Dejo la construcción Un buen día, después de varios años trepidantes en los que no tenía ni un minuto de tiempo de reposo, decidí dejar el oficio que me estaba quitando la vida, la construcción. Yo soy aparejadora y llevaba años con una empresa que monté junto con mi pareja de toda la vida. Después […]