Las finanzas según la etapa de nuestra vida

Así como todos los seres humanos tenemos un ciclo de vida, también nos caracterizamos por atravesar ciertos ciclos financieros. Con algunas que otras variables, la mayoría de las personas transitamos estas etapas que enumeramos a continuación:

Primeros trabajos, primer acceso al dinero propio: una etapa de nuevas oportunidades, pero también de mayores responsabilidades. Cuanto antes tomes el control de tus variables, más posibilidades tendrá de alcanzar sus objetivos financieros en el mediano y el corto plazo.
• Primeras adquisiciones: comprar un coche, hacer ese viaje… la vida te empieza a enseñar que toda elección trae sus responsabilidades (seguros, reparaciones, mantenimiento, etc.). Conocer y evaluar las alternativas en cada caso, te permitirá planificar mejor tu forma de administrar los egresos y minimizar el impacto en tu presupuesto.
• Finanzas en pareja: cuando las finanzas personales se convierten en finanzas «en pareja», pueden ser necesarios algunos ajustes. Para evitar que el dinero se convierta en un problema, es fundamental identificar los objetivos comunes y buscar la mejor vía para alcanzarlos.
• El sueño de la “primera vivienda”: la vivienda es uno de los símbolos de la independencia económica. En la elección de la vivienda influyen diversos factores: las disponibilidades financieras, las preferencias personales, pero sobre todo, tus planes a futuro. Como siempre, un nuevo paso en las finanzas implica un análisis de situaciones actuales y hacia adelante. De la mano de un asesor seguramente encontrarás las mejores alternativa.
• La familia crece: ¿hay que ajustar el presupuesto? Quizás simplemente se trate de revisar necesidades y reasignar prioridades, por lo que conviene informarse de todas las opciones de ayuda disponibles.
• Vislumbrando el retiro: planificar la jubilación, sea cual sea tu edad o situación familiar, debe ser un objetivo prioritario. Todos debemos poder, al menos, imaginar cómo y dónde quisiéramos estar en las próximas décadas, para poder empezar a crear ese futuro que soñamos.
• Jubilación: si no has llevado un buen orden financiero, a la hora de quedarte sin trabajo puede que necesites cierta asistencia financiera para las actividades cotidianas. Para esto, necesitarás contar con ciertos conocimientos que te permitan articular a tu favor las posibilidades que el mercado te ofrece y encontrar la mejor alternativa.
Si te sentís identificado o querés saber más sobre alguno de estos puntos, porque te encontrás atravesando uno de ellos, ¡quedate tranquilo! Durante las próximas semanas iremos ampliando cada uno de ellos.
¡Que tengas buenas finanzas!

¿Querés aprender más sobre las mejores herramientas financieras que potencian tu capital y protegen tu futuro? Ingresá a: http://www.finanzasintegrales.info

Cómo hacer la difícil transición de un empleo a un negocio online

¿Sabías que un negocio en Internet tiene varias etapas de desarrollo? Es importante que las conozcas para que puedas hacer una transición exitosa desde tu empleo a un negocio online. ¡Te vas a sorprender cómo el empresario del Internet se transforma a medida que su negocio crece!

Assorted computer mice - MfK Bern
Foter / CC BY-SA

Muchas personas se emocionan cuando yo les planteo la posibilidad de generar ingresos a través de su computador.

Tal como me pasó hace 5 años atrás, la idea de poder quedarse en casa y generar dinero trabajando en el computador sigue atrayendo a miles de personas.

Pareciera ser un estilo de vida ideal: nadie te manda, tienes horarios flexibles, puedes trabajar desde cualquier parte del mundo haciendo lo que te apasiona y, si eres madre como yo, puedes quedarte en casa con tus hijos.

Pero, ¿cómo se logra?

Muchos ya se han dado cuenta de que no es cuestión de tomar un par de cursos y listo. Larga es la lista de negocios en la web instantáneos que se iniciaron con  mucho entusiasmo, solo para quedar abandonados unos meses después.

Evidentemente, no es tan fácil hacer una transición de un empleo tradicional a un negocio en Internet sólido que provee los ingresos necesarios para vivir y, ojalá, mucho más que eso. Es bueno soñar con poder hacer cambios en tu vida, pero debes mantener los pies en la tierra.

