Saltar al contenido principal

Cómo trabajar desde casa

 

El trabajar desde casa es una de las opciones que cada vez se está imponiendo más entre muchos colectivos de mujeres y de muchas empresas para ahorrar costos de productividad, es una alternativa muy buena a tener un trabajo convencional donde tienes un jefe, un horario y un alto grado de stress para conciliar trabajo y familia.

Cómo todos los trabajos tiene sus pros y sus contras, ya que hay que ser una persona disciplinada y organizada para saber cuales son tus obligaciones , llevar un horario sin distracciones y tratar de no aislarte del mundo laboral.

El emprender un proyecto de trabajo desde casa te va a generar ahorro de tiempo en desplazamientos, libertad y flexibilidad de horarios, realizar el trabajo en función del horario de la casa y una gran independencia, tú eres tu propio jefe.

Para conseguir que tu trabajo sea efectivo te dejo estas pautas que te ayudarán a organizar mejor tu tiempo.

-Analiza tus horas más productivas

Haz un seguimiento de las horas donde te encuentres más creativa y utilízalas para el trabajo que requiere más concentración, las otras horas dedícalas al trabajo más repetitivo, enviar y leer correos etc.….

-Define tu espacio de trabajo

Esto es muy importante, definir el espacio donde vas a trabajar, tienes que tener un lugar tranquilo, evitar las distracciones y enseñar a tu familia a que respeten tu ámbito y tus horarios sin excepciones.

-Automatiza tu trabajo

Internet ofrece un montón de recursos para gestionar y organizar tu tiempo desde casa, por ejemplo, no quieras hacer una Web si no tienes experiencia, deja esto para los profesionales y tú ocúpate de la creatividad, de atender a tus clientes y generar ingresos.

-No descuides tu imagen

El hecho de trabajar en casa no tiene que servirte de excusa para dejar de ir al gimnasio, a la peluquería y cuidar tu imagen, el verte bien es muy importante para encontrarte mas motivada y con más energía, además tienes que seguir manteniendo tus relaciones sociales y seguir en contacto con el mundo exterior.

Con estos consejos conseguirás organizar mejor tu jornada laboral y mejorará tu bienestar personal.

Pakki Segura

–   www.bienestarparaemprendedoras.com      

Cómo ser una empresaria exitosa

Cuando hayas decidido que vas a iniciar tu emprendimiento, es hora de pensar en que este alcance el éxito soñado.  

Muchas veces estamos tan emocionadas con nuestro proyecto, que nos olvidamos de lo verdaderamente importante, que es hacerlo crecer y desarrollarse.  

Piensa en tu actitud, porque tú serás el espejo de tus acciones y la responsable de tus éxitos y fracasos, posiciónate como la gran empresaria que vas a ser.  

-Conoce tu empresa y tus productos  

Tú eres la primera persona que debe probar y conocer lo que vende, no se trata de que te conviertas en una experta, sino de que tengas la información adecuada para manejar las objeciones de tus clientes.  

-Sé integra  

Sobre todo, no debes crear falsas expectativas, hacer creer que tu negocio es la panacea, no crees falsas esperanzas, piensa que todo requiere un tiempo y unas habilidades para lograrlo.  

-Aprende a escuchar  

Es muy importante que escuches a tus potenciales clientes y sepas detectar una necesidad latente, una vez que lo hagas, ofrécele aquello que mejor encaje con sus características y necesidades.  

Aplica estos consejos, y te ayudarán en el camino a tu éxito.  

Pakki Segura  

http://www.bienestarparaemprendedoras.com/  

Sobre la autora: Pakki segura. Te enseño técnicas de bienestar tanto físico como mental y te ayudo a crear tu negocio para que seas una emprendedora exitosa

Cómo forjar el carácter de un empresario exitoso

 No es fácil dar un paso de fe y lanzarse a hacer algo nuevo en un negocio. Los cambios cuestan, porque nos obligan a enfrentar lo desconocido. Por eso, cuando todo va bastante bien y no hay una crisis que nos obliga a cambiar, preferimos quedarnos en un lugar que nos da seguridad, aunque sea aparente. Sin darnos cuenta, podemos caer en recluirnos en aquél lugar donde todos los emprendimientos quedan estancados y mueren: nuestra zona de confort. Descubra por qué es tan importante no dejarse atrapar por sus tentáculos engañosos.

