¡La solución a tus áreas débiles con el dinero!

¿Te has catalogado como “poco hábil” con el dinero?
Muchas mujeres hacen eso. Se comparan con sus pares masculinos y deducen que simplemente no poseen la capacidad de manejar el dinero tan bien como ellos.
Es cierto si lo quieres solucionar con fórmulas masculinas.
La mayoría de los cursos sobre finanzas personales están hechos por hombres y abordan el tema de los números con más números: porcentajes, planillas Excel, organizadores, cálculos, etc…
Ya perdiste el interés, ¿verdad?
Pues hay otra manera de confrontar tus debilidades con el dinero y comienza mucho más adentro:
¡Comienza con tu personalidad! De la misma manera en que tu personalidad afecta a otras áreas de tu vida, también tiene una gran influencia sobre cómo te relacionas con el dinero.
Aquí te describo ocho personalidades diferentes, también llamadas “Arquetipos del Dinero” (Sacred Money Archetypes®, de Kendall Summerhawk, www.KendallSummerhawk.com) y cómo cada uno se relaciona con el dinero:
1. La Alquimista: Es idealista y tiene un fuerte sentido de justicia social, por lo cual tiene una relación de amor/odio con el dinero. Es muy visionaria, pero necesita aprender a cimentar sus ideas en acciones prácticas que transformen sus ideas en dinero.
2. La Conectora: Para ella las relaciones humanas van sobre todo, inclusive el dinero. Tiende a vivir bastante desconectada de sus números, pero tiene mucha fe y optimismo.
3. La Acumuladora: Ella y el dinero son una pareja hecha en el cielo. Le encanta ahorrar y sabe medir sus gastos, pero tiende a vivir en un mundo demasiado pequeño por no querer gastar.
4. La Disidente: Ella se siente muy atraída por oportunidades de volverse rica. Puede ganar y perder mucho dinero, pero sabe tomar riesgos y se maneja muy bien con los números.
5. La Gobernante: Su negocio domina la mayor parte de su vida y le encanta empoderar a las personas a través de él. Le cuesta divertirse, pero es muy decidida y crea mucho valor.
6. La Celebridad: Valora el dinero como una herramienta para lograr el status, imagen y reconocimiento. Puede caer en gastar compulsivamente, pero es una buena líder.
7. La Cuidadora: Ella quiere proteger, cuidar o nutrir a otros financieramente, incluso al punto de quedarse sin dinero ella misma, pero es muy fiel y, como empresaria, entrega valor de características asombrosas.
8. La Romántica: Sabe disfrutar la vida y gasta dinero “porque se lo merece”. Tiende a ignorar cualquier cosa que tenga que ver con las finanzas y es muy generosa con otros.
¿Ya identificaste cuál es tu Arquetipo del Dinero? Todas somos una combinación de al menos 3 de ellos.
Lo bueno es que todos y cada uno de ellos tienen tanto fortalezas como debilidades con el dinero. Por ende, ya puedes dejar de condenarte porque no crees ser tan habilosa en el tema de las finanzas.
Nunca olvides: ¡Los talentos y dones que Dios te da siempre son más fuertes que tus debilidades!

Los 3 tipos de ingreso que un empresario del Internet debe generar

Si eres un empresario del Internet, o deseas comenzar con un negocio en Internet, debes conocer estos 3 tipos de ingresos que todo empresario de la web debería generar. De esa forma no solo armarás un negocio sólido en Internet, sino también tendrás la libertad de expandirte cada vez más. La visión correcta es la de armar tu negocio de tal forma que exista una transición desde el ingreso lineal hacia el ingreso pasivo con el tiempo.

Los negocios en Internet están en pleno auge. Aparte de requerir una inversión inicial relativamente baja, ofrecen otras ventajas muy atractivas como la de poder trabajar desde cualquier lugar, flexibilidad horaria y poder alcanzar a un mercado globalizado.

Otra de las características más convenientes es que permite automatizar el sistema de ventas y cobranzas. De esa manera el empresario de la web puede literalmente ganar dinero mientras duerme.

Para poder llegar a ese nivel de libertad el empresario de la web debe generar estos 3 tipos de ingreso diferentes:

1. Dinero lineal que se gana activamente
2. Dinero que se gana por apalancamiento operativo
3. Dinero pasivo

1. Dinero lineal:

Requiere de trabajo para entregar valor a otros.  Es el tipo de ingreso que la mayoría de las personas reciben: trabajan entregando sus habilidades, experiencia y sapiencia a cambio de dinero.

