Saltar al contenido principal

7 secretos para ser una mujer emprendedora exitosa

Si hace unos años alguien nos hubiera dicho que las mujeres ocuparían altos cargos en las empresas y que incluso montarían sus propios negocios, muchos (desgraciadamente) se hubieran reído de este hecho.

Nadie jamás hubiera imaginado que el papel de la mujer en la empresa se convertiría en algo tan importante para el éxito de las organizaciones.

Y es que además de que muchas mujeres hayan tenido el valor de montar su propio negocio, muchas de ellas no han dejado su trabajo actual hasta comprobar si el nuevo negocio iba a funcionar.

Por lo que además de ser trabajadoras, madres, hijas, amas de casa, esposas, también son emprendedoras.

El gran reto para ella no es emprender, sino encontrar el equilibrio entre su vida personal y profesional y transformar todo los pensamientos negativos en positivos para convertirse en una emprendedora de éxito y acabar con el prejuicio aquel que considera a la mujer el sexo débil.

Veamos algunos secretos que ayudan a la mujer a encontrar ese equilibrio y a sentirse triunfadora:

1. Mente positiva

A veces nos cuesta ver lo positivo de cada cosa y nos centramos en el lado más negativo. El problema es que los pensamientos negativos no son nada buenos, provocan insatisfacción y nos impiden ser felices.
Por eso, debemos cambiar esos malos pensamientos en positivos e ir generando más confianza en una misma. Así iremos tomando consciencia de que somos capaces de hacer más de lo que imaginamos.

2. Organizada

Una buena empresaria debe priorizar las tareas pendientes que tiene en su día a día y dedicar más tiempo a aquellas más importantes. Así, evitará dedicar tiempo a una cosa que no merece tanto su atención y centrarse en otra que sí lo requiere.

Deberá hacer un balance e incluir dentro de esa lista a su familia, cuidado personal, pareja, desarrollo personal y profesional.

Un detalle importante para gestionar su día correctamente será aprender a delegar funciones de forma eficaz. Y para ello, deberá confiar en los demás y ejercer como una buena líder.

3. Controladora de sus emociones

Cuando inicias un negocio, hay muchas adversidades a las que hacer frente y, por tanto, es muy importante que sepamos controlar nuestros impulsos y tomar decisiones. Es recomendable mantener la calma, ser paciente y centrar nuestra mirada en conseguir los objetivos propuestos, potenciando nuestras capacidades de liderazgo y persuasión.

4. Establece un plan de negocios

Es el mapa que nos guiará a subir peldaños en nuestra andadura empresarial. La elaboración de un plan de negocios nos ayudará a identificar a nuestros competidores, a saber cómo es el mercado, cual es nuestro público objetivo, e incluso nos permitirá conocer cuáles son nuestras debilidades y fortalezas.

Por otro lado, es necesario tener la mente fuerte, porque si a la primera de cambio fallamos y no sale como esperábamos, debemos tener fuerza suficiente para seguir adelante. No debemos rendirnos y hay que seguir intentándolo, si de verdad creemos en ello.

5. Inconformista

Un persona conformista, que no tiene inquietudes ni deseo de experimentar cosas nuevas para seguir creciendo, no llegará muy lejos.

Ante un mercado competitivo y dinámico, aquella que no ofrezca productos o servicios de calidad, creativos e innovadores, no se diferenciará de la multitud, ni ofrecerá una propuesta de valor diferente.

6. Actualizada de las nuevas tendencias

Estar informada de las últimas tendencias, conocer las herramientas que utilizan tu competencia o invertir en formación profesional será clave para seguir creciendo en tu negocio.

Así que te aconsejo que leas libros especializados de tu sector, asistas a networking para hablar con expertos que puedan aconsejarte y guiarte, acudas a conferencias y charlas de tu ciudad que organizan las cámaras de comercio y otras entidades como esta. Exprime al máximo estos eventos para relacionarte y crear nuevos lazos profesionales.

7. Alejada de gente tóxica

Identifica a las personas tóxicas de tu vida y aléjalas lo máximo que puedas. Una persona tóxica a tu lado puede afectar negativamente a tu negocio y a tu vida, distrayéndote y provocándote estrés. Así que cuanto antes las elimines, mejor, más te centrarás en lo que realmente te preocupa, que es tu negocio.

Edith Gómez – www.gananci.com

Sana tus relaciones para poder disfrutar plenamente de tu éxito

Hola chicas!

¿Cuantas veces te has peleado con alguien por defender tu razón? Seguramente sean muchas veces, como me ha pasado a mi, a todos. Cuando defendemos con uñas y dientes la forma en que nosotras vemos una situación, estamos dando por hecho que quien tenemos enfrente está equivocado. Siempre buscamos que nos den la razón, queremos imponer nuestro propio punto de vista y sin darnos cuenta lo que hacemos es atacar a nuestro adversario/a. Lo que ocurre es que esa persona lo que hará es contra atacar, se sentirá ofendido/a y hará lo mismo que nosotras, defender su razón, su propio punto de vista. Así comienzan las discusiones y así terminan: con dolor, enojo y a veces resentimiento.

Interpretamos la vida de forma subjetiva. Sinceramente a estas alturas ni siquiera sé si existe la objetividad. Todas las personas percibimos la realidad de una forma diferente, todo es relativo. Depende de con qué cristal se mire y desde dónde.

