la empresa espera de ti, y también lo que más valoran de ti para potenciarlo.

Cuando no haya más remedio, lleva las cosas al extremo

Si por algún motivo, como por ejemplo que pedir aumento de sueldo no es la primera vez para ti y tus negociaciones siguen sin dar fruto, te sientes tan mal ante la negativa de tu aumento que ya no estás a gusto en la empresa, tienes que plantearte ‘echar un órdago’ (ir a por todas), no sin antes haber hecho un trabajo concienzudo de búsqueda activa de nuevo empleo.

Cuando hayas encontrado un trabajo que cubra tus expectativas mínimas, vuelve a hablar con tu líder y plantéale que te gusta trabajar en la empresa pero que te ha surgido una oportunidad laboral en la que te pagan más. Aquí tienes dos opciones, decirle que si no te suben el sueldo tus necesidades económicas te obligan a marcharte, o bien preguntar cuando tiene la empresa previsto que se produzca tu subida, no dándote por satisfecha/o hasta obtener un compromiso concreto.

Tienes derecho a pedir aumento de sueldo, no vayas encogida/o y con miedo porque eso se nota y no funcionará; elige el momento adecuado, idealmente en tu revisión anual o si acaban de darte nuevas responsabilidades; y lleva la negociación bien planeada con argumentos basados en tus puntos fuertes para posicionarte como líder. Y si estando convencida/o de que lo mereces y habiendo hecho tu petición varias veces te lo siguen negando sin explicarte qué tienes que mejorar para que se produzca el aumento, ve a por todas negociando con una oferta de trabajo de otra empresa.

«Si uno no puede explicar lo que ha estado haciendo, su trabajo carecerá de valor» Erwin Chrödinger

 

Marta Morón

Coach y Mentora de mujeres Directivas, Managers, Emprendedoras, Freelancers y con responsabilidades profesionales. Hace más de diez años decidió dar un giro a su carrera de empresariales, basada en experiencias de Manager y Financial Controller en multinacionales como McKinsey y Linklaters, para ayudar a otras mujeres a organizar su Plan de Carrera o Emprender, y a transformar sus vidas.

Marketing digital y experiencia laboral en una empresa china

Me gustaría explicar cómo está siendo mi experiencia como responsable de la comunicación y de estrategia de marketing digital para una empresa china. Creo que esta experiencia puede ser interesante para todas aquellas personas que se puedan encontrar en una situación similar en un futuro.

En primer lugar, destacaría que el hecho de trabajar en una empresa extranjera siempre es todo un reto. En el caso de una empresa donde la mayoría de los empleados son de origen chino, se suma además la dificultad de entender una cultura y un idioma totalmente distintos. Estas diferencias pueden ser especialmente importantes en cuanto a comunicación entre los mismos compañeros, ya que a veces crees que se ha entendido lo que has dicho o lo que te han dicho y el resultado obtenido es totalmente distinto.

Leer más

Cómo mejorar tus competencias con el Coaching empresarial

Durante el pasado siglo, las empresas se basaban en la productividad. La economía del siglo XXI sin embargo, está basada en los seres humanos que conforman la empresa, ya que entiende que son quienes generan esa productividad a través de sus competencias, y lo hacen en función de su grado de satisfacción con el puesto y con la empresa.

Tanto si hablamos de ti como empresaria/o, o como directiva/o, debes tenerlo en cuenta. Es aquí donde puede ayudarte una/un coach, para que, a través de tus competencias personales incluido tu liderazgo, así como las de tu equipo, podáis alcanzar la tan ansiada productividad.

Qué son las competencias en el ámbito de la Empresa

“Competencia es una actuación integral para identificar, interpretar, argumentar y resolver problemas del contexto con idoneidad y compromiso ético, articulando el saber ser, el saber hacer, y el saber conocer.” (García Fraile, 2009; Tobón, 2010).

Las competencias son la interacción armoniosa de las habilidades, conocimientos, valores, motivaciones, rasgos de personalidad y aptitudes propias de cada persona, que determinan y predicen el comportamiento que conduce a la consecución de los resultados u objetivos a alcanzar en la empresa.

Mejora de competencias con el Coaching para Directivas/os

Siendo las competencias el conjunto de habilidades, valores, motivaciones, rasgos de personalidad, etc. de la persona, es tu responsabilidad que las tuyas sean las óptimas para desarrollar tu desempeño en la empresa, y para el liderazgo de tu equipo.

