Saltar al contenido principal

Una estrategia de ventas fácil y poderosa – Cuenta tu historia

¿Sabes cuál es normalmente la página más aburrida en un sitio web?

La página “Quienes Somos” o “Quién Soy”.

Normalmente está llena de credenciales y, a lo más, tiene una historia tipo “Y todos vivieron felices para siempre”: descubrí esto, mi vida cambió y tu vida puede cambiar también.

Eso es demasiado irreal y demasiado aburrido.

También es una gran oportunidad perdida, ya que no aprovechas el increíble poder que yace en tu propia historia. Me refiero a la que realmente sucedió. La versión que incluye los ingredientes feos que normalmente quisiéramos olvidar: nuestros errores, las luchas, las derrotas. En fin: la sangre, el sudor y las lágrimas.

Es verdad que debes enfocarte en los problemas de tus clientes. Debes tratar de meterte en sus zapatos, de comprender sus angustias, frustraciones y anhelos, para poder ayudarles mejor.

Pero no desprecies el poder de tus propias luchas al hacerlo.

Al contar la cruda verdad de tu vida, vas a poder tocar los corazones de tus seguidores, ya que se podrán identificar con esa humanidad que hay en ti, aunque no siempre luzca color de rosas.

No sé si te pasa, pero yo me intimido al escuchar de una persona que siempre ha hecho todo bien y se nombra constantemente como ejemplo que todos deben seguir al enfrentar ciertos problemas.

Sus historias parecen epopeyas heroicas y pueden ser muy interesantes, pero no ayudan mucho, ya que son propios de un género humano tipo “Superman” con el cual ninguno de nosotros, el común de los mortales, nos podemos identificar.

Muy por el contrario, cuando una persona se hace vulnerable y cuenta su historia tal cual como fue, sin adornos ni apariencias, eso toca la fibra sensible del público y se da la gran oportunidad de realmente ayudar.

Una persona  que ha experimentado el éxito, pero que, al mismo tiempo, admite sus errores y comparte sus derrotas también es una persona que me motiva a mirar más allá de mis limitaciones y de comprender que yo también lo podré lograr.

Por eso, cuando puedas, cuéntales la cruda verdad de tu vida. Tus angustias, tus frustraciones y tus dolores.

A través de tu historia puedes hacer una conexión con ellos que te permitirá ayudarles a alcanzar su éxito también.  Para ellos es fascinante e inspirador descubrir que tú llegaste donde estás a pesar de todos los errores cometidos, todos los contratiempos pasados y todas tus falencias como persona.

Al reírte de ti mismo, fuera de demostrar una gran humildad, les ayudarás a reírse de sus propias pequeñeces y los inspirarás a superar los obstáculos que ellos tienen en sus vidas.

En el Internet, donde todo de por sí tiende a ser bastante impersonal, éste ángulo tiene aún mucho más poder.

Además es tan fácil de hacer. ¿Qué hay de difícil en simplemente contar tus experiencias y en compartir las enseñanzas que aprendiste de ellas?

Te aseguro que ningún libro sobre marketing te podrá dar una estrategia de ventas más poderosa.

¡Pruébalo! Cuéntales tu historia, tal como sucedió, con verrugas y todo. Y después me cuentas como te fue. Te aseguro que causarás furor y se notará en tus ventas.

Por Bettina Langerfeldt
<a href=»http://EducacionParaElExito.com»>Educacion Para El Exito</a>
educacionparaelexito@gmail.com

Cómo vender con éxito en Internet: en vez de vender, educa

Con los años he tropezado con un método de ventas que es sumamente efectivo, especialmente en el Internet, donde es más difícil ganarse la confianza de tus potenciales clientes.

Existe un concepto del prototipo de un buen vendedor que, a mi modo de ver, es erróneo.

Al menos en el Internet, la típica persona carismática que sabe usar las palabras correctas para persuadir a un potencial cliente a comprar sus productos y servicios, no llega muy lejos.