Cuando estudié PNL me acuerdo perfectamente cuando me enseñaron uno de sus principios: «Tu mapa no es el territorio que describe».

La situación que tu percibes, por ejemplo con amigas, con tus hijos, con tu pareja, no responde a la situación real. En ese mismo momento todas las personas con las que te encuentras están percibiendo la misma situación de forma diferente. Puedes tener más afinidad con unos que con otros pero al final la interpretación será subjetiva, es decir personal. ¿Quién tiene la verdad? Todos!

El tipo de interpretación que realices de cada palabra que te dicen, de cada cosa que ves y cada sonido que oyes, es lo que marcará la gran diferencia en tu vida, y por que no, en tu felicidad.

La interpretación que tu haces se basa en tus creencias, esa información que tu tienes en tu interior respecto de cómo tiene que ser la vida (los hombres, las mujeres, la familia, los hijos, las relaciones). El problema es que no todos partimos del misma base y no todos tenemos el mismo baremo. Si llegas a comprender esta idea, puedes cambiar el rumbo de todas tus relaciones.

El problema no es lo que te dicen, sino lo que tu haces con eso que te dicen.

¿Qué pequeña acción puedes hacer para renunciar a llevar la razón, para fluir y entregarte a la sabiduría de la vida?

Toma conciencia del impulso, esas ganas intensas de querer llevar la razón. Simplemente con darte cuenta cuándo empiezas a tener ganas de imponer tu razón ya estarás dando pasos hacia tu transformación y te estarás acercando a una vida más feliz y plena.
No le des más importancia a «lo que es correcto y lo que no lo es» como a sentir paz interior y conectar con la fuerza poderosa del amor. Lo correcto y lo incorrecto no existe, es solo un juicio que haces para comprendes lo que esta pasando. Acepta lo que es y luego haz algo con ello.
Algunas preguntas que puedes repetir mentalmente que harán que cambies de frecuencia lentamente y te ofrecerán respuestas sorprendentes:
¿Cómo puedo ver esto de otra manera?

¿Estoy actuando desde el amor o el rencor?

¿Esto me acerca a la paz o al caos?

Renuncia a las críticas, acusaciones y juicios de valor que cierran tu perspectiva. Cada vez que te encuentres en medio de alguna de ellas, toma conciencia, entrega a la vida las interpretaciones y pensamientos que son causa de tu dolor. Y enfoca tu atención y energía en alguna de las preguntas anteriores. Abre tu mente y entra en el campo de todas las posibilidades.

Recuerda. Siempre puedes hacer algo para resolver y encontrar un punto de encuentro. Deja de esperar que la otra persona haga algo y concéntrate en tu poder de creación. Cada acto, pensamiento, palabra y emoción van dando forma a la vida que vives. Elige pensamientos, palabras y actos que te acerquen y alineen a tu felicidad, paz interior y plenitud.

Deseo que aporte amor a todas tus relaciones.

Natalia Ignaccolo

Si deseas sanar todas tus relaciones para que nada te limite y puedas disfrutar de tu éxito, no dudes en pedir una cita conmigo de exploración gratuita. Allí voy a contarte los pasos que tienes que dar para que en todas las áreas de tu vida te sientas plena, sabia y exitosa.

Sobre Natalia Ignaccolo

Natalia Ignaccolo es Lic. en Psicopedagogía. Experta en Desarrollo Personal. Terapeuta emocional y Mentora de mujeres emprendedoras. Es fundadora y directora del proyecto Emprendedoras en Plenitud y cocreadora de Confía en tu poder. Creadora de productos 2.0 de crecimiento personal. Desde hace varios años acompaña a muchas mujeres en un camino de transformación interior que les ayuda a liberarse de sus creencias limitantes para vivir en plenitud la vida que desean.

Los 3 hábitos que todo gran Coach cultivó

En investigaciones realizadas a varios grandes maestros de la humanidad, se evidenció que éstos siempre cultivaron durante su vida, tres aspectos o hábitos que, como consecuencia de su aplicación, dieron como resultado las grandes empresas que llevaron a efecto. Estos hábitos o mejor dijéramos, práctica, les proporcionó entre otras cosas, la iluminación, la sabiduría que proviene del Ser y éste a su vez les guió al éxito en sus emprendimientos. Estos 3 hábitos son:

1) Servicio a otros sin esperar nada a cambio
Los grandes maestros del mundo siempre ayudaron desinteresadamente a otros seres, hombres como Jesús, Mahoma, Lao Tse, Buda, Confucio, Moises, Ghandi, Madre Teresa de Calcuta y una larga lista de grandes triunfadores de la humanidad así lo evidencian. Ellos se basaron en la idea de que ayudar a otros significa ayudarse así mismo a trascender.

2) Descubrir sus sombras interiores, estudiarlas y erradicarlas (desintegración defectos)
Estos grandes entrenadores e instructores del mundo, diariamente se negaban a cumplir los dictámentes de su mente, sus deseos, sus hábitos caducos, en fin sus sombras y en vez de eso se empeñaron en estudiarlos constantemente a través de la meditación, la reflexión, la autoobservación y posteriormente erradicarlos definitivamente de su vida hasta el punto, de liberarse de esa pesada carga en el camino de su autorrealización. Justamente, éstas sombras interiores son lo que hoy en día los entendidos llaman ego otros le llaman simplemente las mentes (en plural porque no es una sino múltiple).

