Saltar al contenido principal

Cómo gestionar el tiempo en tu vida personal

Ya sabemos que el tiempo es irrecuperable y escaso. También sabemos que necesitamos una buena conciliación entre la vida personal y laboral, y para ello es necesaria una buena gestión del tiempo. Si lo consigues, evitarás el estrés.

En mi artículo “Cómo mejorar tu gestión del tiempo” te hablaba de para qué quieres realmente tu tiempo, determinados principios sobre el tiempo, y cómo acercarte a tu meta un poco cada día. Hoy hablaremos sobre la importancia de no desperdiciar el tiempo, cómo así conseguirás una buena conciliación, y sobre los principales ladrones del tiempo, todo ello para favorecer tu vida personal.

Dale a tu tiempo la importancia que se merece

Te voy a contar una fantástica metáfora de la peruana Victoria Flórez:
“¿Que es un día? Imagínese que todas las mañanas un banco deposita en su cuenta US$ 86.400. No lleva el saldo de un día para otro. Cada noche, el banco hace desaparecer todo lo que pudiera quedar en la cuenta y que no se utilizó durante el día. ¿Qué haría usted? ¡Retirar hasta el último centavo, por supuesto! Cada uno de nosotros tiene un banco así. Se llama Tiempo.

Todas las mañanas le deposita 86.400 segundos. Y todas las noches hace desaparecer, como pérdida, todo lo que dejó de invertir para un buen fin. No lleva el saldo de un día para otro. No permite sobregiros (transferencias). Cada día abre una cuenta nueva para uno. Cada noche hace desaparecer lo que pudiera quedar del día. Si no cumple con utilizar el depósito del día, uno es quien pierde. No hay manera de retroceder. Tampoco puede hacer retiros del mañana. Tiene que vivir en el presente, con los depósitos del día. ¡Inviértalos para obtener el máximo rendimiento en salud, felicidad y éxito! El reloj sigue avanzando. Aproveche el día al máximo.”

Organiza la gestión de tu tiempo para tener una buena conciliación

Cuando interiorices esta metáfora y comprendas lo que desperdicias, empezarás a dar a tu tiempo la importancia que se merece. Entenderás que con una buena gestión de tu tiempo, alcanzarás mejores resultados con menor esfuerzo, y conseguirás una buena conciliación, mejorando tu vida personal y evitando el estrés.

Detecta cuales son tus prioridades y empieza por ellas. Así te aseguras de que lo más importante no se quedará sin hacer. Esta es una regla de oro que sirve igual en tu vida personal y laboral. Si le das a tu tiempo la importancia que se merece y has sido realista, podrás hacer también el resto de cosas de tu lista.

Cuidado con los ladrones del tiempo en tu vida personal

En nuestra vida personal, estos son algunos de ellos:
 Esperas
 Mal entendidos
 Interrupciones
 Llamadas telefónicas
 Familiares y amigos “por sorpresa”
 Desplazamientos, especialmente al trabajo
 TV y Redes Sociales, sin reflexión

Y estos son algunos de los que dependen de nosotras/os mismas/os:
 Falta de organización personal
 Poca puntualidad y control del horario
 Confusión de las prioridades
 Dilación de las decisiones importantes
 Procrastinación (postergación)
 Precipitación en la toma de decisiones
 Abarcar un campo de actividad demasiado amplio
 Exceso de optimismo al apreciar las propias habilidades
(La autoestima debe ser “realista”)

Nunca olvides dar a tu tiempo la importancia que se merece, ya que con una buena gestión de tu tiempo conseguirás una buena conciliación, liberando tiempo para tu vida personal. Recuerda la regla de oro: Detecta tus prioridades y empieza por ellas para asegurarte que quedarán hechas. Y ten mucho cuidado con tus ladrones del tiempo, ya que si consigues evitarlos, evitarás el estrés mejorando tu vida personal.

