7 secretos para ser una mujer emprendedora exitosa

Si hace unos años alguien nos hubiera dicho que las mujeres ocuparían altos cargos en las empresas y que incluso montarían sus propios negocios, muchos (desgraciadamente) se hubieran reído de este hecho.

Nadie jamás hubiera imaginado que el papel de la mujer en la empresa se convertiría en algo tan importante para el éxito de las organizaciones.

Y es que además de que muchas mujeres hayan tenido el valor de montar su propio negocio, muchas de ellas no han dejado su trabajo actual hasta comprobar si el nuevo negocio iba a funcionar.

Por lo que además de ser trabajadoras, madres, hijas, amas de casa, esposas, también son emprendedoras.

El gran reto para ella no es emprender, sino encontrar el equilibrio entre su vida personal y profesional y transformar todo los pensamientos negativos en positivos para convertirse en una emprendedora de éxito y acabar con el prejuicio aquel que considera a la mujer el sexo débil.

Veamos algunos secretos que ayudan a la mujer a encontrar ese equilibrio y a sentirse triunfadora:

1. Mente positiva

A veces nos cuesta ver lo positivo de cada cosa y nos centramos en el lado más negativo. El problema es que los pensamientos negativos no son nada buenos, provocan insatisfacción y nos impiden ser felices.
Por eso, debemos cambiar esos malos pensamientos en positivos e ir generando más confianza en una misma. Así iremos tomando consciencia de que somos capaces de hacer más de lo que imaginamos.

2. Organizada

Una buena empresaria debe priorizar las tareas pendientes que tiene en su día a día y dedicar más tiempo a aquellas más importantes. Así, evitará dedicar tiempo a una cosa que no merece tanto su atención y centrarse en otra que sí lo requiere.

Deberá hacer un balance e incluir dentro de esa lista a su familia, cuidado personal, pareja, desarrollo personal y profesional.

Un detalle importante para gestionar su día correctamente será aprender a delegar funciones de forma eficaz. Y para ello, deberá confiar en los demás y ejercer como una buena líder.

3. Controladora de sus emociones

Cuando inicias un negocio, hay muchas adversidades a las que hacer frente y, por tanto, es muy importante que sepamos controlar nuestros impulsos y tomar decisiones. Es recomendable mantener la calma, ser paciente y centrar nuestra mirada en conseguir los objetivos propuestos, potenciando nuestras capacidades de liderazgo y persuasión.

4. Establece un plan de negocios

Es el mapa que nos guiará a subir peldaños en nuestra andadura empresarial. La elaboración de un plan de negocios nos ayudará a identificar a nuestros competidores, a saber cómo es el mercado, cual es nuestro público objetivo, e incluso nos permitirá conocer cuáles son nuestras debilidades y fortalezas.

Por otro lado, es necesario tener la mente fuerte, porque si a la primera de cambio fallamos y no sale como esperábamos, debemos tener fuerza suficiente para seguir adelante. No debemos rendirnos y hay que seguir intentándolo, si de verdad creemos en ello.

5. Inconformista

Un persona conformista, que no tiene inquietudes ni deseo de experimentar cosas nuevas para seguir creciendo, no llegará muy lejos.

Ante un mercado competitivo y dinámico, aquella que no ofrezca productos o servicios de calidad, creativos e innovadores, no se diferenciará de la multitud, ni ofrecerá una propuesta de valor diferente.

6. Actualizada de las nuevas tendencias

Estar informada de las últimas tendencias, conocer las herramientas que utilizan tu competencia o invertir en formación profesional será clave para seguir creciendo en tu negocio.

Así que te aconsejo que leas libros especializados de tu sector, asistas a networking para hablar con expertos que puedan aconsejarte y guiarte, acudas a conferencias y charlas de tu ciudad que organizan las cámaras de comercio y otras entidades como esta. Exprime al máximo estos eventos para relacionarte y crear nuevos lazos profesionales.

7. Alejada de gente tóxica

Identifica a las personas tóxicas de tu vida y aléjalas lo máximo que puedas. Una persona tóxica a tu lado puede afectar negativamente a tu negocio y a tu vida, distrayéndote y provocándote estrés. Así que cuanto antes las elimines, mejor, más te centrarás en lo que realmente te preocupa, que es tu negocio.

Edith Gómez – www.gananci.com

Sana tus relaciones para poder disfrutar plenamente de tu éxito

Hola chicas!

¿Cuantas veces te has peleado con alguien por defender tu razón? Seguramente sean muchas veces, como me ha pasado a mi, a todos. Cuando defendemos con uñas y dientes la forma en que nosotras vemos una situación, estamos dando por hecho que quien tenemos enfrente está equivocado. Siempre buscamos que nos den la razón, queremos imponer nuestro propio punto de vista y sin darnos cuenta lo que hacemos es atacar a nuestro adversario/a. Lo que ocurre es que esa persona lo que hará es contra atacar, se sentirá ofendido/a y hará lo mismo que nosotras, defender su razón, su propio punto de vista. Así comienzan las discusiones y así terminan: con dolor, enojo y a veces resentimiento.

