Saltar al contenido principal

Cómo gestionar el tiempo en tu vida personal

Ya sabemos que el tiempo es irrecuperable y escaso. También sabemos que necesitamos una buena conciliación entre la vida personal y laboral, y para ello es necesaria una buena gestión del tiempo. Si lo consigues, evitarás el estrés.

En mi artículo “Cómo mejorar tu gestión del tiempo” te hablaba de para qué quieres realmente tu tiempo, determinados principios sobre el tiempo, y cómo acercarte a tu meta un poco cada día. Hoy hablaremos sobre la importancia de no desperdiciar el tiempo, cómo así conseguirás una buena conciliación, y sobre los principales ladrones del tiempo, todo ello para favorecer tu vida personal.

Dale a tu tiempo la importancia que se merece

Te voy a contar una fantástica metáfora de la peruana Victoria Flórez:
“¿Que es un día? Imagínese que todas las mañanas un banco deposita en su cuenta US$ 86.400. No lleva el saldo de un día para otro. Cada noche, el banco hace desaparecer todo lo que pudiera quedar en la cuenta y que no se utilizó durante el día. ¿Qué haría usted? ¡Retirar hasta el último centavo, por supuesto! Cada uno de nosotros tiene un banco así. Se llama Tiempo.

Todas las mañanas le deposita 86.400 segundos. Y todas las noches hace desaparecer, como pérdida, todo lo que dejó de invertir para un buen fin. No lleva el saldo de un día para otro. No permite sobregiros (transferencias). Cada día abre una cuenta nueva para uno. Cada noche hace desaparecer lo que pudiera quedar del día. Si no cumple con utilizar el depósito del día, uno es quien pierde. No hay manera de retroceder. Tampoco puede hacer retiros del mañana. Tiene que vivir en el presente, con los depósitos del día. ¡Inviértalos para obtener el máximo rendimiento en salud, felicidad y éxito! El reloj sigue avanzando. Aproveche el día al máximo.”

Organiza la gestión de tu tiempo para tener una buena conciliación

Cuando interiorices esta metáfora y comprendas lo que desperdicias, empezarás a dar a tu tiempo la importancia que se merece. Entenderás que con una buena gestión de tu tiempo, alcanzarás mejores resultados con menor esfuerzo, y conseguirás una buena conciliación, mejorando tu vida personal y evitando el estrés.

Detecta cuales son tus prioridades y empieza por ellas. Así te aseguras de que lo más importante no se quedará sin hacer. Esta es una regla de oro que sirve igual en tu vida personal y laboral. Si le das a tu tiempo la importancia que se merece y has sido realista, podrás hacer también el resto de cosas de tu lista.

Cuidado con los ladrones del tiempo en tu vida personal

En nuestra vida personal, estos son algunos de ellos:
 Esperas
 Mal entendidos
 Interrupciones
 Llamadas telefónicas
 Familiares y amigos “por sorpresa”
 Desplazamientos, especialmente al trabajo
 TV y Redes Sociales, sin reflexión

Y estos son algunos de los que dependen de nosotras/os mismas/os:
 Falta de organización personal
 Poca puntualidad y control del horario
 Confusión de las prioridades
 Dilación de las decisiones importantes
 Procrastinación (postergación)
 Precipitación en la toma de decisiones
 Abarcar un campo de actividad demasiado amplio
 Exceso de optimismo al apreciar las propias habilidades
(La autoestima debe ser “realista”)

Nunca olvides dar a tu tiempo la importancia que se merece, ya que con una buena gestión de tu tiempo conseguirás una buena conciliación, liberando tiempo para tu vida personal. Recuerda la regla de oro: Detecta tus prioridades y empieza por ellas para asegurarte que quedarán hechas. Y ten mucho cuidado con tus ladrones del tiempo, ya que si consigues evitarlos, evitarás el estrés mejorando tu vida personal.

