Quizá no seas del todo consciente de la repercusión de no poner límites a ciertas circunstancias, así que aquí tienes 5 situaciones a las que tienes que aprender o empezar a poner límites (y solo es un comienzo):