Al ofrecer un producto o servicio en el Internet, el lenguaje muy vendedor incluso repele a las personas. Están cansadas de escucharlo. Desconfían de personas que están tratando de venderles abiertamente.

Y la confianza del cliente es clave en un proceso de ventas exitoso.

En el Internet, es doblemente difícil ganarse esa confianza, ya que no existe un contacto personal con tu cliente. Por ende, no puedes recurrir a los recursos como tu carisma y tu lenguaje corporal.

Tienes que usar otros métodos.

Una de las estrategias de ventas que mejores resultados me han dado no tiene mucho que ver con ventas en sí.

Cuando ofrezco mis productos en el mercado, hago lo que mejor sé hacer: educo.

En el Internet, este enfoque siempre da buenos resultados. Requiere de un esfuerzo extra, pero es un método mucho más poderoso que el lenguaje de ventas por sí solo y se usa con mucho éxito para el lanzamiento de productos y servicios en la web.

¿Cómo vender educando?

Aquí te entrego un simple sistema de 3 pasos para vender educando:

1. Encuesta:

Lo mejor es comenzar con una encuesta, para saber cuáles son las necesidades de tus potenciales clientes.

Dato útil: yo siempre incluyo campos de redacción en mis encuestas, para poder saber cuál es el lenguaje con el cual se expresan mis seguidores al describir sus problemas, angustias y anhelos.

Luego uso el mismo lenguaje para poder comunicarme con ellos mejor.

2. Elaboración de un producto gratuito que educa:

Una vez hecha la encuesta, procede a elaborar un producto gratuito que les ofrece una solución a sus problemas. Este producto no debe ser muy detallado. Puede ser un eBook de unas 20 páginas, un breve video curso (con 4 a 5 videos de 10 minutos cada uno) o una serie de audios cortos.

Sé generoso con tu sapiencia y ayuda con un espíritu de servicio. Las personas van a quedar encantadas con la entrega de tus conocimientos y ganarás su confianza.

3. Ofrece tu producto pago:

Una vez que captaste la atención con tu producto gratuito, has ganado la confianza de tus seguidores, porque les entregaste algo de alto valor que pueden aplicar de inmediato en sus vidas.

Algunos de ellos van a querer saber más y estarán dispuestos a invertir dinero en ti para poder obtenerlo. Ya conocen el nivel de tu entrega y tienen la certeza de que tus productos pagos son igual de buenos.

Menciona tu producto pago durante la entrega del producto gratuito y explica los beneficios que ofrece.

¡Y eso es todo! Verás lo simple que es vender con éxito cuando entregas de lo que ya tienes en forma íntegra, con empatía y con un gran espíritu de servicio hacia los demás.

Eso nunca falla, especialmente en los negocios en Internet.

Para obtener más ayuda acerca de como establecer tu negocio en casa, visita http://EducaciónParaElExito.com, donde podrás descargar gratuitamente un ebook que contiene 10 datos importantes para establecer un negocio propio que puedes compartir con toda su familia.
De Bettina Langerfeldt, cuya pasión es enseñar a personas de todas las edades cómo adquirir una visión para su vida, cómo ponerse metas y después perseguir la educación específica para poder alcanzarlas.

Por Bettina Langerfeldt
<a href=»http://EducacionParaElExito.com»>Educacion Para El Exito</a>
educacionparaelexito@gmail.com

 

¿Cómo formular una oferta que lleve a una gran conversión en las ventas de tu sitio de membresía?

Uno de los grandes errores que yo veo que se repite mucho en los neo-emprendedores de la web, es el de desconocer:

Primeramente la importancia de hacer marketing y,
En segundo lugar, la capacidad de formular una oferta con el mensaje de ventas correcto.

La ignorancia acerca de la importancia de la publicidad es propia de cualquier persona que nunca se ha involucrado en un negocio. Nuestra educación tradicional no nos prepara para emprender y mucho menos para vender exitosamente.

Consecuentemente, una persona que incursiona en un negocio en Internet por primera vez estará empeñada en crear sus productos, armar sus páginas web y aprender cómo funciona la tecnología. A la hora de mencionar la publicidad de sus servicios y productos, miran con cara de sorpresa.