Este tipo de ingreso es muy útil en un negocio en Internet, ya que permite generar ingresos bastante interesantes en forma de coaching o consultorías personales, un servicio por el cual las personas están dispuestas a pagar un precio elevado, siempre y cuando el experto sea de su confianza.

Otros ejemplos de ganar dinero lineal online son por medio de consultorías, exposiciones, entrenamientos, asesorías y diseños de página web.

La gran limitante de este tipo de ingreso es que tiene un techo natural: está limitado por la disponibilidad de tiempo del empresario de la web. Un negocio en Internet que solo genera este tipo de ingreso está limitado en su crecimiento y muy pronto lleva al agobio y el cansancio del dueño del negocio, incluso el fracaso del negocio.

Por eso es muy importante que el empresario del Internet arme su negocio de tal manera que pueda apalancar sus esfuerzos y ganar más dinero con el mismo trabajo e incluso llegar a trabajar una vez y luego ganar dinero vez tras vez.

2. Dinero que se gana por apalancamiento operativo:

El apalancamiento operativo, según Wikipedia, ocurre cuando el crecimiento de los costes totales es menor que el de los ingresos obtenidos por la venta de un volumen superior de productos, con lo que el beneficio aumenta de forma mucho mayor a como lo haría si no existiese el apalancamiento.

La gran ventaja de este tipo de ingreso es que también requiere trabajo para entregar valor, pero se hace a mayor escala. El empresario del Internet entrega el mismo valor, pero en un formato de grupo.

Así logra un retorno sobre su inversión muy alto.

Por ejemplo, un coach que entrega sus conocimientos a un cliente particular por una sesión de trabajo de 1.000 USD, podría usar el mismo tiempo–entregando los mismos conocimientos–a un grupo de 20 personas por 500 USD por persona y así multiplicar sus ganancias por más 6 veces.

Otras formas de ganar este tipo de ingreso en la web, aparte del coaching grupal: grupos mastermind, conferencias, sitios de membresía tradicionales, etc.

3. Ingreso pasivo:

Es un tipo de ingreso que, una vez establecido, no necesita más trabajo (o solamente un mínimo de supervisión) de parte de quien lo obtiene.

En otras palabras: solo requiere un mínimo de trabajo adicional para entregar valor.

Algunas de las fuentes de ingreso pasivos más conocidas en el mundo offline son:
Intereses generados en cuentas bancarias o depósitos.
Dividendos de acciones, bonos, o algún vehículo financiero similar.
Renta procedente de alquiler de bienes inertes.
Propiedad intelectual.

En el Internet, los ingresos pasivos se perciben cuando el empresario de la web “envasa” sus conocimientos y los vende automáticamente. El concepto fundamental es: trabajar una vez y ganar dinero vez tras vez, por meses e  incluso por años.

Lo interesante es que el Internet permite entregar el valor en forma automática, incluso a cambio de dinero recurrente.

Algunos ejemplos de productos que generan ingresos pasivos en Internet:

eBooks y cursos online
CD y DVD
Cursos de estudio en casa
Productos afiliados
Software para Internet
Licencias y Royalties
Sitios de membresía de bajo mantenimiento

Sin lugar a dudas, es este último el tipo de ingreso más interesante, ya que permite ganar cada vez más dinero con cada vez menos trabajo. Así el empresario del Internet tiene más libertad y se podrá dedicar al crecimiento de su empresa o la creación de nuevas fuentes de ingreso.

Si necesitas ayuda para cambiar tu situación financiera, te van a encantar nuestros 10 datos acerca de cómo tener un negocio propio que una mamá le enseñó a su hijo y a raíz de los cuales ¡él llegó a ser un millonario a los 21 años!  Los podrás descargar gratuitamente en http://EducacionParaElExito.com

Por Bettina Langerfeldt
<a href=»http://EducacionParaElExito.com»>Educacion Para El Exito</a>
educacionparaelexito@gmail.com

¿Cuál es tu lenguaje del dinero?

