¿Sabes cuál es normalmente la página más aburrida en un sitio web?

La página “Quienes Somos” o “Quién Soy”.

Normalmente está llena de credenciales y, a lo más, tiene una historia tipo “Y todos vivieron felices para siempre”: descubrí esto, mi vida cambió y tu vida puede cambiar también.

Eso es demasiado irreal y demasiado aburrido.

También es una gran oportunidad perdida, ya que no aprovechas el increíble poder que yace en tu propia historia. Me refiero a la que realmente sucedió. La versión que incluye los ingredientes feos que normalmente quisiéramos olvidar: nuestros errores, las luchas, las derrotas. En fin: la sangre, el sudor y las lágrimas.

Es verdad que debes enfocarte en los problemas de tus clientes. Debes tratar de meterte en sus zapatos, de comprender sus angustias, frustraciones y anhelos, para poder ayudarles mejor.

Pero no desprecies el poder de tus propias luchas al hacerlo.

Al contar la cruda verdad de tu vida, vas a poder tocar los corazones de tus seguidores, ya que se podrán identificar con esa humanidad que hay en ti, aunque no siempre luzca color de rosas.

No sé si te pasa, pero yo me intimido al escuchar de una persona que siempre ha hecho todo bien y se nombra constantemente como ejemplo que todos deben seguir al enfrentar ciertos problemas.

Sus historias parecen epopeyas heroicas y pueden ser muy interesantes, pero no ayudan mucho, ya que son propios de un género humano tipo “Superman” con el cual ninguno de nosotros, el común de los mortales, nos podemos identificar.

Muy por el contrario, cuando una persona se hace vulnerable y cuenta su historia tal cual como fue, sin adornos ni apariencias, eso toca la fibra sensible del público y se da la gran oportunidad de realmente ayudar.

Una persona  que ha experimentado el éxito, pero que, al mismo tiempo, admite sus errores y comparte sus derrotas también es una persona que me motiva a mirar más allá de mis limitaciones y de comprender que yo también lo podré lograr.

Por eso, cuando puedas, cuéntales la cruda verdad de tu vida. Tus angustias, tus frustraciones y tus dolores.

A través de tu historia puedes hacer una conexión con ellos que te permitirá ayudarles a alcanzar su éxito también.  Para ellos es fascinante e inspirador descubrir que tú llegaste donde estás a pesar de todos los errores cometidos, todos los contratiempos pasados y todas tus falencias como persona.

Al reírte de ti mismo, fuera de demostrar una gran humildad, les ayudarás a reírse de sus propias pequeñeces y los inspirarás a superar los obstáculos que ellos tienen en sus vidas.

En el Internet, donde todo de por sí tiende a ser bastante impersonal, éste ángulo tiene aún mucho más poder.

Además es tan fácil de hacer. ¿Qué hay de difícil en simplemente contar tus experiencias y en compartir las enseñanzas que aprendiste de ellas?

Te aseguro que ningún libro sobre marketing te podrá dar una estrategia de ventas más poderosa.

¡Pruébalo! Cuéntales tu historia, tal como sucedió, con verrugas y todo. Y después me cuentas como te fue. Te aseguro que causarás furor y se notará en tus ventas.

Por Bettina Langerfeldt
<a href=»http://EducacionParaElExito.com»>Educacion Para El Exito</a>
educacionparaelexito@gmail.com