Después de entender por fin que la publicidad será una de las principales actividades como dueños de un negocio en Internet, viene el segundo gran obstáculo:

¿Cómo formular una oferta que lleve a una gran conversión en sus ventas?

Típicamente, el empresario del Internet ofrecerá sus cursos, video conferencias, eBooks, CD, teleseminarios, etc. Como él es el que mejor conoce las características de sus productos y servicios, cree que podrá despertar el interés de sus potenciales clientes al explicarles todo lo que obtendrán al comprarlos.

Lo que no sabe es que el cliente no está interesado en lo más mínimo en cuántas páginas y capítulos tiene su eBook y en cuántos videos obtendrá al comprar el info-producto.

Lo único que el futuro cliente quiere saber es cuál es el resultado que obtendrá—o la transformación que experimentará—al comprar, nada más.

Por eso es muy importante que contestes estas 3 preguntas claves antes de elaborar tu mensaje de ventas:

Imagínate a tu cliente ideal que ha alcanzado el éxito con tu producto y/o servicio…

1. ¿Cuál es exactamente el resultado que obtuvo al trabajar contigo?
2. ¿Cuáles otras transformaciones experimentó al obtener estos resultados, tangibles e intangibles?
3. ¿Cuál hubiese sido el costo para tu cliente si NO hubiese aceptado tu oferta?

Una vez contestadas estas preguntas, formula tu mensaje de ventas con ellas y verás cómo emplearás un poderoso lenguaje que cambiará los resultados de tus esfuerzos publicitarios en las exposiciones que realizas offline, online, por teléfono y por cualquier otro medio.

Si deseas saber más sobre el modelo de membresía, te invito a  inscribirte en mi video curso gratuito en http://TuSitioDeMembresia.com «Gana más dinero, ayuda a miles de personas y vive tu estilo de vida con tu propio sitio de membresía.»

 

Por Bettina Langerfeldt

<a href=»http://tusitiodemembresia.com«>Tu Sitio De Membresia</a>

tusitiodemembresia@gmail.com

 

¿Usted es un dueño de negocio o su negocio es dueño de usted?

Si hay un libro que yo recomendaría «a ojos cerrados» a cualquier persona que esta por comenzar, o que ya tiene, un negocio en Internet, sería «The E-Myth Revisited» de Michael Gerber.

El mito del emprendedor

La palabra «E-Myth» se refiere al mito que rodea todo emprendimiento. Es genialmente expuesto en éste clásico de la literatura sobre negocios, que a mi juicio, es obligatoria para todo pequeño empresario.

Michael Gerber plantea que la mayoría de pequeños negocios fallan, porque son construidos por personas técnicamente dotadas que no tienen una visión empresarial para su negocio.

La historia es típica:

Una persona con habilidades sobresalientes en algún área, trabaja como empleado en una empresa. Después de cierto período, el empleado se cansa de estar trabajando para otra persona y decide independizarse para ser su propio jefe.

Deja su trabajo suponiendo que está preparado para esto, ya que domina tan bien la parte técnica del negocio.

Hasta que se da cuenta que, como trabajador independiente, no solo debe preocuparse de llevar la parte técnica de su negocio, sino también de tomar pedidos, hacer todo el papeleo propio del negocio, publicidad, asistencia al cliente, etc.

De repente, al ver que trabaja 16 horas diarias, sin vacaciones ni fines de semana, el gran sueño de la independencia se desploma y su nuevo trabajo se transforma en una pesadilla.

La pesadilla del auto empleo en el Internet

En el ámbito de los negocios en Internet, se da con mayor frecuencia aún, ya que un negocio en Internet es relativamente fácil de armar. Por eso la tentación de «probar si funciona» sin preparación previa, es mucho más grande.

El problema de raíz es que las personas no entienden que una preparación en algún área técnica es diferente a la preparación para un negocio. También ignoran que la educación tradicional que han recibido no los ha preparado para llevar un negocio propio, sino para ser un empleado en el negocio de otro.