“Los que emplean mal su tiempo son los primeros en quejarse de su brevedad”. Jean de la Bruyére

__________________

Sobre la autora:

Marta Morón es Coach y Mentora de mujeres Directivas, Managers, Emprendedoras, Freelancers y con responsabilidades profesionales. Hace más de diez años decidió dar un giro a su carrera de empresariales, basada en experiencias de Manager y Financial Controller en multinacionales como McKinsey y Linklaters, para ayudar a otras mujeres a organizar su Plan de Carrera o Emprender, y a transformar sus vidas.

Descubre cómo superar el miedo a no ser suficiente

¿Has oído hablar de la ‘atelofobia’? Se trata del miedo extremo a no ser suficientemente buenas/os, a ser imperfectas/os en lo que hacemos tanto en la vida laboral como en la vida personal. Este miedo que suele darse en personas muy inteligentes y que es más frecuente en las mujeres, te convierte en ‘tu mayor crítico’ ya que más allá de buscar la excelencia, te lleva a la obsesión, llegando a crear problemas incluso para las relaciones con los demás bajando tu autoestima. Si te reconoces en esta clase de perfeccionismo, lucha por salir de ahí hasta que consigas superar el miedo a no ser suficiente.

Cómo superar el miedo a no ser suficiente en tu vida laboral

¿Sabías que el mayor miedo de las mujeres, que es inconsciente, es a nuestro propio brillo? Sí querida amiga, como lo oyes. Estamos aterrorizadas ante la idea de llamar la atención, de sobresalir y que las miradas se fijen en nosotras. Nos asusta la idea de sentirnos juzgadas, y por ese motivo tratamos inconscientemente de pasar desapercibidas, lo que nos lleva a no invertir en nuestra Formación, en Mentoría… Naturalmente eso frena el éxito profesional y nos lleva al bloqueo.

Si a eso le sumamos el perfeccionismo extremo que impide a muchas mujeres tener una buena autoestima debido a la autocrítica feroz, se corre el riesgo de caer en el miedo permanente a no ser/hacer/tener suficiente. Trabaja tu autoestima saliendo del perfeccionismo y entendiendo que una vez que haces algo poniendo todo de tu parte, debes quedarte tranquila y entender que nadie es perfecto y que tú no tienes la obligación de serlo.

Cómo superar el miedo a no ser suficiente en tu vida personal

Una de las características habituales de las personas con problemas para superar el miedo a no ser suficiente es la negación de lo que están sufriendo. Actúan de cara a los demás como si todo fuera muy bien y ellas fueran felices. Pero no lo son, en realidad sufren un altísimo nivel de estrés producido por el miedo a no ser perfectas y el continuo auto-reproche que les lleva a estar siempre tensas.

Ten siempre presente que ni tu labor como madre, hija, hermana, amiga, compañera, ni tus tareas domésticas necesitan de tu perfección. Relájate, nunca te exijas más de lo que exigirías a otra persona, reconoce lo que haces bien y felicítate. Al igual que te decía en el apartado anterior respecto a tu vida laboral, trabaja tu autoestima también en tu vida personal. Incluso si no eras consciente de cómo tu autoreproche baja tu autoestima, esfuérzate en aceptarte tal como eres, necesitas superar el miedo a no ser suficiente para ser feliz.

Trabaja para superar el miedo a no ser suficiente que afecta a tantas mujeres inteligentes y muy aptas. Este miedo afecta tanto a la vida laboral como a la vida personal, produciendo un gran bloqueo que impide disfrutar de nuestros logros debido al alto grado de autoexigencia, bajando también nuestra autoestima. Recuerda que no necesitas ser la mejor en todo, ni compararte con nadie. Es mucho más sano y reconfortante compararte contigo misma e irte superando ‘a tu ritmo’.

“No hay que tener miedo de la pobreza ni del destierro, ni de la cárcel, ni de la muerte. De lo que hay que tener miedo es del propio miedo” Epicteto de Frigia

Marta Morón- http://www.mujerlider.es

Averigua cómo ofrecer lo mejor de ti misma en tu trabajo

He recibido un email de Cristina, una de mis lectoras preguntando cómo puede ella ofrecer lo mejor de sí misma en su trabajo. No es la primera vez que me preguntáis sobre esto, así que en el artículo de hoy te cuento qué hacer para que tu esfuerzo merezca la pena, aunque eso sí, cuenta con que tendrás que salir de tu zona de confort.

