Hola. Soy Olga Hernández, una emprendedora de 46 años que sigue contando su historia, porque está cansada de las injusticias que se cometen con los emprendedores y porque sé que a muchos que comienzan, les puede ayudar, igual que a mí me ha ayudado el testimonio y la cercanía de otros. Estoy harta de que no me dejen seguir adelante con lo que un día empecé, harta de hacer visitas al banco, de dar paseos con la carpeta en el brazo y de hacer papeles, en los que me estoy gastando mucha pasta. Harta de tener que renunciar a muchas cosas, porque un señor en su día, dio el visto bueno a un crédito, que meses más tarde, cuando ya no había remedio, lo echa para atrás. Me gustaría verle a él en mi piel, bueno no, creo que no lo hubiera soportado.

Leer más