3) Cultivar las virtudes que nacen producto de la eliminación de alguna sombra interior.
Estos grandes Coach de la humanidad, producto de la desintegración de sus defectos y en conjunción con la transformación por la que pasaron durante su vida, lograron «nacer» nuevamente, es decir, transmutaron sus sombras en luz, sus defectos en virtudes. Todo es energía y bien se dice «la energía no se crea ni se destruye sólo se transforma», nuestras sombras son energía suscestible de ser transformada en energía más sútil, la cual los físicos cuánticos llaman fotones de luz interior o mejor dijéramos virtudes del alma. Un gran maestro una vez dijo: «Para autorrealizarte tienes que nacer otra vez».

Con éstos tres hábitos, éstos maestros lograron lo que muchos apetecían y no consiguieron por equivocar el sendero: El triunfo sobre sí mismos.

Por Carmen García Medina, MSc
@noticiascoach
Educadora, Motivadora, Conferencista, Coach motivacional, facilitadora de coaching Ontológico aprendiz de psicología positiva, danzarina

¡No te compares!

Uno de los actos más crueles a los cuales las mujeres emprendedoras se someten a sí mismas es el de compararse constantemente con sus pares.
Suele suceder de forma muy natural, por eso no siempre se dan cuenta de la espiral descendente de auto-sabotaje en la cual fácilmente quedan atrapadas al contemplar los éxitos de otras mujeres.
Tú sabes que te estás comparando con otras cuando…
• Te sientes incapaz y poco preparada cuando estás en una reunión o conferencia de emprendedoras y escuchas de los logros de las demás mujeres empresarias.
• Sigues a una emprendedora y lees de sus logros en sus boletines, porque la admiras, pero no crees que podrías lograr lo mismo.
• Quieres alegrarte cuando una emprendedora amiga o conocida cuenta de sus victorias, pero luchas con sentimientos de inferioridad y sientes que no te estás esforzando suficientemente para alcanzar tus metas.
Si te identificas con cualquiera de estos puntos, ¡no te preocupes! ¡Todas hemos luchado a este nivel!
El mundo de los negocios es altamente competitivo. Si no te cuidas, te puedes imponer una enorme presión que te llevará a caer en el síndrome de sobre exigirte y/o mirarte en menos todo el tiempo.
¿Cómo puedes evitar el daño que te haces al compararte con otras emprendedoras?
Lo primero es reconocer tú valor intrínseco.
No es malo compararte con otras. ¡Incluso te puede servir de estímulo! Pero tienes que hacerlo sin menoscabarte a ti misma.
A la mayoría de las mujeres les cuesta honrar su esencia única y personal. Son rápidas en reconocer el valor en otras personas…e igual de rápidas en desdeñar el aporte propio.
Nunca olvides que eres una creación única de Dios, creada para un propósito definido, dotada de dones y talentos para alcanzarlo y con una misión que solo tú puedes cumplir.
¡Tienes tú lugar en este mundo, no temas y tómalo!
Sé auto-crítica, pero realista a la vez.
La forma más sana de reaccionar cuando ves que otras emprendedoras avanzan con su marketing, contratan a más clientes y cierran más ventas que tú, es analizar lo que tú puedes aprender de ellas.
Pregúntate:
¿Has dejado de buscar contactos nuevos para darte a conocer?
¿No estás implementando lo que estás aprendiendo en tu curso o con tu coach?
¿Has comprometido tus prioridades y estás perdiendo tiempo http://bettinalangerfeldt.com/195/como_poner_limites en otras actividades?
Sé realista cuando te haces estas preguntas. No todas las personas están al mismo nivel con sus negocios. Lo importante es que estés avanzando y creciendo  ,  independientemente del nivel en el cual te encuentres.
Compárate con ti misma.
En vez de fijarte tanto en los progresos de otras empresarias, ¡mira los tuyos! Compara lo que has logrado hoy con lo que habías logrado hace un año atrás.
¡Luego celebra tus éxitos y sé agradecida por los resultados obtenidos!
Si deseas obtener más orientación sobre cómo te puedo ayudar a monetizar tu misión con un negocio online sólido, que te permita ganar el dinero que vales mientras ayudas a muchas personas, ¡aplica para una sesión estratégica conmigo y conversemos! http://bettinalangerfeldt.com/formulario-de-aplicacion-para-tu-sesion-estrategica

Cuatro estrategias para atraer clientes

Atraer clientes es una de las habilidades que he adquirido en mi experiencia como asesora de marketing online. Clientes que llegan a mí de forma constante y automática, sin tener que estar persiguiendo a nadie.

Esto lo he logrado gracias a un sistema probado de marketing de atracción, que he aprendido y perfeccionado, no tratando de reinventar la rueda, sino de aplicar sistemas que ya funcionan. Este sistema está basado en cuatro estrategias básicas:

Publicidad

La publicidad es indispensable, ya que si las personas no saben que existes, por muy buena profesional que seas, los clientes no llegarán. Muchas empresarias piensan que con ser buena en su trabajo es suficiente, que el boca a boca hará el resto. No te digo que no sea así, pero eso sucede después de mucho tiempo.

Para que exista el boca a boca, primero tienes que tener clientes, y para que funcione como único medio, el volumen de los mismos debe ser muy alto. Así que deja de ponerte excusas, e invierte tiempo y/o dinero en publicidad.