¿Sabías que hay 4 formas diferentes de relacionarse con el dinero? El dinero no simboliza lo mismo para todas las personas. Hay 4 categorías básicas dentro de las cuales se pueden clasificar a las personas según su forma de relacionarse con el dinero. Descubre tu lenguaje del dinero, cómo influye en tu negocio y luego aprende cómo podrás mejorar los aspectos negativos de tu relación con el dinero.

¿Sabías que hay 4 formas diferentes de relacionarse con el dinero?

El dinero no simboliza lo mismo para todas las personas. Según Dr. Kenneth Doyle (http://www.kendoyle.umn.edu), hay 4 categorías básicas dentro de las cuales se pueden clasificar a las personas según su forma de relacionarse con el dinero.

Aunque nos podemos relacionar con el dinero con más de una forma hasta cierto punto, la mayoría de nosotros tiene un “lenguaje del dinero” dominante.

Cómo emprendedor, es útil conocer tu lenguaje dominante, ya que te ayudará a comprender la forma en que manejas el dinero y a vencer las áreas débiles de tu relación con el dinero.

Las cuatro categorías, que describen como las personas se relacionan con el dinero y lo que significa para ellas:

1. La persona pragmática:

Para una persona pragmática, el dinero es sinónimo de éxito. El dinero lo protege del miedo a la incompetencia. Mientras más dinero tiene, más competente se siente. Comunica su amor al demostrar lo que logra para otros con dinero.

Su área débil: es demasiado dependiente del dinero para aumentar su auto estima y seguridad. Adquiere su identidad y propósito del dinero. Tiene la tendencia de permitir que el dinero supla todas sus necesidades y, por ende, tiende a idolatrar el dinero.

2. Afable:

Para la persona afable, el dinero significa una forma de amar. Las relaciones y las personas son el enfoque de sus deseos financieros. Dinero significa amor y afecto y la falta de dinero significa perder la habilidad de expresar amor.

Su área débil: es amable y generoso, pero mal administrador del dinero. Normalmente está mal preparado en sus finanzas a largo plazo. Necesita rodearse de personas que le pueden aconsejar en las finanzas.

3. Persona analítica:

Para el analítico, el dinero significa seguridad. El dinero lo resguarda del caos y de los problemas. Es muy estructurado y planifica bien.

Su área débil: Puede ser una persona muy estructurada, pero tiende a ser insensible a las necesidades de las personas. También tiende a ser legalista e inflexible con las finanzas. Debe trabajar en el área de sensibilizarse hacia las necesidades que lo rodean y aprender a ser más flexible con el presupuesto.

4. Persona expresiva:

Para la persona expresiva, el dinero significa aceptación y respeto. El dinero es el medio para adquirir el respeto y la admiración de otros. Es la base para relacionarse con personas que le atraen.

Su área débil: Usa el dinero como algunas personas usan el alcohol, para esconder sus temores e inseguridades y para mitigar sus dolores.

Como ves, cada una de estas personas tiene fortalezas y debilidades al relacionarse con el dinero.

Descubre cuál es tu lenguaje del dinero y aprende cómo vencer tu área débil con los siguientes dos pasos:

¿Cómo mejorar tu forma de relacionarte con el dinero?

1. Admite que tienes los problemas propios de tu personalidad y toma consciencia de que necesitas ayuda para equilibrar tu relación con el dinero.

2. Pide ayuda a personas que son más fuertes en tu área débil.

 

Si necesitas ayuda para cambiar tu situación financiera, te van a encantar nuestros 10 datos acerca de cómo tener un negocio propio que una mamá le enseñó a su hijo y a raíz de los cuales ¡él llegó a ser un millonario a los 21 años! Los podrás descargar gratuitamente en http://EducacionParaElExito.com

Por Bettina Langerfeldt

<a href=»http://EducacionParaElExito.com»>Educacion Para El Exito</a>

educacionparaelexito@gmail.com

 

¿Hay una personalidad TDA-H?

Vínculos entre las condiciones neurobiológicas del TDAH y la personalidad de los niños/adolescentes que padecen el síndrome.

 

Es habitual encontrarse con el empleo de manera equiparable de conceptos tales como carácter o personalidad cuando no son lo mismo. Para esclarecer qué refiere cada nominación me basaré en el modelo psicobiológico de la personalidad de Eysenck que ha identificado las bases biológicas (nivel explicativo) con correlatos genéticos y neurobiológicos de las categorías descriptivas del comportamiento humano.