Interpretamos la vida de forma subjetiva. Sinceramente a estas alturas ni siquiera sé si existe la objetividad. Todas las personas percibimos la realidad de una forma diferente, todo es relativo. Depende de con qué cristal se mire y desde dónde.

Cuando estudié PNL me acuerdo perfectamente cuando me enseñaron uno de sus principios: «Tu mapa no es el territorio que describe».

La situación que tu percibes, por ejemplo con amigas, con tus hijos, con tu pareja, no responde a la situación real. En ese mismo momento todas las personas con las que te encuentras están percibiendo la misma situación de forma diferente. Puedes tener más afinidad con unos que con otros pero al final la interpretación será subjetiva, es decir personal. ¿Quién tiene la verdad? Todos!

El tipo de interpretación que realices de cada palabra que te dicen, de cada cosa que ves y cada sonido que oyes, es lo que marcará la gran diferencia en tu vida, y por que no, en tu felicidad.

La interpretación que tu haces se basa en tus creencias, esa información que tu tienes en tu interior respecto de cómo tiene que ser la vida (los hombres, las mujeres, la familia, los hijos, las relaciones). El problema es que no todos partimos del misma base y no todos tenemos el mismo baremo. Si llegas a comprender esta idea, puedes cambiar el rumbo de todas tus relaciones.

El problema no es lo que te dicen, sino lo que tu haces con eso que te dicen.

¿Qué pequeña acción puedes hacer para renunciar a llevar la razón, para fluir y entregarte a la sabiduría de la vida?

Toma conciencia del impulso, esas ganas intensas de querer llevar la razón. Simplemente con darte cuenta cuándo empiezas a tener ganas de imponer tu razón ya estarás dando pasos hacia tu transformación y te estarás acercando a una vida más feliz y plena.
No le des más importancia a «lo que es correcto y lo que no lo es» como a sentir paz interior y conectar con la fuerza poderosa del amor. Lo correcto y lo incorrecto no existe, es solo un juicio que haces para comprendes lo que esta pasando. Acepta lo que es y luego haz algo con ello.
Algunas preguntas que puedes repetir mentalmente que harán que cambies de frecuencia lentamente y te ofrecerán respuestas sorprendentes:
¿Cómo puedo ver esto de otra manera?

¿Estoy actuando desde el amor o el rencor?

¿Esto me acerca a la paz o al caos?

Renuncia a las críticas, acusaciones y juicios de valor que cierran tu perspectiva. Cada vez que te encuentres en medio de alguna de ellas, toma conciencia, entrega a la vida las interpretaciones y pensamientos que son causa de tu dolor. Y enfoca tu atención y energía en alguna de las preguntas anteriores. Abre tu mente y entra en el campo de todas las posibilidades.

Recuerda. Siempre puedes hacer algo para resolver y encontrar un punto de encuentro. Deja de esperar que la otra persona haga algo y concéntrate en tu poder de creación. Cada acto, pensamiento, palabra y emoción van dando forma a la vida que vives. Elige pensamientos, palabras y actos que te acerquen y alineen a tu felicidad, paz interior y plenitud.

Deseo que aporte amor a todas tus relaciones.

Natalia Ignaccolo

Si deseas sanar todas tus relaciones para que nada te limite y puedas disfrutar de tu éxito, no dudes en pedir una cita conmigo de exploración gratuita. Allí voy a contarte los pasos que tienes que dar para que en todas las áreas de tu vida te sientas plena, sabia y exitosa.

Sobre Natalia Ignaccolo

Natalia Ignaccolo es Lic. en Psicopedagogía. Experta en Desarrollo Personal. Terapeuta emocional y Mentora de mujeres emprendedoras. Es fundadora y directora del proyecto Emprendedoras en Plenitud y cocreadora de Confía en tu poder. Creadora de productos 2.0 de crecimiento personal. Desde hace varios años acompaña a muchas mujeres en un camino de transformación interior que les ayuda a liberarse de sus creencias limitantes para vivir en plenitud la vida que desean.

Los 3 hábitos que todo gran Coach cultivó

En investigaciones realizadas a varios grandes maestros de la humanidad, se evidenció que éstos siempre cultivaron durante su vida, tres aspectos o hábitos que, como consecuencia de su aplicación, dieron como resultado las grandes empresas que llevaron a efecto. Estos hábitos o mejor dijéramos, práctica, les proporcionó entre otras cosas, la iluminación, la sabiduría que proviene del Ser y éste a su vez les guió al éxito en sus emprendimientos. Estos 3 hábitos son:

1) Servicio a otros sin esperar nada a cambio
Los grandes maestros del mundo siempre ayudaron desinteresadamente a otros seres, hombres como Jesús, Mahoma, Lao Tse, Buda, Confucio, Moises, Ghandi, Madre Teresa de Calcuta y una larga lista de grandes triunfadores de la humanidad así lo evidencian. Ellos se basaron en la idea de que ayudar a otros significa ayudarse así mismo a trascender.