Gracias a internet, esta publicidad no tiene que salirte cara, incluso puede ser gratuita e igual de efectiva, pero has de hacerla.

Tu publicidad debe estar dirigida principalmente a aumentar la base datos creando una lista de suscriptores interesados, a los que enviarás tu información de valor gratuita para comenzar a crear una relación de confianza que te posicione como experta a quien recordarán, y así poder establecer el contacto frecuente que produce la venta.

Definir a tu cliente

No todo el mundo es tu cliente, si sigues pensando así, vas a seguir sin atraerlos. Si no tienes un cliente bien definido, no sabrás donde publicar tu publicidad, y serás uno más entre millones. Con lo cual tendrás las mismas posibilidades de atraer clientes que de ganarte la lotería, y todos tus esfuerzos publicitarios pueden quedar en saco roto.

¿De verdad quieres eso? ¿O quieres atraer clientes de forma constate y automática? Tu cliente es la persona que tiene el problema que tú resuelves, los recursos económicos para invertir en tu solución y además está dispuesto a pagar por ello.

Resuelve el problema que tiene tu cliente

Tal como te dije en el apartado anterior, céntrate en resolver el problema mayor que tiene tu cliente. Debes estar en permanente contacto con tus prospectos y clientes, encuéstalos, escucha lo que te están diciendo. En base a sus respuestas crea tus programas, servicios y/o productos que solucionen su problema o colmen su mayor deseo.

Contacto frecuente

El contacto frecuente es vital para atraer clientes, ya que es el que crea la confianza, fideliza y cierra las ventas. Además gracias a estar en contacto con tus prospectos y seguidores, puedes realizar encuestas para saber qué es lo que realmente quieren y así poder diseñar programas, servicios y/o productos que se adapten a lo que tus clientes te están demandando.

Mediante este contacto es como ofrecerás tus productos y/o servicios, así como descuentos y promociones, pero siempre dando información de valor gratuita.

Implementa sin excusas estas cuatro estrategias en tu negocio, y comienza a atraer clientes de forma constante y automática.

Ana Zabaleta www.coachingparaempresarias.com

Sobre la autora: Ana Zabaleta, te enseña técnicas para sacar más rendimiento a tu negocio y en tu vida personal. Si quieres dedicarle el tiempo justo a tu negocio, disfrutar de tu familia y sacar el máximo partido de cada cosa que emprendas, solicita en www.coachingparaempresarias.com sus estrategias gratis, que recibirás cada martes en tu email.

4 falsos obstáculo que detienen tu progreso

¿Te has planteado alguna vez, en serio, qué es exactamente lo que te impide lograr tus objetivos o sueños? Seguro que se te ocurren mil y una razones u obstáculos, y que incluso te sientes con las manos atadas porque crees que eres incapaz de hacer nada al respecto, pero ¿hasta qué punto es verdad?

Te aviso de antemano que este es un artículo muy directo, porque a veces hay que poner los puntos sobre las íes (por cierto, esta expresión que solía significar ser demasiado minucioso, pero hoy en día significa dejar las cosas claras).

A estas alturas ya sabes que hay ciertas cosas que puedes controlar y modificar (como tu actitud, por ejemplo), y otras que, por mucho que quieras, no está en tu mano controlar. Es absurdo quedarte atrapada en estas últimas cuando no hay nada que puedas hacer, porque lo único que consigues es frustrarte. Estas “otras cosas” son lo que yo llamo falsos obstáculos y no son más que excusas porque la realidad es que sí hay cosas que puedes hacer al respecto, pero te da miedo. Déjame darte algunos ejemplos de falsos obstáculos:

  • Otras personas. Tema interesante cuando piensas que tu jefe, tu pareja o la vecina de enfrente son tu mayor obstáculo. Siento decirte que eso no es más que una excusa. No puedes cambiar a las personas, pero sí tu actitud y comportamiento. Que no soportas a tu jefe, pues hay tres opciones así a priori: cambias de trabajo, cambias tu actitud o te conformas. No hay peros que valgan, esa es la verdad, lo peros que te surjan son miedos. Se puede hablar también del chantaje emocional que te hacen algunas personas, pero también depende de ti aceptarlo o no. Y sí, ya sé que no es fácil, pocas cosas lo son. Te dejo con un artículo de Ana Zabaleta sobre este tema: Cuando tus obstáculos son otras personas.
  • La situación actual. Hay mucha gente que lo está pasando mal en estos momentos, y también hay mucha gente a la que esta situación le sirve de perlas como excusa. “Para que voy a buscar trabajo si no hay”, “con lo mal que están las cosas no lo voy ni a intentar”. O peor, personas que no sólo no intentan nada, sino que critican o desaniman a los que sí lo hacen. Hay mucha gente haciendo cosas en estos tiempos (yo misma), quizá podrías verlo como el mejor momento, el empujón que necesitabas; ya que a veces hasta que no pasa algo de este tipo no te animas a salir de tu rinconcito. Hay un documental fantástico sobre esto, la pena es que sólo está en inglés. Se llama Lemonade (haciendo referencia al famoso dicho de “si la vida te da limones, haz limonada”) y cuenta la historia de varias personas que fueron despedidas de un día para otro y lo que hicieron después. Te la recomiendo.
  • Edad, aspecto físico y similares. Otra gran excusa, otro falso obstáculo en la mayoría de los casos (siempre hay excepciones claro, si quieres ser bailarina a los 60 años, fácil no es. Pero tampoco imposible, no voy a ser yo quién te quite la esperanza. Probablemente podrías encontrar alguna alternativa satisfactoria que te permitiera bailar de alguna forma). Hay muchas personas que con sus añitos encima empezaron a hacer cosas, ya fuera escribir, cantar o actuar, por ejemplo. Y por supuesto lo mismo con tu aspecto físico, ya seas más o menos guapa, más o menos delgada, no dejes que eso se convierta en una excusa.
  • Falta de tiempo. Una excusa muy utilizada cuando quieres hacer algo: montar tu propio negocio, hacer un curso nuevo, contratar a un coach ; ) Excusa, porque cuando realmente quieres algo sacas el tiempo de donde sea. No es cuestión de tiempo sino de prioridades, de estar centrada, de dedicación y de trabajo duro. Mucha gente ha empezado su negocio teniendo un trabajo a tiempo completo e incluso hijos. De hecho, una de mis clientas ha conseguido tener su trabajo a tiempo completo, llevar una fundación que también requiere bastante trabajo, sacar tiempo para ella misma y poner en marcha una nueva página web como proyecto lateral. ¿Cómo lo consiguen? Levantándose más temprano, acostándose más tarde, dejando de ver la tele, organizándose mejor… Analiza bien cómo usas tu tiempo y verás que puedes sacar horas muertas para sacar adelante tu proyecto o lo que sea que tengas en mente. Como siempre, no digo que sea fácil, será duro, pero es tu elección. ¿Qué es lo que realmente quieres hacer?