“Los que emplean mal su tiempo son los primeros en quejarse de su brevedad”. Jean de la Bruyére

__________________

Sobre la autora:

Marta Morón es Coach y Mentora de mujeres Directivas, Managers, Emprendedoras, Freelancers y con responsabilidades profesionales. Hace más de diez años decidió dar un giro a su carrera de empresariales, basada en experiencias de Manager y Financial Controller en multinacionales como McKinsey y Linklaters, para ayudar a otras mujeres a organizar su Plan de Carrera o Emprender, y a transformar sus vidas.

El secreto para ser altamente efectiva

En el mundo sólo hay una persona a la que puedes cambiar: a ti misma/o. Haciéndolo conseguirás: generar hábitos que te lleven a ser proactiva/o; conseguir mejores resultados; ganar tiempo; tener una comunicación más efectiva; crear sinergias; y trabajar la renovación de diferentes áreas de tu vida, para que pueda darse todo lo anterior.

El artículo de hoy está basado en el libro de Stephen R. Covey “Los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva”, obra maestra que se convirtió en libro de cabecera de los altos ejecutivos tan pronto como salió al mercado en 1990, y que a día de hoy continua siendo de lectura obligada. Esta información te resultará extremadamente útil.

Hábito nº 1 –Autodominio – Se proactiva/o

Ser proactiva/o está basado en la necesidad de elegir nuestra reacción frente a cualquier situación, según nuestros principios y valores. Somos responsables de lo que somos ahora, y los únicos que podemos elegir cambiar. Por eso no hay que decir “tengo que hacerlo”, sino “yo elijo”. “Sólo nosotros mismos tenemos la iniciativa y responsabilidad de hacer que las cosas sucedan”.

Para generar este hábito es necesario cambiar desde dentro la forma en que vemos el mundo.

Hábito nº 2 – Autodominio – Comienza con un fin en mente

Comienza cada día teniendo claros tu dirección y tu destino. Debes entender que las cosas se crean dos veces, una en tu mente y otra en la realidad mediante la acción.

Para generar este hábito necesitas definir primero lo que deseas lograr, y después diseñar un plan con los pasos que necesitas dar para obtener los resultados deseados.

Hábito nº 3 – Autodominio – Pon primero lo primero

Ordena las cosas según la importancia que tienen para tu vida y tus metas. ¿Qué es lo importante? Es aquella actividad que dará buenos resultados respecto a nuestro objetivo. Debemos enfocarnos en la prevención, en construir relaciones, reconocer nuevas oportunidades, y planificar, evitando así las tareas urgentes.

Para generar este hábito tenemos que basarnos en nuestras prioridades y deseos, y en el equilibrio con las áreas importantes de nuestra vida. También tenemos que aprovechar más nuestro tiempo, delegando con flexibilidad y haciéndoles responsables de los resultados.

Hábito nº 4 – Interrelaciones – Piensa en ganar-ganar

Se trata de buscar el éxito mutuo para llegar a un camino superior; nunca ganar a expensas de que otro pierda.

Para generar este hábito hace falta tener integridad, madurez, relaciones de confianza, acuerdos, seguir un método según lo planteado, y seguir un modelo:
▪ Contemplar el problema desde el otro punto de vista.
▪ Identificar las cuestiones claves, lo que construirá el fin mutuo.
▪ Definir los resultados aceptables para los dos.
▪ Identificar las nuevas soluciones para alcanzar lo aceptable.

Hábito nº 5 – Interrelaciones – Comunicación efectiva: Primero entender, después ser entendido

Escuchar significa comprender profundamente al otro, en esto consiste la comunicación efectiva. Normalmente no escuchamos, sólo comparamos con nuestra propia realidad, por lo que damos como respuesta nuestros propios pensamientos, sentimientos e interpretaciones. Para escuchar de verdad es necesario:
▪ Decir lo que el otro está diciendo, con sus mismas palabras.
▪ Decir con las propias palabras lo que quiere expresar el otro.
▪ Saber el sentimiento que el otro quiere expresar.
▪ Decir con las propias palabras el sentimiento que el otro refleja.

