Saltar al contenido principal

Las finanzas según la etapa de nuestra vida

Así como todos los seres humanos tenemos un ciclo de vida, también nos caracterizamos por atravesar ciertos ciclos financieros. Con algunas que otras variables, la mayoría de las personas transitamos estas etapas que enumeramos a continuación:

Primeros trabajos, primer acceso al dinero propio: una etapa de nuevas oportunidades, pero también de mayores responsabilidades. Cuanto antes tomes el control de tus variables, más posibilidades tendrá de alcanzar sus objetivos financieros en el mediano y el corto plazo.
• Primeras adquisiciones: comprar un coche, hacer ese viaje… la vida te empieza a enseñar que toda elección trae sus responsabilidades (seguros, reparaciones, mantenimiento, etc.). Conocer y evaluar las alternativas en cada caso, te permitirá planificar mejor tu forma de administrar los egresos y minimizar el impacto en tu presupuesto.
• Finanzas en pareja: cuando las finanzas personales se convierten en finanzas «en pareja», pueden ser necesarios algunos ajustes. Para evitar que el dinero se convierta en un problema, es fundamental identificar los objetivos comunes y buscar la mejor vía para alcanzarlos.
• El sueño de la “primera vivienda”: la vivienda es uno de los símbolos de la independencia económica. En la elección de la vivienda influyen diversos factores: las disponibilidades financieras, las preferencias personales, pero sobre todo, tus planes a futuro. Como siempre, un nuevo paso en las finanzas implica un análisis de situaciones actuales y hacia adelante. De la mano de un asesor seguramente encontrarás las mejores alternativa.
• La familia crece: ¿hay que ajustar el presupuesto? Quizás simplemente se trate de revisar necesidades y reasignar prioridades, por lo que conviene informarse de todas las opciones de ayuda disponibles.
• Vislumbrando el retiro: planificar la jubilación, sea cual sea tu edad o situación familiar, debe ser un objetivo prioritario. Todos debemos poder, al menos, imaginar cómo y dónde quisiéramos estar en las próximas décadas, para poder empezar a crear ese futuro que soñamos.
• Jubilación: si no has llevado un buen orden financiero, a la hora de quedarte sin trabajo puede que necesites cierta asistencia financiera para las actividades cotidianas. Para esto, necesitarás contar con ciertos conocimientos que te permitan articular a tu favor las posibilidades que el mercado te ofrece y encontrar la mejor alternativa.
Si te sentís identificado o querés saber más sobre alguno de estos puntos, porque te encontrás atravesando uno de ellos, ¡quedate tranquilo! Durante las próximas semanas iremos ampliando cada uno de ellos.
¡Que tengas buenas finanzas!

¿Querés aprender más sobre las mejores herramientas financieras que potencian tu capital y protegen tu futuro? Ingresá a: http://www.finanzasintegrales.info

6 Pasos que te ayudarán a tomar una decisión con seguridad

Son muchas las personas que me escriben porque tienen problemas para la toma de decisiones. Y es normal, nos han educado para que no fallemos al tomar decisiones, no está permitido cometer errores y eso nos impide avanzar si no sentimos seguridad. No fallar nunca es imposible, y de ahí que haya tanta gente que se queda bloqueada por el miedo cuando tiene que tomar una decisión.

Hoy te traigo 6 pasos para que cuando tengas que tomar una decisión, puedas hacerlo con seguridad y sin miedo al error.

Qué es tomar una decisión

La toma de decisiones es el proceso mediante el cual se realiza una elección entre las opciones o formas para resolver diferentes situaciones de la vida en diferentes contextos: a nivel laboral, familiar, sentimental, empresarial. Tomar decisiones consiste, básicamente, en elegir una opción entre las disponibles, a los efectos de resolver un problema actual o potencial.

La toma de decisiones a nivel individual se caracteriza por el hecho de que una persona haga uso de su razonamiento y pensamiento para elegir una solución a un problema o cuestión que se le presente en la vida.

Como te decía en mi artículo “Estrategias para superar el miedo al fracaso”, el miedo tiene un efecto paralizante que nos impide actuar. En lugar de permitir que el miedo te paralice, actúa.

6 Pasos para tomar tu decisión con seguridad y sin miedo al error

  1. Identificar y analizar
    Una vez identificado el problema o motivo de la decisión con objetividad, debemos preguntarnos qué queremos conseguir, donde queremos llegar.
  2. Identificar los criterios de decisión
    Ver qué aspectos son relevantes, de qué depende la decisión a tomar.
    ¡Ojo!, es habitual decidir de forma inconsciente desde la experiencia personal.
  3. Definir la prioridad para atender el problema
    Basado en el impacto y en la urgencia. El impacto describe la vulnerabilidad, y la urgencia el tiempo para evitar o al menos reducir este impacto.
  4. Generar las opciones de solución
    Cuantas más opciones se tengan, más probable será encontrar una que resulte satisfactoria. Es necesaria una cuota importante de creatividad.
  5. Evaluar las opciones
    Hacemos un estudio de cada una de las posibles soluciones viendo ventajas y desventajas, respecto a los criterios de decisión y comparando entre ellas.
  6. Elegir la mejor opción
    Aquella que según la evaluación tendrá mejores resultados, satisfará mejor el objetivo buscado, y generará el mejor equilibrio posible entre distintas metas.