Conoce tu ‘porqué’

Todo aquello que hacemos tiene una motivación incluso cuando no hacemos nada, en ese caso la motivación puede ser el cansancio, el deseo de descanso, la pereza, etc. Siempre que tomamos una postura obtenemos algo a cambio, aunque ese ‘algo’ nos perjudique. Analiza porqué haces las cosas que haces en el trabajo (y también en tu vida personal). Por ejemplo, si pospones tareas, piensa qué estás ‘buscando o evitando’ al hacerlo.

Cuando encuentres tu verdadera motivación para trabajar, no habrá quien te pare, lo darás todo cada día y cuando tengas problemas encontrarás la forma de solucionarlos, porque no querrás bajo ningún concepto dejar de hacer lo que haces. Claro que para llegar a eso es necesario que te conozcas mejor, que sepas qué es exactamente lo que quieres hacer, a qué te quieres dedicar.

La famosa zona de confort

Últimamente parece la expresión de moda, por todas partes podemos leer y escuchar acerca de la zona de confort. Como ya te he comentado en otros artículos, no se llama
zona de confort porque sea cómoda sino porque es nuestra ‘zona conocida’. Nuestra mente es miedosa y controladora, y hace todo lo posible por mantenerse en terreno conocido. Lo cierto es que desde ahí nunca serás capaz de ofrecer lo mejor de ti misma ni en tu trabajo ni en tu vida personal.

No dejes de ver este fantástico vídeo de InKNOWation titulado ‘Atrévete a soñar’ que en 7 minutos te explica qué es la zona de confort y todo lo que puedes lograr si te atreves a salir de ella ¡Imperdible!

Cuida tu desarrollo y tu vida personal

Siempre digo a mis clientes que somos un todo, y como consecuencia lo que pasa en nuestra vida personal se refleja en nuestra vida profesional y viceversa. Por eso la mejor forma de tener un buen desarrollo profesional es cuidar mucho tu desarrollo personal. Cultiva tu autoconocimiento para que puedas sentir, pensar y actuar de la misma manera, sólo así estarás alineada y eso te hará ser más feliz y te llevará a poder dar lo mejor de ti misma.

El trabajo es algo muy serio, le dedicamos más tiempo que a cualquier otra cosa en nuestra vida. Es tu deber cuidarte, asegurarte de que te desarrollas en el trabajo ideal para ti, que honras tus valores desarrollando tus habilidades mientras haces algo que te encanta hacer, que tu profesión está alineada con tu vocación y tu misión.

Es imprescindible averiguar cuál es el trabajo ideal para cada persona, sólo así tendremos la motivación y la pasión suficientes para ofrecer lo mejor de nosotras mismas en el trabajo. Cuidar tu desarrollo y tu vida personal es a la vez un derecho y una obligación ya que es necesario el autoconocimiento para conocer tu porqué, para que así puedas dar los pasos necesarios, incluso si estos te sacan de tu zona de confort.

“Cuando lo que haces te provoca dar lo mejor de ti sin esperar recompensa, has encontrado tu vocación” Gustavo Estrada Luque

¿Quieres aprender más sobre cómo ser la mejor versión de ti misma y alcanzar tu máximo potencial? ¿Quieres saber cómo mantener tu motivación incluso en los momentos ‘menos buenos’? Aplica a una Sesión Estratégica gratuita conmigo y veremos cómo te puedo ayudar para que lo logres.

Sobre la autora: Marta Morón es Coach y Mentora de mujeres Directivas, Managers, Emprendedoras, Freelancers y con responsabilidades profesionales. Hace más de diez años decidió dar un giro a su carrera de empresariales, basada en experiencias de Manager y Financial Controller en multinacionales como McKinsey y Linklaters, para ayudar a otras mujeres a organizar su Plan de Carrera o Emprender, y a transformar sus vidas.