Eysenck definió…

Personalidad como Una organización más o menos estable y duradera del carácter, temperamento, intelecto y físico de una persona que determina su adaptación única al ambiente”.

· Mientras que el Carácter denota el sistema más o menos estable y duradero de la conducta conativa (voluntad) de una persona;

· El Temperamento, su sistema más o menos estable y duradero de la conducta afectiva (emoción);

· El Intelecto, su sistema más o menos estable y duradero de la conducta cognitiva (inteligencia);

· El Físico, su sistema más o menos estable y duradero de la configuración corporal y de la dotación neuroendócrina”.

(Eysenck y Eysenck, 1985, p. 9).

Se considera el modelo psicobiológico de Eysenck una teoría disposicional porqué describe unos rasgos como tendencia de conducta que da estabilidad y consistencia a las acciones, las reacciones emocionales y los estilos cognitivos de los sujetos en muchos tipos de situaciones diferentes.

Propone la existencia de factores de personalidad como dimensiones continuas sobre las que pueden disponerse cuantitativamente las diferencias individuales, es decir, que la persona puede describirse en función del grado en las diferentes dimensiones siendo éstas categorías no excluyentes.

 

 

N: tristeza – depresión – timidez – ansiedad – tensión – miedo – culpa – irracionalidad – vergüenza – mal humor – emotividad – preocupación

E: sociabilidad – actividad – asertividad – despreocupación – dominancia – búsqueda de sensaciones (socializada) – osadía – espontaneidad – rapidez

P: impulsividad – agresividad – hostilidad – frialdad – egocentrismo – falta de empatía – crueldad – creatividad – falta de conformismo dureza mental

La personalidad encabe pues la complejidad interactiva de las distintas dimensiones del modelo psicobiológico. ¿Crees que puede considerarse que hay una personalidad TDA-H?

No, hay tantas personalidades como individuos, y sin embargo si podríamos matizar que las relaciones existentes entre la capacidad de atención y niveles de consciencia tienen una importante repercusión para TDA-H. Cuando falla el punto de partida, que es el estado de atención automática, asociado al estado general de vigilia, es muy difícil acceder al resto de niveles: focalizada, fluidez, inspiración.

Los niños TDA-H viven aquí o ahora, con una sensación de perdidos en un mundo que no entienden y que no les entiende, muchas veces en hipervigilancia, hiperalerta, defensividad, sueño poco reparador…que produce un elevado consumo energético pero con escasa repercusión constructiva. La consecuencia es la protesta, la reivindicación, la descarga constante el bloqueo y el aislamiento.

Si las personas del entorno no los valoramos y no somos suficientemente sensibles a su dificultad por causa del TDA-H. Si no les escuchamos como merecen porque a menudo son incapaces de demostrar regularidad en sus comportamientos, ritmo de aprendizaje

¿No parece razonable que puedan padecer en el desarrollo de su personalidad, por una pobre autoestima? ¿Y el compromiso de su autoestima no agrabará su trastorno por TDA-H?

Según J. Ferré en algunos casos el miedo es el gran distorsionador desde el inicio, en otros consecuencia del desconcierto y la progresiva desadaptación, convirtiéndose en el motor de la conducta, organizándose en forma de fobias, transformándose en una búsqueda constante de protección, en rechazo, en descargas impulsivas , en agresión. Este comportamiento lleva a sentirse más solo, aislado, agredido y rechazado por los demás.

El miedo acaba caracterizando la conducta de todos los niños con TDA-H aunque los mecanismos de defensa y descarga encubran este fondo de temor que deja de ser aparente para el observador y se convierte en conductas de valentonería y reto.

El propio afectado se siente incómodo con su posición pero no sabe cómo resolverla, no sabe cómo se encuentra siempre en medio de problemas y esto añade sensación de culpabilidad no beneficiosa.

Conforme avanza el proceso, encontramos cuadros graves de depresión encubiertas, tendencia a la renuncia y al abandono por la alteración de todos los esquemas de referencia personal.

El niño queda referenciado negativamente con parámetros negativos y con una etiqueta TDA-H que si no conseguimos modificar, se convierte en una situación de difícil reversibilidad.

Con todo, compartir unas condicionantes neurobiológicas y un repertorio de consecuencias más probables a su comportamiento adaptativo… éste es único, la personalidad es única.

Anna M. Sells

Psicologa y Coach