La segunda parte de este hábito es ser entendidas/os, poder expresar nuestros sentimientos y pensamientos con madurez.

Hábito nº 6 – Interrelaciones – Crea sinergias

Sinergia significa que el todo es más que la suma de sus partes. Consiste en la cooperación creativa y el trabajo en equipo.

Para que se cree sinergia hacen falta personas con mentalidad ganar-ganar, y que practiquen una comunicación efectiva. Así, pueden aprovechar sus diferencias para crear ideas superiores a las individuales. Así, ampliaremos nuestra perspectiva.

Hábito nº 7 – Renovación – Afila la sierra (o el hacha)

Consiste en la auto-renovación, el mantenimiento básico necesario para mantener los hábitos anteriores funcionando adecuadamente. Estos son los cuatro aspectos que debemos cuidar:

▪ Físico – alimentación, descanso, ejercicio.
▪ Espiritual – nuestros valores. Dedicar tiempo a ver tus metas, te renueva.
▪ Mental – examinar los progresos de vida; analizar lo que piensas y sientes.
▪ Social (emocional) – el servicio a los demás; influir positivamente en los otros.

El secreto para ser altamente efectiva/o, está en generar en ti los hábitos necesarios que te lleven a: ser proactiva/o; diseñar un plan con los pasos que te lleven a obtener los resultados deseados; pensar en ganar-ganar; aprender a priorizar y a gestionar el tiempo; practicar la comunicación efectiva; crear sinergias que te ayuden a ampliar tus perspectivas; y estar en continua renovación, cuidando todos los aspectos de tu persona.

“Somos lo que hacemos día a día. De manera que la excelencia no es un acto, sino un hábito” Aristóteles

_______________________________________________________
Sobre la autora:

Marta Morón es Coach y Mentora de mujeres Directivas, Managers, Emprendedoras, Freelancers y con responsabilidades profesionales. Hace más de diez años decidió dar un giro a su carrera de empresariales, basada en experiencias de Manager y Financial Controller en multinacionales como McKinsey y Linklaters, para ayudar a otras mujeres a organizar su Plan de Carrera o Emprender, y a transformar sus vidas.

Desde entonces, Marta ha ampliado su formación estudiando Coaching con PNL en el Instituto de Potencial Humano, acreditado por la ICF-International Coaching Federation, así como en otros centros pioneros del coaching y el desarrollo personal. También es dos veces emprendedora. Actualmente, además de tener su consultoría “MujerLider – Coaching para Mujeres con Responsabilidades Profesionales” y su portal http://www.mujerlider.es, también es profesora de Desarrollo Personal y Profesional, Miembro Honorífico de Worldwide Branding Who is Who, y colabora con diferentes ONGs. Con su formación y conocimiento laboral, ha ayudado a numerosas mujeres a orientar su vida hacia los retos personales y profesionales que desean conseguir.

Suscríbete a su Boletín. Es tuyo GRATIS si te inscribes en www.martamoron.com. Sin spam y privacidad garantizada. Además, sólo por suscribirte tendrás de REGALO acceso al vídeo “Autoestima para tu Liderazgo”, y a solicitar tu “Sesión Estratégica Gratuita”, que te ayudará a conocer donde te encuentras profesionalmente, y cómo avanzar hacia donde quieres llegar. Todos los meses Marta regala sesiones entre sus suscriptoras(es).

Felicidad, ¿quizás no llega debido a tu autosabotaje?

Colours
Camdiluv ♥ / Foter / CC BY-SA

 El ser humano busca la felicidad desde que tiene uso de razón. Pero la felicidad es un concepto tan efímero que cada persona tiene un concepto diferente de su significado. Además, nuestros miedos y culpas hacen que entre en juego el autosabotaje, que aún dificulta más la tarea soñada, evitando la armonia interna.

 

Hoy hablamos de cómo alcanzar la felicidad, evitando el autosabotaje inconsciente que nos pone trabas para alcanzarla, y teniendo claro qué es la felicidad para mí, y cual es el mejor camino para llegar a ella.