Una cosa está clara, quien algo quiere algo le cuesta. Las cosas no se regalan, ni se van a abrir los cielos para que tu vida cambie de la noche a la mañana. Si quieres que algo cambie, empieza a cambiar tú. Todas las personas que tú ves con éxito han empezado trabajando, luchando, haciendo sacrificios. Así que no te engañes mirando su situación actual y pensando que es porque han tenido suerte o porque son más guapos, tienen más contactos o cualquier otra cosa. Todo eso puede influir, pero no te engañes, han trabajado mucho para estar ahí. Así que si quieres cambios, empieza a hacerlos y si te resulta difícil busca ayuda, pero no te quedes con los brazos cruzados mirando la vida pasar. Como dice un antiguo refrán inglés:

“Where there is a will, there is a way” (o dicho de otro modo: querer es poder)

Aida Baida Gil, coach de la profesional, trabaja con mujeres profesionales que quieren ganar seguridad en si mismas, decidir el siguiente paso a dar y conseguir el éxito profesional sin sacrificar la satisfacción personal. Visita www.aidabaida.com para para recibir su boletín semanal con artículos y estrategias para tu éxito personal y profesional.

Cómo eliminar los comportamientos que alejan a las mujeres profesionales del exito

Woman and young girl in kitchen with laptop and paperwork smiling
GSCSNJ / Foter / CC BY-NC

Las mujeres profesionales aún luchamos por encontrar nuestro sitio dentro de la empresa, no es fácil tener un puesto de responsabilidad y conjugar lo que somos con lo que se espera de nosotras como líderes, ya que el sistema aún está adaptado en muchos casos al rol masculino, además de las tendencias culturales y sociales que nos alejan del exito profesional.

Este artículo está basado en el escrito por Peggi Drexler “8 Ways To Abolish The Behaviors That Held You Back In 2013”, publicado a primeros de 2014 en www.Forbes.com, y está dirigido a mis queridas ‘ mujeres con responsabilidades profesionales ’, colectivo al que me dirijo desde www.MujerLider.es. Ten en cuenta que la traducción es ‘libre’ por dos motivos: mi inglés no es perfecto, y tampoco es mi intención hacer una traducción literal del artículo de Peggi. Aquí van 8 formas de eliminar esos comportamientos que nos alejan del exito.

Pide lo que deseas

Según una encuesta a 1.000 mujeres profesionales llevada a cabo a principios de 2014 por Citi / LinkedIn, ‘no me pagan lo suficiente’ es una de las tres mayores frustraciones profesionales que enfrentan las mujeres. Y sin embargo, sólo una de cada cuatro mujeres pidieron un aumento de sueldo en 2013. Si quieres un cambio en 2014, ¡pídelo! Hay razones para pensar que funcionará: en el estudio Citi / LinkedIn también vieron que el 75% de las mujeres que pidieron un aumento de sueldo, lo consiguieron.

No tengas miedo de ser “la mala”

Ser mujer jefe es un círculo vicioso clásico. Para que las mujeres tengan exito, tienen que ser diferentes, extraordinarias, y -clave- no demasiado emocionales. Pero también deben ser agradables y ‘una más’. Para muchas será una situación en la que saldrán perdiendo, así que no lo intentes. En vez de eso, toma decisiones inteligentes, toma tus armas y haz el trabajo para el que fuiste contratada – sin disculparte.

Pero tampoco seas la agresora

A menudo hay ’matones’ en el trabajo que piensan que detener a los demás les asegura su puesto. Pero los estudios muestran que quienes juegan el papel de Mentor tienen más exito profesional que aquellos que no lo hacen. Un estudio de 2012 de la Universidad de Austin – Texas reveló que aquellos que ejercieron de mentores, ganaron una mejor comprensión de sus propias fortalezas y limitaciones, aseguraron la comprensión de ciertos conceptos relacionados con la carrera profesional, y además son más felices. La lección: trata de ser mejor jefe en 2014. Al fin y al cabo, sólo eres tan buena/o como tu peor empleado.

