Saltar al contenido principal

6 Recomendaciones Para Garantizar La Seguridad De Tu Pyme En Internet

Para toda pyme debería ser esencial cuidar de la seguridad de su página web, sobre todo si se trata de un sitio de e-commerce. Cualquiera que pueda conectarse a internet puede visitar tu página, de manera que es muy difícil poder garantizar una seguridad total, ya que estando en internet siempre es posible que un hacker pueda hallar la forma de entrar en tu servidor web. Además de controlar la seguridad de la propia página, que es esencial, también se debe tener en cuenta en las páginas que se vistan, especialmente si se hacen compras o registros en ellas.


A pesar de esta situación, es posible reducir el peligro de que un hacker entre en tu web o, aun más grave, de que sustraigan datos relevantes sobre ti o tus clientes, siguiendo estas sencillas recomendaciones:

1. Lo más importante son los passwords: Te asombraría descubrir lo sencillo que es para expertos el hackear una contraseña. Cerciórate de usar passwords más complicados que conjunten números, símbolos, letras mayúsculas y minúsculas. Introduce una pregunta de seguridad cuya solución sólo tú puedas saber. Tendrías que, además cambiar las contraseñas con frecuencia, por si has sido hackeado sin haberte dado cuenta.

2. ¿Quién ha entrado en tu cuenta? Has de estar seguro de que muy pocas personas tienen acceso a tu servidor o a tu cuenta de acceso al editor web de tu página. Menos personas significa menos peligros de que terminen en manos de personas con malas intenciones.

3. Verifica con frecuencia el tráfico de tu web: Entra en Google Analytics y comprueba las fuentes de tráfico de tu página, especialmente aquellas que te parezcan extrañas, pues podrían suponer que tu web se encuentra bajo ataque ‘DoS’ (denial-of service), un ataque a un sistema de ordenadores o red que causa que un servicio o recurso sea inaccesible a los usuarios legítimos. Normalmente provoca la pérdida de la conectividad de la red por el consumo del ancho de banda o la sobrecarga de los recursos del sistema.

4. Subcontrata la aplicación de e-commerce: Si piensas en incluir en tu página una tienda online, no es precios que derroches el dinero invirtiéndolo en caros softwares de ecommerce, pues lo más fácil y lo mejor es incorporar en tu web una aplicación de proveedores tan reconocidos como PayPal o Google Checkout, incrustando sus botones de compra/venta en tu sitio. Esto significa que toda la información importante de confidencialidad y seguridad relacionada con los pagos será guardada en las páginas de estas importante compañías, por lo que tú podrás estar mucho más tranquilo.

5. Conoce que virus y amenazas se mueven por la red: Sólo tienes que entrar en una página que realice el seguimiento de un virus o amenaza que esté corriendo por internet para ver cómo está la situación y si es posible que nos afecte o no. ver qué se está cociendo y si puede afectarnos o no. Si por ejemplo, se ha detectado un software espía que roba información de usuarios y clientes, merece la pena navegar con cuidado por las páginas web en las que hacemos transacciones, e incluso, evitar su uso hasta que las empresas de seguridad en internet hayan solventado el problema.


6. Actualiza tu anti-virus: Tienes que estar alerta y actualizado en cuenta a los sistemas de prevención de amenazas en internet se refiere, pues a veces la situación puede llegar a ssr tan compleja que incluso las grandes empresas sufren quiebras en su seguridad y ataques de estas características, no sólo las pymes.

 

Siguiendo estas recomendaciones para que tu pyme esté segura en internet, no tendrías porqué preocuparte con los posibles problemas de seguridad que pueden darse en internet, por lo que es un excelente momento para, si aun no lo has hecho, crear la web de tu empresa.

 

Alba Jiménez

www.basekit.es

Diseño web para pymes

 

Páginas webs baratas: tu web por sólo 2 copas

– Ya tenemos página web. Nos la ha hecho un… Cuñado/sobrino/amiguete/coleguita/vecino-que-sabe-mucho-de-informática. O el becario. – Pues muy bien. Nos alegramos por esa persona y sus amplios conocimientos de informática, pero no por ti ni por tu web. Más tarde o más temprano te darás cuenta del porqué. ¿Cuándo?

Cuando intentes posicionar tu página en Google y descubras que “la trastienda” de tu web no está orientada a este ni a ningún otro buscador; por lo que será dificilísimo intentar hacer nada en SEO y nadie te encontrará cuando busquen lo que vendes. (Esas URLs tan largas como un fuet y salpicadas de cifras y signos…)

Cuando la gente intente navegar por tu web y al final se pierdan o se vuelvan locos para intentar acceder a tus contenidos. Los ordenadores, como su nombre indica, nos permiten tener todo “ordenadito” (carpetas, subcarpetas, documentos…). Las páginas web han de reflejar esta misma filosofía: secciones, subsecciones, archivos descargables…

Cuando, una vez implementado Analytics, descubras que la poca gente que llega a tu web  se marcha inmediatamente sin apenas visitarla ni cumplir tus objetivos (si es que los tienes).

Cuando quieras arrancar una campaña de AdWords dirigida sobre esa web y la tasa de conversión de visita a venta resulte irrisoria.

Cuando los potenciales clientes intenten contactar contigo, dejarte los datos y, para ello, hayan de rellenar un formulario con 27 campos. ¿Para qué te importa su estado civil o su DNI, si sólo están intentando informarse sobre unos estores?

Cuando descubras, en definitiva, que un informático sabe mucho de informática pero es muy difícil que también sepa de diseño y maquetación, redacción de textos comerciales, estrategias de marketing, navegabilidad y usabilidad, etc., etc.

Hasta entonces, un saludo a ti y a tu cuñado/sobrino/amiguete/vecino con el que tomarás 2 copas como pago por sus servicios.

Javier Martín
http://www.publieninternet.com/