Evita el autosabotaje 

Ya escribí un artículo con 3 tips para evitar el autosabotaje, en el que te recomendaba tener muy claros tus objetivos, conectar con tu meta, y dejar de procrastinar. Ten claro que no eres un bicho raro porque a veces caigas en el autosabotaje, todas las personas pasamos por ahí en muchos momentos de nuestras vidas.

Pero el autosabotaje se puede evitar, ese es el mensaje positivo que me gustaría que tengas claro. Como todo, se puede entrenar para estar alerta cuando aparece, y tomar las medidas necesarias para alejarlo de nuestra mente. Naturalmente, requiere de entrenamiento durante un tiempo, antes de que lo interioricemos y salga automático.

Cómo alcanzar la felicidad 

La felicidad es un estado emocional que se produce en la persona cuando cree haber alcanzado una meta deseada. Tal estado propicia paz interior, un enfoque del medio positivo, al mismo tiempo que estimula a conquistar nuevas metas. Se define como una condición interna de satisfacción y alegría que ayuda a muchas personas.

Cuando el miedo al éxito, el miedo al fracaso, otros miedos o la pereza nos impiden dar los pasos necesarios para alcanzar nuestra meta deseada, se produce una insatisfacción que nos aleja de la felicidad. El problema es que no relacionamos directamente esa insatisfacción con aquello que nos frenó, y por ese motivo no rectificamos inmediatamente para alcanzar la felicidad deseada.

Ponte en marcha hacia la felicidad

En la filosofía oriental, la felicidad se concibe como una cualidad producto de un estado de armonia interna que se manifiesta como un sentimiento de bienestar que perdura en el tiempo y no como un estado de ánimo de origen pasajero, como generalmente se la define en occidente.

Muchas veces confundida con la alegría de carácter emocional y efímero, la felicidad perdura en el tiempo y se identifica como una cualidad, tal y como ser alto, fuerte o inteligente una persona es feliz. Mientras que la alegría se concibe como un estado de satisfacción, la felicidad se considera un estado de armonia interna.

Según la concepción occidental de felicidad, evitar el autosabotaje que nos impide dar los pasos que nos acerquen a la felicidad es el camino para llegar a ella. Según la concepción oriental de felicidad, la armonia interna es el camino. Yo personalmente me inclino más hacia la concepción oriental, aunque hay muchas más y todas son válidas. Encuentra tu propio camino a la felicidad, y da los pasos necesarios para llegar a ella.

‎»La felicidad se alcanza cuando, lo que uno piensa, lo que uno dice y lo que uno hace están en armonia» Gandhi.

__________________

Sobre la autora:

Marta Morón, directora de “MujerLider – Coaching para Mujeres con Responsabilidades Profesionales” y http://www.mujerlider.es, te ayuda para que te conviertas en una Mujer (u hombre) Líder de tu vida. Si quieres emprender; llevar tu negocio al siguiente nivel; redefinir tu plan de carrera; fortalecer tu liderazgo y tu gestión de personal; mejorar tu gestión del tiempo y tu conciliación; incrementar tu productividad y tus resultados; buscar salidas a tu situación de tránsito profesional; reforzar tu toma de decisiones; y mejorar tu comunicación; suscríbete a su Boletín valorado en 97€ anuales.

Es tuyo GRATIS si te inscribes en www.martamoron.com. Sin spam y privacidad garantizada. Además, sólo por suscribirte tendrás de REGALO acceso al vídeo “Autoestima para tu Liderazgo”, y a solicitar tu “Sesión Estratégica Gratuita”, que te ayudará a conocer donde te encuentras profesionalmente y cómo avanzar hacia donde quieres llegar. Todos los meses Marta regala entre sus suscriptoras(es) 7 sesiones gratuitas.

3 Claves para abandonar el hábito de la postergación

Todo comienza con un pensamiento. Cuando se trata de hacer algo, primero piensas en eso que quieres llevar a cabo, que lo hagas o no depende de ti.