¿Está todo perfecto en su negocio? ¿No tiene preocupaciones, el negocio marcha sobre ruedas y el dinero está entrando? Nada mejor que reclinar la cabeza y descansar sobre sus laureles. 

Total, le tomó mucho trabajo llegar donde está, ¿verdad? Y no tiene ganas de seguir lidiando con más problemas. 

¡Cuidado! Está a punto de entrar en el lugar donde todos los emprendimientos quedan estancados y mueren: su zona de confort. 

No se deje atrapar por sus tentáculos engañosos. 

Porque es muy atractivo estar ahí. Nos da una sensación de seguridad en la cual nos podemos esconder. Nos permite acobardarnos frente a los desafíos de la vida y adormece nuestro espíritu emprendedor. 

La zona de confort, en realidad, no es un lugar, es un estado mental. En él nos refugiamos cuando sentimos miedo. Y el miedo es una fuerza negativa que nos limita y nos encierra en un nivel de existencia que está muy por debajo de nuestras capacidades. 

No me permito sentir miedo 

Hace un mes nos invitaron a navegar en una embarcación de unos amigos. Nuestros hijos hallaron nada mejor que tirarse al mar desde la cubierta, que estaba a 9 metros del mar. 

Mientras aplaudíamos a nuestros hijos, nuestros amigos nos contaron que habían invitado a un empresario muy conocido, de edad avanzada, que sorprendió a todos, porque él también decidió zambullirse desde la cubierta del barco. Antes de lanzarse al vacío dijo con vehemencia: “Yo no me permito sentir miedo.” 

Palabras sabias. Hubiese sido mucho más fácil para él quedarse sentado en la cubierta con un trago en la mano. Nadie esperaba de él que osara ejecutar proeza semejante y mucho menos a su edad. Sin embargo, enfrentó un desafío, porque sintió miedo y decidió vencerlo. 

Ésta anécdota me hizo pensar. Estoy segura que el caballero usó ese mismo espíritu emprendedor al enfrentar los desafíos de su negocio durante toda su vida. También estoy segura que fue la llave hacia el éxito que obtuvo como empresario. Aceptó el reto de vencer sus miedos antes de quedarse cómodamente recluido en su zona de confort. 

Preferimos evadir las dificultades

 ¿No es eso lo que hacemos muchas veces? Nuestra sociedad nos enseña a evitar problemas, a evadir las situaciones complicadas y a mantener una actitud pasiva cuando sabemos que debemos actuar para cambiar las cosas. 

El problema con esa actitud es que no logrará mucho en su vida. ¿Vivirá cómodo? Posiblemente. ¿Seguro? Quizás. ¿Aburrido? Siempre. 

Admito: los cambios no son fáciles, pero son buenos. No son confortables, pero indican que estamos en movimiento. Cuando enfrentamos los desafíos y elegimos estar en un lugar incómodo, hay un riesgo, pero también hay una trayectoria y hay avance. A veces incluso con pasos agigantados. 

Cuando decida enfrentar a los leones en su negocio en vez de arrancarse de ellos, dará lugar al incremento en sus ganancias, al desarrollo de su empresa y también se forjará en usted aquella fortaleza de carácter que tanto necesita para ser un empresario exitoso. 

Es hora de salirse de la zona de confort. Dios le otorgó talentos y habilidades que son únicos para que cumpla con un propósito singular en su vida. Sus planes no son pequeños. Asegúrese de que los suyos no lo sean. 

No es fácil dar un paso de fe y lanzarse a hacer algo nuevo. Los cambios cuestan, porque nos obligan a enfrentar lo desconocido. Por eso es tan importante contar con ayuda. Visite http://EducacionParaElExito.com y obtendrá inmediatamente un e-book gratuito con valiosos datos acerca de cómo enseñarles a sus hijos (y a usted) como armar un negocio propio. También obtendrá el apoyo, la inspiración y las herramientas necesarias para que usted y sus hijos puedan triunfar en sus emprendimientos.

Por Bettina Langerfeldt
Educacion Para El Exito – educacionparaelexito@gmail.com

El fenómeno Bonsái en la educación y cómo ha perjudicado nuestro espíritu emprendedor

Todos conocemos la historia: Aparece un don nadie, se ve enfrentado a una situación imposible y decide luchar contra viento y marea para defender la causa. Casi es derrotado por las circunstancias adversas, y, al final, vence milagrosamente todos los obstáculos y se transforma en un héroe. Fin de la historia.