Yo creo que el error radica en que la mayoría de las personas no saben que hay todo un proceso de transición entre la vida como empleado y la vida como empresario de la web.

Dicho proceso no se logra de la noche a la mañana. Implica pasar por varias fases de desarrollo que, al igual que la maduración de un ser humano, van desde la infancia hasta la adultez.

Fase N°1 o de infancia de un negocio en Internet:

Al comienzo, hay un gran entusiasmo y una gran visión. Ambos son elementos positivos si van acoplados a la disposición de cambiar la mentalidad, buscar la educación idónea, de cometer errores y de perseverar en los momentos difíciles.

En esta etapa, el empresario es el único empleado de su negocio e intenta hacer todo por su cuenta. Aún tiene una mentalidad de empleado, por lo cual tiende a seguir cambiando horas por dólares.

No es necesario decir que en esta etapa fracasan la gran mayoría de los negocios en Internet. Muchos empresarios incipientes caen en el auto empleo, se transforman en esclavos de su negocio y se agotan, se frustran y luego abandonan el proyecto.

Sin embargo, si es perseverante en seguir educándose y en buscar un buen asesoramiento, podrá hacer el salto a la segunda etapa:

Fase N°2 o de la adolescencia de un negocio en Internet:

El nuevo empresario de la web ya solventó los primero obstáculos de su emprendimiento y está buscando darle la solidez necesaria a su negocio para que pueda perdurar en el tiempo.
Se da cuenta que esto no sucederá al menos que busque ayuda y comience a formar un equipo que le ayudará a llevar su negocio al próximo nivel:

Fase N° 3 o de adultez de un negocio en Internet:

El empresario ha logrado encontrar su lugar en el negocio. Ya no hace todo por su cuenta, sino tiene un equipo bien formado que trabaja en las tareas rutinarias. El dueño del negocio está dedicado al constante desarrollo de proyectos nuevos que llevarán a un crecimiento mayor de la empresa.

Como ves, la clave está en dejar de pensar como un empleado que intenta de estar involucrado en todos los aspectos del negocio. El empresario debe transformarse en un líder visionario de un equipo de personas que reúne las condiciones necesarias para poder llevar el negocio mucho más lejos de lo que él podría hacer por sí solo.

Un negocio en Internet, como cualquier otro negocio offline, pasa por estas 3 fases de desarrollo, al menos que el empresario ya tenga experiencia previa en el área de los negocios offline.

Yo diría que el proceso completo se demora entre 3 a 5 años.

Si te desanimé con esta fría verdad, lo lamento. Prefiero que sepas ahora lo que te espera al iniciar tu negocio online, a que te desilusiones a mitad de camino, porque resultó ser mucho más difícil de lo que esperabas.

Si alguien te dijo que era fácil, te mintió.

Como todas las cosas en la vida que verdaderamente valen la pena, armar un negocio en Internet sólido y sustentable no es un proyecto fácil ni rápido, pero es factible de lograr si tú estás dispuesto a hacer los cambios necesarios, tanto en tu mentalidad, como también en tu manera de trabajar.

Si necesitas ayuda para cambiar tu situación financiera, te van a encantar nuestros 10 datos acerca de cómo tener un negocio propio que una mamá le enseñó a su hijo y a raíz de los cuales ¡él llegó a ser un millonario a los 21 años!  Los podrás descargar gratuitamente en http://EducacionParaElExito.com

Por Bettina Langerfeldt

Los 3 tipos de ingreso que un empresario del Internet debe generar

Si eres un empresario del Internet, o deseas comenzar con un negocio en Internet, debes conocer estos 3 tipos de ingresos que todo empresario de la web debería generar. De esa forma no solo armarás un negocio sólido en Internet, sino también tendrás la libertad de expandirte cada vez más. La visión correcta es la de armar tu negocio de tal forma que exista una transición desde el ingreso lineal hacia el ingreso pasivo con el tiempo.

Los negocios en Internet están en pleno auge. Aparte de requerir una inversión inicial relativamente baja, ofrecen otras ventajas muy atractivas como la de poder trabajar desde cualquier lugar, flexibilidad horaria y poder alcanzar a un mercado globalizado.