Haz públicos tus logros, no te avergüences de tener exito

Un estudio publicado este año en el Boletín ‘Personalidad y Psicología Social’ reveló que las mujeres son más propensas que los hombres a regalar el mérito en el trabajo.
Detente. Aprender a reconocer tus propios grandes esfuerzos ayuda a abrir puertas, da confianza a otras mujeres, y puede mejorar el estado de ánimo. Además, un estudio de Harvard reveló que hablar de uno mismo provoca la misma sensación de placer en el cerebro que la buena comida o que te paguen.

Para el contador

Ya se trate de algo pequeño como ofrecer tomar un café, o algo de mayor trascendencia como ir a hacer deporte con un/a colega, las mujeres tienden a llevar la cuenta de los favores dados y recibidos. Pero llevar la cuenta se basa en la manipulación y puede conducir a un ambiente hostil, desalentando la colaboración a favor de la división y el desprecio. Es también una gran pérdida de tiempo.

Deja de disculparte por tener exito

Más que los hombres, las mujeres tienen tendencia a temer la ambición y el exito, aunque por lo general inconscientemente. Se preocupan de que no son merecedoras del ascenso o el aumento, están tan preocupadas de que el exito les pueda distanciar de sus amigos y socios potenciales que no piden lo que quieren. Y sin embargo, si dejas de disculparte por perseguir tus metas – o el logro de ellas – tendrás una mayor probabilidad de exito continuo y felicidad personal.

Define ‘tenerlo todo’ en tus propios términos

Se ha hablado mucho en 2013 de si las mujeres pueden ‘tenerlo todo’. Pero, ¿y en 2014, dejamos de meter a todas las mujeres en el mismo saco? Las mujeres quieren cosas diferentes – por lo que ‘todo’ es totalmente relativo. Eso está bien. Ya sea o no para conseguir una carrera y cómo, es una decisión muy personal y totalmente individual. Aprende a decidir por tu cuenta.

Vete a casa a la hora de cenar

En serio, ve. Si no es por tu familia, entonces por tu carrera profesional: un estudio publicado en abril de 2013 en la revista Gender&Society descubrió que trabajar 50 horas a la semana o más no ayudó a las mujeres en cargos profesionales y directivos a salir adelante, de hecho todo lo contrario. Sigue el ejemplo de Sheryl Sandberg – Directora Operativa de Facebook, que se hizo famosa por dejar el trabajo a las 5:30 para poder cenar con sus hijos a las 6:00. Ten en cuenta que el exito de Sheryl no se debió a seguir la costumbre, sino al revés.

Las mujeres con responsabilidades profesionales tenemos aún grandes retos, no en vano nuestra incorporación a los puestos de liderazgo tiene apenas 50 años. Tenemos que aprender a pedir, a ejercer de líderes, a hablar de nuestros logros, a no disculparnos por tener exito, a definir lo que realmente queremos, y a cumplir horarios de trabajo razonables, un estudio tras otro lo demuestran.

“Nadie consigue un gran despacho sentándose a un lado, sino en la mesa de negociación. Y nadie consigue un ascenso, si no piensa que se merece el exito”.
Sheryl Sandberg – Directora Operativa de Facebook

__________________

Sobre la autora:

Marta Morón es Coach y Mentora de mujeres Directivas, Managers, Emprendedoras, Freelancers y con responsabilidades profesionales. Vive en Madrid, aunque trabaja con mujeres de todo el mundo online, a través de Skype.
Hace más de diez años decidió dar un giro a su carrera de empresariales, basada en experiencias de Manager y Financial Controller en multinacionales como McKinsey y Linklaters, para ayudar a otras mujeres a organizar su Plan de Carrera y a transformar sus vidas.

Desde entonces, Marta ha ampliado su formación estudiando Coaching con PNL en el Instituto de Potencial Humano, acreditado por la ICF-International Coaching Federation, así como en otros centros pioneros del coaching y el desarrollo personal. También es dos veces emprendedora. Actualmente, además de tener su consultoría “MujerLider – Coaching para Mujeres con Responsabilidades Profesionales” y su portal http://www.mujerlider.es, también es profesora de Desarrollo Personal y Profesional, Miembro Honorífico de Worldwide Branding Who is Who, y colabora con diferentes ONGs. Con su formación y conocimiento laboral, ha ayudado a numerosas mujeres a orientar su vida hacia los retos personales y profesionales que desean conseguir.

Suscríbete a su Boletín. Es tuyo GRATIS si te inscribes en www.martamoron.com. Sin spam y privacidad garantizada. Además, sólo por suscribirte tendrás de REGALO acceso al vídeo “Autoestima para tu Liderazgo”, y a solicitar tu “Sesión Estratégica Gratuita”, que te ayudará a conocer donde te encuentras profesionalmente, y cómo avanzar hacia donde quieres llegar. Todos los meses Marta regala sesiones entre sus suscriptoras(es).

Estrategias para superar el miedo al fracaso

El ser humano está lleno de miedos, y el miedo al fracaso es uno de los que más afectan a la autoestima y el liderazgo. Pero si cuando las cosas no salen como esperábamos entendemos que hemos aprendido una nueva forma de cómo no hacerlo, no habrá fracaso, únicamente habremos hecho “nuevos aprendizajes”.