La solución a éste problema, según Michael Gerber, es la implementación de sistemas que funcionen sin depender de la intervención del dueño del negocio.

Las tres etapas de crecimiento de un negocio

Según éste criterio, Gerber distingue tres etapas de un negocio:

1. Etapa infantil:

Durante ésta etapa el empresario es el negocio. Tiene que cumplir con la función de emprendedor y visionario, administrador y trabajador al mismo tiempo. Al igual que un infante, en ésta etapa el negocio es poco estable y el riesgo de fracasar es bastante alto.

2. Etapa adolescente:

Si el negocio logra sobrevivir la etapa anterior, pasará a la adolescencia. El empresario decide buscar ayuda, porque ya no da abasto con todo el trabajo. Durante esta etapa el empresario busca formar un equipo y aprende a transferir ciertas responsabilidades a las manos de otros.

3. Madurez:

Hay un buen equipo formado y se han implementado sistemas que funcionan sin la intervención directa del dueño.

Durante estas 3 etapas, el dueño del negocio aprende a trabajar EN su negocio en vez de trabajar PARA el.

Cómo evitar la trampa del mito del emprendedor en su negocio en Internet

En el caso de un negocio en Internet, aquí hay ciertas funciones que usted puede aprender a delegar para que usted no quede atrapado en la trampa del mito emprendedor:

  1. En vez de construir su propio sitio web, contrate un webmaster

  1. En vez de llevar la contabilidad de su negocio, contrate los servicios de un contador

  1. En vez de escribir sus propias cartas de ventas, contrate un escritor especializado en esto. Éste servicio probablemente sea el de mayor costo, pero también es el que le dará las mayores retribuciones a la hora de las ventas.

  1. Todas esas ocupaciones que constantemente le roban tiempo: Organizar fechas, contestar emails, enviar artículos, subir mensajes, coordinar horas de coaching, funciones administrativas en general, las puede hacer un asistente virtual.

  1. Crear los productos. Si bien usted es la persona que diseñará sus productos, puede contratar ayuda para transformarlos en diferentes formatos. Por ejemplo, si usted es un expositor y habla en público regularmente, puede grabar sus exposiciones y contratar a personas que lo convierten en formato escrito (transcriptores) y lo editen (editores).

Si usted aprende a delegar estas funciones, se puede dedicar de lleno a la venta de sus productos y a nuevos proyectos, los pilares fundamentales de un negocio pujante. Incluso puede aplicar el mismo modelo y comenzar con otro negocio.

¡También puede vender su negocio, llave en mano, para dedicarse a algo diferente!

La gran ventaja de los negocios en Internet es que usted no tiene que contratar a estas personas por tiempo completo. No trabajarán para usted como empleados suyos, sino como contratistas independientes que le venderán sus servicios a cambio de un honorario prefijado que normalmente se calcula en base a horas trabajadas.

De ésta manera es muy fácil mantenerse dentro de cualquier presupuesto, especialmente en los inicios de su negocio en Internet, cuando aún no se perciben grandes ingresos.

¿Se siente como malabarista, tratando de mantener su trabajo, la familia y todas las demás obligaciones en marcha sin perder la cabeza? No es imposible de lograr…¡Nosotros queremos ayudarle! Visite http://EducacionParaElExito.com y forme parte de nuestra comunidad que está empeñada en generar ingresos sin comprometer los valores de familia. Descubra nuevas alternativas para hacerle frente a las crecientes exigencias del mundo de hoy.

Por Bettina Langerfeldt

<a href=»http://EducacionParaElExito.com»>Educacion Para El Exito</a>

educacionparaelexito@gmail.com

Cómo forjar el carácter de un empresario exitoso

 No es fácil dar un paso de fe y lanzarse a hacer algo nuevo en un negocio. Los cambios cuestan, porque nos obligan a enfrentar lo desconocido. Por eso, cuando todo va bastante bien y no hay una crisis que nos obliga a cambiar, preferimos quedarnos en un lugar que nos da seguridad, aunque sea aparente. Sin darnos cuenta, podemos caer en recluirnos en aquél lugar donde todos los emprendimientos quedan estancados y mueren: nuestra zona de confort. Descubra por qué es tan importante no dejarse atrapar por sus tentáculos engañosos.