Es el tema central de la gran mayoría de las películas taquilleras de hoy en día.

El mensaje es tan atractivo para el público, porque es el deseo ardiente de cada ser humano para su propia vida. Queremos ser extraordinarios en un mundo común y corriente.

Sin embargo, pocos lo logran.

¿Por qué?

El aplacamiento de nuestro espíritu emprendedor es una de las causas principales.

El ser humano es emprendedor por esencia. Basta con mirar alrededor de nosotros para observar cómo el hombre ha cambiado la faz de la tierra. Todo gracias a esa incansable curiosidad que es propia del ser humano.

Algunos le llaman creatividad, otros prefieren el término “explorador” o “innovador”. Sea cual sea el nombre que le queramos poner, es la fuerza interna más asombrosa que el ser humano posee.

El espíritu emprendedor es intrínseco al ser humano

El espíritu emprendedor es tan innato en el ser humano que habría que encadenarlo para coartarlo.

Es cosa de observar el comportamiento de un bebé. En cuanto posee las facultades para desplazarse en forma independiente, ya sea gateando o caminando, comienza la importante misión de explorar sus alrededores.

Más tarde viene la fastidiosa “edad del por qué”, en la cual quieren saberlo todo. Durante toda su niñez, los niños demuestran una extraordinaria naturaleza inquisitiva que jamás deberían perder.

Sin embargo, muchos de ellos no la desarrollan a su máximo potencial. A medida que avanzan en su paso por la educación tradicional, su espíritu emprendedor se apacigua hasta incluso apagarse durante la adolescencia, etapa en la cual cada joven debería estar rebosando con ideas y planes para su futuro.

Después de años de fomentar un espíritu emprendedor en nuestros hijos y de paralelamente observar éste fenómeno limitante en muchos jóvenes, no puedo evitar de pensar en un Bonsái.

Según Wikipedia, el Bonsái consiste en el arte de cultivar árboles y plantas, reduciendo su tamaño mediante técnicas, como la poda, el alambrado, el pinzado, etc., y modelando su forma para crear un estilo que nos recuerde una escena de la naturaleza.

Básicamente consiste en complicadas técnicas de mutilación tanto de raíces como del resto de un arbolito nuevo con el objetivo de producir un hermoso árbol de miniatura con fines decorativos.

En el caso de los arbolitos, el resultado es hermoso. Permite tener un viejo roble como centro de mesa.

Sin embargo, en nuestros hijos el fenómeno Bonsái es nefasto.

Debido a la metodología que se emplea en la gran mayoría de los establecimientos de educación tradicional, el espíritu emprendedor innato de los niños es lentamente aplacado hasta el punto de desaparecer totalmente en algunos de ellos.

Los tres ingredientes claves de una educación emprendedora

El problema radica en la metodología. Todo método de educación que tiene como objetivo fomentar un espíritu emprendedor en los niños, tiene que operar con estos tres ingredientes claves como base:

  • Debe respetar la individualidad de cada niño

  • Debe fomentar el amor al aprendizaje

  • Debe ser guiado por buenos mentores que enseñan en forma personalizada

En las aulas del colegio estos tres ingredientes brillan por su ausencia.

Es difícil que un profesor, por muy bueno que sea, pueda respetar la individualidad de cada niño en forma significativa si está a cargo de un curso de 30 o más alumnos.

Lo mismo vale para la enseñanza personalizada. En un contexto de sala de clases, es mucho más fácil para el profesor tratar a sus alumnos como un todo que debe adquirir ciertas habilidades y conocimientos dictados por el ministerio de educación.

El amor al aprendizaje corre una suerte parecida. Para que un niño disfrute de la enseñanza, debe ser inspirado y no presionado.

La metodología de la educación formal raras veces inspira a sus alumnos. Más bien ejerce presión para obligarlos a aprender. El profesor dicta la materia y los alumnos aprenden a seguir sus instrucciones.

Según Oliver Van de Mille, autor de “A Thomas Jefferson Education”, el resultado de años y años bajo éste sistema denominado como “frontal”, son las siguientes actitudes en los alumnos:

  • Si hago lo mínimo requerido, voy a estar bien.