Una de las cosas que suelo preguntar a mis clientes de Coaching es “qué entiendes tú por éxito”. En este caso te pregunto, “qué entiendes tú por fracaso”. Si te tomas un tiempo para contestar esta pregunta, te darás cuenta de que no podemos llamar fracaso a todo aquello que no sale a la primera como esperábamos, sería una exageración

En el artículo de hoy vamos a ver estrategias para que puedas vencer ese miedo al fracaso que a veces te acecha encogiéndote el estómago.

Cuestiona tu miedo

¿Realmente a qué le tienes miedo? Hasta que no sepas cual es el verdadero motivo de ese miedo al fracaso, no podrás vencerlo. Pregúntate qué es lo peor que podría pasar si fracasas, ya que en la mayoría de las ocasiones lo máximo que podría ocurrir no justifica tanto miedo al fracaso.

Ten en cuenta que como te comentaba en mi artículo Qué hacer cuando los demás se empeñan en querer llevar razón, el ser humano es relacional y necesita sentirse aceptado y querido. Cuestiónate de qué está hecho tu miedo, porque nadie va a rechazarte si intentas algo y no te sale a la primera, el mundo no se hundirá bajo tus pies. Si tú tienes claro que prefieres arriesgar para llegar, no importa lo que piensen los demás.

El miedo se vence poniéndote en acción

El miedo tiene un efecto paralizante que nos impide actuar. Y como dice el proverbio chino, “el fracaso más grande es nunca haberlo intentado”. En lugar de permitir que el miedo te paralice, actúa de inmediato, atrévete. Será la única manera en que tendrás opción de conseguir el éxito (sea lo que sea el éxito para ti).

A veces te ayudará apoyarte en alguien, otras veces te ayudará la relajación, pero siempre tienes que pensar que tú puedes, que el miedo es sólo una mala pasada que te juega tu mente, y que tienes que tomar tus decisiones basándote en tu intuición. Bloquea tus pensamientos negativos para que no te limiten.

Aprende de quienes ya han alcanzado el éxito

¿Sabes qué dicen los gurús del dinero? Que nadie ha llegado a ser rico sin haberse arruinado antes. ¿Y sabes qué recomiendan? Que si vas a montar un negocio o vas a invertir tu dinero, es mejor que te estrelles lo antes posible y habiendo invertido una cantidad no demasiado alta. Así de asumido tienen que no se llega al éxito financiero sin haber conocido el supuesto “fracaso” primero.

Y esto no sirve sólo para temas financieros; aprende de los que ya alcanzaron anteriormente lo que tú persigues ahora, sea de la índole que sea. Y ten muy claro que si ellos se hubieran paralizado por el miedo al fracaso, nunca habrían llegado a alcanzar el éxito (sea lo que sea aquello que cada uno/a entienda por éxito).

Uno de los mayores problemas que tenemos los occidentales es la nula capacidad de frustración. Si quieres llegar al éxito:
– aprende a vivir con que las cosas no te salgan a la primera

– no permitas que la opinión de los demás te desmoralice

– ten siempre presente tu “porqué”, tu motivación para querer llegar

Así harás desaparecer tu miedo al fracaso.

“Sólo una cosa vuelve un sueño imposible: el miedo a fracasar”. 
Paulo Coelho

_______________________

 Sobre la autora:

Marta Morón, directora de “MujerLider – Coaching para Mujeres con Responsabilidades Profesionales” y http://www.mujerlider.es, te ayuda para que te conviertas en una Mujer (u hombre) Líder de tu vida. Si quieres emprender; llevar tu negocio al siguiente nivel; redefinir tu plan de carrera; fortalecer tu liderazgo y tu gestión de personal; mejorar tu gestión del tiempo y tu conciliación; incrementar tu productividad y tus resultados; buscar salidas a tu situación de tránsito profesional; reforzar tu toma de decisiones; y mejorar tu comunicación; suscríbete a su Boletín valorado en 97€ anuales.

Es tuyo GRATIS si te inscribes en www.martamoron.com. Sin spam y privacidad garantizada. Además, sólo por suscribirte tendrás de REGALO acceso al vídeo “Autoestima para tu Liderazgo”, y a solicitar tu “Sesión Estratégica Gratuita”, que te ayudará a conocer donde te encuentras profesionalmente y cómo avanzar hacia donde quieres llegar. Todos los meses Marta regala entre sus suscriptoras(es) 7 sesiones gratuitas.

¿Qué hacer para que tu nicho ideal te encuentre a tí?

Craig Duswalt era un joven recién graduado de la universidad que trabajaba tras bastidores en un teatro los fines de semana. Un día el afamado grupo rockero “Air Supply” hizo un show en el lugar y el líder de la banda se le acercó y le preguntó si quería trabajar con ellos.

Dijo que le había llamado la atención su actitud positiva y su energía para trabajar.

El próximo día lo recogieron en su limosina, lo llevaron a su jet privado y así comenzó la larga trayectoria de Craig como asistente de la banda por 6 años y luego como manager personal del líder de Guns N Roses, otra banda de rock, por 4 años más.

Actualmente Craig es un exitoso empresario y conferencista que enseña el Sistema “Rockstar” (www.RockStarSystemForSuccess.com), en el cual trasmite las valiosas  experiencias que aprendió durante las giras con ambas bandas.