Otra de las características más convenientes es que permite automatizar el sistema de ventas y cobranzas. De esa manera el empresario de la web puede literalmente ganar dinero mientras duerme.

Para poder llegar a ese nivel de libertad el empresario de la web debe generar estos 3 tipos de ingreso diferentes:

1. Dinero lineal que se gana activamente
2. Dinero que se gana por apalancamiento operativo
3. Dinero pasivo

1. Dinero lineal:

Requiere de trabajo para entregar valor a otros.  Es el tipo de ingreso que la mayoría de las personas reciben: trabajan entregando sus habilidades, experiencia y sapiencia a cambio de dinero.

Este tipo de ingreso es muy útil en un negocio en Internet, ya que permite generar ingresos bastante interesantes en forma de coaching o consultorías personales, un servicio por el cual las personas están dispuestas a pagar un precio elevado, siempre y cuando el experto sea de su confianza.

Otros ejemplos de ganar dinero lineal online son por medio de consultorías, exposiciones, entrenamientos, asesorías y diseños de página web.

La gran limitante de este tipo de ingreso es que tiene un techo natural: está limitado por la disponibilidad de tiempo del empresario de la web. Un negocio en Internet que solo genera este tipo de ingreso está limitado en su crecimiento y muy pronto lleva al agobio y el cansancio del dueño del negocio, incluso el fracaso del negocio.

Por eso es muy importante que el empresario del Internet arme su negocio de tal manera que pueda apalancar sus esfuerzos y ganar más dinero con el mismo trabajo e incluso llegar a trabajar una vez y luego ganar dinero vez tras vez.

2. Dinero que se gana por apalancamiento operativo:

El apalancamiento operativo, según Wikipedia, ocurre cuando el crecimiento de los costes totales es menor que el de los ingresos obtenidos por la venta de un volumen superior de productos, con lo que el beneficio aumenta de forma mucho mayor a como lo haría si no existiese el apalancamiento.

La gran ventaja de este tipo de ingreso es que también requiere trabajo para entregar valor, pero se hace a mayor escala. El empresario del Internet entrega el mismo valor, pero en un formato de grupo.

Así logra un retorno sobre su inversión muy alto.

Por ejemplo, un coach que entrega sus conocimientos a un cliente particular por una sesión de trabajo de 1.000 USD, podría usar el mismo tiempo–entregando los mismos conocimientos–a un grupo de 20 personas por 500 USD por persona y así multiplicar sus ganancias por más 6 veces.

Otras formas de ganar este tipo de ingreso en la web, aparte del coaching grupal: grupos mastermind, conferencias, sitios de membresía tradicionales, etc.

3. Ingreso pasivo:

Es un tipo de ingreso que, una vez establecido, no necesita más trabajo (o solamente un mínimo de supervisión) de parte de quien lo obtiene.

En otras palabras: solo requiere un mínimo de trabajo adicional para entregar valor.

Algunas de las fuentes de ingreso pasivos más conocidas en el mundo offline son:
Intereses generados en cuentas bancarias o depósitos.
Dividendos de acciones, bonos, o algún vehículo financiero similar.
Renta procedente de alquiler de bienes inertes.
Propiedad intelectual.

En el Internet, los ingresos pasivos se perciben cuando el empresario de la web “envasa” sus conocimientos y los vende automáticamente. El concepto fundamental es: trabajar una vez y ganar dinero vez tras vez, por meses e  incluso por años.

Lo interesante es que el Internet permite entregar el valor en forma automática, incluso a cambio de dinero recurrente.

Algunos ejemplos de productos que generan ingresos pasivos en Internet:

eBooks y cursos online
CD y DVD
Cursos de estudio en casa
Productos afiliados
Software para Internet
Licencias y Royalties
Sitios de membresía de bajo mantenimiento

Sin lugar a dudas, es este último el tipo de ingreso más interesante, ya que permite ganar cada vez más dinero con cada vez menos trabajo. Así el empresario del Internet tiene más libertad y se podrá dedicar al crecimiento de su empresa o la creación de nuevas fuentes de ingreso.