  • Aprender significa hacer lo que la figura de autoridad exige

  • El aprendizaje es aburrido y poco atractivo

  • La entretención es cuando no tienes que aprender

  • Para ser un buen estudiante tengo que estudiar los intereses de otra persona

  • Si no estoy obligado a aprender, prefiero entretenerme

  • Mis intereses no son importantes, los tengo que perseguir en mi tiempo libre.

(Van de Mille, Oliver: “A Thomas Jefferson Education”. George Wyeth College Press, EEUU, 2006. p. 42-43)

Por algo Albert Einstein dijo:”Jamás permito a mi educación interferir con mi aprendizaje.”

Los padres pueden contrapesar estos efectos negativos de la educación tradicional sobre la actitud de sus hijos

La responsabilidad de forjar el carácter de un emprendedor en sus hijos cae sobre los padres. Ellos pueden complementar la educación académica de sus hijos con los elementos necesarios para desarrollar sus habilidades emprendedoras.

Algunas cosas que los padres pueden hacer para fomentar una mentalidad emprendedora en sus hijos:

  • Respete la individualidad de sus hijos

  • Inspírelos a amar el aprendizaje

  • Preocúpese de que tengan mentores reales en sus vidas

  • Permítales que tengan su propio tiempo para disponer de él.

  • Entrégueles dinero y enséñeles a manejarlo sabiamente

  • Permítales cometer errores.

  • Crea un contexto real en el cual puedan explotar sus talentos

  • Déles responsabilidades

  • Cuénteles sus problemas y admita sus errores

  • Ayúdeles a acercarse a Dios

  • Crea una conciencia de responsabilidad civil

  • Juegue con ellos juegos financieros didácticos

  • Lea biografías de grandes emprendedores juntos para inspirarlos

  • Enséñeles a ser generosos

  • Ayúdeles a descubrir y a fomentar sus fortalezas, no sus debilidades

¿Ha perdido su espíritu emprendedor? ¡Reavívelo hoy!

Incluso una persona adulta que ha perdido su espíritu emprendedor, puede volver a “prender el fuego” en su interior. Si usted alberga un sueño en su corazón–un negocio, una obra social o una misión que usted desea completar en su vida–lo animo a reavivar las brasas para que su espíritu emprendedor recobre las fuerzas que jamás debió haber perdido.

  • Lea libros que fomenten una mentalidad emprendedora

  • Estudie biografías de grandes emprendedores

  • Adquiera una visión para su vida

  • Haga un plan de mediano y de corto plazo para alcanzar su visón.

  • Busque un buen mentor que le podrá ayudar en el camino

  • También es importante rodearse de personas que tengan una mentalidad emprendedora.

  • Comience hoy mismo y recobre su espíritu emprendedor

¡Prepare a su hijo bien para el futuro! Visite http://EducacionParaElExito.com y obtendrá inmediatamente un e-book inspirador gratuito con valiosos datos acerca de cómo enseñar a sus hijos (y a Ud.) a pensar diferente para poder armar un negocio propio. También obtendrá el apoyo, la inspiración y las herramientas necesarias para que usted y sus hijos obtengan una visión para su vida y aprendan a alcanzar sus metas exitosamente.

Por Bettina Langerfeldt

Educacion Para El Exito

educacionparaelexito@gmail.com

El espíritu emprendedor – ¿Está a punto de rendirse?

El éxito en un negocio o en la vida de una persona es un tema que atrae las miradas de todos. Nos encanta escuchar historias de éxito y estudiar la vida de personas que lo han logrado para poder emular sus vidas con la esperanza de obtener resultados similares.

En cambio, las historias de fracaso son menos atractivas.

Aquellos que nunca alcanzaron sus objetivos y que nunca cruzaron la línea de la meta habitualmente no figuran en la primera plana de las noticias. Simplemente pasan al olvido y nadie se acuerda de sus esfuerzos infructuosos.

Sin embargo, podemos aprender mucho de ellos. Vale la pena tomarse el tiempo para estudiar los pasos que toman antes de fracasar en su empresa, para que no le pase lo mismo.

La principal razón por la cual los emprendimientos fracasan es porque sus gestores deciden abandonarlo. Son personas que, en algún momento, pierden la esperanza de alcanzar el éxito con su proyecto.