Aunque parezca una historia salida de Hollywood, no lo es. Craig estaba en el lugar correcto, en el momento correcto y, lo más importante: ¡estaba preparado!

¿Estarás tú preparado el día que la gran oportunidad de tu vida cruce por tu camino?

Aquí te comparto cómo puedes asegurar que siempre estés preparado:

·         Lánzate a la rueda. No esperes hasta tener un nicho perfecto o la marca perfecta. Si tomas acción en forma consistente, tú nicho te encontrará a ti.

·         Marca presencia en los lugares que promoverán lo que haces. Al asistir constantemente a los eventos y encuentros que tú sientes que son importantes para tu negocio, verás que las puertas más increíbles se te van a abrir.

·         Entrega siempre lo mejor de ti, en todo lo que haces. Nunca sabes quién te podría estar observando, o dónde están las oportunidades de establecer poderosas alianzas estratégicas, con alguna persona que se transformará en un cliente estrella http://tusitiodemembresia.com/784/cliente_ideal_sitios_membresia que será tu gran referente o te abrirá una puerta totalmente nueva que cambiará el rumbo de tu negocio y de tu vida para siempre.

Aunque son consejos muy simples, no son fáciles de seguir.

Tu gran enemigo va a ser la zona de confort en la cual te encuentras hoy y que aborrece los cambios.

Vas a ver que los momentos más importantes de tu negocio y de tu vida sucedieron cuando lograste salir de ese lugar que solo te brinda una seguridad aparente.

Siempre hay un puñado de personas que logran hacerlo. Toman acción, hacen lo que hay que hacer y consiguen transformar sus vidas.

¡Determina ser una de ellas hoy!

Para aprender cómo armar una membresía, paso a paso, que se integra perfectamente con tus productos y servicios actuales, inscríbete en mi curso “El ABC de tu sitio de membresía”. (http://TuSitioDeMembresia.com/ABC)

Por Bettina Langerfeldt

<a href=»http://tusitiodemembresia.com»>Tu Sitio De Membresia</a>

tusitiodemembresia@gmail.com

¿Qué te gustaría más: vender tu tiempo o vender un producto?

Parece ser una pregunta demasiado simplista, pero, en esencia, todas las personas trabajan en solo una de estas dos áreas: venden su tiempo o venden un producto.

Si vendes tu tiempo estás dentro del 95% de la población mundial que trabaja entregando sus horas a cambio de un pago. Independientemente de que seas médico, abogado o un obrero de la construcción, si tienes que estar físicamente presente para generar ingresos, caes en esta categoría.

Lo que no tiene nada de malo. Un trabajo digno es una bendición de Dios. Y, si te gusta lo que haces, no te recomiendo hacer cambios.

El problema surge cuando crees que es la única manera de generar ingresos. Es en este punto en el cual yo alzo mi voz.

Para entenderme tienes que conocer un poco de mi historia:

Soy madre educadora en casa y tuve que cuestionarme seriamente la metodología tradicional de educación cuando uno de nuestros hijos presentó problemas de aprendizaje en el colegio.

De acuerdo el versículo bíblico que dice que todos los tesoros de la sabiduría y del entendimiento están en Cristo Jesús (Colosenses 2:3), mi primerísima fuente de consulta sobre cualquier tema es la Biblia.

Después de estudiar lo que la Biblia dice acerca del aprendizaje y de la educación, mi esposo y yo adoptamos una metodología de educación que yo llamo “educación emprendedora” y que fomenta las habilidades emprendedoras y de liderazgo en los niños.

Aprendimos que la educación tradicional produce personas que están diseñadas a insertarse en el mercado laboral.  

¡Por eso es que muy pocas personas saben emprender! Están programadas para seguir las indicaciones de otras personas, para cumplir con la realización de ideas ajenas, en vez de actuar por su propia cuenta, de acuerdo a ideas propias.

Si esto te hace sentido y quieres considerar la opción de generar ingresos vendiendo productos en vez de vender tu tiempo, esto es lo que tienes que hacer:

1.    Edúcate: De la misma manera que fuiste educado para cambiar tus horas por dólares, tienes que re-educarte y cambiar tu mentalidad a la de un emprendedor.

2.    Estudia el mundo que te rodea y busca un mercado hambriento que tú puedes saciar con tus conocimientos, habilidades y experiencia.

3.    Busca maneras de “empaquetar” tus conocimientos y habilidades en formatos que puedas vender sin estar directamente presente: e-books, audios y/o videos.

4.    Busca un sistema de negocio que te permita entregar estos productos 24 horas al día, 7 días a la semana y por muchos meses, de forma lo más automática posible, como por ejemplo, un sitio de membresía.

5.    Posiciónate como experto en tu tema y sigue añadiendo productos y servicios a tu negocio.

 Verás que, con el tiempo, los ingresos que ganas por hora se irán sustituyendo por ingresos ganados a través de productos.

¡Y voilá! Estarás dentro del 5% de la población del mundo que goza de la libertad de no tener que estar amarrado a una actividad que te exige vender tu tiempo a cambio de dinero.

Para aprender cómo armar una membresía, paso a paso, que se integra perfectamente con tus productos y servicios actuales, inscríbete en mi curso “El ABC de tu sitio de membresía”.

Por Bettina Langerfeldt

<a href=»http://tusitiodemembresia.com»>Tu Sitio De Membresia</a>

tusitiodemembresia@gmail.com