2) Descubrir sus sombras interiores, estudiarlas y erradicarlas (desintegración defectos)
Estos grandes entrenadores e instructores del mundo, diariamente se negaban a cumplir los dictámentes de su mente, sus deseos, sus hábitos caducos, en fin sus sombras y en vez de eso se empeñaron en estudiarlos constantemente a través de la meditación, la reflexión, la autoobservación y posteriormente erradicarlos definitivamente de su vida hasta el punto, de liberarse de esa pesada carga en el camino de su autorrealización. Justamente, éstas sombras interiores son lo que hoy en día los entendidos llaman ego otros le llaman simplemente las mentes (en plural porque no es una sino múltiple).

3) Cultivar las virtudes que nacen producto de la eliminación de alguna sombra interior.
Estos grandes Coach de la humanidad, producto de la desintegración de sus defectos y en conjunción con la transformación por la que pasaron durante su vida, lograron «nacer» nuevamente, es decir, transmutaron sus sombras en luz, sus defectos en virtudes. Todo es energía y bien se dice «la energía no se crea ni se destruye sólo se transforma», nuestras sombras son energía suscestible de ser transformada en energía más sútil, la cual los físicos cuánticos llaman fotones de luz interior o mejor dijéramos virtudes del alma. Un gran maestro una vez dijo: «Para autorrealizarte tienes que nacer otra vez».

Con éstos tres hábitos, éstos maestros lograron lo que muchos apetecían y no consiguieron por equivocar el sendero: El triunfo sobre sí mismos.

Por Carmen García Medina, MSc
@noticiascoach
Educadora, Motivadora, Conferencista, Coach motivacional, facilitadora de coaching Ontológico aprendiz de psicología positiva, danzarina

¡No te compares!

Uno de los actos más crueles a los cuales las mujeres emprendedoras se someten a sí mismas es el de compararse constantemente con sus pares.
Suele suceder de forma muy natural, por eso no siempre se dan cuenta de la espiral descendente de auto-sabotaje en la cual fácilmente quedan atrapadas al contemplar los éxitos de otras mujeres.
Tú sabes que te estás comparando con otras cuando…
• Te sientes incapaz y poco preparada cuando estás en una reunión o conferencia de emprendedoras y escuchas de los logros de las demás mujeres empresarias.
• Sigues a una emprendedora y lees de sus logros en sus boletines, porque la admiras, pero no crees que podrías lograr lo mismo.
• Quieres alegrarte cuando una emprendedora amiga o conocida cuenta de sus victorias, pero luchas con sentimientos de inferioridad y sientes que no te estás esforzando suficientemente para alcanzar tus metas.
Si te identificas con cualquiera de estos puntos, ¡no te preocupes! ¡Todas hemos luchado a este nivel!
El mundo de los negocios es altamente competitivo. Si no te cuidas, te puedes imponer una enorme presión que te llevará a caer en el síndrome de sobre exigirte y/o mirarte en menos todo el tiempo.
¿Cómo puedes evitar el daño que te haces al compararte con otras emprendedoras?
Lo primero es reconocer tú valor intrínseco.
No es malo compararte con otras. ¡Incluso te puede servir de estímulo! Pero tienes que hacerlo sin menoscabarte a ti misma.
A la mayoría de las mujeres les cuesta honrar su esencia única y personal. Son rápidas en reconocer el valor en otras personas…e igual de rápidas en desdeñar el aporte propio.
Nunca olvides que eres una creación única de Dios, creada para un propósito definido, dotada de dones y talentos para alcanzarlo y con una misión que solo tú puedes cumplir.
¡Tienes tú lugar en este mundo, no temas y tómalo!
Sé auto-crítica, pero realista a la vez.
La forma más sana de reaccionar cuando ves que otras emprendedoras avanzan con su marketing, contratan a más clientes y cierran más ventas que tú, es analizar lo que tú puedes aprender de ellas.
Pregúntate:
¿Has dejado de buscar contactos nuevos para darte a conocer?
¿No estás implementando lo que estás aprendiendo en tu curso o con tu coach?
¿Has comprometido tus prioridades y estás perdiendo tiempo http://bettinalangerfeldt.com/195/como_poner_limites en otras actividades?
Sé realista cuando te haces estas preguntas. No todas las personas están al mismo nivel con sus negocios. Lo importante es que estés avanzando y creciendo  ,  independientemente del nivel en el cual te encuentres.
Compárate con ti misma.
En vez de fijarte tanto en los progresos de otras empresarias, ¡mira los tuyos! Compara lo que has logrado hoy con lo que habías logrado hace un año atrás.
¡Luego celebra tus éxitos y sé agradecida por los resultados obtenidos!
Si deseas obtener más orientación sobre cómo te puedo ayudar a monetizar tu misión con un negocio online sólido, que te permita ganar el dinero que vales mientras ayudas a muchas personas, ¡aplica para una sesión estratégica conmigo y conversemos! http://bettinalangerfeldt.com/formulario-de-aplicacion-para-tu-sesion-estrategica