Es ahí donde una/un coach tiene mucho que aportar, ya que una/un coach ejecutivo te ayudará a crecer profesionalmente, desarrollando aquellas competencias que favorezcan tu labor, beneficiándoos a ti y a la empresa a través de tu transformación.

Mejora de competencias con el Coaching para Empresarias/os

Además de todo lo mencionado respecto al Coaching para directivas/os, en el caso de las empresarias/os esto se magnifica, ya que hay que sumar una mayor implicación, y la presión que sentimos al tener la responsabilidad final de la empresa, incluso si estás tú sola/o, y del liderazgo de todo el personal del equipo.

Ten en cuenta que las competencias deben estar siempre en proceso de cambio, adaptándose continuamente a las nuevas exigencias del negocio, y que debes implantar la gestión por competencias en tu empresa, involucrando al personal.
(Puedes leer más sobre Coaching empresarial y ejecutivo pinchando aquí.)

Tu productividad y la de tu equipo dependen fundamentalmente de las competencias profesionales de todos en el ámbito de la empresa. Con la ayuda de una/un coach lograrás adquirir aquellas competencias necesarias para el desarrollo óptimo de tus funciones
en la empresa, y de tu liderazgo. Recurre al Coaching para crecer.

“Para depositar su confianza en sus líderes, las personas necesitan pruebas de su competencia. Tienen que sentir que sus líderes merecen su confianza en virtud de su carácter y competencias profesionales”. Warren Bennis

Marta Morón – www.mujerlider.es

Coach y Mentora de mujeres Directivas, Managers, Emprendedoras, Freelancers y con responsabilidades profesionales.

Cómo acabar con el miedo a no cumplir las expectativas

A principios de este año 2014 hice una encuesta entre mis suscriptoras con responsabilidades profesionales preguntando qué es lo que más les preocupa de su vida profesional. En un porcentaje mayor del previsto me encontré con una respuesta común: el miedo a no cumplir las expectativas que la empresa tiene sobre ellas. Vamos a analizar cómo manejar esta situación dejando el miedo a un lado y apoyándonos en lo que verdaderamente somos, en nuestros valores, pasiones y fortalezas.

¿Quieres saber lo que realmente se espera de ti? ¡Pregunta!

Tendemos a rompernos la cabeza preguntándonos si estamos llegando a cumplir lo que nuestra empresa espera de nosotros, imaginando las expectativas que podrían tener, en lugar de preguntar directamente a la persona o Consejo de Administración a quien reportamos, y eso nos lleva a sufrir un miedo innecesario.

Busca el momento idóneo para preguntar. Si en la empresa para la que trabajas hay un sistema de evaluación anual, desde luego ese es el momento más oportuno. Si no disponen de ningún sistema estipulado, asegúrate de elegir el momento y situación en que puedan prestarte atención, cuando no haya un pico de trabajo ni una negociación importante sobre la mesa, ni mal ambiente por alguna circunstancia.

Tus propias expectativas

Nosotras también tenemos nuestras propias expectativas respecto a nuestro desempeño y carrera profesional, que desafortunadamente en muchas ocasiones no se cumplen debido a nuestro desconocimiento sobre cómo enfocarnos para que se hagan realidad. Eso puede llevarte a una gran frustración, que en ocasiones bajará tu autoestima hasta el punto de dudar constantemente de ti misma y querer abandonar debido al miedo a no ser suficiente.

¿La solución? Tener una visión realista y ajustada de ti misma, y eso se consigue mediante el autoconocimiento, a través del Desarrollo Personal. Sólo así te desharás de ese miedo que lleva tanto tiempo acompañándote, que baja tu autoestima y te limita debido a tu alto nivel de autoexigencia y perfeccionismo.

Busca la visión objetiva de tus valores, pasiones, fortalezas y áreas de mejora

Además de deshacerte de la autoexigencia y el perfeccionismo mediante tu Desarrollo Personal, necesitas profundizar en dicho desarrollo y conocerte bien para tener una visión objetiva de lo que verdaderamente eres a nivel profesional, conocer tus valores, pasiones, fortalezas y áreas de mejora.

Una vez que tengas toda esa información, el siguiente paso será desarrollar tu Carrera Profesional en un medio que te permita desarrollar tus pasiones, dar lo mejor de tus fortalezas, trabajar en tus áreas de mejora y ser fiel a tus valores. ¿Recuerdas a gente que teniéndolo supuestamente todo sentía un vacío existencial? Pues esa es precisamente la causa, esto ocurre cuando no honramos lo que verdaderamente somos.