Después de poner en marcha la decisión

Es necesario evaluar si está teniendo el resultado esperado. Si no es así, ver si es pronto para evaluar, o si hay que repetir el proceso de 6 pasos.

Aunque nunca podemos tener la absoluta seguridad en la toma de decisiones, no podemos posponer o dejar de tomar una decisión por miedo al error. Hay que aprender a desdramatizar. Si después de aplicar los 6 pasos no aciertas a la primera, no te culpes, no te desanimes y vuelve a comenzar.

“Cada vez que tengo que tomar una decisión, lo hago y me olvido de ella.”  Harry Truman

Sobre la autora: Marta Morón, directora de “MujerLider – Coaching para Mujeres con Responsabilidades Profesionales” y http://www.mujerlider.es, te ayuda para que te conviertas en una Mujer (u hombre) Líder de tu vida.

6 Recomendaciones Para Garantizar La Seguridad De Tu Pyme En Internet

Para toda pyme debería ser esencial cuidar de la seguridad de su página web, sobre todo si se trata de un sitio de e-commerce. Cualquiera que pueda conectarse a internet puede visitar tu página, de manera que es muy difícil poder garantizar una seguridad total, ya que estando en internet siempre es posible que un hacker pueda hallar la forma de entrar en tu servidor web. Además de controlar la seguridad de la propia página, que es esencial, también se debe tener en cuenta en las páginas que se vistan, especialmente si se hacen compras o registros en ellas.


A pesar de esta situación, es posible reducir el peligro de que un hacker entre en tu web o, aun más grave, de que sustraigan datos relevantes sobre ti o tus clientes, siguiendo estas sencillas recomendaciones:

1. Lo más importante son los passwords: Te asombraría descubrir lo sencillo que es para expertos el hackear una contraseña. Cerciórate de usar passwords más complicados que conjunten números, símbolos, letras mayúsculas y minúsculas. Introduce una pregunta de seguridad cuya solución sólo tú puedas saber. Tendrías que, además cambiar las contraseñas con frecuencia, por si has sido hackeado sin haberte dado cuenta.

2. ¿Quién ha entrado en tu cuenta? Has de estar seguro de que muy pocas personas tienen acceso a tu servidor o a tu cuenta de acceso al editor web de tu página. Menos personas significa menos peligros de que terminen en manos de personas con malas intenciones.

3. Verifica con frecuencia el tráfico de tu web: Entra en Google Analytics y comprueba las fuentes de tráfico de tu página, especialmente aquellas que te parezcan extrañas, pues podrían suponer que tu web se encuentra bajo ataque ‘DoS’ (denial-of service), un ataque a un sistema de ordenadores o red que causa que un servicio o recurso sea inaccesible a los usuarios legítimos. Normalmente provoca la pérdida de la conectividad de la red por el consumo del ancho de banda o la sobrecarga de los recursos del sistema.

4. Subcontrata la aplicación de e-commerce: Si piensas en incluir en tu página una tienda online, no es precios que derroches el dinero invirtiéndolo en caros softwares de ecommerce, pues lo más fácil y lo mejor es incorporar en tu web una aplicación de proveedores tan reconocidos como PayPal o Google Checkout, incrustando sus botones de compra/venta en tu sitio. Esto significa que toda la información importante de confidencialidad y seguridad relacionada con los pagos será guardada en las páginas de estas importante compañías, por lo que tú podrás estar mucho más tranquilo.

5. Conoce que virus y amenazas se mueven por la red: Sólo tienes que entrar en una página que realice el seguimiento de un virus o amenaza que esté corriendo por internet para ver cómo está la situación y si es posible que nos afecte o no. ver qué se está cociendo y si puede afectarnos o no. Si por ejemplo, se ha detectado un software espía que roba información de usuarios y clientes, merece la pena navegar con cuidado por las páginas web en las que hacemos transacciones, e incluso, evitar su uso hasta que las empresas de seguridad en internet hayan solventado el problema.


6. Actualiza tu anti-virus: Tienes que estar alerta y actualizado en cuenta a los sistemas de prevención de amenazas en internet se refiere, pues a veces la situación puede llegar a ssr tan compleja que incluso las grandes empresas sufren quiebras en su seguridad y ataques de estas características, no sólo las pymes.

 

Siguiendo estas recomendaciones para que tu pyme esté segura en internet, no tendrías porqué preocuparte con los posibles problemas de seguridad que pueden darse en internet, por lo que es un excelente momento para, si aun no lo has hecho, crear la web de tu empresa.

 

Alba Jiménez

www.basekit.es

Diseño web para pymes