¿Está todo perfecto en su negocio? ¿No tiene preocupaciones, el negocio marcha sobre ruedas y el dinero está entrando? Nada mejor que reclinar la cabeza y descansar sobre sus laureles. 

Total, le tomó mucho trabajo llegar donde está, ¿verdad? Y no tiene ganas de seguir lidiando con más problemas. 

¡Cuidado! Está a punto de entrar en el lugar donde todos los emprendimientos quedan estancados y mueren: su zona de confort. 

No se deje atrapar por sus tentáculos engañosos. 

Porque es muy atractivo estar ahí. Nos da una sensación de seguridad en la cual nos podemos esconder. Nos permite acobardarnos frente a los desafíos de la vida y adormece nuestro espíritu emprendedor. 

La zona de confort, en realidad, no es un lugar, es un estado mental. En él nos refugiamos cuando sentimos miedo. Y el miedo es una fuerza negativa que nos limita y nos encierra en un nivel de existencia que está muy por debajo de nuestras capacidades. 

No me permito sentir miedo 

Hace un mes nos invitaron a navegar en una embarcación de unos amigos. Nuestros hijos hallaron nada mejor que tirarse al mar desde la cubierta, que estaba a 9 metros del mar. 

Mientras aplaudíamos a nuestros hijos, nuestros amigos nos contaron que habían invitado a un empresario muy conocido, de edad avanzada, que sorprendió a todos, porque él también decidió zambullirse desde la cubierta del barco. Antes de lanzarse al vacío dijo con vehemencia: «Yo no me permito sentir miedo.» 

Palabras sabias. Hubiese sido mucho más fácil para él quedarse sentado en la cubierta con un trago en la mano. Nadie esperaba de él que osara ejecutar proeza semejante y mucho menos a su edad. Sin embargo, enfrentó un desafío, porque sintió miedo y decidió vencerlo. 

Ésta anécdota me hizo pensar. Estoy segura que el caballero usó ese mismo espíritu emprendedor al enfrentar los desafíos de su negocio durante toda su vida. También estoy segura que fue la llave hacia el éxito que obtuvo como empresario. Aceptó el reto de vencer sus miedos antes de quedarse cómodamente recluido en su zona de confort. 

Preferimos evadir las dificultades

 ¿No es eso lo que hacemos muchas veces? Nuestra sociedad nos enseña a evitar problemas, a evadir las situaciones complicadas y a mantener una actitud pasiva cuando sabemos que debemos actuar para cambiar las cosas. 

El problema con esa actitud es que no logrará mucho en su vida. ¿Vivirá cómodo? Posiblemente. ¿Seguro? Quizás. ¿Aburrido? Siempre. 

Admito: los cambios no son fáciles, pero son buenos. No son confortables, pero indican que estamos en movimiento. Cuando enfrentamos los desafíos y elegimos estar en un lugar incómodo, hay un riesgo, pero también hay una trayectoria y hay avance. A veces incluso con pasos agigantados. 

Cuando decida enfrentar a los leones en su negocio en vez de arrancarse de ellos, dará lugar al incremento en sus ganancias, al desarrollo de su empresa y también se forjará en usted aquella fortaleza de carácter que tanto necesita para ser un empresario exitoso. 

Es hora de salirse de la zona de confort. Dios le otorgó talentos y habilidades que son únicos para que cumpla con un propósito singular en su vida. Sus planes no son pequeños. Asegúrese de que los suyos no lo sean. 

No es fácil dar un paso de fe y lanzarse a hacer algo nuevo. Los cambios cuestan, porque nos obligan a enfrentar lo desconocido. Por eso es tan importante contar con ayuda. Visite http://EducacionParaElExito.com y obtendrá inmediatamente un e-book gratuito con valiosos datos acerca de cómo enseñarles a sus hijos (y a usted) como armar un negocio propio. También obtendrá el apoyo, la inspiración y las herramientas necesarias para que usted y sus hijos puedan triunfar en sus emprendimientos.