¿Cuántas veces te has sorprendido dándote cuenta de que aquello que tantas veces pensaste en hacer nunca llegó a ser una realidad?

¿Cuántas veces empezaste algo que nunca acabaste porque siempre había algo más “importante” que te lo impedía?

¿Cuántas veces te has arrepentido de no haber hecho algo que realmente deseabas?

Siempre encuentras una buena excusa para justificarte ante ti misma y consolarte por no haber pasado a la acción rápidamente. ¿Y cuál es el resultado final? Frustración, pensar que no vales para nada, que no tienes voluntad ni siquiera para llevar a cabo los propósitos inmediatos del día a día, te desvalorizas y machacas.

Esto se va acumulando en tu interior con cada intención no llevada a la práctica y le vas dando fuerza a las creencias negativas sobre ti misma.

Y con esta influencia en ti, ¿cuál es la productividad que le das a tu profesión? ¿Cuánto le puedes exigir a personas que se están formando y están aprendiendo de ti?

Los niños y jóvenes perciben más allá de lo que físicamente se ve y lo notan todo, aunque no lo digan, aunque no lo creas.

Las claves que te ofrezco en este artículo te valen tanto para tu vida privada como para tu vida profesional. De hecho, todo empieza en tu vida personal y de ahí te proyectas al exterior. No eres una persona divida en secciones, eres una persona completa y todos los aspectos de tu vida necesitan estar en consonancia y armonía.

Por esto la base está en conocerte a ti misma, tus valores, tus límites, tus sueños, tu propósito. Amarte tal y como eres, respetarte y confiar en que tú puedes alcanzar todo lo que te propongas.

Obsérvate, mírate desde fuera, no te dejes distraer por todo aquello que te aparte de las tareas que son necesarias realizar para conseguir eso que quieres, por pequeño o grande que sea.

3 Claves:

    • Ten tu objetivo claro. Defínelo, enfócate y cero distracción.

      Si no perfilas eso que quieres conseguir, si no te defines con pelos y señales, estarás dando vueltas, todo será como una pescadilla que se muerde la cola, no llegas a ninguna parte. Esto te confunde y hace que pierdas confianza en ti misma. Así que ten tu objetivo claro y ve a por ello. Escribe todo.

        • Identifica tus creencias limitantes, tus conflictos internos y elimínalos.

          Al realizar el primer ejercicio te asaltaran los miedos, ansiedades, el “no tengo tiempo”, el “no puedo” “luego lo haré”. Elimina todo esto de inmediato de lo contrario estarás boicoteándote y no llegarás a ninguna parte.

          Usa herramientas de apoyo, como afirmaciones positivas, visualización, aprende sobre ti. Si sola no puedes, sería un buen momento para contratar servicios de coaching.

            • Prepara un plan de acción.

              Coge lápiz y papel y anota todos los pasos que vas a dar hasta llegar a tu objetivo. Describe cada cosa que vayas a hacer y felicítate por cada paso conseguido.

              Si fallas en cualquiera de estos pasos, no te des por vencida y vuelve a empezar, recuerda que el momento de poder y empuje siempre está en el aquí y ahora, en el presente.

              Ve a por ello porque tú lo mereces, tú vales, tú  puedes, tú estás llena de fuerza y coraje.

              Mercedes Mata
              La Coach de la Maestra
              www.lacoachdelamaestra.com

              Elimina las Preocupaciones

              ¿En Qué Inviertes Tu Tiempo y Tu Energía?

              Si para ti son valiosas tus metas y los resultados que puedes obtener para cumplir dichas metas, debes responderte esta pregunta y analizar si aquello sobre lo que estás centrando tu atención te conduce en la dirección deseada o solo te desvía cada día un poco y consume tu energía sin que te des cuenta. La preocupación es una distracción de la mente subconsciente que te da la sensación de impotencia frente al problema que te la genera y te hace dar vueltas en un círculo sin salida mientras corres y corres esperando escuchar que ya por fin apareció una solución. La influencia por su parte es toda acción positiva que puedes realizar sobre aquello que está en tus manos.