Si necesitas ayuda para cambiar tu situación financiera, te van a encantar nuestros 10 datos acerca de cómo tener un negocio propio que una mamá le enseñó a su hijo y a raíz de los cuales ¡él llegó a ser un millonario a los 21 años!  Los podrás descargar gratuitamente en http://EducacionParaElExito.com

Por Bettina Langerfeldt
<a href=»http://EducacionParaElExito.com»>Educacion Para El Exito</a>
educacionparaelexito@gmail.com

¿Cuál es tu lenguaje del dinero?

¿Sabías que hay 4 formas diferentes de relacionarse con el dinero? El dinero no simboliza lo mismo para todas las personas. Hay 4 categorías básicas dentro de las cuales se pueden clasificar a las personas según su forma de relacionarse con el dinero. Descubre tu lenguaje del dinero, cómo influye en tu negocio y luego aprende cómo podrás mejorar los aspectos negativos de tu relación con el dinero.

¿Sabías que hay 4 formas diferentes de relacionarse con el dinero?

El dinero no simboliza lo mismo para todas las personas. Según Dr. Kenneth Doyle (http://www.kendoyle.umn.edu), hay 4 categorías básicas dentro de las cuales se pueden clasificar a las personas según su forma de relacionarse con el dinero.

Aunque nos podemos relacionar con el dinero con más de una forma hasta cierto punto, la mayoría de nosotros tiene un “lenguaje del dinero” dominante.

Cómo emprendedor, es útil conocer tu lenguaje dominante, ya que te ayudará a comprender la forma en que manejas el dinero y a vencer las áreas débiles de tu relación con el dinero.

Las cuatro categorías, que describen como las personas se relacionan con el dinero y lo que significa para ellas:

1. La persona pragmática:

Para una persona pragmática, el dinero es sinónimo de éxito. El dinero lo protege del miedo a la incompetencia. Mientras más dinero tiene, más competente se siente. Comunica su amor al demostrar lo que logra para otros con dinero.

Su área débil: es demasiado dependiente del dinero para aumentar su auto estima y seguridad. Adquiere su identidad y propósito del dinero. Tiene la tendencia de permitir que el dinero supla todas sus necesidades y, por ende, tiende a idolatrar el dinero.

2. Afable:

Para la persona afable, el dinero significa una forma de amar. Las relaciones y las personas son el enfoque de sus deseos financieros. Dinero significa amor y afecto y la falta de dinero significa perder la habilidad de expresar amor.

Su área débil: es amable y generoso, pero mal administrador del dinero. Normalmente está mal preparado en sus finanzas a largo plazo. Necesita rodearse de personas que le pueden aconsejar en las finanzas.

3. Persona analítica:

Para el analítico, el dinero significa seguridad. El dinero lo resguarda del caos y de los problemas. Es muy estructurado y planifica bien.

Su área débil: Puede ser una persona muy estructurada, pero tiende a ser insensible a las necesidades de las personas. También tiende a ser legalista e inflexible con las finanzas. Debe trabajar en el área de sensibilizarse hacia las necesidades que lo rodean y aprender a ser más flexible con el presupuesto.

4. Persona expresiva:

Para la persona expresiva, el dinero significa aceptación y respeto. El dinero es el medio para adquirir el respeto y la admiración de otros. Es la base para relacionarse con personas que le atraen.

Su área débil: Usa el dinero como algunas personas usan el alcohol, para esconder sus temores e inseguridades y para mitigar sus dolores.

Como ves, cada una de estas personas tiene fortalezas y debilidades al relacionarse con el dinero.

Descubre cuál es tu lenguaje del dinero y aprende cómo vencer tu área débil con los siguientes dos pasos:

¿Cómo mejorar tu forma de relacionarte con el dinero?

1. Admite que tienes los problemas propios de tu personalidad y toma consciencia de que necesitas ayuda para equilibrar tu relación con el dinero.

2. Pide ayuda a personas que son más fuertes en tu área débil.

 

Si necesitas ayuda para cambiar tu situación financiera, te van a encantar nuestros 10 datos acerca de cómo tener un negocio propio que una mamá le enseñó a su hijo y a raíz de los cuales ¡él llegó a ser un millonario a los 21 años! Los podrás descargar gratuitamente en http://EducacionParaElExito.com

Por Bettina Langerfeldt

<a href=»http://EducacionParaElExito.com»>Educacion Para El Exito</a>

educacionparaelexito@gmail.com