Hoy voy a proponer algunos consejos que pueden resultar practicos en el cuidado de vuestro hogar. Con ellos conseguirás tener la casa siempre a punto sin que te suponga un gran esfuerzo.

Tapicerías perfectas.
El mantenimiento de las tapicerías de color suele ser difícil, ya que con el uso se rozan y se desgastan, pero existe una manera de alargar la vida de éstas telas. Primero, debemos comprobar si se trata de una tela lavable o si es mejor la utilización de un producto en seco. En caso de ser lavable, prepara una pasta con agua y sal de mesa. Humedece en ella un paño y frota las zonas más desgastadas, como los brazos de los sillones o la zona de los cabeceros. Una vez que se haya secado cepilla bien la zona.

Cuidar el interior de los armarios.
Debes ventilarlos a menudo, y retirar el polvo con un paño seco de vez en cuando. Puedes colocar, en su interior, una pequeña tacita con sal para evitar humedades que puedan surgir. Si están forrados de madera o lacados, límpialo con una paño húmedo con jabón suave y luego sécalo muy bien con una gamuza de algodón que no suelte pelusa.

Conseguir el mejor planchado.
Las sábanas se deben planchar dobladas, y las prendas delicadas en las que quieras evitar brillos se planchan por el revés. Para las piezas sintéticas, usa papel de estraza grueso entre la tabla y la prenda, de ésta manera deslizará mejor la plancha. Para telas como el lino o el algodón usa vapor. Y la licra es recomendable no plancharla.

Azulejos limpios y brillantes.
Después de hacer obra en el baño suelen quedar restos de yeso seco que lo puedes retirar de una forma muy sencilla. Un vez limpio el azulejo, pulverizalo con un pulimento a base de silicona . De ésta manera conseguirás brillo, sellarás la lechada o borada y mantendrás el color de los azulejos. Para prevenir la aparición de moho, puedes aplicar con un pincel una pintura antimoho mate y al agua.

Encimeras siempre nuevas.
Los nuevos materiales que se comercializan son muy resistentes, pero no deben usarse sobre ellos productos abrasivos, como el amoníaco, provocan un gran deterioro. Si son de madera laminada, bastará con pasarle un paño con agua y jabón. Si se trata de silestone o piedra se limpian con agua y detergente.

Recuperar el color en alfombras.
Un truco para acabar con las pérdidas de color en las alfombras es frotarlas con una esponja y un poco de espuma seca. Al usar éste tipo de espuma conseguirás que la alfombra no se humedezca y evitarás que destiña. Para alfombras cuya elaboración fue artesanal es conveniente limpiarlas usando un paño con agua templada y jabón neutro.

Espero que te resulten prácticos éstos consejos. Tener tu casa siempre en orden será algo sencillo, solo necesitas saber como hacerlo y organizarte. Más adelante te propondré nuevos trucos que seguro te pareceran interesantes.

Sonia Escribano Garrido

Si os interesan todos éstos temas podéis seguir mis blogs, en las siguientes direcciones:
http://blogs.hola.com/elrincondesonia/
www.loqueasonialegusta.blogspot.com
Blog dedicado a las reformas, el diseño de interiores y todo tipo de temas relacionados con el hogar.

Existe un grupo en Facebook llamado «Lo que a Sonia le gusta a mi también me gusta» al que podéis uniros y estar al corriente de todas las novedades: http://www.facebook.com/group.php?gid=221639996095&ref=ts