Es necesario acabar con el miedo a no cumplir las expectativas, tanto las de la empresa como las propias. Cuando hablamos del ámbito profesional, debes preguntar a quien reportes qué es lo que realmente se espera de ti en lugar de preocuparte dudando sobre qué podrá ser. Respecto a ti misma, trabaja tu Desarrollo Personal para llegar a tener una visión realista y ajustada de ti misma, para deshacerte de la autoexigencia y el perfeccionismo, y para honrar tus valores pasiones y fortalezas.

“Quien como ritual se exige a sí mismo, difícilmente se contenta ni se siente satisfecho si cree no estar a la altura, ni haber cumplido con las expectativas que se propuso” Autor no disponible

________________

Sobre Marta Morón, Directora de MujerLider:

Marta Morón es Coach y Mentora de mujeres Directivas, Managers, Emprendedoras, Freelancers y con responsabilidades profesionales. Hace más de diez años decidió dar un giro a su carrera de empresariales, basada en experiencias de Manager y Financial Controller en multinacionales como McKinsey y Linklaters, para ayudar a otras mujeres a organizar su Plan de Carrera o Emprender, y a transformar sus vidas.

Qué hacer cuando tu salario no es suficiente

Es frecuente que consideremos que para el esfuerzo que hacemos y nuestro grado de implicación, nuestro salario no es suficiente. Además tendemos a compararnos con otros compañeros, o con salarios de otras empresas para ver cómo está el mercado laboral. Todo esto, sumado a que en ocasiones nuestro nivel de gastos es superior al que esperábamos, hace que necesitemos reflexionar acerca de nuestro salario.

¿De verdad cobras poco?

Ser objetiva a cerca de tu salario es fundamental para tu estabilidad personal. Cuando pensamos que el salario que nos pagan está por debajo de lo que nos merecemos, caemos en la desmotivación y el desánimo, y esto es muy perjudicial para nosotras/os, ya que somos las primeras/os perjudicadas/os de esta actitud.

Haz un estudio de salarios para tu categoría profesional, habla con colegas de otras empresas y pregúntales sobre su salario, mira ofertas en portales de búsqueda de empleo… Es importante que sepas “de verdad” si tu salario es suficiente. Además tienes que tener en cuenta que a iguales condiciones hay algunas empresas multinacionales que pagan incluso por encima de un 20% más que otras empresas.

Cuando tu salario no te llega

Si la conclusión es que tu salario está en línea con el mercado y aun así tú no llegas a fin de mes, el problema es tuyo y no de la empresa. No sería profesional que porque tú no tengas balanceados tus gastos e ingresos, bajes tu rendimiento y vayas refunfuñando por los pasillos.

Abre una hoja en Excel y apunta todos tus gastos mensuales fijos, y también tus ingresos. Estudia cuánto dinero queda cada mes para tus gastos extra y adáptate para que si no consigues ahorrar, al menos termines el mes con el mismo dinero en la cuenta que tenías el último día del mes anterior. Y si no queda nada para gastos extra, ¡no compres!

Cuando tu salario es ‘objetivamente’ bajo

Si la conclusión es que realmente tu salario está por debajo de mercado no puedes quedarte sin hacer nada, eso haría bajar tu autoestima y tu satisfacción laboral. Planea tu solicitud de subida teniendo en cuenta tus fortalezas, las circunstancias de la empresa, y buscando el mejor momento como te decía en mi artículo “¿Te gustaría saber cómo conseguir un ascenso en el trabajo?”.

En ocasiones nos topamos con un muro de incomprensión, con empresas sin liquidez o con empresas que no comprenden la importancia de que el personal esté motivado. En esos casos hay que valorar la búsqueda de nuevo empleo en otra empresa, asegurándonos de que allí el salario sí será acorde o superior a la media del mercado laboral.

Es importante conocer si nuestro salario está dentro de los márgenes del mercado laboral para valorar si estamos recibiendo el salario adecuado, o si por el contrario necesitamos pedir un aumento de sueldo. Cuando tras una negociación ‘bien hecha’ no conseguimos equiparar nuestro sueldo al del mercado, hay que valorar si cambiar de empresa. Otras veces el salario sí está en línea con el mercado y hay que balancear gastos e ingresos.