Por Bettina Langerfeldt
Educacion Para El Exito – educacionparaelexito@gmail.com

El fenómeno Bonsái en la educación y cómo ha perjudicado nuestro espíritu emprendedor

Todos conocemos la historia: Aparece un don nadie, se ve enfrentado a una situación imposible y decide luchar contra viento y marea para defender la causa. Casi es derrotado por las circunstancias adversas, y, al final, vence milagrosamente todos los obstáculos y se transforma en un héroe. Fin de la historia.

Es el tema central de la gran mayoría de las películas taquilleras de hoy en día.

El mensaje es tan atractivo para el público, porque es el deseo ardiente de cada ser humano para su propia vida. Queremos ser extraordinarios en un mundo común y corriente.

Sin embargo, pocos lo logran.

¿Por qué?

El aplacamiento de nuestro espíritu emprendedor es una de las causas principales.

El ser humano es emprendedor por esencia. Basta con mirar alrededor de nosotros para observar cómo el hombre ha cambiado la faz de la tierra. Todo gracias a esa incansable curiosidad que es propia del ser humano.

Algunos le llaman creatividad, otros prefieren el término «explorador» o «innovador». Sea cual sea el nombre que le queramos poner, es la fuerza interna más asombrosa que el ser humano posee.

El espíritu emprendedor es intrínseco al ser humano

El espíritu emprendedor es tan innato en el ser humano que habría que encadenarlo para coartarlo.

Es cosa de observar el comportamiento de un bebé. En cuanto posee las facultades para desplazarse en forma independiente, ya sea gateando o caminando, comienza la importante misión de explorar sus alrededores.

Más tarde viene la fastidiosa «edad del por qué», en la cual quieren saberlo todo. Durante toda su niñez, los niños demuestran una extraordinaria naturaleza inquisitiva que jamás deberían perder.

Sin embargo, muchos de ellos no la desarrollan a su máximo potencial. A medida que avanzan en su paso por la educación tradicional, su espíritu emprendedor se apacigua hasta incluso apagarse durante la adolescencia, etapa en la cual cada joven debería estar rebosando con ideas y planes para su futuro.

Después de años de fomentar un espíritu emprendedor en nuestros hijos y de paralelamente observar éste fenómeno limitante en muchos jóvenes, no puedo evitar de pensar en un Bonsái.

Según Wikipedia, el Bonsái consiste en el arte de cultivar árboles y plantas, reduciendo su tamaño mediante técnicas, como la poda, el alambrado, el pinzado, etc., y modelando su forma para crear un estilo que nos recuerde una escena de la naturaleza.

Básicamente consiste en complicadas técnicas de mutilación tanto de raíces como del resto de un arbolito nuevo con el objetivo de producir un hermoso árbol de miniatura con fines decorativos.

En el caso de los arbolitos, el resultado es hermoso. Permite tener un viejo roble como centro de mesa.

Sin embargo, en nuestros hijos el fenómeno Bonsái es nefasto.

Debido a la metodología que se emplea en la gran mayoría de los establecimientos de educación tradicional, el espíritu emprendedor innato de los niños es lentamente aplacado hasta el punto de desaparecer totalmente en algunos de ellos.

Los tres ingredientes claves de una educación emprendedora

El problema radica en la metodología. Todo método de educación que tiene como objetivo fomentar un espíritu emprendedor en los niños, tiene que operar con estos tres ingredientes claves como base:

  • Debe respetar la individualidad de cada niño

  • Debe fomentar el amor al aprendizaje

  • Debe ser guiado por buenos mentores que enseñan en forma personalizada

En las aulas del colegio estos tres ingredientes brillan por su ausencia.

Es difícil que un profesor, por muy bueno que sea, pueda respetar la individualidad de cada niño en forma significativa si está a cargo de un curso de 30 o más alumnos.