              En la medida en que puedas invertir tu tiempo trabajando sobre las cosas en las que tienes influencia podrás alejarte de la preocupación y ser más efectivo en tus resultados.

              Por ejemplo: Te preocupan las nuevas amistades de tu hijo mayor y eso te genera estrés, no sabes como decírselo, ya crees que tu criatura que ahora creció se está saliendo del camino y ni siquiera puedes dormir pensando en el tema que te aleja de la meta que te habías trazado para él: La universidad. Por otra parte está la influencia, aquello que está en tus manos y que puedes hacer para salirte de la preocupación y ser efectivo en tu administración de la situación: Hablar con tu hijo, aclarar dudas, compartir con él y con sus amigos, conocer a los papás de ellos, abrazar a tu hijo y recordarle cuanto lo amas… etc.

              Otro ejemplo: Una jefe de sección debe presentar su reporte mensual al gerente general el día 3 del mes de Agosto. Está corriendo el día 10 del mes de Julio y la jefe de sección está sumamente preocupada pues uno de los miembros de su equipo no está cumpliendo con las cuotas parciales como se ha repetido en meses anteriores. Durante los almuerzos con sus colegas y en casa, la jefe de sección gasta una gran cantidad de energía hablando de su preocupación y durante la jornada laboral mantiene una alta indisposición con su colaborador lo que ha deteriorado el ambiente laboral. En un momento de iluminación, la jefe de sección decidió hablar con su colaborador y descubrió un error de conceptualización lo que dejó al desnudo un problema de capacitación permitiéndole de forma rápida aclarar y reforzar los conceptos, cambiar su paradigma de la situación y cambiar su paradigma del empleado a la vez que le permitió llegar al fin de mes con sus metas alcanzadas.

              ¿Lo puedes ver? Sólo actuando con proactividad sobre aquello en lo que puedes producir un efecto positivo logras transformar un problema en una oportunidad para conseguir los resultados deseados.

              Cuando centramos nuestra energía en la preocupación estamos perdiendo el tiempo y cuando dedicamos tiempo a la preocupación estamos mal gastando nuestra energía. Dediquemos entonces nuestro tiempo y nuestra energía para trabajar sobre el centro mismo de nuestro ser evaluando nuestros paradigmas, procurando conciencia sobre los aspectos en los cuales podemos lograr influencia y dedicando nuestra mejor energía a la solución de problemas reales.

              Identifica el tipo de problema y cambia la preocupación por una solución:

              1. Si el problema es de control directo porque involucra tu conducta; es decir, la manera como te comportas y como actuas, entonces la solución la encontrarás trabajando sobre tus hábitos que se encuentran en el centro de tu ser. Ejemplo: Problemas de salud detectados a tiempo, algunos casos de deterioro en la relación de pareja… etc.
              2. Si el problema es de control indirecto porque involucra la conducta de terceras personas, entonces la solución la encontrarás trabajando sobre tus métodos de influencia, tales como la empatía, el razonamiento, el ejemplo o la persuación entre otros.
              3. Si el problema está fuera de tu control sólo te queda la actitud que puedas asumir frente a él: relajarte, convivir con él, restarle importancia para que no te controle sin dejar de estar alerta en caso de que así sea necesario.

              No te olvides del poder de la voluntad independiente ya que te da la capacidad para tomar decisiones y elegir actuar en lugar de ser actuado. Si puedes influir sobre ti mismo, puedes entonces eliminar la preocupación. Vive en libertad, sácale provecho a cada momento de tu vida… Disfruta!

              Éxitos!

              Martin E. Orozco, CPC
              Coach Profesional Certificado por FWI y miembro de la International Association of Coaching (IAC). Conmigo aprendes a conquistar tus emociones y a elevar tu vida a un nivel superior de paz y felicidad.
              http://www.martin-orozco.com

              Autor Martin Orozco