“Sólo en los sueños somos libres. El resto del tiempo necesitamos salarios”
Terry Pratchett

________________

Sobre la Autora:

Marta Morón es Coach y Mentora de mujeres Directivas, Managers, Emprendedoras, Freelancers y con responsabilidades profesionales. Hace más de diez años decidió dar un giro a su carrera de empresariales, basada en experiencias de Manager y Financial Controller en multinacionales como McKinsey y Linklaters, para ayudar a otras mujeres a organizar su Plan de Carrera o Emprender, y a transformar sus vidas.

Mujeres empresarias. La Mujer como directiva

Yo que siempre he sido un defensor a ultranza de la mujer en todas las áreas de la vida y la he catalogado desde mi mas tierna juventud como el sexo fuerte, me he sentido movido para tratar por encima en este articulo las ventajas y el potencial que poseen las mujeres frente a los hombres en la dirección de empresas o  áreas de la misma.

Partiremos siempre de la base de que antes de la condición sexual de cada induviduo, esta el individuo en si, es decir, primero esta la persona y luego la mujer u hombre, y que cada persona es diferente por lo que las mujeres entre si son diferentes y los hombres igual aunque bien es cierto que nos unen muchas cosas en común que nos difieren entre si.

DIFERENCIAS BASICAS EN LA DIRECCION

Al igual que esta demostrado que hombres y mujeres somos diferentes en las maneras de pensar y actuar a parte de en la física y fisiológica , esto implica también que la mujer directiva tiene diferencias con la gerencia masculina, veamos algunas:

Hablando siempre en términos generales las mujeres son mucho mejores que los hombres al leer el lenguaje no verbal , la gestualidad , que es la parte de nuestro mensaje  que mas importancia tiene y la mas definitoria en la comunicacion ( mas de un 55% de nuestro mensaje lo trasmitimos por nuestra gestualidad, lenguaje no verbal – tono de voz, posicionamiento corporal ,postura de las  extremidades, mirada, respiración, etc…- )

Las áreas del cerebro que regulan la toma de decisiones, resolución de problemas y las emociones son mas grandes en la mujer que en el hombre ya que esta comprobado científicamente que los hombres y las mujeres tienen estructuras cerebrales diferentes.

Tambien las mujeres recuerdan mucho mas los detalles que los hombres aunque estos puedan llegar a tener mas memoria que ellas , pero estas  poseen una memoria a corto plazo mas potente

MAYOR CAPACIDAD DE INNOVACION

De estos estudios se deduce que la mujer directiva tiene mayor capacidad para innovar que el hombre , son mas creativas y pueden pensar en varias cosas a la vez con lo cual son mas eficaces en la resolución de problemas y en la toma de decisiones a nivel empresarial .

El famoso escritor americano sobre temas empresariales Tom Peters habla acerca de las mujeres como que estas arrasan el mundo de la empresa, por tener muchas facultades para ello. Según afirma Peters, las mujeres son mucho mejores vendedoras que los hombres y se pueden encargar de varias cosas a la vez , cuidan mucho su aspecto personal y los pequeños detalles, conocen mas fácilmente nueva gente, con lo que esto les permite ampliar con mucha mas facilidad que los hombres su esfera de contactos, todos sabemos que la calidad de los contactos y la calidad de los mismos pueden ayudar con creces al éxito en cualquier negocio, también las mujeres preguntan mas en una reunión o conversación que los hombres y esta demostrado que escuchan mejor y son mas intuitivas, por lo que las convierte en mas empáticas.

Según concluye en uno de sus puntos D.Pere Jimenez Creis, Jefe de servicio de Información y formación Empresarial del instituto de innovación empresarial de Baleares, en un estudio de taller realizado sobre liderazgo femenino, “la innovación es femenina , por lo que es esencial contar con mujeres en equipos estratégicos y creativos”

Si hoy en dia la innovación es clave en el mundo empresarial y lo escuchamos y leemos por todos los sitios repetidas veces , la mujer tiene un abanico de posibilidades y oportunidades muy amplio en estos tiempos de cambio constante y rápido, y un papel importante como gerente, emprendedora, directiva, o reponsable de área de la pequeña , mediana y grande empresa actual.

Y por otro lado , sin menospreciar el potencial del hombre, los gerentes y dueños de empresa harán bien en plantearse el contratar mujeres en  puestos de alta responsabilidad bien ligados al crecimiento y la rentabilidad de la empresa.

Saludos .

Samuel Moreno

www.misqueridosempresarios.com

blog de opinion e informacion dirigido empresarios y emprendedores