Se sabe poco de ellos. Por eso quiero escribir acerca de los que NO ganan. Quiero exponer el ciclo de acción de aquellas personas que se rinden y deciden no seguir con un proyecto de negocio que han comenzado, ya que demuestran un patrón de conducta del cual podemos aprender muchísimo.

Hay que diferenciar las dos maneras de abandonar un emprendimiento

1) Rendirse.

2) Retirarse de algo que no tiene frutos y que puede incluso producir daños y pérdidas.

Éste artículo expondrá los pensamientos y los patrones de conducta del primer grupo: aquellos que abandonan un proyecto potencialmente bueno, porque se rinden y deciden no seguir luchando.

Sucede todo el tiempo. El mundo de los negocios es duro e hiriente. Las cosas simplemente no siempre resultan como uno se las imagina. Alguien en quien se confió se va, el producto maravilloso que se acaba de lanzar no tiene venta, el servicio que se entregó con esmero no es valorado y solo produce quejas, etc. La lista de desilusiones es interminable. Francamente, puede ser bastante abrumador.

Hay que hacer un esfuerzo diariamente de tomar un respiro, de no tomar las cosas tan personalmente y de seguir andando. Uno no puede darse el lujo de ser demasiado sensible frente a las constantes desilusiones de un proyecto de negocio.

Es lo que hacen los ganadores. Ellos emprenden, fracasan, lloran y patalean, aprenden y luego siguen emprendiendo. Cualquier persona exitosa ha seguido ésta misma fórmula.

Los perdedores y cómo fracasan

El modus operandi de los que se rinden, en cambio, es mucho más interesante. Se puede aprender mucho de ellos, ya que son bastante creativos en su acto de rendirse. Lo más interesante es que siempre siguen un mismo patrón:

  1. Duda

  2. Temor al fracaso

  3. Culpa

  4. Imaginarse lo que va a pasar

  5. Estar abrumado

  6. Acción: rendirse

  7. Alivio

Es muy útil estudiar ésta secuencia para poder reconocerla cuando el agobio se acerca sigilosamente en la vida de un emprendedor. Así podrá reconocer los síntomas y tomar acción antes de que se produzca el fatal desenlace de tirar la toalla para liberarse de las presiones temporales que un negocio puede ocasionar.

Algunos datos claves para no rendirse jamás

1) Tenga una visión clara de lo que desea alcanzar. Es menos probable que usted abandone su visión y sus sueños si usted tiene su visión a mano, en forma escrita. Aprenda cómo adquirir una visión para su negocio y léala constantemente para tenerla presente en los momentos difíciles.

2) Ponga los pies en la tierra. Tener un negocio es simple, pero no es fácil. Como bien dijo Thomas Edison: “El éxito es 1% inspiración y 99% transpiración.” Nadie se ganó el Oscar, una medalla olímpica o el premio Nobel por hacer las cosas a medias. No se engañe en éste punto, el éxito no se alcanza sin trabajar duramente.

3) Busque buenos consejeros. Es importante rodearse de personas que no le permitirán rendirse. Escucha a aquellos “veteranos de la guerra” que ya han luchado sus batallas y que alcanzaron el éxito a pesar de las dificultades. Le animarán a seguir andando cuando las cosas se ven mal.

4) Preocupación por los demás y amor por lo que hace. Su emprendimiento no se trata solo de usted. Tiene un propósito mucho más grande. Dios le entregó sus talentos y sus habilidades para que pueda impactar a muchas vidas con ellos. No deje de preocuparse de los demás y valore lo que usted puede entregarles.

5) Tenga fe. La fe en Dios ve lo invisible, cree lo increíble y logra lo imposible. Cuando no hay nada más, Dios todavía está en Su trono y Su plan perfecto para su vida sigue vigente.

Rendirse no es una opción. ¡Nos vemos en la meta!

 

 

 

 

 Bettina Langerfeldt

¿Se siente agobiado por los desafíos de su emprendimiento, tratando de mantener su negocio, las finanzas y todas las demás obligaciones en marcha sin perder la cabeza? No es imposible de lograr…¡Nosotros queremos ayudarle! Visite http://EducacionParaElExito.com y forme parte de nuestra comunidad que está descubriendo nuevas alternativas para hacerle frente a las crecientes exigencias del mundo de hoy.