Lo mismo vale para la enseñanza personalizada. En un contexto de sala de clases, es mucho más fácil para el profesor tratar a sus alumnos como un todo que debe adquirir ciertas habilidades y conocimientos dictados por el ministerio de educación.

El amor al aprendizaje corre una suerte parecida. Para que un niño disfrute de la enseñanza, debe ser inspirado y no presionado.

La metodología de la educación formal raras veces inspira a sus alumnos. Más bien ejerce presión para obligarlos a aprender. El profesor dicta la materia y los alumnos aprenden a seguir sus instrucciones.

Según Oliver Van de Mille, autor de «A Thomas Jefferson Education», el resultado de años y años bajo éste sistema denominado como «frontal», son las siguientes actitudes en los alumnos:

  • Si hago lo mínimo requerido, voy a estar bien.

  • Aprender significa hacer lo que la figura de autoridad exige

  • El aprendizaje es aburrido y poco atractivo

  • La entretención es cuando no tienes que aprender

  • Para ser un buen estudiante tengo que estudiar los intereses de otra persona

  • Si no estoy obligado a aprender, prefiero entretenerme

  • Mis intereses no son importantes, los tengo que perseguir en mi tiempo libre.

(Van de Mille, Oliver: «A Thomas Jefferson Education». George Wyeth College Press, EEUU, 2006. p. 42-43)

Por algo Albert Einstein dijo:»Jamás permito a mi educación interferir con mi aprendizaje.»

Los padres pueden contrapesar estos efectos negativos de la educación tradicional sobre la actitud de sus hijos

La responsabilidad de forjar el carácter de un emprendedor en sus hijos cae sobre los padres. Ellos pueden complementar la educación académica de sus hijos con los elementos necesarios para desarrollar sus habilidades emprendedoras.

Algunas cosas que los padres pueden hacer para fomentar una mentalidad emprendedora en sus hijos:

  • Respete la individualidad de sus hijos

  • Inspírelos a amar el aprendizaje

  • Preocúpese de que tengan mentores reales en sus vidas

  • Permítales que tengan su propio tiempo para disponer de él.

  • Entrégueles dinero y enséñeles a manejarlo sabiamente

  • Permítales cometer errores.

  • Crea un contexto real en el cual puedan explotar sus talentos

  • Déles responsabilidades

  • Cuénteles sus problemas y admita sus errores

  • Ayúdeles a acercarse a Dios

  • Crea una conciencia de responsabilidad civil

  • Juegue con ellos juegos financieros didácticos

  • Lea biografías de grandes emprendedores juntos para inspirarlos

  • Enséñeles a ser generosos

  • Ayúdeles a descubrir y a fomentar sus fortalezas, no sus debilidades

¿Ha perdido su espíritu emprendedor? ¡Reavívelo hoy!

Incluso una persona adulta que ha perdido su espíritu emprendedor, puede volver a «prender el fuego» en su interior. Si usted alberga un sueño en su corazón–un negocio, una obra social o una misión que usted desea completar en su vida–lo animo a reavivar las brasas para que su espíritu emprendedor recobre las fuerzas que jamás debió haber perdido.

  • Lea libros que fomenten una mentalidad emprendedora

  • Estudie biografías de grandes emprendedores

  • Adquiera una visión para su vida

  • Haga un plan de mediano y de corto plazo para alcanzar su visón.

  • Busque un buen mentor que le podrá ayudar en el camino

  • También es importante rodearse de personas que tengan una mentalidad emprendedora.

  • Comience hoy mismo y recobre su espíritu emprendedor

¡Prepare a su hijo bien para el futuro! Visite http://EducacionParaElExito.com y obtendrá inmediatamente un e-book inspirador gratuito con valiosos datos acerca de cómo enseñar a sus hijos (y a Ud.) a pensar diferente para poder armar un negocio propio. También obtendrá el apoyo, la inspiración y las herramientas necesarias para que usted y sus hijos obtengan una visión para su vida y aprendan a alcanzar sus metas exitosamente.

Por Bettina Langerfeldt

Educacion Para El Exito

educacionparaelexito@gmail.com